<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7974984536099633988\x26blogName\x3dNickjournal\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://nickjournalarcadiano.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://nickjournalarcadiano.blogspot.com/\x26vt\x3d2379119722696080509', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
16 mayo 2009
Fideos con almejas

Pensaba dedicarles este sábado, considerando el lugar en el que me encuentro, alguna receta más bien veneciana. Pero el fegato alla veneziana me pareció un poco redundante y la frittura di pesce dell’Adriatico algo trivial. Dado que los risottos no son mi especialidad, estaba en un callejón sin salida. Casi, por mejor decir, en un oscuro sotoporteggio sin final. Mas la suerte, por fortuna, no me ha sido esquiva y me ha regalado una invitación a fideos con almejas muy ricamente cocinados por cierto amigo asturiano aunque nada grandón. Me han gustado tanto que no he tenido más remedio que pedirle, al detalle, su receta. Es sencilla, como verán a continuación, y les permitirá quedar divinamente ante sus amistades, ligues o conocimientos con derecho a roce. Además, circulaba en mi adolescencia cierto chiste (bastante malo) que hacía referencia a tiesos fideos, almejas aplaudidoras como castañuelas y no sé qué bálsamo de Fierabrás erótico-festivo que, oportunamente mezclado con la comida, producía euforizantes resultados. ¿Lo recuerdan…? Da igual: ya digo que era manifiestamente mejorable. Vamos, pues, al avío.

La gracia del plato radica en que las almejas no se hacen, salvo un tímido contacto final, con los fideos, limitándose a poner en ellos su caldo esencial, su Pepsicola, por decirlo montanescamente. De esta forma se consigue que los bivalvos mantengan todo su esplendor y no se queden esgurrumíos y zapateros, que son dos condiciones –qué les voy a decir a ustedes– sencillamente indeseables. Empezaremos por dorar en una paella, con su culo apenas cubierto de aceite, unas cabezas de langostino y una guindillita. Una vez que hayan soltado generosamente su sesera, retiramos los restos del crustáceo y añadimos media cebolla finamente picada y medio tomate pelado y sin pepitas que habremos troceado a modo. Pochada la cebolla tomatada, añadimos un puñaejo de fideos por persona que serán gordos, como para fideuá. Bien mezclado todo, vamos añadiendo con el cucharón un caldo corto de pescado que, previamente, habremos calentado sin que llegue a hervir. Pondremos, como es de rigor, aproximadamente doble volumen de caldo que de fideos. Cuando dé el primer hervor, añadiremos unas briznas de azafrán (a poder ser manchego, aunque seguramente será iraní disfrazado) y rebajaremos el fuego.

En ese ínterin, viene lo interesante. En una sartén, pondremos a freír un par de dientes de ajo muy picados y un cuarto de cebolla muy menuda. Cuando huela bien, añadimos un poco de pan rallado (un par de cucharadas pequeñas bastarán) y lo doramos. Entonces, vertemos un vaso de buen vino blanco y esperamos a que evapore el alcohol. Veremos cómo espesa la salsita, nos felicitaremos por dicho hecho y, con un grande gozo en el alma, añadiremos las almejas. ¿Qué voy a decirles, amigos? Cuanto mejores sean éstas, mejor será el resultado. Para tiempos de crisis, pueden sustituirse por chirlas. Pero, claro, no es lo mismo. Sin reflexionar demasiado sobre el particular devenir de la España actual, id sacando de la sartén cada almeja según se vaya abriendo y soltando su íntimo juguillo. Cuando todas estén fuera, verted el marinero suquet en la paella y mezclad bien todo. Catad los fideos, que deben de estar prácticamente hechos. Rectificad de sal si hiciese falta (el caldo corto ya la debía llevar) y, cuando os parezca que el fideo está casi en su punto de dureza, añadid las almejas, tapad y retirad todo del fuego. Dejadlo así un par de minutos (o algo más), y a comer.

Para acompañar, insistiré en el Soto del Vicario Godello que ya comenté en el post referido a FENAVIN. Unos días más tarde, volvimos a probarlo ante una magnífica comida que nos regaló la generosidad de un matrimonio amigo de los que ya no quedan y nos volvió a parecer a todos excelente. Le dirá muy bien a este recomendable plato. Si no lo encuentran, prueben con algún Chardonnay. Los hay bien baratos y muy bien hechos. Por ejemplo, el de la Cooperativa de Tomelloso (Virgen de las Viñas) que tanto recomendó Carlos Herrera el otro día. Él lo hizo porque le pagan; yo, en cambio, porque conozco el vino.

(Escrito por Protactínio)

Etiquetas: ,

 
[0] Editado por Protactínio a las 9:00:00 | Todos los comentarios // Año IV



Nickjournal: 279
1 – 200 de 279 Más reciente› El más reciente»


En esta página sólo aparecerán posts de usuarios registrados. Si quiere registrarse escriba a la dirección que aparece abajo. No prometemos nada pero pedimos perdón por cualquier inconveniencia que esto pueda causar.

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 9:14:00 CEST

Antología nocturna.

[252] Escrito por: El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009 0:40:00 CEST

Ni la pobreza ni la riqueza: lo que destruye es la incultura. En España lo que no se ha destruido es porque estaba en manos de la Iglesia, que tenía interés en conservar. La mayor parte de los bienes desamortizados están hoy en ruinas o destruidos. Los castillos, su lamentable estado, se debe a que sirvieron de cantera para la construcción de los pueblos. Todo eso es una soberana gilipollez, como de costumbre.
Los "señoritos" de Trujillo es una frase que no significa gran cosa: los hay y ha habido muy cultos y muy bestias, celosos conservadores del rico patrimonio de la ciudad o verdaderos vándalos. Actualmente uno de ellos, el marqués de X, se está gastando buena parte de su herencia (no tiene hijos y es mayor) en hacer frente a los muchos problemas que tiene la iglesia de Santa María.
Cuando la alta burguesía y la aristocracia local abandonan la parte alta del pueblo (la zona monumental) construyen formidables caserones durante el siglo XIX, en la parte baja, que ya incorporan todos los avances de la higiene de su tiempo (cuartos de baño, duchas, etcétera), imposibles de instalar entonces en los viejos palacios de la parte antigua. No es cierto que éstos quedaran abandonados a su suerte: unos cuantos son cedidos a órdenes religiosas y en otros se instalan criados y artesanos.
El problema es siempre el mismo: hablar enfáticamente de lo que no se conoce o se conoce de oídas. A.T. suele encerrarse en su casa y apenas conoce el medio. Podría haberse leído alguno de los muchos trabajos históricos que hay sobre un pueblo al que sólo viene a comprar comestibles en una gran superficie.


[253] Escrito por: El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009 0:43:00 CEST

Jajajajaja. Tiene una gracia infinita lo del pimentón de La Vera. No es eso lo que cuenta en una obrita que le publicó la Editora Regional.
Su padre, que era tendero en León, vendía pimentón de La Vera en su establecimiento. Eso es cierto porque me lo contó su propio padre (qepd). Trapiello jamás había venido a Extremadura hasta que mi mujer y yo les invitamos a venir. No es que me importe, de hecho me provoca risa, pero es que es un monedero falso.


[254] Escrito por: El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009 0:52:00 CEST

En la entrevista filmada que les pinché más arriba (que no sé si seguirá en la portada de El País Digital) A.T. cuenta que su novela va sobre el incesto. Por alguna razón ahora dice que no (o tal vez antes dijo que no y ahora dice que sí). Bueno, no me extraña lo más mínimo: el incesto está de actualidad a causa del monstruo de Amstetten y de la novela archimillonaria de Stieg Larsson. Eso sí, seguro que A.T. le da al tema un tono inequívocamente cervantino y costumbrista (¿o debería decir ajpañol?).

Bueno, puede que yo sea muy mal pensado. Tal vez esté queriendo pasar de la novela cervantina a la tragedia griega. Veamos.


[258] ↑ Escrito por: El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009 1:15:00 CEST

[200] Escrito por: Bremaneur - 15 de mayo de 2009 20:51:00 CEST

"Debemos elegir nuestros enemigos y elegirlos, a ser posible entre los inteligentes. No hay mayor desdicha que tener enemigos tontos. Por desgracia suelen ser la mayoría de los que tenemos todos. Los inteligentes no se dedican a ser enemigos de nadie".

::

El problema de eso que afirma su admirado Trapiello es que es una tautología sin solución: ¿Quién es el primero que se hace enemigo del otro? Por ejemplo: ¿Usted es enemigo mío o yo lo soy suyo? Está claro que es otra gilipollez de esas que impresionan a las marujas y hacen reír a las personas sensatas.


[259] Escrito por: El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009 1:30:00 CEST

Estaba pensando en aquel alcalde que, según Trapiello, se opuso a que el tren pasara por Trujillo para no encarecer el precio de la mano de obra. Es falso de toda falsedad. Para empezar, los alcaldes de aquellos tiempos no tenían el poder de los de ahora, capaces de alterar recorridos de trenes o desviar autovías. Lo más imbécil es pensar que Trujillo estaba aislado pues dispuso siempre de posta y, más tarde, de línea de autobuses con Madrid, Salamanca, Cáceres y Badajoz. El tren se fue de Navalmoral a Cáceres, rozando Plasencia, porque era la distancia más corta para enlazar la capital de provincia con Madrid y también la opción más barata. ¿De dónde se habrá sacado esa mandanguita rojerilla?

La verdad es mucho más simple y también más vulgar: el año en que Trapiello dio el pregón de ferias (entonces apenas era conocido) se debió al fallo de otro pregonero y a una improvisación de última hora. No fui yo quien lo recomendó sino C.G. que trabajaba en la Junta. Al alcalde de entonces le pareció bien ya que no había otra cosa de la que echar mano. La gente del pueblo no se enteró del pregón, los que a esas alturas no están borrachos están lo suficientemente alterados como para no entender lo que se les dice. Algunos que sí se enteraron me lo pusieron a caldo, de imbécil y pavo para arriba. Lo que son las cosas, qué historias.


[260] Escrito por: El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009 1:38:00 CEST

Pues sí, amigo Mandarin, eso de la pesca con arco tiene muchos adeptos (más fuera de España que aquí). Yo no la he practicado nunca pero dicen que tiene su aquel por aquello de la refracción: hay que apuntar no donde se ve al pez sino donde realmente está. No debe ser fácil.

¿Sabe quien era muy aficionado a esta modalidad? Pues aquel marchand francés que lanzó a Barceló. Solía venir mucho a pescar en los numerosos pantanos de ésta región. Me enteré por casualidad. ¿Cómo se llamaba? (Maldito alzheimer). Era joven y creo que murió a los pocos años.


[261] Escrito por: El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009 1:42:00 CEST

¡Vaya tebeazo lo de "Angeles y Demonios! Es cine acné. Un ritmo trepidante, los monumentos de Roma de fondo y esa habilidad de los autores de best-sellers para coger un poco de divulgación científica, una visión del arte bastante fantasiosa, un juego de rol y una fotografía un tanto espectacular en un cóctel bien agitado.

Lo mejor, a la salida, el comentario de dos marujas: "¡Cuántas habrá de éstas y no nos enteramos!" (refiriéndose a la trama).

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 16 de mayo de 2009, 10:05:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 16 de mayo de 2009, 10:08:00 CEST

[200] ↓ Escrito por: Blogger Bremaneur - 15 de mayo de 2009 20:51:00 CEST
> '.../... "Debemos elegir nuestros enemigos y elegirlos, a ser posible entre los inteligentes. No hay mayor desdicha que tener enemigos tontos. Por desgracia suelen ser la mayoría de los que tenemos todos. Los inteligentes no se dedican a ser enemigos de nadie".'
*
Curioso párrafo el transcrito de A.T. si se examina, desmenuzándolo, a fondo:

a) - 'Debemos elegir nuestros enemigos y elegirlos, a ser posible entre los inteligentes'.
b) - 'No hay mayor desdicha que tener enemigos tontos. Por desgracia suelen ser la mayoría de los que tenemos todos.'
c) - 'Los inteligentes no se dedican a ser enemigos de nadie.'

Enfrentar o confrontar sus distintas partes, da algún resultado sorprendente. Así entre a) y c) aparece que quienes eligen enemigos, por más que lo hagan entre los inteligentes, pertenecen al gremio de los tontos. También la b) da juego.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 10:08:00 CEST

Debemos elegir nuestros enemigos y elegirlos, a ser posible entre los inteligentes.

::

Nadie elige a sus enemigos, salvo que sea un enfermo mental. Las personas normales, de a pie, no elegimos a nuestros enemigos. Ojalá fuera así de simple. Los enemigos son producto de los azares de la vida, de nuestras opiniones sobre algo, de nuestro proceder en algunos casos.
Ese tipo de frases es habitual en nuestro amigo Trapiello; no llegan ni a cohete, son bengalillas de esas de niños, de las que duran un instante y son humo y nada.
Un hombre mayor, bastante más sabio que el de Manzaneda, me lo dijo hace muchos años, cuando comenzaba yo a escribir en cierta revista y veía, asombrado, cómo algunos a los que ni mencionaba se me declaraban hostiles. "No te preocupes -me dijo- es una cuestión aritmética: no se puede gustar a todo el mundo".

Hay muchas clases de enemigos y no todos son iguales. Está el que compite contigo por algo o te quiere quitar el sitio pero también el inexplicable, el que es tu enemigo y ni siquiera sabes qué ni cuándo le has rozado. También hay otro tipo de enemigo, muy freudiano, que necesita asesinar al padre, o si no quieren algo tan melodramático, a quien le ayudó en el pasado. De esos he conocido (y tenido) varios. Es como si no pudieran soportar a quienes les ayudaron a subir un tramo de la escalera. Estos son repetitivos y suelen tener el armario lleno de cadáveres (o eso creen).

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 10:18:00 CEST

memoria histérica dijo...
[200] ↓ Escrito por: Blogger Bremaneur

Pues sí, señor Memoria: su argumentación es irreprochable. Pone de manifiesto, de un plumazo, lo que ya sabíamos: que hay una enorme cantidad de merlucismo en el "pensamiento manzanedino".

¿Qué me dice de esa otra afirmación trapiellesca -dicha en el vídeo que colgaba EP- de que "el centro del hombre viaja con él"?

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 10:22:00 CEST

Sí, los que conocemos a Trapiello desde los tiempos de aquella entrevista para TVE con Santiago Amón (qepd) y otros, y le hemos visto crecer a la sombra de las glicinias, sabemos lo que hay. Humo de cigarrito.

