<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7974984536099633988\x26blogName\x3dNickjournal\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://nickjournalarcadiano.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://nickjournalarcadiano.blogspot.com/\x26vt\x3d2379119722696080509', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
14 noviembre 2007
Ni un pelo de tonto (o un parecido razonable)


















Confieso que cuando esto escribo todavía no he estudiado en su totalidad, y con el debido detenimiento, aunque sí he repasado sus aspectos principales, la Sentencia de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Rollo de Sala 5/05( en términos vulgares y coloquiales, caso 11-M), lo que no me impide, con la venia, realizar alguna pequeña valoración sobre la misma. Habrá, y ya las hay, opiniones para todos los gustos, y las defensas, y también las acusaciones particulares y hasta la fiscalía tras inicial titubeo, en legítimo derecho, recurrirán dicha resolución ante el Tribunal Supremo, instancia esta que ya les adelanto, sin temor equivocarme, no cambiará (casar, en el argot) gran cosa de lo que ya ha sido sentenciado; y aquí paz, y después gloria. O no.

Si bien no pretendo diseccionar la sentencia (aprecio hechos probados un poco confusos y fundamentos jurídicos más o menos discutibles), pues sería precipitado y tampoco es el objeto de estas líneas, suscribo lo manifestado por Tsevanrabtan el mismo día 31 de Octubre de 2.007 en su entrada en este foro, publicada antes de la lectura del fallo por parte de Javier Gómez Bermúdez y que tanto se aproximó a la realidad: que, utilizando términos taurinos, el Tribunal haría, y así ha hecho, una faena de aliño (1); vamos, que los magistrados, ropones diría Raúl del Pozo, saldrían airosos de la plaza, más bien con división de opiniones y sin la obtención de trofeos. La sentencia, dictada por tres hombres justos e independientes, deja unas cuantas cosas claras( mas también otras sumidas en la misma oscuridad inicial), pero principalmente dos resaltan sobre las demás: la masacre no fue consecuencia de la intervención española en la guerra de Irak y no acoge otras teorías, conspiranoicas para sus detractores, que se amparan en agujeros negros, que los hay, de la instrucción judicial y la investigación policial. Fija una verdad judicial, que no es inapelable ( gracias al recurso que contra ella cabe) y mucho menos inatacable( se puede y hasta se debe opinar), como cualquier otra sentencia, y se dicta en base a las pruebas practicadas con las debidas garantías.

Es evidente que este proceso, por su trascendencia judicial y política, por la brutal masacre de la que deriva y por las innegables consecuencias políticas que tuvo el atentado, pasará a la historia, y no sólo la judicial, de este país. Pero este proceso es también el de un hombre joven que ha sabido estar a la altura de las circunstancias, que no ha defraudado las expectativas que generó desde un principio. Un hombre, un ropón, que ha sabido dirigir el proceso con maestría y ecuanimidad, que no ha rechazado, en general, las pruebas que le han sido solicitadas ( en este punto se encuadrarían las diferentes pericias sobre explosivos que tan poca gracia hacían a la Fiscalía y a otras acusaciones), que no ha dicho ¡¡¡ vale ya!!!, porque esa expresión, acuñada por la fiscal del caso en un ataque de nervios, o de ira, es un repugnante eufemismo para decir que vale todo, que sirve lo que nos beneficia pero no aquello que nos perjudica, o nos puede perjudicar.

Somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras es expresión popular y sabia que Javier Gómez Bermúdez, malagueño de cuarenta y pocos años y de frente despejada, habrá recordado mucho, en exceso tal vez: antes, durante y después del juicio. Gran parte de los más sesudos comentaristas políticos, y también judiciales si se tercia, porque aquí vale todo y de todo se entiende y de nada se duda cuando se pontifica, pusieron el grito en el cielo al conocerse que el mencionado magistrado iba a ser el Presidente de la Sala que juzgaría la peor masacre terrorista de nuestra historia, el gran proceso, o la continuación ante un tribunal de justicia de aquellos tres días de marzo que cambiaron, ya es innegable, el panorama político de España. Lo difamaron sin compasión y mediante terceros más o menos interesados, con la guerra en el Consejo General del Poder Judicial como telón de fondo, intentaron revocar su nombramiento como Presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, y a punto estuvieron de conseguirlo. ¿ Sus pecados? ¿ Sus cuentas pendientes? Pertenecer a la mayoritaria (nada extravagante, pues) y conservadora Asociación Profesional de la Magistratura y haber concedido una entrevista antes del juicio al diario El Mundo, medio que defendía unas teorías que al final no han sido precisamente acogidas, en la sentencia. En dicha entrevista Bermúdez defendía que existiesen investigaciones periodísticas al margen de la instrucción judicial o la investigación policial en curso. En el otro bando ideológico, aquí, como en todo lo demás, las banderías hacen permanente acto de presencia, dirán, o ya están diciendo, que precisamente por su juventud (y capacidad y mérito añado yo en modesta contribución) Bermúdez se ha limitado a realizar esa faena de aliño antes mencionada, buscando de esta guisa quedar más o menos bien con todo el mundo y continuar así con su prometedora carrera, mirando de reojo hacia un sillón del Tribunal Supremo. Es una interpretación poco acertada a mi juicio y bastante simplona, por no llamarla torticera, porque los otros dos magistrados (2), ya no tan jóvenes, han seguido su mismo criterio, acertado o no, y no han emitido ningún voto particular que se apartara, ni en los hechos ni en la fundamentación jurídica, de lo sostenido por el ponente de la sentencia. Desconocen también, si no existe dolo en su actuación, el peculiar procedimiento que conlleva el nombramiento de un magistrado para el Tribunal Supremo, por desgracia, y también por voluntad del legislador, algo sometido a los avatares de la política.

Bermúdez ha sido ecuánime, lo que no equivale a perfección, para eso están los recursos que solventará el Supremo, o incluso el Constitucional, por la vía del recurso de amparo si lo hubiere; independiente, pues ha soportado injustas presiones desde que se conoció que sería el árbitro de una contienda más política que judicial; didáctico, siendo ejemplar el inicio de la fundamentación jurídica de la sentencia, con los diferentes tipos de prueba que pueden darse en un proceso penal (directa e indiciaria, así como la distinción entre presunción de inocencia y el principio in dubio pro reo), perfecta y breve (lo bueno, si breve….), y más dirigida a profanos en la materia, por la trascendencia del caso, que a profesionales del Derecho que sobradamente la conocen; garantista, ya que ha querido, y creo que lo ha conseguido, que se respete el derecho a la tutela judicial efectiva, siendo en este punto paradigmática la prueba sobre explosivos, algo que no era del agrado de la fiscalía, pues ya valía, pero que debía hacerse y se hizo, aunque otra cuestión sería la valoración en la sentencia de esa prueba pericial, que no comparto en su totalidad; buen árbitro, a lo británico, no en vano, y me permito la licencia de hacer un símil futbolístico, ha sabido dejar jugar a todas las partes, ha tenido y exhibido mano izquierda, y con la diestra ha mostrado las tarjetas justas y necesarias (emblemático el episodio con Díaz de Mera), no se ha perdido en excesivos aspavientos y en la medida de lo posible, muy difícil en este caso, ha pasado desapercibido; enérgico, por no haber dudado en reafirmar su autoridad cuando ha sido necesario, y ahí quedan para el recuerdo las broncas a Zouhier y a los intérpretes, el primero enviado a los calabozos cada vez que se desmadraba y los segundos a su despacho para exigirles una traducción simultánea, no sucesiva; y por último, last but not least, aplicado, demostrando durante las innumerables sesiones, algunas de mañana y tarde, o tarde noche, un conocimiento exhaustivo del Sumario, que le llevaba en ocasiones a interrogar personalmente a acusados, testigos o peritos para un mayor y mejor esclarecimiento de los hechos.