Decimos muy bajito, como el gitano a la burra en la feria: "Quien no te conozca, que te compre".

Sigo sin entender lo de Adrede, que es persona de gusto y criterio, pero aplico el latinajo y no me empeño. Él sabrá.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 10:23:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 10:23:00 CEST

Qué rico, Prota: maravillosas almejas pepsicoleantes... Ahora bien: ¿fideos? ¿no hubiera sido mejor chorizotes o morcillas? Pero en fin, usted es el maestro gastrónomo... (La gastronomía: que lo comparte casi todo con la astronomía. A ésta sólo le faltaba eso, el punto g.)

 

Escrito por: Blogger Juli0 - 16 de mayo de 2009, 10:29:00 CEST

[6] Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009 10:22:00 CEST

Sí, los que conocemos a Trapiello desde los tiempos de aquella entrevista para TVE con Santiago Amón (qepd) y otros, y le hemos visto crecer a la sombra de las glicinias, sabemos lo que hay. Humo de cigarrito.

Decimos muy bajito, como el gitano a la burra en la feria: "Quien no te conozca, que te compre".

Sigo sin entender lo de Adrede, que es persona de gusto y criterio, pero aplico el latinajo y no me empeño. Él sabrá.
------------------------

Hombre, pues es fácil: a Adrede le gusta Trapiello, como antes le gustó Umbral, no por su literatura precisamente. ¿Entiende?

 

Escrito por: Blogger Dragut - 16 de mayo de 2009, 10:30:00 CEST

[8] Escrito por: J. A. Montano - 16 de mayo de 2009 10:23:00 CEST
_____

Montano, cabronzuelo, veo que ayer me sacó los colores en público, al nombrar Rafael a Carlos Castilla del Pino. Sepa que no se lo perdono y que, por ello, deseo que la divinidad lo condene a praticar siempre el 96 -siendo usted el 6- en lugar del 69.

(Vaya metedura de pata la mía...)

 

Escrito por: Blogger Dragut - 16 de mayo de 2009, 10:34:00 CEST

[0] Oiga, Prota, ¿es eso parecido o igual a la fideuá levantina? Tiene, de cualquier modo, buena pinta. Una pena que haya desayunado ya...

 

Escrito por: Blogger Gongren - 16 de mayo de 2009, 10:37:00 CEST

Hombre, don Protac, eso es una fideuà en toda regla, aunque algo más "mojadita" de lo normal. Cosas de la pepsicola, me imagino...

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 10:45:00 CEST

Cecé, vigila esos nervios. Mala fe.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 10:47:00 CEST

[10] ↑Escrito por: Dragut - 16 de mayo de 2009 10:30:00 CEST
__________________________

Su inconsciente, en el fondo, detectó algo chungo. Y así parece ser: CCdP no era trigo limpio. Digan lo que digan hoy las necrológicas.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 10:47:00 CEST

Cecé: "Por ejemplo: ¿Usted es enemigo mío o yo lo soy suyo?"
***
Cecé, corazón, yo soy tu amigo. Y tú también eres mi amigo. Si no fueras mi amigo no habrías querido enviarme una caja de vinos por Navidad, a no ser que estuvieran envenenadas. Yo sólo soy enemigo de mí mismo.

 

Escrito por: Blogger Dragut - 16 de mayo de 2009, 10:50:00 CEST

Cómo ser un palurdo convencional y cursi:

http://blogs.elpais.com/juan_cruz/2009/05/el-p%C3%A1jaro-canta-porque-tiene-una-canci%C3%B3n.html

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 10:50:00 CEST

En Corea del Norte han decretado 14 días de luto por el fallecimiento del psiquiatra X.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 10:50:00 CEST

Arcadi Espada y Castilla del Pino.

Uno y... hubo una entrevista en el suplemento dominical del País, pero no la encuentro.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 10:50:00 CEST

¡Anda, Gracita Morales tiene un blog!

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 10:51:00 CEST

Querido Crítico, amigo Constante: los diarios de T. me gustan por la misma razón por la que me gusta Donde estás corazón: el placer del chisme.

 

Escrito por: Blogger Dragut - 16 de mayo de 2009, 10:52:00 CEST

[14] ↑Escrito por: J. A. Montano - 16 de mayo de 2009 10:47:00 CEST

[10] ↑Escrito por: Dragut - 16 de mayo de 2009 10:30:00 CEST
__________________________

Su inconsciente, en el fondo, detectó algo chungo. Y así parece ser: CCdP no era trigo limpio. Digan lo que digan hoy las necrológicas.

_____

El error proviene de algo muy personal que no voy a contar aquí. Tampoco es nada del otro jueves.

Yo dije que CCdP era interesante, no que fuera trigo limpio. Esto ya se ve al leer sus propias memorias, que son excelentes, por otro lado.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 10:56:00 CEST

Soy un fanático obseso por la pasta guisada, Protactínio. Esta semana casi reviento con cuatro raciones de macarrones guisados con paloma. Lo que me disturba es esa textura sicalíptica, como la de un coño derretido por el placer.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 11:02:00 CEST

En el Babelia de hoy, entrevista a T., que dice no recordar nada ni tener ganas de hacerlo de "Cien años de soledad". Ese menosprecio por la obra de Gabo, es signo de inteligencia.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 11:04:00 CEST

[13] Escrito por: Bremaneur - 16 de mayo de 2009 10:45:00 CEST

Cecé, vigila esos nervios. Mala fe.
::
No te preocupes por mis nervios, que los tengo muy templados. Preocúpate por tus admiraciones. Espero que, al menos, Trapiello te regale algún libro de vez en cuando -dedicado- porque si no lo tuyo pasaría de enternecedor a inquietante.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 11:05:00 CEST

A ver si se enteran algunos: los españoles estamos *hartos* de los latinochés. Todo lo relativo al "boom" del realismo mágico nos repugna por cursi y hortera. Hoy vindicamos a Azorín y a Baroja. No así a Valle, cuya floritura léxica nos fatiga. Repito: Azorín y Baroja. De ahí, salto a los renovadores de la novela española en los años setenta, pero sin mojarnos para cruzar el charco.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 11:07:00 CEST

Bremaneur dijo...
Soy un fanático obseso por la pasta guisada, Protactínio. Esta semana casi reviento con cuatro raciones de macarrones guisados con paloma. Lo que me disturba es esa textura sicalíptica, como la de un coño derretido por el placer.

16 de mayo de 2009 10:56:00 CEST
------------

O sea, que lo más parecido a un coño que has visto en tu vida ha sido un plato de macarrones. Bueno, algo es algo.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 11:10:00 CEST

Si me peta a lo largo del día, que no lo sé (ahora me voy al gimnasio a machacarme; ayer doscientas veinticinco abdominales, hoy veré de alcanzar la marca impuesta por Aznar cuando llevaba bigote) contaré la verdad sobre Trapiello y Extremadura, complementando lo que él cuenta en una obrita que le publicó la Editora Regional. No lo haré en clave de Atrapa, no teman.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 11:10:00 CEST

No sé qué me asquea más, si la blanda cursilería de Gabo o el desaliñado cosmopolitismo de postal -¡cosmopostalismo!- de Cortázar. Sin duda la pedantería de Borges.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 11:11:00 CEST

Pensé que la descarga con la que la artillería cecérica nos castigó anoche fue fruto de una desmesurada ingesta de cazalla, un airón tan contundente como excepcional producto de una hybris momentánea, puntual. Que el siempre comedido Cecé dejara escapar risitas histéricas por las costuras de su envidia es algo comprensible y digno de compasión. Ahora, que se haya levantado de buena mañana para recuperar del limo de la charca los putrefactos pecios de anoche, da a entender que hay algo turbio y disonante en su alma. Una obsesión enfermiza, peligrosa. No puedo evitar que ésta se engarce con otra no menos sorprendente: la que le lleva a realizar gestiones ultramarinas para conseguir porno argentino, con el fin de fijarse única y exclusivamente en las vergas teratológicas de algunos protagonistas. El cuadro clínico es horripilante. Me declaro cobarde y huyo. No voy a hablar más del tema. No quiero poner mi vida en peligro enfrentándome a un sujeto tan desquiciado, potencialmente peligroso y destructor. Mi vida, mi trabajo y mi ano corren peligro. Adiós.

 

Escrito por: Blogger Faustine de Morel - 16 de mayo de 2009, 11:13:00 CEST

Bremitas, tú eres gilipollas.

 

Escrito por: Blogger Juli0 - 16 de mayo de 2009, 11:14:00 CEST

A Adrede, en fin, Trapiello/Umbral le gusta/gustó más por sus libras que por sus libros.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 11:15:00 CEST

Una verga tectónica, diríase por las palabras de Crítico.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 11:17:00 CEST

Faustine, el otro día recomendaste "El mal de Montano". Siento decirlo, pero esa novela es una mierda. Leí la mitad -a partir de la visita que le hacen al vampírico personaje austrohúngaro ése, no recuerdo ni su nombre- en la bañera y tuve que vaciar el frasco de las sales de frutas para que se me pasase el estupor.

 

Escrito por: Blogger Faustine de Morel - 16 de mayo de 2009, 11:20:00 CEST

[33] Adrede, Faustine no está. Se lo preguntas otro día.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 11:20:00 CEST

Faustine de Morel dijo...
Bremitas, tú eres gilipollas.
***
¿Por qué?

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 11:21:00 CEST

Discurso de Adrede en la entrega del Premio Cervantes:

"He venido aquí a vindicar el lúgubre narcisismo español de Quevedo y a abominar de la nobleza cordial de Cervantes...

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 11:22:00 CEST

Entonces tú quién eres, ¿el cazador de mariposas?

 

Escrito por: Blogger Roxana - 16 de mayo de 2009, 11:25:00 CEST

[16] Escrito por: Blogger Dragut - 16 de mayo de 2009 10:50:00 CEST

Cómo ser un palurdo convencional y cursi:

http://blogs.elpais.com/juan_cruz/2009/05/el-p%C3%A1jaro-canta-porque-tiene-una-canci%C3%B3n.html

***

Los únicos pájaros que cantan son los de la SGAE. Los pájaros reales no cantan: hablan en griego.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 11:34:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 11:35:00 CEST

Mi discurso en el Cervantes empezará así:

"Señores, este discurso es para mí un mero trámite y trataré de entreneterles un poco, con retórica sofística y chispeantes ingeniosidades sobre el Manco de Lepanto, hasta el momento fundamental. Que tendrá lugar en cuanto pasemos al patio y aparezca la tuna. Mi propósito es patearla hasa desangrarme los pies. Empalar a cuantos tunos pueda en sus propias bandurrias. Puedo hacerlo solo o acompañado. Para mí sería un honor, Majestades, Sr. Presidente del Gobierno, Sra. Ministra de Cultura, autoridades todas civiles y militares, señores académicos, señores escritores, señores lectores, para mí sería un honor, digo, hacerlo acompañado... Y ahora, en espera de la mayor ocasión que va a haber ese patio, observen que tuna y turco empiezan por "tu", paso a hablarles de don Miguel."

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 16 de mayo de 2009, 11:36:00 CEST

- Lecturas.
*
De AT solo he leído Las armas y las letras. Me gustó mucho.

[Aprovecho para recomendar, de nuevo y a quienes no la hayan leído, El hombre de los dados, de Luke Rhinehart. Se le puede aplicar a esa novela, y con fundamento, lo de 'impresionante'. Si, además, se alterna su lectura con algo sobre Leopoldo María Panero -así sea su biografía por J. Benito Fernández, que creo haber citado aquí hace unos días-, se verá a la locura danzando alegre y triste y desenfrenada].

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 11:39:00 CEST

El estilo de Valle-Inclán consiste en llamar "azotea" a la cabeza, "dátiles" a los dedos y "espátula linguaria" a la lengua.

Imitémoslo.

El muy cabestro sosteníase la azotea con dos dátiles, en impostada dengue de opositor, mientras sus carrillos dibujaban el relieve de la espátula linguaria frotada contra el nácar de la quijada a la busca de una pepita de sandía obstinada como un dolor.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 11:41:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 11:41:00 CEST

¿Espátula linguaria? Yo siempre he preferido la más castiza de "la sinhueso".

 

Escrito por: Blogger Juli0 - 16 de mayo de 2009, 11:47:00 CEST

El cazador inverso de mariposas o El sueño de Adrede.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 11:47:00 CEST

No se pierdan lo último del tierno retoño chavocastrista (ni se pierdan los comentarios):

Aquí en su propio blog:
http://blogs.publico.es/trabajarcansa/2009/05/16/cualquier-dia-descubro-que-soy-batasuno/

Aquí en versión Escolar:
http://www.escolar.net/MT/archives/2009/05/cualquier-dia-descubro-que-soy-batasuno.html

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 11:51:00 CEST

La entrevista.

http://www.arcadiespada.es

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 12:04:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 12:06:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 12:13:00 CEST

Yo también tuve mi encuentro con Castilla del Pino, no se crean. Sería por el año 87 o así. Yo me alojaba en el Johnny y aquella tarde había una mesa redonda en el Negro, en la que participaban, entre otros, Castilla del Pino y Savater. Yo iba a acudir por Savater. De Castilla del Pino me habían hablado mal. Un amigo con una hermana esquizofrénica a la que trató Castilla del Pino. Francamente, que a un psiquiatra se le suiciden cinco de siete hijos no me parece que lo haga muy de fiar. Es brutal decirlo así, pero así lo digo. ¿Que en los suicidios juega la química y tal? Puede ser. Yo, desde fuera, lo veo todo muy chungo. Chunguísimo. Cien mil casos clínicos menos cinco, que son hijos tuyos. Su autobiografía estará bien y la leeré algún día: pero yo no me hubiera puesto en sus manos psiquiátricas ni loco. El caso es que cuando yo me dirigía a la conferencia, se trataba sólo de cruzar la calle y subir un poquito para ir del Johnny al Negro, vi a Castilla del Pino desorientado. Ya había oscurecido. Entonces me preguntó que dónde estaba el Negro (aunque él no empleó esta jerga de colegiales, sino que dijo el nombre oficial del colegio mayor). "Ahí mismo, señor", le indiqué. Y luego, para ahorrarme esa enojosa circunstancia de que dos desconocidos vayan en la misma dirección, me fui hacia otro lado, deambulé un poco hasta que pasaron unos minutos, y finalmente entré en el Negro, y fui al salón de actos. Ya estaban los ponentes en sus puestos, Castilla del Pino, Savater y los demás, que no recuerdo quiénes eran. Como no recuerdo nada de lo que se dijo aquella noche. Ya se ha muerto uno. Tarde o temprano, nos moriremos todos los demás.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 12:16:00 CEST

Castilla del Pino era stalinista, aunque no lo reconociera cuando le preguntaban por ello directamente. Si -cosa que afortunadamente no sucedió- los bolcheviques hubieran vencido a los nacionales en la guerra civil española, Castilla del Pino se habría convertido en el psiquiatra oficial de la España soviética. Hace poco le entrevistaron y dijo cosas horribles de las "democracias burguesas", que así llamaba él a las democracias occidentales. Ahora que está muerto, podemos definir a Castilla del Pino como un "rencor vivo", en palabras de Rulfo.

Como psiquiatra, su influencia ha sido mucho menor de lo que cuentan hoy sus seguidores. Fue para los psiquiatras un escritor que ejercía de psiquiatra, y para los escritores un psiquiatra que escribía. Esto, insisto, no lo dicen sus seguidores -pocos-, pero es así.

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 16 de mayo de 2009, 12:19:00 CEST

- Alma: médicos y sacerdotes.
*
Tengo una desconfianza instintiva por los psiquiatras. Todos. Debe de ser, en parte, porque si como sostienen, sostenemos, no pocos -ahora más- el alma se encuentra en el cerebro, seguiría sin ser cosa de médicos y sí de sacerdotes el tratarla aunque se halle encerrada en ese receptáculo.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 12:25:00 CEST

[52] Escrito por: memoria histérica - 16 de mayo de 2009 12:19:00 CEST

- Alma: médicos y sacerdotes.
*
Tengo una desconfianza instintiva por los psiquiatras. Todos. Debe de ser, en parte, porque si como sostienen, sostenemos, no pocos -ahora más- el alma se encuentra en el cerebro, seguiría sin ser cosa de médicos y sí de sacerdotes el tratarla aunque se halle encerrada en ese receptáculo.
----------------

Tú lo que tienes instintivo es una gilipollez que te nace en el esfínter para alojarse en tu cerebro, junto al alma, sí, el alma de monaguillo que te viste los huesos y los versos. Anda y vete con tus monsergas a otra parte, capullo.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 12:25:00 CEST

Venir ahora con el rollo de los sacerdotes como médicos del alma...

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 12:27:00 CEST

Por cierto, Adrede, ¿sabe que mi más secreta vocación ha sido la de tesinando? Si hasta ahora no la había cumplido era simplemente porque no encontraba un tema sobre el que hacer mi tesis. Un tema que *tirara* lo suficiente de mí como para consagrarle varios años de mi vida. Pero ya lo he encontrado. Hace un rato. Gracias a usted. He aquí el título: "Evoluciones de la espátula linguaria en el transcurso del sesenta y nueve".

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 12:28:00 CEST

¡Cum laude!

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 16 de mayo de 2009, 12:30:00 CEST

*
Lo he leído, Adrede, eso que acabas de cagar. Es fácil, pero menos que escribirlo.

Por no perder el viaje, o sea, el comentario: aquí, y por ahí está, he dicho que se distingue fácilmente a quienes solo ponen cosas que han leído de quienes las hemos pensado y por lo mismo, buenas, regulares o malas, son nuestras, so cabestro.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 12:30:00 CEST

Es costumbre, según tengo entendido, que el tesinando invite luego al tribunal a alguna celebración relacionada con el tema, ¿no? Un primo mío, por ejemplo, que hizo una tesis sobre la dorada, se llevó luego al tribunal a digerir "el objeto de estudio". Yo podría llevarlo de putas, si es que no aparecen amigas gratis.

 

Escrito por: Blogger Dragut - 16 de mayo de 2009, 12:31:00 CEST

Yo, que sí me he leído las memorias de Castilla del Pino, digo que en ellas mismas está el relato de su contradicción, de su fracaso estrepitoso. Pero el interés procede precisamente de no obviarlo ni reelaborarlo para dulcificarlo o justificarlo, sino precisamente por ser el centro mismo de su discurso.

Lo inconcebible de su personalidad era su capacidad para elaborar análisis sobre la personalidad humana muy certeros y sutiles y comportarse, como psiquiatra y como persona, con una tosquedad brutal. Yo creo que sí, que hay un rencor descomunal en este hombre, muchas veces revestido de cariño impostado. El maltrato que su padre le suponía fue el mismo que aplicó a sus propios hijos, que no le sobrevivieron.

Siempre recuerdo un comentario de una amiga psiquiatra, totalmente esclarecedor. Decía algo así como que si un hijo se suicida -por acto voluntario o por autodegradación- dejando que su padre lo vea, o ejecutando el acto expresamente delante de él, no cabe duda de que el padre ha sido con él un hijo de puta. Lo malo es -decía- que estos padres suelen encontrar en el suicidio del hijo la perfecta máscara para poderse considerar seres sufrientes llenos de amor por los demás.

Castilla del Pino era muy probablemente un hijo de puta, pero brillante e interesante como pocos. Lo cortés no quita lo valiente.

 

Escrito por: Blogger Dragut - 16 de mayo de 2009, 12:33:00 CEST

[55] Escrito por: J. A. Montano - 16 de mayo de 2009 12:27:00 CEST

_____

Montano, ya le he dicho antes que, por haberme puesto en evidencia en público, deseo le condenen al 96 en lugar de al 69. Cambie por tanto el título de su tesis, ya mismo.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 12:37:00 CEST

[59] Escrito por: Dragut - 16 de mayo de 2009 12:31:00 CEST
_________________________

Gran intervención la suya, Dragut. Definitivamente, hay que leerse ese libro. Otras memorias descarnadas, y buenísimas, son las de Jesús Pardo.

Sobre el suicidio de los hijos de Castilla del Pino, por cierto, ¿se conoce las circunstancias? ¿Eso de que se suicidaron "delante de él" fue literal, o lo ha usado sólo como imagen?

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 12:38:00 CEST

Ese rollo que se montó de *mis hijos no tenían derecho a frustrar mi proyecto vital* es de un cinismo tan rastrero, de una brutalidad tan autocomplaciente como nauseabunda , que bastaba para descalificarlo como psiquiatra. Además, encajaba en su stalinismo mental: que nada me afecte, el otro no importa más que como abstracción, como objeto teórico. Lamentable.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 12:38:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 12:39:00 CEST

[60] ↑Escrito por: Dragut - 16 de mayo de 2009 12:33:00 CEST
________________________

Jajaja, pero el 96 qué chicha tiene? Que tu chica te ponga el culo en el cogote (o viceversa)?

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 12:44:00 CEST

Don Turuleque: Además, encajaba en su stalinismo mental: que nada me afecte, el otro no importa más que como abstracción, como objeto teórico.
***
¿Acaso no es ésta tu actitud en el blog, querido Alt?

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 12:47:00 CEST

[65] Escrito por: Bremaneur - 16 de mayo de 2009 12:44:00 CEST

Don Turuleque: Además, encajaba en su stalinismo mental: que nada me afecte, el otro no importa más que como abstracción, como objeto teórico.
***
¿Acaso no es ésta tu actitud en el blog, querido Alt?
-----------------

No, no lo creo. Por ejemplo, a mí me desagrada mucho tu actitud hacia Crítico.

 

Escrito por: Blogger Dragut - 16 de mayo de 2009, 12:57:00 CEST

Dos cosas, Montano. El 96 no parece tener chicha alguna: usted es el 6 y está entonces condenado a que le den la espalda y a andar boca abajo. Es un castigo, buen hombre.

Respecto a los suicidios de los hijos de Castilla del Pino, explica las circunstancias de todos en "Casa del Olvido", si no recuerdo mal. Por ejemplo, es muy revelador cómo cuenta el suicidio de su hija María. Una precisión médica bestial y una pena fingida cargada de cinismo. Otro caso de frialdad hiriente es el relato del apartamiento de su hijo Carlos. Más o menos, el relato emocional de todas estas situaciones viene a ser "¡hay que ver cómo duele que le peguen a uno en pleno puño cerrado con el ojo!". Más o menos.

 

Escrito por: Blogger Faustine de Morel - 16 de mayo de 2009, 13:01:00 CEST

[62] Le dolió más perder la cátedra que a los hijos.



[59]

[[El maltrato que su padre le suponía fue el mismo que aplicó a sus propios hijos, que no le sobrevivieron.]]

Es difícil soportar en los demás la debilidad que demuestran cuando repercutimos sobre ellos aquello que más nos costó digerir, y no lo superan. Viéndolos así de débiles es más fácil dejarlos atrás, seguir haciendo tu vida, y que no te afecten.

A ese hombre le escuché una vez decir que el mayor error que había cometido con sus hijos, era haberlos llevado a un colegio público.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 13:05:00 CEST

[67] Escrito por: Dragut - 16 de mayo de 2009 12:57:00 CEST
El 96 no parece tener chicha alguna: usted es el 6 y está entonces condenado a que le den la espalda y a andar boca abajo. Es un castigo, buen hombre.
______________________

Pues sí que tiene su chicha, ¿eh? Se lo digo yo.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 13:18:00 CEST

El abyecto y repulsivo Ramoncín! Fíjense qué melenita! Ni la de Aznar!

http://www.youtube.com/watch?v=pIQ-PH6DEHc

 

Escrito por: Blogger Circe - 16 de mayo de 2009, 13:18:00 CEST

Francamente, que a un psiquiatra se le suiciden cinco de siete hijos no me parece que lo haga muy de fiar.

***

Sin comentarios.

 

Escrito por: Blogger Faustine de Morel - 16 de mayo de 2009, 13:19:00 CEST

[0] Hay una receta rápida y alternativa a ésta (pero incompatible con 69´s y 96´s) para los que gustan de emociones gastrointestinales más fuertes. Se hace un sofrito con cebolla, pimiento, tomate natural y también algo picante, si es de gusto, con un golpe de vino blanco al final. Cuando está listo se añaden las almejas y se revuelven durante uno o dos minutos. Pasado este tiempo, se les echa por encima un bote de alubias cocidas a las que previamente hay que enjuagar debajo del grifo. Se revuelve, cubre apenas de agua y se añaden un par de hojas de laurel. Se deja hacer durante diez minutos al chup-chup y listo. Están inesperadamente ricas.

 

Escrito por: Blogger Circe - 16 de mayo de 2009, 13:23:00 CEST

Sí, hablando de suicidios, está muy bien la receta.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 13:24:00 CEST

Nueva encuesta en mi blog (mientras la de Milikito sigue en marcha):

¿QUÉ TE PARECE RAMONCÍN?

http://joseantoniomontano.blogspot.com/

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 16 de mayo de 2009, 13:28:00 CEST

Recordemos que no todos (ni mucho menos) de los psiquitaras que andaban revolviendo cabezas en el régimen stalinista lo hacían obligados. Para muchos, aburridos de ratas laberínticas, perros salivadores y monos huérfanos, el poder experimentar con seres humanos de verdad era una tentación. Todo por la ciencia, claro, perfecta excusa para ser canalla. Y la gran atracción para los estalinistas y totalitarios de toda laya es la oportunidad de poder no solo decir al otro lo que tiene que hacer sino OBLIGARLE a ello, y si el experimento funciona la culpa es del cobaya y se le eutanasia u olvida en algun punto entre la sala de trepanaciones y las estanterías con fraascos de formol

No se en que circunstancias se suicidarían sus hijos pero, aun admitiendo que el no fuera el "causante" por su educación, si lo es por no haber detectado los sigmnos de su deterioro y caída finaL. QUE NO ME JODAN, tu crees que tu hijo se va a suicidar y antes lo atas a la cama con cuerdas para evitarlo que te pones en plan estupendo. Por eso quizás tien el hombre esa cara tan amargada en las fotos: porque ha fracasado como padre y como profesional. Toda su aoparente fama y gloria no es sino una fachada comom una falla, exagerada y chapucera, de la cual guardas un ninot y el resto arde para el saneamiento de las malas influencias

(si al menso hubiera dicho: yo tenía que superar lo de mis hios suicidados por mis hijos supervivientes, por estar con su madre, por luchar para que no les pasara a otro... no señor, el dichoso proyecto vital, como si la vida fuera un plan quinquenal con reparo de medallas y ascensos)

 

Escrito por: Blogger Faustine de Morel - 16 de mayo de 2009, 13:30:00 CEST

[75] Ahí.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 13:30:00 CEST

Mandarin Goose dijo...

Recordemos que no todos (ni mucho menos) de los psiquitaras
***
Psiquitarataun, taun, taun, psiquitarataun, taun, taun, eleeeeeee

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 13:31:00 CEST

((Peamos))

 

Escrito por: Blogger Faustine de Morel - 16 de mayo de 2009, 13:32:00 CEST

Bremaneur: Psiqui-taras, todas.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 16 de mayo de 2009, 13:33:00 CEST

otro de los que les gusta hablar de proyectos vitales y demas parrafadas horterocapullas es a zp. Y buscando buscando, vemos qeu hay toda una generación de cuarente-cincuenta que repiten el mantra. Que angustia, que horror tener que vivir como si esa vacuidad emponzoñda fuera algo real

La vida... la vida no es así o asá. la vida simplemente acontece, y cada uno intenta navegar o al menos no naufragar como puede

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 16 de mayo de 2009, 13:34:00 CEST

Por cierto se dicen en los mentideros que la caída de los tigres tamiles va a acabar con un suicidio en masa de los últimos grupos

Sospecho que saben que la derrota está cerca y se asegurand e no caer vivos en las manos del ejéercito (ni ellos ni sus familiares)

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 16 de mayo de 2009, 13:37:00 CEST

(79)

el azar crea momentos sublimes tan hermosos como lam concidencia de un paraguas y una máquina de coser sobre una mesa de disección

Por cierto ya sabe usted que el 90 por ciento de los que estudian psicología lo hacen para estudiarse a sí mismos (y sus desviaciones) y el 90 por ciento de los psiquiatras para poner ordenar a los demas lo que no se atreven a ordenarse a sí mismos...

(estas cosas me las cuentan profesionales de los gremios y me juran que NO es un chiste)

 

Escrito por: Blogger Circe - 16 de mayo de 2009, 13:37:00 CEST

Hay una peli: The Virgine Suicides. Pero es pura ficción.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 13:38:00 CEST

[81] Escrito por: Mandarin Goose - 16 de mayo de 2009 13:34:00 CEST
Por cierto se dicen en los mentideros que la caída de los tigres tamiles
__________________________

¿Pero qué mentideros frecuenta usted, amigo Ganso? ¡Miedo me da!