Reconforta saber que en un país como España, donde la Justicia es una de las instituciones peor valoradas por los ciudadanos, no sin motivos, existan jueces como Bermúdez que, aun gozando por razón de su cargo de una inevitable estela mediática, saben realizar su tarea con justicia y honradez, que no meten la cuchara en un plato que no sea suyo y que pronuncian, mandan y firman con la puntualidad a la que se habían comprometido, la misma que es exigible a cualquier servidor de la justicia por ingente que sea su cometido.

Las dos fotografías que encabezan este escrito muestran un parecido más que razonable entre ambos personajes; creo que es el mismo parecido, con la misma intensidad, que pueda existir entre Bermúdez y un buen juez, o un juez justo, que no infalible.


(1) Aliñar: Preparar el toro para una suerte sobriamente y sin adorno ni intención artística. El Cossío.

(2) El magistrado Alfonso Guevara, otro de los miembros del Tribunal y perro viejo en estas lides, señaló en una entrevista al diario La Razón que el momento más duro que vivió en la vista oral fue el día de las víctimas, porque algunas venían preparadas para hacer un discurso político que estaba fuera de todo lugar. Son de esas cosas que te entran por un oído y te salen por otro. Daba vergüenza ajena. Guevara también declaró que la sentencia sería abierta y que sólo se establecería la verdad jurídica, que no tiene por qué coincidir con la verdad. También defendió el papel de la Prensa..


(Escrito por Reinhard)

Etiquetas:

 
[0] Editado por Tsevanrabtan a las 8:30:00 | Todos los comentarios // Año IV



Nickjournal: 407
1 – 200 de 407 Más reciente› El más reciente»


En esta página sólo aparecerán posts de usuarios registrados. Si quiere registrarse escriba a la dirección que aparece abajo. No prometemos nada pero pedimos perdón por cualquier inconveniencia que esto pueda causar.

Escrito por: Blogger Fedeguico - 14 de noviembre de 2007, 8:40:00 CET

¡Déjese de caralladas y sigamos a rajatabla lo que nos dice el orate Losantos: sentencia putrefacta, apaño, engaño, prevaricación, no hay culpables, todo mentira, Bermúdez ha pactado con Cándido, queremos saber LA BERDAZ...! ¿A qué vienen estas disquisiciones jurídicas si el orate Losantos, de forma clara y entendible por los que no somos muy listos y escuchamos la COPE nos dice lo que necesitamos saber! ¿ein?

 

Escrito por: Blogger Fedeguico - 14 de noviembre de 2007, 8:50:00 CET

P´a mealse o
El saber enciclopédico del obeso pedante y la tonta de Gotzone.
(LO HA DICHO LA COPE)

OBESO PEDANTE: El PSOE va a incluir en su programa la ablación del clítoris porque una de las 14 personalidades que les asesorarán es Wangari Matthai, a la que le dieron el Premio Nobel por defender la ablación del clítoris

LA POBRE GOTZONE: ¡Qué barbaridad! ¡Lo que ha sacado usted en un momento, en diez minutos, consultando en el Google (sic)...! ¡Lo que no se sacaría en 24 horas o en varios días..!

EL OBESO PEDANTE: Ablación del clítoris, ablación y el clítoris. A usted, Gotzone y a mí mismo, el PSOE quiere "ablacionarnos" el clítoris...Porque ha contado con el asesoramiento de Wangari Matthai
que no quiere ver clítoris por parte alguna...

LO HA DICHO EL FATUO GORDINFLÓN...
LO HA DICHO LA COPE...
QUEREMOS SABER LA BERDAZ...

TA, TA, TA, TA, CHÍNNNNN....

 

Escrito por: Blogger Fedeguico - 14 de noviembre de 2007, 8:58:00 CET

LO HA DICHO EL ORATE

Uno de los teléfonos que, según el sumaguio del 11M, usagon los "suicidados" de Leganés (653026304) estaba opegativo después de la explosión. Es más...Guicagdo Godguíguez y otgos becaguios como él han estado llamando esta noche y el teléfono todavía tiene línea, como todos ustedes pueden compgobag...

 

Escrito por: Blogger cronopiodeley - 14 de noviembre de 2007, 9:02:00 CET

Buenos días.

Me alegro de que la puerta se haya vuelto a abrir.

 

Escrito por: Anonymous MIENTE EL OBESO - 14 de noviembre de 2007, 9:10:00 CET

La voz de Wangari Maathai llega por teléfono desde Nairobi -está a punto de viajar a Oslo- con la energía de una msichana (chavala, en suajili).

Pregunta. Es la primera africana que recibe el Nobel de la Paz, y la primera vez que se concede a una luchadora medioambiental. ¿Cómo se vive con eso?

Respuesta. Es un reto con el que hay que cargar. En el GBM nos sentimos muy felices de que el comité haya unido democracia, medio ambiente y paz. Por vez primera el comité ha ido más allá de los conflictos y apreciado precisamente el trabajo que puede hacerse para prevenir conflictos.

P. Estar en un Gobierno democrático, ¿le permite realmente trabajar por dotar de poder a las mujeres?

R. Creo que es cierto. El que hayamos llegado al Gobierno pacíficamente tras muchas luchas muestra que se puede crear espacios democráticos sin violencia. Es un buen mensaje para Africa. Respecto a las mujeres, ahora hay más en el Parlamento. Y si las parlamentarias lo hacemos bien, inspiraremos a más mujeres. Tenemos una Constitución que vela por mejores oportunidades para la mujer de adquirir liderazgo. Y ello se alcanza mejor si estamos en el Gobierno que sólo en la sociedad civil.