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 13:39:00 CEST

Faustine, para tarado, aquel tontolhaba que, no sé si por experiencia directa o por intuición, nos contó que sus pezones (los de usted) eran como lonchas de mortadela.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 13:40:00 CEST

No ha sido posible, me he quedado en doscientas sesenta abdominales en tres tandas: 100, 100 y 60. Pero ya puede ir temblando Aznar aunque se haya quitado el bigote que le disimulaba ese labio superior sin vida, porque la semana que viene pienso alcanzar su récord (300) y superarlo. ¡Tiembla, Josemari (como le llamaba Trapiello el primer año del aznarato)!

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 16 de mayo de 2009, 13:40:00 CEST

(84)

Ninguno que usted no pueda visitar, amigo Montano

http://www.lefigaro.fr/flash-actu/2009/05/16/01011-20090516FILWWW00474-un-suicide-de-masse-au-sri-lanka-.php

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 13:40:00 CEST

Cornucopio de Buey, creo que se hacía llamar.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 13:42:00 CEST

¿Entienden ahora por qué le tengo miedo?

 

Escrito por: Blogger Roxana - 16 de mayo de 2009, 13:43:00 CEST

83] Escrito por: Blogger Circe - 16 de mayo de 2009 13:37:00 CEST

Hay una peli: The Virgine Suicides. Pero es pura ficción.

***

No, querida maga, se basa en hechos reales, como Matrix.

 

Escrito por: Blogger last churrero - 16 de mayo de 2009, 13:44:00 CEST

una de las hijas murió de cáncer.

 

Escrito por: Blogger Faustine de Morel - 16 de mayo de 2009, 13:46:00 CEST

Bremaneur, parodia de castigador, ¿y si te fueras un ratito a buscar ese interesantísimo dato a tu hemeroteca del imposible, y tardaras, qué sé yo, cinco o seis años en volver para después decirnos "ah, no, si también había sido yo, en una de esas dos o tres mil veces que intenté llamar tu atención"?

Ala, ve, corre.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 13:48:00 CEST

[15] Escrito por: Bremaneur - 16 de mayo de 2009 10:47:00 CEST

Cecé: "Por ejemplo: ¿Usted es enemigo mío o yo lo soy suyo?"
***
Cecé, corazón, yo soy tu amigo. Y tú también eres mi amigo. Si no fueras mi amigo no habrías querido enviarme una caja de vinos por Navidad, a no ser que estuvieran envenenadas. Yo sólo soy enemigo de mí mismo.
::
No, hijo, yo no soy tu amigo. Las cosas son bastante más prosaicas: era Navidad y te imaginaba solo, lejos de casa y sin nada que llevarte a la boca. Yo en Navidades me enternezco, qué le voy a hacer. Me acordé de la mujer de mi tío Vicente, el más rico de la familia, que cada Navidad me daba una generosa propina por ayudarle en el reparto de juguetes usados a los niños pobres. Nos llevaba el chófer (sofeg, se decía) y yo sacaba los juguetes del maletero mientras ella discurseaba.
Te vi en esa foto, hijo mío, y sentí mucha compasión. Como sé que te gusta el morapio más que el turrón o los polvorones te lo ofrecí de todo corazón. Tú lo rechazaste por no sé qué tonterías. Habrá que esperar a las Navidades próximas para ver si me vuelves a enternecer.

 

Escrito por: Blogger el richal - 16 de mayo de 2009, 13:51:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 13:52:00 CEST

Althusser, maestro, estoy intentando escribir una carta de amor, pero me vence la cursilería al tratar de reprimir mi barroquismo marujo. ¿Sería tan amable de darme un par de consejos que pueda seguir para tener éxito en esta mi empresa imposible? Gracias.

Le adjunto el primer párrafo, para que tenga a bien corregirlo, enmendarlo o criticarlo.

"Contigo me pasó algo muy raro, Faraona de mi Entrepierna. Resultaste ser, por tu actitud, por cómo observabas a los demás, por las cosas que decías, con la única con la que realmente me apetecía hablar, y estar, aquella noche. A lo mejor notaste cómo te observaba."

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 13:55:00 CEST

Yo conocí a Carlos Castilla del Pino hijo. Era muy amigo de Leopoldo María Panero y pareja oficiosa de Marta Sánchez Ferlosio. Ambos terminaron en la heroína y pasándose el sida el uno al otro (no diré quien fue primero). Así eran los tiempos.

 

Escrito por: Blogger Satur - 16 de mayo de 2009, 14:00:00 CEST

Bremaneur es una carta preciosa, pero por favor siga mi consejo, quite eso de la Faraona a las mujeres hay que tratarlas con más delicadeza, si quiere copienos el resto de la carta con toda la discreción posible, pero parece una carta hermosa y delicada.

SI SOY UN SENTIMENTAL, NO SE RÍAN.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 14:01:00 CEST

En el gimnasio, aunque no haya nadie o, como esta mañana, sólo estemos dos personas, te cascan sendas televisiones -para que te distraigas- con unos programas de videoclips de pop español. Yo suelo apagarlo cuando estoy completamente solo pero no me atrevo a hacerlo si hay alguien conmigo, pues tal vez a esa otra persona le esté interesando.

El caso es que esta mañana he prestado un poco de atención a la murga, alentado tal vez por las palabras de Trapiello: mi novela trata del amor. Joder, y el 99,9 por ciento de la música pop española.

 

Escrito por: Blogger kehre - 16 de mayo de 2009, 14:17:00 CEST

Señor Crítico,

más que todas esas sinsorgadas y nimiedades que nos cuenta a diario, lo que usted necesita es analizar, en público, como a usted le gusta, o en privado, lo que sería más sensato, de dónde provienen su obsesión por el manzanedino y la vergonzosa envidia que usted le profesa. Eso, más que todas sus cazas, sus perros y las glosas a su admiradísima obra de las que usted nos informa con puntualidad, es lo que nos permitiría, a cada uno de los que aquí fielmente le leemos, hacernos una idea de lo que usted verdaderamente es, esbozar el esquema de rencor, envidia y éxito, por inexistente muy mal digerido, que a algunos nos parece que lo caracterizan a usted.
Creo que si usted fuera generoso en ese sentido, no con cajas de vino que anuncia a bombo y platillo y luego no manda, nos haría un servicio impagable a muchos para conocer más cosas del animal humano.

 

Escrito por: Blogger el richal - 16 de mayo de 2009, 14:19:00 CEST

ZEPPI, mañana a las nueve en punto, estaremos en Cercedilla estación. Busque un Honda Accord...

 

Escrito por: Blogger el richal - 16 de mayo de 2009, 14:20:00 CEST

Satur, a ti tambien te espero...

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 14:21:00 CEST

No crean, a mí me duele más la mentira que el odio o el desdén. De estos últimos me defiendo bastante bien pero la mentira me deja anonadado, sin palabras. Tardo en reaccionar ante ella, tal estupor me causa. Podría señalarles la sarta de mentiras que dice Trapiello en la entrevista en el diario Hoy, comenzando por esa afirmación gratuita de que vive aquí buena parte del año, afirmación hecha, seguramente, pour faire plaisir a la galería, cuando la realidad es que M. su mujer, que es la del sueldo fijo, tiene que fichar en Madrid cada día y sólo vienen algún fin de semana al mes, puentes y vacaciones. Es decir, como todos los madrileños que tienen aquí una segunda residencia. Resulta irritante lo lejos que lleva Trapiello eso que se conoce por "licencia poética", lo lejos que quiere estar del común y lo cerca que está realmente.

 

Escrito por: Blogger Satur - 16 de mayo de 2009, 14:31:00 CEST

DONDE, RICHARD????? ME ESTÁS AMENAZANDO?????

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 14:41:00 CEST

kehre dijo...
Señor Crítico,

más que todas esas sinsorgadas y nimiedades que nos cuenta a diario, lo que usted necesita es analizar, en público, como a usted le gusta, o en privado, lo que sería más sensato, de dónde provienen su obsesión por el manzanedino y la vergonzosa envidia que usted le profesa. Eso, más que todas sus cazas, sus perros y las glosas a su admiradísima obra de las que usted nos informa con puntualidad, es lo que nos permitiría, a cada uno de los que aquí fielmente le leemos, hacernos una idea de lo que usted verdaderamente es, esbozar el esquema de rencor, envidia y éxito, por inexistente muy mal digerido, que a algunos nos parece que lo caracterizan a usted.
Creo que si usted fuera generoso en ese sentido, no con cajas de vino que anuncia a bombo y platillo y luego no manda, nos haría un servicio impagable a muchos para conocer más cosas del animal humano.
::
Señor Kehre,

empiezo por el final: me temo que está usted mal informado en lo que respecta al vino ya que ni lo anuncio a bombo y platillo ni sabe usted lo que mando o no mando. Es cosa mía personal a la que usted no tiene acceso. La caja que no mandé fue rechazada de antemano por Bremaneur (suponiendo que no sea usted mismo) confundiendo un acto de generosidad espontánea con una supuesta compra. Eso me ofendió y cancelé la oferta ¿Le extraña a usted?

En lo que hace a éxitos y envidias le diré lo de aquella película norteamericana: la opinión es como el culo, todo el mundo tiene una. Es usted muy dueño y no seré yo quien se asuste ni se lo reproche.

Lo que sí le hago es una pequeña reflexión sobre el éxito: hay fracasos que son éxitos y viceversa. Yo conocí el éxito (relativo, como todo lo que ocurre en la cultura de éste país) muy joven y me embarqué en una aventura peligrosa para la que, tal vez, el mercado o yo no estábamos preparados. Hice una afirmación rotunda, el mercado aplaudió en un principio y luego me dio la espalda. Tuve que cambiar mi estrategia vital. Seguí interesado por lo que traía entre manos y desinteresado del mercado.

Trapiello acompañó durante un tramo aquel camino. Fue testigo de cosas dichas en voz alta, de reflexiones que utilizó y le sirvieron mucho y, cuando vio que el mercado se hacía refractario, abandonó. Yo lo tomé por un gesto de prudencia interesada -no por defecto de amistad- hasta que amigos comunes me hicieron saber que se dedicaba a proclamar mi supuesto fracaso y a decir que yo estaba acabado. Eso, viniendo de un amigo al que has ayudado de muchas maneras, duele. La relación se fue tensando hasta que estalló -era inevitable- el día que mi mujer, impenitente lectora de Ortega, le cazó hablando de lo que no sabía y se lo refregó por los morros. A partir de ahí empezamos a aparecer en sus diarios con la X correspondiente y yo empecé a defenderme donde podía hacerlo; eso sí, procurando no utilizar asuntos demasiado íntimos o personales, que me reservo.

¿Necesita saber algo más?

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 16 de mayo de 2009, 14:44:00 CEST

justo ahora que Obama está en plena campaña política de acercamiento a los países árabes, que ha mandado ya por delante a sus paladines para ir haciendo pactosd y mesas (por cierto uno de ellos la nunca suficientemente alabada Condolezza, que los llamó al orden a todos) y que anda haciendo encaje de bolillos para, al mismo tiempo, ir acercándoselos y desmantelando guantánamo sin tener que soltar sin mas a los presos (el problema no es que estén presos, sino que están sin jucicio, o se les condena o se les suelta, coñoya), que Egipto, Siria y Jordania están sentándose para templar gaitas (repitiendo el papel del señor presidente de Concordia en Romanoff y Julieta)...

... y que ha decidido que para no calentar la cabeza al personal no se saquen mas fotos de las toruras y detneciones en Guantánamo y tal...

jussssssstito ahora sale un medio de esos "vigilantes de la playa" sacando una coleccion de fotos compradas en el 2006 (mmm nio siquiera es que se estén haciendo AHORA...) para provicar a los partenaires y boicotear laas negociacioes, todo ello amparado en la libertad de prensa...

que cvasulaidad, oyes...

a quien será que no le intersa que Obama y los países de Oriente Medio se acaben entendiendo lo suficiente para llevar a cabo un poco de pax imperial...

qui podest...

 

Escrito por: Blogger sarónico - 16 de mayo de 2009, 14:51:00 CEST

Bueno, amigos, ya estoy de vuelta de Usbekistán, espero que me hayáis echado mucho de menos, yo a vosotros, bastante; en mi ausencia el señor Moa ha producido cantidubi, así que ya os pondré algo, es decir, si nuestro Digna y Merecidamente Prepotente Merlucio tiene a bien permitirlo; venga, merlu, que la vida es breve, no la hagamos también pequeña, como dijo Nabucodonosor; y les dejo de momento, que voy a comer

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 16 de mayo de 2009, 14:55:00 CEST

Desde una braña de Somiedo, y mediante un iPod, no se pueden imaginar lo lejos y lo cerca que está, al mismo tiempo, el cadáver del psiquiatra. Mundo raro.
- - - - -
Mucho teorizar sobre la diferencia entre el escriba y el pseudónimo, pero aquí todos los listillos siguen tratando a Bremaneur como si existiera. Probes; fridas que no saben que lo son.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 14:56:00 CEST

Cecé: "empiezo por el final: me temo que está usted mal informado en lo que respecta al vino ya que ni lo anuncio a bombo y platillo ni sabe usted lo que mando o no mando. Es cosa mía personal a la que usted no tiene acceso. La caja que no mandé fue rechazada de antemano por Bremaneur (suponiendo que no sea usted mismo) confundiendo un acto de generosidad espontánea con una supuesta compra. Eso me ofendió y cancelé la oferta ¿Le extraña a usted?"
***
¿Y es a ti a quien repugna la mentira? Debes de estar gomitando a todas horas.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 14:57:00 CEST

Excto, perspicaz Mercutio: no pienso, luego no existo.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 14:59:00 CEST

((Si fuera Cecé o su coágulo anal, Jamón Tano, habría borrado mi anterior comentario para corregir ese "excto"))

(((no quiero dármelas de exquisito, si no lo hago es porque a lo mejor me corrijo con un "exucto")))

((((y me pasaría la puta vida corrigiéndome, con "exicto", "exjto", "execto", etc.))))

(((((Cuando todo el mundo sabe que es "exocto")))))

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 15:00:00 CEST

En mi blog: LOS ENEMIGOS DEL COMERCIO

...done doy noticia de que está on-line ese libro de Escohotado, y lo enlazo convenientemente. (Noticia y enlace que conocí en el NJ.)

http://joseantoniomontano.blogspot.com/

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 15:03:00 CEST

(Estoy borracho, pero intentaré ayudarte)

[95] Escrito por: Bremaneur - 16 de mayo de 2009 13:52:00 CEST

Althusser, maestro, estoy intentando escribir una carta de amor, pero me vence la cursilería al tratar de reprimir mi barroquismo marujo. ¿Sería tan amable de darme un par de consejos que pueda seguir para tener éxito en esta mi empresa imposible? Gracias.