P. ¿Cómo se le ocurrió que plantar árboles era el camino?

R. No empecé a plantarlos sabiendo qué pasaría. Lo hice para acercarme a las necesidades básicas de las mujeres en las zonas rurales. Y, trabajando con ellas, vi que degradación ambiental y pobreza van juntas, vi que hay un nexo entre esa degradación y la falta de agua potable. Conecté la degradación con el reto de solucionar necesidades básicas. Cuanto más me involucraba, veía que muchos de los problemas se relacionan con la degradación ambiental y el mal gobierno. Y saqué la conclusión de que sin espacios democráticos es imposible proteger el medio ambiente y solucionar las necesidades de las comunidades. La pobreza es un problema multidimensional: falta de recursos, de información, de oportunidades, de poder y de movilidad.

P. ¿Cómo convenció a las mujeres de la estrategia de plantar?

R. Cumpliendo con ellas. No me limité a decir: plantemos árboles. Yo estaba en el Consejo Nacional de Mujeres y las mujeres alertaban de que en las áreas rurales faltaban agua corriente, comida, madera para cocinar y construir. El árbol sirvió para que las mujeres identificaran esas necesidades. Todo ello pasó de modo muy inocente: fue como abrir la puerta y entrar en la casa; y hallar mucho más de lo que esperabas. Pero una vez dentro encuentras tanto por hacer. Algo que aprendí desde el principio es que muchos de los problemas a que nos enfrentamos resultan ser síntomas, y hay que localizar las causas para lidiar con ellas más que con el síntoma.

P. ¿Cuánta gente trabaja en el GBM?

R. En la secretaría hay unas 40 personas, pero el trabajo principal es en zonas rurales, y somos unas 30.000. Hay muy poca estructura burocrática. Trabajamos en grupos que se apañan bien, funcionan con autonomía y suministran información vital. Desde la sede central interactuamos con las comunidades, entrenamos al personal. Es una red no burocrática, sino muy flexible.

P. Vista desde el aire, Kenia está erosionada. Un informe de la ONU de hace 15 años ya hablaba de que sólo tiene un 2% de cubierta forestal. ¿Van a poder ganar esa batalla?

R. Nadie esperaba que gente corriente llegara a prestar atención al medio ambiente. Se esperaba que sólo el Gobierno se preocupara de ello. Y teníamos un mal gobierno, que no sólo no se preocupaba del medio ambiente sino que lo destruía. Nosotros llevamos el problema a la opinión pública de Kenia, hasta convertirlo en prioridad no sólo para la gente sino para el Gobierno. Y hemos sido capaces de extender esto a otras partes de África. Ésa es la fuerza del GBM, la capacidad de movilizar a gente corriente para que puedan cuidar su medio más cercano. Por eso estoy segura de que estamos ganando. Y con el premio va a ser más fácil, reuniremos más fondos. El Gobierno anterior nos impedía trabajar, y es penoso, porque podríamos haber logrado mucho más. Pero ahora estamos en el Gobierno y va a ser mucho más fácil enviar nuestro mensaje adentro y afuera.

P. ¿Qué es para usted la sostenibilidad ambiental?

R. Algo que hay que trabajar en diversos niveles. Uno, el alimentario, inseparable de la lucha contra las enfermedades asociadas con la malnutrición. La seguridad alimentaria ha sido un elemento muy importante en las actividades del GBM. El otro nivel es la educación medioambiental y cívica, porque así aprendemos a autogobernarnos y por tanto a proteger el medio ambiente.

P. El GBM ya no se compone sólo de mujeres.

R. Como sabe, empezamos mujeres. Pero las mujeres interactúan con los hombres, y ellos son parte de la comunidad. Queríamos involucrar a todos los miembros de la comunidad, incluidos hombres y niños. Y vimos que algunos trabajos los hacían más fácilmente los hombres que las mujeres. Por ejemplo, lo que llamamos explorador verde [agente del GBM sobre el terreno] porque para eso se necesita movilidad, no temer que caiga la noche, y caminar sin descanso si hace falta ir lejos. De esa forma encontramos un papel a muchos hombres. Queríamos también que los hombres se comprometieran, porque hay muchos y no siempre están muy ocupados, no hacen más que mirar cómo trabajan las mujeres. Era muy importante canalizar la energía de los hombres.

P. ¿Qué obstáculos se alzan ante las mujeres africanas?

R. El principal es la pobreza. Las mujeres no pueden hacer mucho por sí mismas, porque son económicamente muy vulnerables. Incluso sus hombres son pobres. No puedes lograr que los pobres tengan libertad siendo pobres. Para alcanzar la libertad de las mujeres, necesitamos pensar primero en toda la comunidad y en el nivel de vida. El otro obstáculo son las enfermedades, malaria, sida, tuberculosis, y tantas que se asocian con la pobreza: cuando la gente es pobre no está bien alimentada y es muy vulnerable. Otro obstáculo es la actitud generalizada de la sociedad hacia las mujeres, que las despoja de muchas responsabilidades y no concibe que ocupen puestos de liderazgo, de gestión, de negocios. Pero pienso que mucho de eso lo ha superado la educación. Si has tenido formación y cuentas con herramientas y conocimiento, superas obstáculos, y las mujeres como yo somos buen ejemplo de lo que las mujeres pueden, si se les dan medios y confían en sí mismas.

P. Pero en muchas culturas africanas perviven prácticas peligrosas para la mujer, como la ablación de clítoris o el sexo seco (desecación de la vagina mediante hierbas o detergentes).

R. Estoy definitivamente en contra prácticas de que violan el cuerpo y los derechos de las mujeres. He leído que hay gente que dice que yo apoyo eso, y no sé de dónde lo han sacado.

P. Una vez fue usted noqueada por un policía; el juez que la divorció falló que usted era 'terca, de mucho nivel educativo, demasiado fuerte y difícil de controlar'. ¿Sigue viviendo experiencias así?

R. Con Moi había corrupción: policía, jueces, funcionarios... Daba vergüenza tanta gente con cobardía, que no quería hablar. Sabemos que en una dictadura cada uno trata de salvarse y hace lo que le mandan aunque no lo crea. Pero hoy ya no. Y ya no me pego con nadie.

P. También se hizo famosa por presidir una manifestación de mujeres desnudas.

R. Eran fundamentalmente madres cuyos hijos estaban presos por sus opiniones políticas. Me pidieron ayuda. Por vez primera la gente habló en la calle de las torturas. La policía nos rodeó. Muchas mujeres, especialmente las madres, se desnudaron. Yo no, ja, ja. Es una costumbre africana que cuando mujeres mayores son atacadas por hombres jóvenes, se desnudan para avergonzarles mostrándoles la desnudez de sus madres.

P. ¿Qué proyectos alentará tras el Nobel?

R. Seguiremos tratando de hallar nexos entre la degradación medioambiental y el desarrollo de conflictos, para frenar ambos desastres. Protegeremos bosques y montañas, para que no falte agua: con sequía, muchas comunidades pelean. Pero no hay que quedarse en los síntomas, sino atacar las causas, y anticiparse al conflicto: sólo así puede prevenirse.

 

Escrito por: Blogger asshur - 14 de noviembre de 2007, 9:11:00 CET

[4]
También he visto que Tse ha permanecido enrolado ...
Me alegro. Pero entiendo perfectamente su reacción ayer

 

Escrito por: Anonymous Aldeans - 14 de noviembre de 2007, 9:12:00 CET

Detrás de la separación-cese momentaneo de hostilidades de la princesa Elena podría estar el enano Orate; en un intento más por desestabilizar la monarquía y de paso acostarse con la princesa.
El Rey, conocedor del inicio de esta relación, se opuso desde un principio, dado que la diferencia de tamaño entre los dos adulteros podría presagiar una repetición de los cuadros de Goya si hubiera descendencia.

 

Escrito por: Anonymous el bufon calabacillas - 14 de noviembre de 2007, 9:14:00 CET

Jiménez Losantos arremete contra el alcalde de Madrid por su defensa de la sentencia del 11-M

Losantos: a Gallardón "le sigue dando igual que maten a los madrileños de 200 en 200"

D.M.

“Para que la izquierda te jalee y te acepte te sigue dando igual que maten a los madrileños de 200 e 200”. Así ha hablado Federico Jiménez Losantos en La Mañana de la COPE de Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid, que durante una entrevista concedida a El País se mostró a favor de la sentencia del 11-M y reiteró que los autores de la masacre “son los que el tribunal ha dicho que son”. A Losantos no parece haberle sentado bien esta afirmación, y ha arremetido contra Gallardón esgrimiendo una encuesta publicada por El Mundo, de la que se desprende que el 72,9% de los encuestados cree que “la Justicia debe seguir investigando” el atentado terrorista del 11M.

 

Escrito por: Anonymous Senén - 14 de noviembre de 2007, 9:16:00 CET

Aldeasno o los efectos del botellón en las mentes jóvenes.

 

Escrito por: Blogger Funes - 14 de noviembre de 2007, 9:16:00 CET

[4]Yo no soy supersticioso.

No lo era, hasta ayer.

 

Escrito por: Anonymous El bufon calabacillas - 14 de noviembre de 2007, 9:17:00 CET

Melilla Hoy

Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

OPINIÓN

Cartas a la Dirección

Sr. D. Federico Jiménez Losantos

Mohamed Toufik Diouri Yelul, arquitecto técnico

Hace ya un tiempo que para vomitar, en vez de meterme los dedos, escucho las mañanas del citado individuo. Pero el retorcijón definitivo lo sufrí cuando le escuché decir que los Reyes de España se habían acercado a darse un "paseito por unas ciudades que, dicho sea de paso, vivían mucho mejor antes de la llegada del Islam que ahora. Sí, sí, mucho mejor".

Con dicha frase el citado individuo ha conseguido, tres objetivos muy determinados: el primero considerar los viajes oficiales de los Reyes de España como paseitos. Una visita, largamente soñada y esperada por el pueblo de Melilla, abrazada por el mayor número de ciudadanos enardecidos y abanderados que aquí se recuerde, y catapultada al máximo honor, resulta ser para éste ogro de las antenas un paseito de feria, haciendo gala de un ninguneo tanto a los Reyes como a mi ciudad, que sobrepasa el insulto. En segundo lugar, el mismo sujeto arremete sin el más mínimo rubor contra la parte musulmana de mi ciudad, haciendo gala de su peculiar sentido de la libertad de expresión, en repetidas veces condenada por la justicia española, a la que por cierto también insulta y descalifica siempre que la ocasión se lo permite. Cuando a aquella se refiere, no deja de mencionar y maldecir sin tapujos ni vergüenza su supuesta vinculación al "mono", término despectivo con el que piropea al rey del país vecino, país éste depositario de las raíces y orígenes de casi todos aquellos a quienes tan alegremente insulta.

En tercer y último lugar, cabrearme. Este mequetrefe canceroso, ocultado y protegido por el manto de las sotanas, enloquecido por el efecto de las malas ondas, ha conseguido cabrearme. Sepan sus convertidos que no es oro lo que en él reluce. Aquellos que lo siguen a pies juntillas cual primo de zumosol, deben saber que de quien hablo es un can desagradecido que ha mordido en repetidas ocasiones las manos que le dieron de comer y lo auparon equivocadamente al lugar que disfruta impunemente. Fue maoísta, comunista, y socialista. Y no fue mas cosas porque Dios se asustó y no le dejó. Eso sí, le mantuvo cerca a través de su COPE por aquello de que al enemigo mejor tenerlo cerca que lejos. Se presentó a las elecciones con el partido socialista de Rojas Marcos por Andalucía. Ya me dirán ustedes… Ahora dice ser liberal, pero en su versión de extrema derecha. Ha sido periodista aventajado de El País, de ABC, de Antena 3, de Tele 5, etc., es decir, de todos aquellos a quienes ahora tan ferozmente ataca y descalifica cual misa diaria ante sus feligreses. Unos feligreses a quienes ha anulado la voluntad y el criterio, aprovechando vilmente, y cual predicador carrasposo, su legítima vocación política.

Este individuo descarnado, hurtador infatigable de la convivencia, hijo de zapatero -ironías de la vida-, ideólogo de la violencia verbal y el insulto, quirómano de la tolerancia, alude con una arrogancia sin par a la historia para argumentar la profunda acidez de sus fantasías. Esa misma historia, zarandeada sin piedad por sus evocadores de fantasmas, contertulios sin alma ni verdadero conocimiento (el 29 de junio pasado uno de ellos invitaba al Ministerio de Educación a cursar la religión musulmana de forma obligatoria en los colegios, empezando la primera clase narrando la historia de Mahoma como asaltante de caravanas y cobrador de comisiones al 5% por favores divinos), acabará mas pronto que tarde poniéndolo en su sitio. Para ello sólo falta que muerda la mano que actualmente le alimenta. Y no tardará mucho. Ese es mi pronóstico.

Yo digo que todo buen melillense, en honor a los Reyes que tan fresco nos dejaron el aire a su paso por la ciudad, debería apagar la COPE por las mañanas. Viviremos mejor, más sanos, y dejaremos de vomitar.

 

Escrito por: Blogger asshur - 14 de noviembre de 2007, 9:17:00 CET

[7]
¿No serán los de Velazquez?
Muchos retratos de Corte de Goya son "monstruosos", pero la Infanta Elena ya se parece de natural por sí a la mayoría de la familia de Carlos IV

 

Escrito por: Blogger Funes - 14 de noviembre de 2007, 9:20:00 CET

Coincidencia en las portadas de El Periódico, 20 minutos y Público: Annus horribilus.