Le adjunto el primer párrafo, para que tenga a bien corregirlo, enmendarlo o criticarlo.

"Contigo me pasó algo muy raro, Faraona de mi Entrepierna. Resultaste ser, por tu actitud, por cómo observabas a los demás, por las cosas que decías, con la única con la que realmente me apetecía hablar, y estar, aquella noche. A lo mejor notaste cómo te observaba."
-------------

"Faustine, amor, contigo me pasó algo muy raro y quizá absurdo, no sé, resultaste ser, por tu mirada perdida y a veces encontrada, por las cosas que no decías, por tu risa que tan adentro me sonaba, la única persona con la que realmente me apetecía hablar y estar y compartir el salchichón de jabugo que Calaza se había agenciado. A lo mejor notaste cómo te observaba, y por eso ibas al baño cada cinco minutos."

 

Escrito por: Blogger sarónico - 16 de mayo de 2009, 15:03:00 CEST

Solo un momento: Castilla del Pino era un obseso por llegar muy alto y lejos, pero nunca pasó de cierto marxismo de entretenimiento hibridado con rencor, pura medianía; por esa obsesión suya le importó un bledo lo de sus hijos y sacrificó todo, y es una lástima; de Trapiello he leído lar armas y las letras, una cosa que no está mal como información pero que Moa echa abajo en unas cuantas páginas en Los mitos de la guerra civil, son personajes de mediano fuste Castilla y él.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 16 de mayo de 2009, 15:05:00 CEST

Y a Ramoncín le dio el otro día un buen repaso Moa en televisión; bueno, les dejo.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 15:08:00 CEST

Ay, Altoser, cof, cof, qué bien te sienta el anisete después de los garbanzos. Eres una mezcla de hermenauta y verdulera, por lo que no puedo sino llamarte hermeputa. Te lo digo yo, que de haber nacido mujer sería más puta que las gallinas.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 15:13:00 CEST

Por ahí no paso, Sarónico. Y no me tire de la lengua o le fundo "Los años de hierro" de un plumazo. "Las armas y las letras" es un libro canónico y en absoluto confrontado a "Los mitos de la guerra civil". Cada uno va por donde va. Por cierto, el otro día estuve hojeando "1934: comienza la guerra civil". Su tesis me parece correcta, pero el libro me pareció escrito "abuela" pluma. Demasiado precipitado, como escrito para fans, y no para descerebrados a los que hay que desasnar. Dicho lo cual, ¡¡¡AÚPA MOA!!!

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 15:17:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 15:18:00 CEST

Vaya, pero si se me olvidaba lo mejor de Castilla del Pino! La primera vez que supe de su nombre, en uno de aquellos primeros suplementos de Libros de El País que frecuenté, por el 82 o así. A ver si lo recuerdan ustedes. Decía entonces Castilla del Pino que tenía el proyecto de hacer una Historia de la Literatura Universal fundamentada en el análisis psicológico (¿psicoanalítico?) de los textos. En el momento de la entrevista llevaba analizado únicamente un texto de Kafka, un relato que ahora no recuerdo. Recuerdo que aquella tarea me abrumó: me abrumó todo el trabajo que le quedaba al hombre. Por aquella época leí también "El aleph" de Borges, en el cual aparece un personaje similar: el poeta aquel (¿cómo se llamaba, Darío Argentino o algo así?) que se había propuesto escribir un poema sobre el Universo, pero sólo llevaba por el momento la consignación de un trozo de verja de un rancho perdido en la Pampa... Esfuerzo y melancolía, sí. ¡Esfuerzo y melancolía!

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 16 de mayo de 2009, 15:19:00 CEST

Carlos Argentino Daneri!

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 15:30:00 CEST

[116] Escrito por: Bremaneur - 16 de mayo de 2009 15:13:00 CEST

"Las armas y las letras" es un libro canónico...
::
Eso para ti, ignaro Bremaneur. Los que hicimos bien los deberes en su día no pensamos así. Si lo que necesitas es información consulta el Diccionario de las Vanguardia de JMB. Ese sí es un libro canónico.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 15:35:00 CEST

[108] Escrito por: Bremaneur - 16 de mayo de 2009 14:56:00 CEST

Cecé: "empiezo por el final: me temo que está usted mal informado en lo que respecta al vino ya que ni lo anuncio a bombo y platillo ni sabe usted lo que mando o no mando. Es cosa mía personal a la que usted no tiene acceso. La caja que no mandé fue rechazada de antemano por Bremaneur (suponiendo que no sea usted mismo) confundiendo un acto de generosidad espontánea con una supuesta compra. Eso me ofendió y cancelé la oferta ¿Le extraña a usted?"
***
¿Y es a ti a quien repugna la mentira? Debes de estar gomitando a todas horas.
::
No, prenda. Eres tú quien me da bascas. No pienso dedicar la tarde a recuperar aquellos post. Dejémoslo así. Tus incondicionales Mercutio and Co. seguro que te dan la razón en su fuero interno.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 15:37:00 CEST

Lo tengo, Cecé, y el diccionario de Bonet es también un libro canónico -aunque necesita una ampliación-, pero no es incompatible con Las armas y las letras. Uno es de carácter enciclopédico y el otro tiene una tesis, demostrada con habilidad y contundencia. Las armas y las letras arrolla cualquier intento anterior de aproximación al tema de los literatos en la guerra civil. Desmonta a Puértolas y supera a Mainer. Libros posteriores, como el de Jordi Gracia, cojean ostensiblemente por no haberse empapado en su lectura. El Marqués lo llamó "hemianopsia" cuando debió decir "ceguera". La de Gracia se debía a un error de perspectiva; la suya, Cecé, a la pura envidia. Sí, Trapiello ha escrito una novela de título insuperable, bellísimo, y venderá miles de ejemplares. No creo que sea un pecado, ¿no le parece? Más bien todo lo contrario: una maravillosa virtud.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 15:42:00 CEST

Cecé, tu educación católica te carcome. Borras posts abyectos porque te arrepientes de ellos, pero dejas el espacio suficiente de tiempo para que todos los lean. De esta forma, acusas y lanzas tus deyecciones de forma impune, a la vez que consigues la compasión y el beneplácito de los lectores de este blog. Con los vinos pasó lo mismo. Te viste superado por las circunstancias, me propusiste el envío de unas botellas para callarme y te propuse que te las introdujeras por ciertos orificios que empleas para algo más que defecar. Ni fue un acto de generosidad espontánea (a no ser que llames así a las ofertas que un borracho o un perdis pueda hacerle a una puta) ni cancelaste la oferta.

Si te repugna tanto la mentira, cuéntanos por qué nos hablaste de cierta "inexistente" poli a la que convenía llevar, junto a sus hijos, al País Vasco o a Palestina para que fuesen todos acribillados.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 15:43:00 CEST

Hércor, resucite. Haga el favor. No me guarde resentimiento.

 

Escrito por: Blogger Pepe - 16 de mayo de 2009, 15:48:00 CEST

Castilla del Pino, explicaba en su libro La culpa como y por qué los procesados soviéticos de los juicios de Moscú mostraban verdadero arrepentimiento, por tratarse de un estado social justo, no como los delincuentes de los países capitalistas.
Que este sujeto diabólico, un rencor vivo, como comenta Adrede, este hombre que solo extendió odio y destrucción a su alrededor, sea hoy calificado a toda página en El Mundo como el psiquiatra de la libertad y merezca tanta dedicación y elogios, dice mucho de la intelectualidad española.
Que ya octogenario y con su historia personal, haya persistido odiando sin descanso, (ahora a quién correspondía: Bush y Aznar), ha contribuido sin duda a los elogios.
Un hombre de acero. Descanse en paz.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 15:48:00 CEST

[123] Escrito por: Bremaneur - 16 de mayo de 2009 15:42:00 CEST

Te viste superado por las circunstancias...
::
Define "circunstancias". En cuanto a la picoleta -como la rata- son personajes ficticios, sí. Sólo gente de tu pelaje puede confundirlos con seres reales. ¿O es mérito mío?

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 15:49:00 CEST

Cecé se acercó a la tumba de Hércor, que era una cueva tapada con una piedra grande. “Quiten la piedra.” ordenó Cecé. M. dijo, “Señor, ya debe oler mal, porque hace cuatro días que murió.” Cecé le contestó, “¿No te dije que, si crees, verás la gloria de Dios?” Quitaron la piedra, y Cecé oró, “Padre, te doy gracias porque me has escuchado, ...pero lo digo por el bien de esta gente que está aquí, para que crean que tú me has enviado.” Y llamando en voz alta, gritó, “¡Hércor, sal de ahí!” Hércor salió todavía cubierto con la tela en que fue sepultado. “Desátenlo y déjenlo ir.” Dijo Cecé.

Muchos que vieron esto creyeron en Cecé, pero cuando lo oyeron los líderes judíos, empezaron a hacer planes para matar a Cecé.

http://contare.org/eswiki/index.php?n=Main.DYH35

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 15:54:00 CEST

El Pícnico Campante dijo...
Sólo gente de tu pelaje puede confundirlos con seres reales.
***
No, Cecé, supe desde el principio que la rata eras tú.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 15:57:00 CEST

[122] Escrito por: Bremaneur - 16 de mayo de 2009 15:37:00 CEST

Sí, Trapiello ha escrito una novela de título insuperable, bellísimo, y venderá miles de ejemplares. No creo que sea un pecado, ¿no le parece? Más bien todo lo contrario: una maravillosa virtud.
::
Ojalá. Yo fui un firme convencido de que Trapiello tenía talento para la poesía, era un pasable articulista, un pésimo ensayista y peor novelista. De sus diarios sólo me han interesado los pasajes en que habla de sí mismo y de su mundo sin la voz impostada ni falseando la realidad. Es muy marujo en la vida real y necesita introducir, justamente, una buena cantidad de chismes con X que sus acólitos -que los tiene, a la vista está- se dedican a despejar con gran interés.
Deduzco de sus palabras que usted no ha leído la novela y habla sólo por el título, que ya le parece la rehostia. Bien, la leeremos y volvemos a discutirlo.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 16:01:00 CEST

Cecé, no dejes que te carcoman tus frustraciones. Evidentemente, no he leído la novela, que saldrá la semana que viene. Sólo he dicho que tiene un título bellísimo. La novela puede ser excelente, buena, regular, mala o pésima. Sólo sé que, sea excelente, buena, regular, mala o pésima, tú la pondrás a parir, dando así la justa medida de tu critiquez, de tu constancidad y de tu abyección moral.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 16:02:00 CEST

[128] Escrito por: Bremaneur - 16 de mayo de 2009 15:54:00 CEST

El Pícnico Campante dijo...
Sólo gente de tu pelaje puede confundirlos con seres reales.
***
No, Cecé, supe desde el principio que la rata eras tú.
::
Eso es que te falla la memoria: la rata era un trasunto de la gente del NJ -tú entre otros- cuya mayor aportación consiste en dar porsaco y tocar las pelotas. ¿O ya no te acuerdas?

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 16:09:00 CEST

¿Y la poli y sus hijos que debían ser exterminados, de qué eran trasunto, Cecé?

 

Escrito por: Blogger Frida - 16 de mayo de 2009, 16:09:00 CEST

Eso que ha puesto en la foto es Fideuá, ¿verdad Protactínio? Ayer llegué de Valencia de un congreso y me traje un par de sobres de eso mismo.

Mañana, 17 de mayo, se celebra en Galicia el "Día de las Letras gallegas" en conmemoración a la publicación de "Cantares Gallegos", de Rosalía de Castro. Este año está dedicado a Ramón Piñeiro, del que para decir verdad nunca había oído hablar en mi vida. Yo, personalmente, celebro (bueno, lo de celebrar es muy relativo) mi cumpleaños. 31 añazos que me caen ya, pero ante la perspectiva de no cumplir, prefiero hacerlo.

Un saludo a tod@s

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 16:11:00 CEST

[130] Escrito por: Bremaneur - 16 de mayo de 2009 16:01:00 CEST

Cecé, no dejes que te carcoman tus frustraciones.
::
Soy una persona feliz y de vida acomodada. Nada me frustra porque a nada aspiro. Las ambiciones corresponden a una etapa de mi vida ya pasada. Ahora sólo trabajo por amor al arte, sin esperar recompensa. O sí, aspiro a una cosa: a dejar una buena colección de obras a mis hijos.

Lo que sí debe ser frustrante es verse a tu edad expatriado, malpagado, trabajando de ayudante de bibliotecario -o sea, repartiendo libros a los peticionarios- sin escribir una línea que vaya a durar, haciendo el payaso en un blog y malgastando la única juventud que tienes (recuerda: la única) en quedar de chistoso. Eso sí que te debe frustrar cuando te quedes a solas. Debe pesarte como una losa. Pobre.

 

Escrito por: Blogger Frida - 16 de mayo de 2009, 16:11:00 CEST

Perdonad mi dativo simpatético, tengo esa mala costumbre de reforzar siempre las cosas.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 16:11:00 CEST

Mira, Cecé, te lo digo por primera y última vez: es posible que tú seas un musculitos chulopiscinas capaz de retorcerme el pescuezo con tus dedos gordezuelos, incapaces ya de sostener un pincel aunque todavía adecuados para darle al botón de tu cámara, pero yo... yo... esto te lo digo sinceramente y tómatelo como una amenaza o como quieras... yo... yo, Cecé... yo... me he visto todas las películas de Clint Eastwood. Avisado quedas.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 16 de mayo de 2009, 16:14:00 CEST

En Campos de Fresa: A todas vence la marihuana.

 

Escrito por: Blogger Frida - 16 de mayo de 2009, 16:15:00 CEST

Disculpe usted mi premura al colocar el comentario demostrando mi incultura culinaria, Protactínio. Acabo de leer que no es fideuá, aunque debo decir que se le parece mucho.