(Que la separación sea de la Infanta no es motivo suficiente para hacerla protagonista a ella)

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 9:27:00 CET

Muy mal el Rey

-Rafael Torres-

12/11/07

No se sabe qué es más grave, si que un jefe de Estado mande callar a otro en tono imperativo, desabrido y extemporáneo, o que a la gente (a la gente súbdita del que manda callar) eso le parezca fantástico. Quiero suponer que la unanimidad mostrada en los medios en relación al incidente protagonizado por Juan Carlos I en la Cumbre Iberoamericana es una unanimidad buscada, manipulada, pues así conviene al interés del pensamiento único, y que, más allá de las pantallas, las emisoras y las redacciones, sobrevive un poco de sentido común y, si me apuran, de sentido nacional, y que la consternación y la vergüenza ajena han sido, en consecuencia, los sentimientos dominantes. De no ser así, de ser cierto que a la mayoría le parece divertidísimo y apropiadísimo que el no electo Jefe del Estado español mande callar en público y de muy malas maneras al electo Presidente de un país soberano al que, por cierto, nos unen tantas cosas (historia, lengua, intereses económicos...), estaríamos manifestando los españoles una gran precariedad democrática, un paupérrimo conocimiento diplomático, y lo que es peor, una escalofriante inclinación al gamberrismo en cualquiera de sus modalidades.

Se intenta justificar la demasía del rey criminalizando a la víctima, que si Chávez es esto, lo otro o lo de más allá, como si el hecho de que alguien no sea de nuestro agrado justificara nuestros desafueros. No es cosa de entrar en los intríngulis y en los prolegómenos en los que se coció, se calentó, la escenita, ni en el hecho de que Aznar (¡Cuantos problemas sigue dando ese hombre!) jamás habría salido, si no antes al contrario, en defensa de Zapatero en ningún foro internacional. Sí es cosa de deplorar, en cambio, el pésimo ejemplo de descortesía que nuestro máximo representante ha dado al mundo, y también porque no creo que los españoles seamos tan rústicos e ignorantes.

 

Escrito por: Anonymous Edgardo de Gloucester - 14 de noviembre de 2007, 9:32:00 CET

Dios mío, a este Rafael Torres, ¿de dónde lo han sacado? ¿Por qué tenemos la izquierda más lamentable y miserable de occidente?

Me ha gustado su sábana, Reinjardo. Además, pienso en un 99 % como usted en este tema.

 

Escrito por: Blogger Fedeguico - 14 de noviembre de 2007, 9:33:00 CET

¡Qué sabrá el Gimbernat este!
Yo, el orate, el orate...lo que diga el orate.
---------------------------------
TRIBUNA LIBRE
ENRIQUE GIMBERNAT
La sentencia del 11-M

El 3 de abril de 2004, ocho terroristas, miembros de una célula integrista musulmana, se suicidaron en un piso de Leganés. La sentencia de 31 de octubre de 2007 de la Audiencia Nacional estima que todas esas personas fueron autores materiales de la colocación de las bombas en la masacre del 11-M. Aunque esa afirmación de la sentencia generaliza demasiado, que todos, o al menos parte de los suicidas, intervinieron -como autores o partícipes- en la matanza de Atocha se deduce, entre otros muchos datos, de los siguientes.
En primer lugar, de que uno de los suicidas, Ahmidan, alias El Chino, había comprado a Suárez Trashorras más de 100 kilos de explosivos procedentes de la explotación asturiana Mina Conchita. En segundo lugar, de que las bombas explosionaron entre las 7.35 y las 7.40 del 11-M en los trenes temporizadas por teléfonos móviles, teléfonos que fueron encendidos, sin que se hicieran o recibieran llamadas, entre las 2.24 horas del día 10 y las 2.24 del 11 de marzo de 2004 («en un periodo temporal limitado e inmediatamente anterior a los atentados, imprescindible para programar la alarma del despertador»), bajo la cobertura de la Estación Base de Telefonía (BTS) de Morata de Tajuña, localidad en la que se encontraba una finca alquilada por El Chino y en la que fueron escondidos los explosivos procedentes de Mina Conchita en un agujero que se hizo en el suelo del cobertizo que había junto a la casa.

En tercer lugar, de que en el piso de Leganés se hallaron «comunicados y reivindicaciones de los atentados del 11 de marzo» y «cintas [conteniendo] grabaciones con reivindicaciones de los atentados del 11 de marzo», en las que aparecían «tres personas con la cara cubierta, portando una pistola y un subfusil y vestidos con unas túnicas blancas sobre las que llevaban chalecos con cartuchos explosivos», figurando «a sus espaldas, a modo de estandarte... un trozo de tela rectangular de color verde, también recuperada entre los escombros, con la leyenda en árabe: 'No hay más que dios; dios es único y Mohamed su profeta'». Y, en cuarto lugar, de que uno de los miembros de la célula, Kounjaa, había dejado un documento de despedida -en el que se encontraron nueve huellas suyas- dirigido a sus padres, hermanos, mujer e hijas en el que afirma que «ha sido mi voluntad la que ha optado por el camino de la yihad [guerra santa]», anunciando su próxima autoinmolación: «Que sepas con certeza que yo he dejado a mis hijos no por deseo mío, sino por cumplir una orden de Dios... [confirmando] que yo he dejado este mundo porque no vale tanto como vosotros pensáis, y porque yo quiero encontrarme con mi Dios y que esté El contento conmigo».

En los trenes siniestrados fueron encontradas dos mochilas con bombas de las que, por los riesgos que ello entrañaba, no se estimó prudente su desactivación, pudiendo observarse por los policías que inspeccionaron una de esas mochilas, antes de su explosión controlada, que contenía un teléfono móvil, lo que acredita que ése fue el mecanismo que se utilizó para hacer estallar los vagones. Una tercera bolsa de deportes con un detonador y explosivos procedentes de Mina Conchita en su interior fue hallada casualmente en la comisaría de Vallecas dentro de uno de los grandes bolsones de basura en los que la Policía había introducido los efectos recogidos en la estación de El Pozo. Al encontrar este artefacto explosivo se procedió al desalojo de la comisaría, consiguiendo los artificieros desactivar la bomba en el cercano parque Azorín, hallando dentro de la bolsa un teléfono móvil que, igualmente, había sido encendido bajo la cobertura de la BTS de Morata y que tenía programado el despertador que temporizaba el explosivo a las 7.40 horas del 11 de marzo de 2004.

Gracias al hallazgo en la mochila de Vallecas de ese móvil con su correspondiente tarjeta prepago, se pudo llegar al ahora condenado por los atentados, Zougam, que fue quien, en su locutorio-tienda de la calle Tribulete, entre el 3 y el 8 de marzo de 2004, vendió esa tarjeta de la mochila con el número de teléfono 652282963 y otras tarjetas encendidas entre el 10 y la madrugada del 11 de marzo en Morata, tienda en la que también tienen su origen el soporte plástico de otra tarjeta encontrada en la finca de la mencionada localidad de Morata y otras dos que utilizaron dos suicidas del comando de Leganés para despedirse de sus familiares, comando que fue localizado por la Policía como consecuencia de la pista que se siguió a partir del teléfono encontrado en la mencionada mochila.

Sobre la mochila de Vallecas, varias defensas afirmaron que se trataría de una prueba falsa, alegando, por una parte, que, al no haberse encontrado en la misma estación de El Pozo, sino en la comisaría de Vallecas dentro de uno de los grandes bolsones que contenían los efectos hallados en esa estación, en realidad no habría procedido de los vagones, sino que alguna mano negra la habría introducido, bien en la comisaría, bien durante el «extravagante periplo» recorrido por dicho bolsón que fue llevado, primero, a la comisaría de Vallecas, después, a un pabellón de IFEMA y, finalmente, otra vez a la mencionada comisaría; y, por otra parte que, aun cuando esa mochila se hubiera encontrado realmente en uno de los vagones, «las deficiencias en la custodia policial y en el control judicial [de la bolsa con el explosivo] denotan irregularidades de tal entidad que impiden tener por cumplidas las garantías de identidad e integridad de la pieza», por lo que habría de ser rechazada como prueba de cargo, ya que la ruptura de la cadena de custodia habría permitido que la mochila fuera manipulada. El tribunal estima en su sentencia, convincentemente, que «no existe ruptura de la cadena de custodia», considerando, por ello, que «la prueba es auténtica».

Que la prueba es, efectivamente, auténtica se acredita también con las consideraciones que paso a desarrollar.

Cuando una prueba es falsa o ha sido manipulada por una tercera persona, ello se hace, naturalmente, para hacer recaer la responsabilidad sobre autores distintos de los que realmente cometieron el delito, por lo que, si las defensas hubieran tenido razón, llegaríamos a la inverosímil consecuencia de que se había inventado o alterado una prueba para conducir a los auténticos intervinientes en el delito, ya que se pudo identificar a éstos -a los miembros del comando de Leganés que luego se quitaron la vida- gracias al rastro que se siguió a partir del móvil contenido en la mochila.

Además, si se hubiera admitido la falsedad o la manipulación de la mochila -y, consiguientemente, del móvil encontrado en su interior, cuya tarjeta fue adquirida en el locutorio de la calle Tribulete y encendida en Morata, junto con otras tarjetas vendidas en el mismo establecimiento a los integristas-, se habría llegado a unas conclusiones que, simplemente, no tienen ni pies ni cabeza. Porque, si el creador o el manipulador de la prueba hubiera sido una persona ajena a los integrantes de la célula yihadista, aquélla tendría que haber robado a los integristas una de las tarjetas que compraron en la tienda de la calle Tribulete, para, después, seguirles sigilosamente y, al igual que esos integristas, encender el móvil bajo la cobertura de la BTS de Morata de Tajuña. Y si quien creó o alteró la mochila fuera uno de los miembros de la célula que encendió en Morata el móvil comprado en la tienda de Zougam, para así, e inexplicablemente, delatarse a sí mismo y delatar a sus compañeros, entonces tampoco se alcanza a comprender por qué acudió a un procedimiento tan complicado para identificar a los culpables: bastaría con que hubiera llamado a la Policía para decirle: «Los autores de la matanza de Atocha hemos sido El Chino y la banda de la que formo parte».

Otra prueba a la que acude la sentencia es la furgoneta Renault Kangoo de la que, según testigos presenciales, a las 7.00 horas del 11 de marzo, minutos antes del atentado, descendieron en Alcalá de Henares tres individuos, dirigiéndose al menos uno de ellos con una mochila o bolsa de deportes a la estación de Cercanías. En esta furgoneta se encontraron restos de explosivos y siete detonadores. También las defensas alegaron que la Renault Kangoo era una prueba falsa. Pero, independientemente de que la sentencia considera acreditado, con razón, que nunca se rompió la cadena de custodia de esa pieza de convicción, hay que señalar, otra vez, que las pruebas falsas se colocan para conducir la investigación a personas distintas de las que realmente cometieron el delito, mientras que los detonadores y restos de explosivos encontrados en la furgoneta que, al igual que los encontrados en la finca de Morata, en la mochila de Vallecas y en los restos del piso de Leganés, proceden de Mina Conchita, constituyen un elemento más, entre los numerosos, que incriminan a las personas -los suicidas de Leganés- que, como se ha expuesto al comienzo de esta Tribuna Libre, intervinieron realmente en el atentado del 11-M.

Como los trenes objeto del atentado fueron desguazados, incomprensible y negligentemente, el 13 de marzo, dos días después del atentado, la pericial sobre qué clase de explosivo estalló en los trenes ha tenido que efectuarse sobre restos de material poco indicativos. No obstante, después de una prueba pericial pública, oral y contradictoria practicada en el juicio con la participación de ocho expertos, el tribunal llega a la conclusión de que «todo o gran parte de la dinamita de los artefactos que explosionaron en los trenes el día 11 de marzo... procedía de Mina Conchita». Este resultado de la prueba pericial se ve corroborado, entre otras, por dos ulteriores consideraciones. En primer lugar, porque en la mochila de Vallecas que, como se ha expuesto anteriormente, era, junto a otras dos bolsas que no llegaron a estallar y que fueron explosionadas por los artificieros, una de las que debería haber explotado en los trenes y que, afortunadamente, pudo ser desactivada, se contenía un detonador y dinamita procedente de Mina Conchita. Y, en segundo lugar, porque si, como está acreditado por encima de cualquier duda posible, El Chino adquirió de Trashorras los explosivos y detonadores de esa explotación minera, que fueron trasladados a Madrid los días 5 y 9 de enero, y a primeros de febrero de 2004, por tres personas distintas, efectuando El Chino el último transporte de explosivo, desplazándose personalmente a Asturias, donde el 29 de febrero del mismo año, y en medio de una gran nevada, recogió la última carga infernal, escondiendo todo ese material terrorista en la finca de Morata, en la que, igualmente, se encendieron las tarjetas telefónicas entre el 10 y la madrugada del 11 de marzo, no se entiende cómo se puede defender verosímilmente que los yihadistas no emplearon en el atentado precisamente esos detonadores y ese explosivo con los que habían logrado hacerse con tantas dificultades, explosivo que es el único del que aparecieron rastros en el cuartel general de El Chino y su banda en Morata de Tajuña.

Todos estos indicios y datos, junto a los hechos incontrovertibles de que el 11 de marzo hubo verdaderamente en Madrid un atentado en cuatro trenes de Cercanías que costó la vida a 191 personas, resultando lesionadas otras 1.857, de que el 3 de abril de 2004 se suicidaron efectivamente ocho individuos pertenecientes a una célula yihadista que había reivindicado el atentado, y a la archidemostrada adquisición por El Chino, jefe de la célula, de explosivos y detonadores procedentes de Mina Conchita, y a pesar de las dificultades probatorias derivadas de que los principales intervinientes en la producción de la masacre -los suicidas de Leganés- habían fallecido, convierten el relato de la sentencia sobre lo realmente sucedido en la única explicación razonada y razonable de cómo tuvo lugar la matanza.