Cuando usted quiera estaré encantada de que me invite a comer en su restaurante. Sus platos siempre tienen una pinta fantástica. A ver cuando se anima a cocinar un pulpo á feira o una zorza con patatas y huevos. Así seguro que no me equivocaré en mis apresurados comentarios.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 16:16:00 CEST

Cecé y sus pajillas mentales, Bremaneur y sus chuminadas psicodélicas, Frida y sus sobres de fideuá y A159 y su marihunana. Disney nunca haría una película con nosotros.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 16:17:00 CEST

[132] Escrito por: Bremaneur - 16 de mayo de 2009 16:09:00 CEST

¿Y la poli y sus hijos que debían ser exterminados, de qué eran trasunto, Cecé?
::
Exageras intencionadamente: se puede ser expresionista y distorsionar un poco pero no mentir. Se hablaba de *una* picoleta y *un* hijo ruidoso. Respecto al hijo utilicé una expresión castiza (¡Lástima de Herodes!) que, por si no lo sabes, era bastante habitual en mi niñez cuando los niños armábamos alguna. ¿Trasunto de qué? Del más puro costumbrismo. ¿Se ha preguntado alguna vez por qué les doy la murga de vez en cuando con esas notas costumbristas? Me parece que no.

En el mundo real -no pase cuidado- me llevo muy bien con los guardias del cuartel, incluso con los munipas.

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 16 de mayo de 2009, 16:18:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger Satur - 16 de mayo de 2009, 16:19:00 CEST

Una vez en los setenta probé el cannabis nunca probé la marihuana pero me han dicho que es lo mismo, reí y reí pero terminé arrojando el desayuno, es una parábola de la vida, risa para hoy, llanto para mañana, lo cierto es que con la fideua y las paellas me sucede lo mismo, pan para hoy hambre para mañana, debo ser alergico al azafrán y al cannabis.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 16 de mayo de 2009, 16:19:00 CEST

Si tienen ganas de cazar unos ciervos... a los japoneses les harían un favor

http://www.timesonline.co.uk/tol/news/world/asia/article6296491.ece

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 16 de mayo de 2009, 16:20:00 CEST

- La poesía, el talante y el talento.
*
Creo que la poesía no es cuestión de 'talento', o, al menos, no únicamente de eso, sino más bien de 'talante', talante poético, por supuesto. [Lo otro es solo hacer versos por excelentes que sean].

Hay ejemplos de quienes lo han y no lo han sido -hombres de talento y no buenos poetas, aun intentándolo- y lo contrario.

 

Escrito por: Blogger Frida - 16 de mayo de 2009, 16:23:00 CEST

El realidad en gallego se diría "polvo á feira", pero eso suena fatal.
Pulpo es polvo.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 16 de mayo de 2009, 16:25:00 CEST

los ingleses de la costa se largan a toda velocidad

http://www.timesonline.co.uk/tol/money/pensions/article6297037.ece

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 16 de mayo de 2009, 16:25:00 CEST

*
Mi anterior comentario vino a cuento de esto,

> 'Ojalá. Yo fui un firme convencido de que Trapiello tenía talento para la poesía.../...'

que no cité en el mismo.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 16:33:00 CEST

Domingo por la mañana llega la pasma a El Tardón, cantan Pata Negra (lástima grande que la canción no esté en Youtube o Goear). Ayer era viernes y estábamos en Las Virtudes, recordando a nuestro amigo Antonio Hernández Marín con sus familiares y amigos, cuando vivimos nuestra versión del clásico. Que si los papeles del coche, los deneíses, me enseña usted esa bolsa, consumen ustedes o tocan el oboe. Nada llevábamos y nada encontraron, pero había algo sórdido en la desilusión del hombre de la pistola, que al principio sonreía como un globo, para ir después deshinchándose a medida que comprobaba el patinazo. Después, de camino por La Alameda y la cantera abandonada, sonreímos al ver que los ángeles llevaban un peta en los labios.
::
Excelente post que me ha hecho recordar un par de ocasiones en las que me vi en las mismas. Volvía de Italia, de visitar a unos amigos, y uno de ellos -fabricante de jabones- me regaló una caja de pastillas, antes de estamparles la marca. Al llegar a Irún no se imagina la de explicaciones que tuve que dar ante aquella caja. Yo insistía en que era jabón y decía a los picoletos:

-¡Huélanlo y se convencerán!

Pero ellos se mosqueaban cada vez más ante mi insistencia. Me retuvieron casi dos horas hasta que se convencieron de que aquello era, efectivamente, jabón.

En otra ocasión transportaba, camino de Cuenca, una importante cantidad de grabados al aguafuerte que un amigo me había encargado. Cuando digo importante estoy hablando tal vez de dos mil ejemplares o más. Tuve que vaciar el coche y convencer a otros dos picoletos de que no era propaganda comunista. Menos mal que no hacía viento.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 16:36:00 CEST

Perdón, amigo Al. Olvidé citar que el post anterior es suyo, en su blog.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 16 de mayo de 2009, 16:42:00 CEST

Cinegética (Félix de Azúa)

En la frontera con Suiza un leve temblor recorre la fila que espera a que le examinen el pasaporte y el equipaje. Es como esa primera brisa que riza las aguas del mar. La cola avanza despacio y la lentitud es un síntoma de excepción que alerta a los habituales. Musitan débiles quejidos. Algo sucede. Los agentes de aduanas muestran hoy una curiosidad infrecuente, les brillan los ojos.

La brisa aumenta de fuerza. Una mujer bajita, de tez oscura, muy fina, llama la atención de los policías. La separan del grupo con suavidad, en silencio. Noto cómo su hijo, un muchacho delgadísimo, con una espesa melena negra, gafas y calcetines blancos, se agita a mi lado. “Le va a dar un ataque de pánico”, pienso para mí, y en efecto el chico comienza a temblar, a mover los hombros, a dar saltitos, sin decir ni pío. En un instante los policías han formado un círculo a su alrededor y lo ocultan a la vista del público. Él y su madre son conducidos sin brusquedad por una puerta hacia la nada. Creo oír las dentelladas, el crujir de los huesos.

Los policías están excitados, han cobrado dos piezas y ahora se emplean a fondo, como los futbolistas después de marcar un tanto, queman energía, sobreactúan.

Es mi turno. Uno de ellos, alto y bermejo, se inclina, me mira de hito en hito y dice: “¿Habla usted mi idioma?”. Y sin tiempo para responder: “Es muy importante que entienda lo que le digo”. Sin pausa: “¿Lleva dinero? ¿Cuánto?”, pero de inmediato algo llama su atención y señala mi bolsa: “¿Qué lleva ahí?”. Estoy sudando y el pánico me hace balbucear en una lengua que conozco perfectamente. Soy un sospechoso. Incluso yo entiendo que me comporto como un culpable.

Otro agente me mira con ansia, como un chacal que observa envidioso la carroña que devora su compañero de jauría. Se acerca despacio arrugando el morro y mostrando los colmillos, pero mi policía se lo sacude de encima irritado, con un ladrido seco: “Fout l’camp d’ici!”. Y yo me escabullo, mientras él se enfrenta al colega.

Me he salvado gracias a la lucha por el predominio de dos machos carroñeros. Gracias, Darwin.

 

Escrito por: Blogger Gongren - 16 de mayo de 2009, 16:45:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 16 de mayo de 2009, 16:46:00 CEST

[149] Gracias, amigo Crítico. Sin duda, un clásico. He acercado la versión de Azúa, que me parece espléndida.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 16 de mayo de 2009, 16:48:00 CEST

Akoki, quejicas.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 16 de mayo de 2009, 16:51:00 CEST

Lo de Camps es una trajecomedia (JPatache, ibidem)

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 16:53:00 CEST

Me acaba de llegar un email recordándome el incidente entre Trapiello, sus diarios y los propietarios de cierta cafetería que, además, vende periódicos. Por alguna extraña razón -que no entiendo- el manzanedino prefería frecuentar esa cafetería fea y situada en las afueras que utilizar cualquiera de las de la plaza, estupendas para leer al prensa al sol. El caso es que puso a parir a la chica que le vendía la prensa en uno de sus diarios, dotándola de la correspondiente X. Lo que él no sabía, porque no se entera de nada, que la tal chica es la hija del dueño, que tiene estudios y que sabía que el de Manzaneda publicaba diarios. Así que se encontró en una de las X y montó en cólera. La siguiente vez que Trapiello fue a dicha cafetería le dijeron que no le servían y que hiciese el favor de no volver.

Supongo que la publicación el otro día en un periódico regional de esos infundios inventados sobre los que él llama *caciques* y *señoritos* no le va a ayudar a seguir haciendo amigos. Seguro que los familiares del alcalde al que culpa de que por aquí no pase el tren -gran falsedad- no van a estar precisamente contentos de encontrárselo. Por suerte para él, su relación con éste pueblo es venir a comprar a El Árbol, el supermercado más apartado, allá abajo, casi en el campo.

Por cierto que lo de Corte o cortijo también hay que precisarlo: lo suyo no es cortijo, ni mucho menos.

 

Escrito por: Blogger Hércor - 16 de mayo de 2009, 17:23:00 CEST

¡Qué desvergüenza!
Creí yo que el Crítico Constante, desenmascarado, cejaría en sus ataques contra Andrés Trapiello.
No solamente los hace a deshora sino que jactándose de sus infamias las reproduce hoy de primeras.
Tal vez Trapiello sea muy mal escritor, no lo sé porque nada he leído de él hasta ahora, pero estuve viendo que le han otorgado numerosos premios, como ser el internacional de novela Plaza & Janés por "El buque fantasma", el premio Nadal 2003 por "Los amigos del crimen perfecto" o el premio Julio Camba de Periodismo 2007.
Y varios otros premios.
¿Todos esos jurados fueron comprados o erraron en su apreciación?
Por otra parte lo que le critica el Critico Constante a Andrés Trapiello son tonterías que aunque fueran ciertas no hacen a
la calidad literaria.
Dice así el Crítico Constante de Trapiello, al que identifica por sus iniciales A.T.: "El problema es siempre el mismo: hablar enfáticamente de lo que no se conoce o se conoce de oídas. A.T. suele encerrarse en su casa y apenas conoce el medio. Podría haberse leído alguno de los muchos trabajos históricos que hay sobre un pueblo al que sólo viene a comprar comestibles en una gran superficie."
¿Así que el problema es que compra en una "gran superficie"?
Debiera comprar, según el Crítico, en tugurios.
¿El problema también es encerrarse a escribir?
Si fuera así debiéramos desechar la monumental obra de Marcel Proust, que se enclaustró diez años para escribirla.
Veo también que en otro punto el Crítico Constante ataca una novela de Trapiello porque dice que el tren no pasó por Trujillo debido a la influencia del alcalde y que eso no es cierto porque los alcaldes no tenían tanto poder en esos tiempos.
¡Qué es eso de atacar una obra de ficción porque se aparta de la realidad! Eso es absolutamente indiferente a los fines de evaluar la calidad literaria de una novela.
Por favor, Crítico, ya que usted fracasó como connoisseur en las artes plásticas no pretenda incursionar en la crítica literaria, que es un tema que le queda grande.

 

Escrito por: Blogger Hércor - 16 de mayo de 2009, 17:25:00 CEST

No leí hasta ahora nada de Trapiello pero me enfuerece tanto la saña que el Crítico tiene contra Andrés Trapielo que mecomprometo a hacerlo.
Si sus novelas me parecen malas espero poder atacarlas con mejores argumentos que los esgrimidos por el Crítico Constante.
Desde ya es seguro que no será la envidia ante el triunfo de un ex amigo lo que inspire mis pareceres.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 17:37:00 CEST

¡Ah! Veo que entra atacando. Le diré algo, Hércor: Trapiello es a Proust lo que el cine de usted al de John Huston. Le reto a que lea a Trapiello. Hágalo y mediremos opiniones (lo otro no lo medimos porque usted gana seguro).

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 16 de mayo de 2009, 17:37:00 CEST

Estoy viendo en la 2 un publirreportaje sobre indonesia...

por dios han visto al presentador disfrazado de fotógrafo de la National Geographic con un sarong... para esconderlo, oiga...

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 16 de mayo de 2009, 17:42:00 CEST

Hercor, tengo una duda que me corroe...

usted... es de verdad?

 

Escrito por: Blogger Hércor - 16 de mayo de 2009, 17:45:00 CEST

¡A la fresca!
Juro que redacté mis entradas anteriores habiendo leído solamente los ataques iniciales del Crítico Constante contra Andrés Trapiello y sin leer el resto de los comentarios que hizo durante todo el día.
Si lo hubiera hecho no me habría molestado en escribir mi refutación porque sus comentarios se desmerecen solos.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 17:46:00 CEST

Hércor, ya que anda por aquí le contaré una cosa. En cierto tugurio del País Vasco, tras el cierre nocturno, se hacían curiosas apuestas. Unos tipos se sacaban la chorra, la enderezaban y se les suspendía en ella un cubo de esos con los que los niños juegan en la playa. Después se iba vertiendo arena dentro hasta que la chorra cedía. entonces se pesaba cuidadosamente la arena y, como puede suponer, ganaba el que más peso soportaba. El premio consistía en una mamada de la dueña del local a la vista de los presentes.
Una noche se confabularon un par de amigos para, en el momento en que el ganador exhibía el mandoble antes de la felación, arrojarle gasolina y prenderle fuego. El asunto salió mal porque falló el mechero. El tipo salió con la polla escocida y hubo hostias.
Imagino que, en ese juego, usted sería imbatible.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 16 de mayo de 2009, 17:52:00 CEST

Amigo Hércor, los premios en España es sabido que no significan nada, literariamente o ensayísticamente hablando,los dan unas nulidades a otras nulidades; y amigo bremaninski, el libro que has hojeado de Moa es un libro claramente de divulgación, y su valor está en el grueso apéndice documental, que podría haberlo dejado ahí, en el apéndice, porque habla por sí solo; y lo de que podrías hacer trizas "Años de hierro", vamos, no te lo crees ni tú: es con enorme diferencia el mejor libro que se ha escrito en España sobre 1939-45, y yo diría también que es el mejor libro que se ha escrito en España sobre la II Guerra Mundial; ah, y coincido contigo en que las armas y las letras de Trapiello supera a otros libros anteriores pero, con todo, no alcanza el nivel.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 16 de mayo de 2009, 17:53:00 CEST

[160] ¿De qué canción era eso: "Tengo una duda / que me consume, / y es que otros fuman / y yo no fume"?

 

Escrito por: Blogger sarónico - 16 de mayo de 2009, 17:56:00 CEST

Blog de Moa, hace unos días, vayan abriendo boca:

"Aunque algunas personas de gusto delicado y exquisito, como nuestro buen mescalero, opinan lo que opinan sobre mi Viaje por la Vía de la Plata, hay otras opiniones, sin duda mucho menos refinadas pero que como estamos en un país libre, según dicen, pueden también exponerse:

**** "Estimado Sr. Moa, con algún recelo he leído su Viaje por la Vía de la Plata, por el prejuicio de que quien escribe bien de una cosa no puede hacerlo de otra, un prejuicio que en la mayor parte de los casos acierta, todo hay que decirlo. Pero en esta ocasión la lectura de su libro me ha dejado asombrado, y si no lastima su modestia le diré que no me parece inferior a otro clásico que siempre sirve de referencia, el Viaje a la Alcarria de su paisano Cela. Creo que no le es inferior en casi nada, pero en cambio le supera en introspección psicológica y supongo que también en veracidad, porque Cela no hizo el viaje en solitario, o eso me han dicho personas bien enteradas, sino acompañado, mientras que usted parece que lo hizo solo. Algunos pasajes de su libro me parece que no son reales, es solo una impresión, pero el conjunto da una impresión de veracidad y penetración singulares (...). A.M-V."

La verdad es que no lastima demasiado mi modestia, cada cual puede opinar como prefiera. Sobre el viaje de Cela, acompañado o en solitario, no me pronuncio. Quizá haya en el blog gente más enterada al respecto. Añado otro comentario que ya expuse días atrás:

"El pasado enero me regalaron un libro editado por Uds., con cuya lectura he disfrutado de una manera especial por tratarse de un libro de viajes fácil de leer, muy ameno, muy bien escrito que contribuye desde mi punto de vista a un mejor conocimiento de nuestro país, nuestra cultura y nuestra sociedad por lo que pienso que podría ser un buen libro de lectura recomendada para nuestros jóvenes de últimos cursos de E.S.O. o de Primer curso de Bachillerato. Me estoy refiriendo a "Viaje por la Vía de la Plata" de Pío Moa.

Tengo que confesar que fue una sorpresa pues yo creía que este señor sólo escribía libros de historia contemporánea y un libro de viajes no me parecía que pudiera salirle como el que me encontré.

Paso a exponerle unas cuantas razones por las que supongo que podría ser leído con gusto por muchos jóvenes (y no pocos adultos).

1º Ofrece la gran originalidad de no seguir un relato continuo ni en el tiempo ni en el espacio que le da un toque de realismo y le imprime una característica personal del autor: viaja cuando puede, como puede y a veces se sale de la ruta para conocer lugares próximos que de alguna manera están relacionados con ella y donde se han producido sucesos extraordinarios en la historia de España (Ej.: Provincia de Huelva, civilización Tartesios, descubrimiento de América...).

2º Continua reflexión sobre la vida en general y sobre cada lugar como pudo haber sido allí la sociedad hace miles de años.

3º Un gran sentido poético subyace en muchas estampas sin necesidad de describirlas, expresándolas únicamente como impresiones o reflexiones del caminante. (Con lo que no se hace nada pesado).

4º La descripción al hilo del viaje de la Sociedad española de los años 80 y el contraste de generaciones en ese tiempo en la España rural.

5º Un fino sentido del humor que se plasma no sólo en sus pensamientos sino también en las conversaciones que sostiene con las personas con las que coincide en el camino (memorable la conversación con el viajante de maquinaria agrícola en Mérida o el episodio de los mosquitos en una fonda).

6º Nos describe paisajes y monumentos de una manera sobria, clara y concisa sin menguar en nada su belleza original.

7º Él mismo se presenta como una persona de gran resistencia física, autoexigente, muy austero, algo aprensivo, amante de la soledad pero capaz de conectar con cualquiera de las personas con las que coincide en su viaje.

8º Admirable uso del español, magnifica redacción y léxico desenvuelto: de una pincelada te describe la tragedia de la inmigración, el vendedor de alfombras en el ardiente verano de Extremadura al grito de "Barato, barato". Y la utilización de las formas dialectales cuando hablan los personajes andaluces o extremeños da gran viveza al relato.

9º Algunas etapas del camino suponen auténticas aventuras por el hecho de caminar en solitario, a veces perder el rumbo o vencer obstáculos orográficos como el pasaje de La ruta del Cares con el peligro de despeñamiento cerniéndose sobre él...

10º La propuesta de senderismo o viajes a pie considero una baza importante para la formación de los jóvenes al mismo tiempo que puede proporcionarles una diversión sana incluso mejor si se realiza en grupo.

Por todas estas razones me atrevo a recomendarles la difusión de este libro en Centros de estudio y otros ámbitos que Uds. consideren adecuados.

Isabel Hernández Sánchez, profesora de matemáticas".

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 18:16:00 CEST

La impenitente obsesión de Cecé por los penes mastodónticos es digna de estudio.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 18:21:00 CEST

[166] Escrito por: Bremaneur - 16 de mayo de 2009 18:16:00 CEST

La impenitente obsesión de Cecé por los penes mastodónticos es digna de estudio.
::
No hay tal. Usted no ha visto lo que yo. El pene de Hércor no es sólo que sea mastodóntico, es el Pene por definición, el Pene mayestático, un Pene de museo.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 18:22:00 CEST

¿Lo colgarías junto a tus Cézannes y tus Tuluslotrecs?

 

Escrito por: Blogger Brazil - 16 de mayo de 2009, 18:25:00 CEST

Bremaneur, vale que vengo del Retiro, con un pedal considerable, más que nada, estoy leyendo "Mortal y Rosa" y me está gustando (a ver cómo lo justifico yo después de Adrede y las coles de bruselas), pero esa mariconada soporífera Usted no la ha escrito. Llevo leyéndole cuatro años, y Usted eso no lo ha escrito. ¿De dónde lo ha sacado, díganos, Bremaneur, del blog de Suso de Toro? Confiese, confiese.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 18:29:00 CEST

Brazil dijo...

Bremaneur, vale que vengo del Retiro, con un pedal considerable,
***
¿Ha venido en bici?

Mortal y rosa es un libro espléndido, digno para rosas y mortales como Althusser. Efectivamente, eso lo escribió Suso de Toro, a quien suelo plagiar en mis cartas de amor, mis declaraciones de la renta y mis recursos de multas por mal aparcamiento y exhibicionismo.

 

Escrito por: Blogger Hércor - 16 de mayo de 2009, 18:32:00 CEST

Aclaro que no voy a responder preguntas cargadas de burla y sarcasmo que se me han hecho aquí.
El personaje no merece que se pierda tiempo en él.
Me pesa solamente que ya estén cerradas las librerías en Rosario y no poder comprar este fin de semana un libro de Trapiello.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 16 de mayo de 2009, 18:38:00 CEST

Bremaneur dijo...
¿Lo colgarías junto a tus Cézannes y tus Tuluslotrecs?
::
No pluralices, sólo tengo un Cézanne (una cabecita al aguafuerte) y ningún Lautrec. Lo de Hércor tendría que estar en un Museo de Historia Natural, ese es su sitio. Joe D'Allessandro es un chisgarabís al lado de Hércor.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 18:39:00 CEST

No hace falta que compre libro alguno de Trapiello para refutarle nada al Crítico, Hércor. Creo que todos, hasta sus más acérrimos y acémilas lameculos se han dado cuenta de la bajeza en la que ha caído. La intención de Cecé, con sus gestiones ultramarinas, era ridiculizarle, pero como es torpe, zafio y merluzo como él solo, no ha hecho sino engrandecerle a usted y relegarle a él al puesto más mezquino del NJ.

 

Escrito por: Blogger kehre - 16 de mayo de 2009, 18:44:00 CEST

[104] Escrito por: El Crítico Constante

Trapiello acompañó durante un tramo aquel camino. Fue testigo de cosas dichas en voz alta, de reflexiones que utilizó y le sirvieron mucho y, cuando vio que el mercado se hacía refractario, abandonó. Yo lo tomé por un gesto de prudencia interesada -no por defecto de amistad- hasta que amigos comunes me hicieron saber que se dedicaba a proclamar mi supuesto fracaso y a decir que yo estaba acabado. Eso, viniendo de un amigo al que has ayudado de muchas maneras, duele. La relación se fue tensando hasta que estalló -era inevitable- el día que mi mujer, impenitente lectora de Ortega, le cazó hablando de lo que no sabía y se lo refregó por los morros. A partir de ahí empezamos a aparecer en sus diarios con la X correspondiente y yo empecé a defenderme donde podía hacerlo; eso sí, procurando no utilizar asuntos demasiado íntimos o personales, que me reservo.

---

Si eso es así, cosa que no puedo saber, lo suyo, un caballerazo de los pies a la cabeza, alguien tan superior al manzanedino en todos los aspectos, es aún mucho peor. Esa manera tan vergonzosa, repito, de respirar por la herida no hace más que desacreditarlo a usted. Yo no soy un reformador de la humanidad, desde luego, pero me permito el lujo de hacérselo notar.

 

Escrito por: Blogger Hércor - 16 de mayo de 2009, 18:45:00 CEST

La comida es más importante que el arte.
No sé cómo, en lugar de comentar la entrada de hoy de Protactínio como fue mi propósito inicial, perdí tiempo en tonterías.
Vamos entonces a lo que más interesa. Dice en un punto Protactínio: "vertemos un vaso de buen vino blanco".
En lo que he leído de cocina hasta ahora se dice, por el contrario, que en las salsas se debe usar vino común, no un "buen" vino.
Tal vez yo tengo ese concepto porque vivo en un país del tercer mundo.
O tal vez porque en la casa de Protactínio nunca pueda siquiera pasar el umbral un vino que no sea excelente.
Pero no. En las salsas debemos usar un vino común, cualquier resto que haya quedado. No desperdiciar en ellas los buenos caldos.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 18:46:00 CEST

Brema, por qué T. es tan rácano con Umbral. Yo ahora "paso" de Umbral, pero no reniego de mi antiguo fervor, de mi bachiller lírico. Al fin y al cabo, Umbral reivindicó antes que T. a los exquisitos prosistas de la Falange y fue pionero en el género autobiográfico.* A mí me parece evidente que el joven T admiraba desmedidamente al viejo U, y ahí está el vídeo ese con Santiago Amón para acreditarlo: la pose, entre displicente y distraída, el pelo largo, la mirada corta...


*He leído "Diario de un escritor burgués", hoy inencontrable porque Umbral se negó a reeditarlo. Es uno de sus mejores libros, posterior a "Mortal y rosa", menos lírico, más anotador, pero con la sombra de la tristeza en cada página. Creo que el logro literario de Umbral está, sobre todo, en el tono: el tono es la clave del diario, de cualquier diario. También T. ha conseguido un tono, que imprime gracia y vida a sus días novelados, si bien soy de la opinión de que sus libros pesan demasiado.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 18:47:00 CEST

Va a ser cierta esa teoría de que el aleteo de una mariposa en Bangkok termina por tirarte a la cara, en España, el escupitajo de un chino de Nueva York. Basta con que un escritor de Madrid anuncie una novela para que un pintor fracasado de Trujillo nos muestre todas sus vergüenzas y lo más mezquino de su alma.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 18:49:00 CEST

Por cierto, la justicia poética me obliga a decirlo: a T. le falla constantemente la sintaxis; a Crítico, nunca.

Crítico escribe mucho mejor que T., pero no escribe.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 18:54:00 CEST

Althusser, los libros de Trapiello pesan demasiado por su gran formato y el número de sus páginas. Los más pequeños, como las reediciones de bolsillo o sus novelas, pesan menos porque físicamente son más "pequeños". Dame una dirección y te envío el capítulo de Barrio Sésamo correspondiente.

Sólo recuerdo una mención a Umbral por parte de Trapiello en sus diarios. El día de la conmemoración de la muerte de Larra. No dejaba mal al escritor cuasivallisoletano y hablaba maravillas de Charo López.

Sí, maestro perspicaz, el tono es el gran logro de Umbral. Balbuceante en sus inicios (tengo por ahí un ejemplar de Cuadernos hispanoamericanos con un cuento suyo, algo deleznable por esa razón), pero firme y magistral poco después.

Quien denigró a Umbral de forma desternillante fue Álex de La Iglesia en su novela Payasos en la lavadora.

Umbral reivindicó a cuatro autores falangistas, le chupó el culo a dos o tres para execrar de ellos poco después, pero no escribió ningún libro perdurable sobre ellos. Las palabras de la tribu es un patético ajuste de cuentas, lleno de rencor y mala prosa. Un libro "como de encargo". Trapiello, además, no se centra únicamente en los autores falangistas en su magnífica obra Las armas y las letras. Es un estudio general sobre todos los escritores españoles durante la guerra civil. Todos.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 18:55:00 CEST

Hércor, si lee a T., no empiece -ni termine- por sus novelas: son pésimas. Pruebe con sus diarios, o con algún ensayo.

Los únicos novelistas españoles actuales a los que se puede leer son Javier Marías y Juan Marsé. El resto, malísimos.

 

Escrito por: Blogger Brazil - 16 de mayo de 2009, 18:57:00 CEST

Pues yo con "Mortal y rosa" estoy alucinando. No me podía esperar que existiera un solo novelista español que fuera capaz de hacer referencias a la filosofía europea del siglo XX de una manera tan exacta y pertinente, se ve que los ha leído y comprendido, con cierto nivel, menos en Torrente Ballester.

Hoy las referencias a la filosofía de los "intelectuales" contemporáneos son de vergüenza ajena. Si los han leído, en el mejor de los casos, no se han enterado de nada. Y ahí siguen.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 16 de mayo de 2009, 18:58:00 CEST

La banca y la zambomba
7 de Mayo de 2009 - 09:44:19 - Pío Moa
(Diálogos pastoriles. Anterior, el 4 de mayo)

FABRICIO.- Del derecho, los nacionalismos y los conflictos hablaremos, Mauricio, pero te explicaré una vez más, hombre duro de mollera, lo que venimos discutiendo hace un rato. Supón que Porriño produce bienes al año, por valor, digamos, de cien, –lerus millones de lerus o lo que quieras–. De esos cien, a una parte la llamáis consumo, pero bien puede considerarse inversión en las personas: comida, vestidos, cosas del hogar, medicinas, lujos, chorraditas varias. Digamos que ahí van 50. Y la otra mitad de la producción son los bienes que llamáis de inversión, pero que son igualmente consumo en cosas no directamente personales, como máquinas, materias primas, combustibles, etc. Tanto unos bienes como otros deben ser consumidos, al menos deben ser consumidos en su mayor parte para no provocar la ruina de nosotros, los pastores, de los taberneros o los fabricantes de esas máquinas, suministradores de energía, etc.

PATRICIO.- Pero hombre, eres peor que la zambomba de Salicio, ¿No puedes dejar de dar la vara con eso?