De los 28 acusados sólo tres -Gnaoui, Zougam y Suárez Trashorras- han sido condenados por su implicación directa en el atentado. También lo debería haber sido, teniendo en cuenta los Hechos Probados de la sentencia, Rafá Zouhier. Porque si el dolo eventual consiste en la conciencia de que el sujeto con su conducta está sometiendo al bien jurídico protegido -en este caso: a la vida y a la integridad física de posibles víctimas indeterminadas- a un alto riesgo de lesión, y ese dolo concurre en Trashorras, quien, como con razón afirma la sentencia, «conocía el radicalismo de Jamal Ahmidan y su grupo, su odio a todo lo occidental y sus ideas violentas, ideas que necesariamente tuvo que relacionar con las actividades terroristas de tipo islamista o yihadista de tipo homicida», también, y por los mismos motivos, ese dolo debería haberse afirmado respecto de Zouhier, quien, según la sentencia, conocía «el radicalismo de Jamal Ahmidan y su banda y sus tendencias radicales islamistas, así como que el explosivo que consiguiera a través de su mediación podía ser empleado en acciones terroristas, en general». Con otras palabras: si Trashorras es cooperador necesario en los atentados -como lo es-, igual calificación debería haber correspondido a Zouhier.

En definitiva, y salvo algunas pequeñas discrepancias como la que acabo de señalar, la sentencia de la Audiencia Nacional sobre el 11-M ha de ser considerada una antológica lección de cómo llegar a enervar la presunción de inocencia de tres acusados mediante la coherente valoración de la prueba practicada en el juicio oral y de cómo aplicar el principio in dubio pro reo cuando, a pesar de todos los indicios y probabilidades respecto de algunos de los restantes acusados, esa presunción no ha podido ser destruida.

Enrique Gimbernat es catedrático de Derecho Penal de la UCM y miembro del Consejo Editorial de EL MUNDO.

 

Escrito por: Anonymous Aldeans - 14 de noviembre de 2007, 9:33:00 CET

Repasando ayer:

-Tse cerró la web?
-[139] Escrito por: Mandarin Goose - 13 de noviembre de 2007 14:00:00 CET

[119] Escrito por: alejandroja - 13 de noviembre de 2007 13:18:00 CET

Entrevista: Eric Hobsbawm Historiador
"En el XIX, Marx ya vaticinó la globalización"
--

menudo historiador nos traes, rica, si esas son tus referencias mejor dedícate a los cursos de ganchillo con moaré que les sacarás mas sustancia
--------------------
Comentario machista donde los haya propio de quien parece haber hallado la verdad revelada leyendo tardiamente a los historiadores reaccionarios.

 

Escrito por: Blogger qtyop - 14 de noviembre de 2007, 9:34:00 CET

Escrito por: Blogger Funes - 14 de noviembre de 2007, 9:34:00 CET

[14] Escrito por: Anónimo - 14 de noviembre de 2007 9:27:00 CET

Muy mal el Rey

-Rafael Torres-


Que a Rafael Torres le parezca muy mal la actuación del rey no hace sino reafirmarme en mi opinión: Muy bien el Rey.

(¿Por qué no te callas, Torres?)

((¡Coño!))

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 9:35:00 CET

Elmanifiesto.com

COMUNIDAD

¿Quién está manipulando a la gente?

La verdad sobre el crimen de Legazpi

---

En este artículo del "manifiesto" tienen un documento en adobe muy interesante con todas las fotografías del joven asesinado.

 

Escrito por: Blogger Fedeguico - 14 de noviembre de 2007, 9:40:00 CET

Donde esté Luis del Chino, ex ingeniero de telecomunicaciones en paro, que se quiten catedráticos de derecho penal.

 

Escrito por: Anonymous el bufon calabacillas - 14 de noviembre de 2007, 9:40:00 CET

Yo creo que Luis del Pino desmontará una por una todas las teorías de Gimbernat.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 9:48:00 CET

Según el sectario ferrazino Fedeguico, Moa siempre será un asesino irredento a pesar de haber sido amnistiado de sus pasados delitos. Pero mire usted por dónde, Luis del Pino, ingeniero de telecomunicaciones ya no lo es por la sencilla razón de que combate los sectarismo del sectario tri ingeniero. La verdad es que para este chuloputas lo sectario alcanza cotas inéditas en el mundo mundial.

Con este motivo ahí va una noticia de las que no gustan a los que creen en la sentencia de Bermúdez con la fe del carbonero. Se les ve el negro polvo de la carbonería pero ellos ni se lo quitan de encima. Viven mejor tiznados por la fe, casi brunos.





Según el Tribunal, los suicidas de Leganés se despidieron con un móvil que seguía activo meses después de la explosión
Uno de los indicios de culpabilidad contra Jamal Zougham que el tribunal refleja en la sentencia del 11-M es que una tarjeta telefónica presuntamente vendida en su locutorio fue utilizada por los suicidas de Leganés para despedirse de sus familias. Sin embargo, en ninguno de los informes policiales incluidos en los 238 tomos del sumario figura que esa tarjeta se utilizara desde Leganés para llamar a nadie. No sólo eso, sino que en los informes aportados por la compañía Amena, incluidos también en el sumario, se comprueba que esa tarjeta telefónica seguía estando operativa después de la explosión del piso.

 

Escrito por: Blogger Mardonio - 14 de noviembre de 2007, 9:48:00 CET

Me alegro, Don Sebastián, que la noche haya enfriádo el calentón que le produjo ayer la pérdida de papeles de algunos insignes participantes en este blog. Algunos de ellos considerados como gente inteligente pero que, desde luego, ayer no tuvieron su mejor día.
Por otra parte, veo que los frikis de siempre siguen hoy sirviendo fielmente a sus señores. A ellos les da lo mismo ocho que ochenta, siguen su jornada laboral de agit-prop ajenos a todo lo que pueda suceder a su alrededor. La verdad es que nos resultan ya hasta entrañables.
¡Ah! Muy bien, Reinhard.

 

Escrito por: Anonymous Machista Leninista - 14 de noviembre de 2007, 9:50:00 CET

Aldeasno, ¿por qué no le tejes a Fedeguico una funda de punto para las mazorcas?

 

Escrito por: Anonymous Joven mastin casadero - 14 de noviembre de 2007, 10:01:00 CET

Un hombre indio se casa con un perro

20MINUTOS.ES. 14.11.2007 - 08:03h
Un momento de la boda entre Selva Kumar y Selvi. (INFOBAE)

Lo hace para librarse de un supuesto maleficio. Sus males comenzaron cuando mató a dos perros hace 15 años. El hombre asegura que, tras ello, se quedó paralizado de brazos y piernas y perdió la audición de un oído.P. Selva Kumar, un hindú de 33 años oriundo del sur de la India, ha tenido que casarse con una perra vagabunda llamada Selvi como castigo por haber matado a pedradas a otros dos perros.