MAURICIO.- No, no, déjalo que siga, después de todo él va a solucionar la crisis económica que tanto nos preocupa... Zapo tiene que conocerle. Y ese que llaman el Ilustre Futurista, también.

FABRICIO.- ¡Venga chicos, ánimo! Según dicen, el sacrificio que supone el ahorro se transforma en inversión, vía los bancos. Pero ya dije que era falso, y no solo por lo que dije, es decir, porque lo que ahorran unos deben desahorrarlo otros, sino porque los bancos prestan muchísimo más que el ahorro que reciben, "apalancan", creo que le llaman, o algo así. Por lo tanto, la llamada inversión –que es también consumo– no puede venir y no viene del ahorro. El ahorro viene a ser como un lejano seguro para conseguir la confianza del público en los bancos, digamos que el cimiento de la casa, pero no la casa. La cosa no funcionaría si los que fabrican bienes de inversión, de capital o como se llamen, no vendieran sus productos, por lo cual estamos en lo de siempre: el ahorro no es lo que se suele pensar, ni la inversión ni el consumo. Analizar sobre esos conceptos lleva a embrollos sucesivos, tal es mi modesta impresión, que, si yerro, no me habéis rebatido. Además: se dice que la llamada inversión aumenta la productividad, pero no es cierto, me parece a mí. El aumento de la productividad viene de cosas poco tangibles, como que a un inventor se le ocurra una máquina nueva o más eficaz, de que alguien organice mejor a los obreros para obtener más rendimiento con menos, o consiga gastar menos electricidad, etc.

PICIO.- Quieres decir que una proporción entre tales cosas ha de haber, y que si la proporción se rompe, el follón se arma. Muy bien en la taberna lo veo yo. Si en luz ahorro por comprar más comida para el cliente, no funciona el frigorífico y se pierde la comida, se cabrea el cliente y... Bueno, algo así, supongo.

FELICIO.- Diría yo, si me permitís una delicada intervención, que es más bien como el Robinsón ese. Si dedica todo su tiempo a tirar piedras a los pájaros, porque suponemos que tiene buena puntería, cazará muchos, pero más de los que puede comer, los cuales se estropearán. Y si dedica todo su tiempo a hacer arcos y trampas, se morirá de hambre...

PATRICIO.- ¡Salicio, desdichado, ponte a tocar la zambomba! Y deja algo para los demás, que comes a dos carrillos y a dos manos, y aún no me extrañaría de que emplearas los pies cuando no te miramos.

PICIO.- Déjale, déjale colega de versos, versátil, que mucho gusto da su buen apetito contemplar.

SALICIO.- No he traído la zambomba, amigo Patricio, porque Mauricio amenazome violentamente si lo hacía, pero ni el beber ni el comer me impiden seguir atentamente tan deleitosa conversación, que hasta hace que me olvide por unos momentos de mis cuitas: tenemos entre nosotros dos verdaderos filósofos, Mauricio y Fabricio, dos poetas, tú y Picio, un músico, es decir, yo mismo, y varias personas de delicados y altos sentimientos. De no ser por las penas de amor que Eros, despiadado, me envía, sentiríame en el mejor de los mundos posibles, que diría... quien lo haya dicho.

 

Escrito por: Blogger kehre - 16 de mayo de 2009, 18:58:00 CEST

178] Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009 18:49:00 CEST

[187] Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 14 de mayo de 2009 17:37:00 CEST

Que el soriano pueblerino y tragasalchichas, calvorota y lector de autores de ínfima calidad, que se gana modestamente la vida (aunque para lo que trabaja todo sueldo resulta excesivo) a cuenta del erario público para, utilizando medios públicos, acosar y denostar a las personas que no están de acuerdo con él, resulta CUANTO MENOS gracioso.

---

No le digo que en la frase larga, T., a veces, no caiga en el solecismo, pero confundir 'cuanto menos' con 'cuando menos'...

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 19:02:00 CEST

Bremaneur dijo...

Umbral reivindicó a cuatro autores falangistas, le chupó el culo a dos o tres para execrar de ellos poco después, pero no escribió ningún libro perdurable sobre ellos. Las palabras de la tribu es un patético ajuste de cuentas, lleno de rencor y mala prosa. Un libro "como de encargo". Trapiello, además, no se centra únicamente en los autores falangistas en su magnífica obra Las armas y las letras. Es un estudio general sobre todos los escritores españoles durante la guerra civil. Todos.

16 de mayo de 2009 18:54:00 CEST
--------------------------------

Hombre, vamos a ver, las cosas como son: los cuatro escritores falangistas no dan más que para un elogio interesado y una lectura de sobremesa. No hagamos ahora de, qué sé yo, un mediocre como Sánchez Mazas, cuya prosa es una mierda reblandecida y perfumada -valga como ejemplo el cursi Pedrito de Andía- un par de Proust. No. Seamos justos.

En cuanto a "Las palabras de la tribu", es un repaso espléndido y personalísimo de la literatura española moderna, excelentemente escrito y con dosis de humor tremendas. No tienes ni idea si piensas lo contrario. Es cierto que despacha a Noel rápido, como a los porno de los años veinte, pero es que Noel era un castizo insufrible, y ahí está el farragoso párrafo que nos trajiste el otro día para acreditarlo.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 19:04:00 CEST

Tu problema, Brema, básicamente es de gusto: tienes un gusto pésimo, de factor de gasolinera.

 

Escrito por: Blogger Satur - 16 de mayo de 2009, 19:05:00 CEST

Por favor hermanos, ser hombres de bien, dejad vuestras cuitas y dolores, emplazaros a daros la mano, a tener paz entre vosotros para que haya finalmente una paz global en vuestros círculos más íntimos, los enfrentamientos generan violencia y luchas intestinales que abocan en la maldad y la corrupcion del alma, no digo que a veces haya que alzar la voz contra la injusticia y la infamia, pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 19:06:00 CEST

Brazil, cuando recomiendo un libro, es por algo, no como Brema, que tiene los santos cojones de recomendar "Las siete cucas".

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 19:07:00 CEST

No lo dudes, Alt. Prefiero la prosa de Umbral y de Marsé a la tuya, lo cual es un factor de pésimo gusto, efectivamente. A Noel no lo he leído.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 19:09:00 CEST

Ah, también me gusta Álvaro Pombo: "Contra natura" es una novela estupenda.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 19:10:00 CEST

Althusser, amor, no recomendé Las siete cucas. Me preguntaste por Noel, alargué el brazo, cogí Las siete cucas y transcribí el primer párrafo que apareció al azar. Noel, de momento, me interesa más como personaje, aunque he de reconocer que me divierte asaz harto, incluso harto asaz, la lectura cabrilleante de algunas páginas suyas. Ese tremendismo desgarrado que tiene es como el tuyo, no lo dudes, si bien tú lo tamizas con esa bujarronería estilística que das en llamar tardomudéjar.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 19:12:00 CEST

kehre, un "detalle de estilo" que no soporto en T. -e insisto: me encantan sus diarios, no me pierdo uno- es la repetitiva construcción de las frases con el "Uno" dichoso: Uno piensa.....porque no es que uno....sino que uno más bien... y eso que uno...Ufff, cuando la frase se le desmanda a uno, mejor es volver a Azorín: sujeto, verbo y predicado.

 

Escrito por: Blogger JollyRoger - 16 de mayo de 2009, 19:14:00 CEST

Hércor es un grande.

Hércor ha coadyuvado en el bukkake a toda una parlamentaria de la camera bassa. Si eso no es arte, que venga D10s y lo vea.

Hércor tiene un mango de aquí a Chichicastenango.

Aguanta papá, sos un groso.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 19:15:00 CEST

Brema, el otro día di que un post tuyo en el añejo foro dedicado a Marías. Yo lo frecuenté también, si bien nunca dejé ningún post. Estaba muy bien ese foro, había nivel.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 19:15:00 CEST

EN PRIMERA PERSONA
Del yo pienso al uno piensa.
Andrés Trapiello


El yo, literariamente hablando, es una abstracción, quizá como la música. Lo forman muchas notas y tiene un desarrollo lineal en el tiempo que lo hace sumamente complejo. Cada uno de nosotros nos interpretamos y vamos dándole a nuestra vida los sucesivos movimientos, los andante, los lento, los forte, los pianissimo, si bien no siempre solemos ser conscientes en el momento si lo que vivimos es un violento y apoteósico forte o un muy débil y apagado pianísimo, ya que el tiempo se encarga de desmentir nuestras primeras impresiones. Por otro lado, el hecho de que el yo tenga ese desarrollo lineal hace que a medida que se va manifestando, se va perdiendo, y deja tras de sí, en el aire, una estela de sonidos, o más exactamente, una estela de ecos y de sombras.
Quizá por esa relación que tiene el yo con la música es por lo que reputamos a algunos yo como estridentes, o sordos, o melodiosos, o armónicos, o silenciosos, o apoteósicos y sinfónicos..., pues, y esa es otra de las características del yo, éste es perfectamente audible para los demás, por lo mismo que suele ser mudo para nosotros. De todos los escritores que a menudo se han apoyado en su propio yo para escribir una parte fundamental de su obra, quizá sea Stendhal, un hombre al que sólo la música hacía llorar, el que cuenta más con las simpatías de uno, quizá porque sea respetuoso para con la única ley que el yo exige a quien recurre a él para expresar todo lo que queda fuera de su propio ámbito: la sinceridad.
En muchas ocasiones se ha hecho burla de la sinceridad, tanto o más que de las buenas intenciones, sobre todo por esos perros viejos que suelen ser los literatos resabiados de todas las preceptivas. Y sin embargo no hay ni una sola gran obra que no haya sido escrita con una escrupulosa sinceridad.
El hecho de que a menudo queramos tallar el yo como si fuese un diamante, sacando de él el mayor número de facetas a fin de que la luz del día saque de nosotros muy combinadas y sorprendentes irisaciones, ha hecho que muchos escritores hayan enloquecido, mostrándose en mucho más de lo que son, o en mucho menos, o de una manera oblicua, pues la locura, como se sabe, no sólo crece en una dirección, como las raíces pivotantes. En la literatura es frecuente esa locura de darle al yo un protagonismo que no merecía, porque se le da para que el yo amañe la realidad y se travista.
Por eso el caso de Stendhal es tan extraordinario. Puede engañarse, puede estar equivocado, pero, por un lado, no miente jamás y, por otro, no utiliza nunca el yo para magnificarse, sino para mirar el mundo. Hay quienes utilizan el yo para observarse, estudiarse, comprenderse, compadecerse o, en el caso de los más tontos, hincharse. Son todos aquellos que se estudian por encontrarse genuinos y susceptibles de convertirse en paradigmas de algo. No es el caso de Stendhal. En él el yo no es más que un utilísimo instrumento de observación, como un catalejo para traer más cerca las cosas lejanas.
Es muy probable que uno, en la vida, no pueda renunciar del todo al carácter con el que llegó a este mundo, pero desde luego puede y debe formarse su propio yo, como aquel Spinoza que pulía lentes.
Dicho esto, el yo acaba siempre por teñirse del carácter y la personalidad de su dueño. El español es la única lengua en la que se utiliza, en sustitución del yo, el adjetivo indeterminado uno con valor pronominal, uno piensa, uno cree, a uno le parece... Es un paso más hacia la abstracción completa del yo, la manera de borrarlo por completo, aunque no para anularlo, sino para que la melodía de la vida se deje oír por sí sola, y de ahí que en el fondo de esa expresión percibamos siempre como el deje melancólico y sentimental de toda pérdida. Es el tono Stendhal; el tono Solana o el tono Baroja, entre nosotros. Hombres de un egotismo exagerado, pero que precisamente combatieron, en ellos o en sus contemporáneos, cualquier forma de egolatría, a la que, por otra parte, la literatura y los literatos son tan aficionados.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 16 de mayo de 2009, 19:16:00 CEST

"di con un post tuyo", quise decir.

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 16 de mayo de 2009, 19:16:00 CEST

[184]
*
> 'Hombre, vamos a ver, las cosas como son'

Para comienzo de un párrafo de crítica literaria de alto vuelo no está mal. Está muy bien. Como el 'Bueno, la verdad...' de los pateadores del balón y del idioma aunque ellos tienen la excusa del no haber leído a Umbral y hacerlo en lo oral, sin la reflexión que permite lo que se escribe.

Y se las da de estilista... ¡Pedantón! ¡Majadero!

 

Escrito por: Blogger kehre - 16 de mayo de 2009, 19:19:00 CEST

191

El problema de esa manía es el absurdo prurito de evitar el yo, que sería a la literatura, según él, como el ajo a la cocina. El impersonal 'uno', que no es menos primera persona en el fondo, aunque no lo sea formalmente, además de feo es muchas veces ambiguo, hasta el punto de que tiene que retocar tanto las frases para que casen, que la caga.
Evitar el yo no es nada fácil, y la solución trapiellesca es a veces peor que la enfermedad, pero los diarios tienen otras virtudes.

 

Escrito por: Blogger Hércor - 16 de mayo de 2009, 19:21:00 CEST

[177] Escrito por Bremaneur

Va a ser cierta esa teoría de que el aleteo de una mariposa en Bangkok termina por tirarte a la cara, en España, el escupitajo de un chino de Nueva York. Basta con que un escritor de Madrid anuncie una novela para que un pintor fracasado de Trujillo nos muestre todas sus vergüenzas y lo más mezquino de su alma.

- - - - - - - - - - - - - -

Ahora lo entiendo: Dentro de pocos días sale a la venta un nuevo libro de Trapiello.
Esa noticia ha sido suficiente para que se le revolviera la bilis a nuestro amigo extremeño.
Habría que pedirle a Trapiello un supremo sacrificio: que deje de escribir.
Con eso el nickjournal se libraría de mucho vómito y escupitajo.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 16 de mayo de 2009, 19:21:00 CEST

Alt, que yo recuerde jamás escribí en foro alguno dedicado a Marías. Me voy a cascala. Luego me eso, si paso.

 

Escrito por: Blogger JollyRoger - 16 de mayo de 2009, 19:23:00 CEST

'El español es la única lengua en la que se utiliza, en sustitución del yo, el adjetivo indeterminado uno con valor pronominal, uno piensa, uno cree, a uno le parece... '

***

No.

 
En esta página sólo aparecerán posts de usuarios registrados. Si quiere registrarse escriba a la dirección que aparece abajo. No prometemos nada pero pedimos perdón por cualquier inconveniencia que esto pueda causar.
mensajes