Quedé paralizado de ambas piernas y manos
Esta conducta poco cívica le acarreó un maleficio, según cree el propio Kumar, por lo que decidió contraer matrimonio con Selvi, que fue elegida por sus familiares, publica Infobae.

La propia familia se encargó de bañar y vestir al can, a quien adornaron con collares y un sari naranja (el vestido que suelen llevar las mujeres indias) según recogía el Hindustian Times.

El periódico indio también incluyó declaraciones del implicado, cuya boda tuvo lugar el domingo en un templo hindú, en el estado meridional de Tamil Nadu.

Mató a dos perros hace 15 años


El joven hindú mató a pedradas a dos perros y colgó sus cadáveres en un árbol, hace ya 15 años. "Tras ello quedé paralizado de ambas piernas y manos y me quedé sordo de un oído", reconocía Selva Kumar.

La decisión de casarse vino motivada por las palabras de un astrólogo, que aseguró al hindú que la boda era el único modo de librarse de ese maleficio

 

Escrito por: Anonymous lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007, 10:14:00 CET

Buenos días...ayer, triste día el de ayer, antes del anochecer...
Bueno, contra anus horribilis, hemoalis salutiferus...

 

Escrito por: Anonymous lacón de oro - 14 de noviembre de 2007, 10:17:00 CET

El jeroglífico de hoy:

Apellido de político español:

Ah, qué frío, no hay calefacción...yo creo que no han encendido la...

 

Escrito por: Blogger Funes - 14 de noviembre de 2007, 10:19:00 CET

Lacónico, aquí sabemos mucho sobre Anonimus horribilus.

 

Escrito por: Blogger Mardonio - 14 de noviembre de 2007, 10:21:00 CET

¡Calderaaa!
¡Pero que listo que soy!

 

Escrito por: Anonymous lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007, 10:22:00 CET

(29) Si, donde la espalda pierde su casto nombre...

 

Escrito por: Anonymous lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007, 10:24:00 CET

Premio, para Mardonio: un lote de productos flan chino el mandarín...

 

Escrito por: Blogger Funes - 14 de noviembre de 2007, 10:24:00 CET

Lacónico, ¿el cuello?

Pero, por qué dice que no es casto cuello...? por lo de cuellilingus?

 

Escrito por: Anonymous lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007, 10:29:00 CET

Huy, qué tema más peligroso ha suscitado usted...para cuellos, los de Audrey Hepburn..

 

Escrito por: Anonymous schultz - 14 de noviembre de 2007, 10:29:00 CET

Tsevan, show must go on.
Animo.

 

Escrito por: Blogger Mardonio - 14 de noviembre de 2007, 10:29:00 CET

¡Uummmmm!
¡Qué lico!

 

Escrito por: Blogger Funes - 14 de noviembre de 2007, 10:32:00 CET

[34] Escrito por: lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007 10:29:00 CET

Huy, qué tema más peligroso ha suscitado usted...para cuellos ...


Paracuellos, ése si que es un tema peligroso, Lacónico...

 

Escrito por: Blogger Mardonio - 14 de noviembre de 2007, 10:33:00 CET

No mentemos la soga en casa del ahorcado, digo del fusilado.

 

Escrito por: Anonymous papito - 14 de noviembre de 2007, 10:38:00 CET

LOS ARTISTAS ENTRAN EN LA POLÉMICA

'Si desean que cante en Venezuela, no voten a Chávez', asegura Miguel Bosé tras el incidente

 

Escrito por: Anonymous lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007, 10:39:00 CET

El único que sabía de estas cosas, era Claudio Cuello...

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 10:40:00 CET

ADMITE QUE INCREPÓ A UN MIEMBRO DE LA TRIPULACIÓN

Melendi achaca el incidente del avión a su 'miedo a volar' y pide disculpas al pasaje

Reconoce que se tomó 'un par de copas antes de embarcar' para desinhibirse

En pleno vuelo temió que le diera un 'ataque de pánico' y pidió otro combinado

Admite que increpó a un miembro de la tripulación cuando le denegó la bebida

Cree que regresar a Madrid fue una medida 'desproporcionada e innecesaria'

Reiteró su 'profundo malestar y arrepentimiento' por lo sucedido y los daños ocasionados

EUROPA PRESS
MADRID.- Melendi achacó el incidente ocurrido durante un vuelo entre Madrid y México a su "miedo a volar", que le llevó a "tomar unas copas" antes de embarcar para relajarse.

Según explica el cantante a través de un comunicado, de pronto se sintió "temeroso" de que le diera un "ataque de pánico" y, "agitado", pidió a la tripulación del avión que le sirvieran "un combinado".

No obstante, el cantante asturiano pidió disculpas al pasaje y a quien se haya podido sentir perjudicado por su actuación. "Era mi primer vuelo transoceánico -explicó en un comunicado- y en previsión de mi miedo opté por tomar un par de copas antes de embarcar para, en la medida de lo posible, desinhibirme de dicha dificultad".

"Una vez comenzado el vuelo, y después de cierto tiempo de tranquilidad en el avión, comencé, sinceramente, a sentirme intranquilo y temeroso de que pudiera desencadenarse en mí un ataque de pánico dentro del avión", añadió.

Ante tal "indeseable sensación", que según Melendi le "resulta difícil de controlar", solicitó a la tripulación, "ciertamente agitado", que le sirvieran "un combinado". En este sentido, el cantante defendió su derecho a realizar esta petición, que consideró "justa y muy normal".

Al recibir una negativa por parte de la tribulación con el argumento de que ya había bebido suficiente, el cantante reconoció que, "inquieto", increpó al miembro de la tripulación -"quizá subido de tono", admitió- y entonces se inició una discusión entre ambos.

"Hubo por mi parte algún insulto, del cual me arrepiento y me retracto, pero en el contexto de una discusión recíproca en torno a lo que yo considero mi derecho como cliente de la compañía aérea. Lejos de ser diplomático, el miembro de la tripulación entró al trapo y me desafió personalmente. El enfrentamiento subió de tono pero siempre de forma estrictamente verbal, hasta que llegó la calma", explicó Melendi.

Cuando el "enfrentamiento" estaba solucionado, en opinión del cantante, ya que él desistió de seguir discutiendo, el comandante decidió "de forma absolutamente desproporcionada e innecesaria" regresar a Madrid, una "grave medida muy inconveniente y dañina para todo el pasaje" y, según el cantante, "sin que hubiera en ese momento ninguna situación de riesgo explícito ni patente para nada ni nadie en el avión".

Según el relato que de los hechos hizo Melendi, en ese momento la tripulación informó a los pasajeros de que, por culpa del cantante, el avión regresaba a su destino. En este sentido, aseguró que no cree que él fuera responsable de esta decisión y recalcó que "el vuelo podía y debía perfectamente haber continuado con absoluta normalidad y sin riesgo alguno para nada ni para nadie".

Por último, Melendi pidió disculpas por si su conducta "ciertamente subida de tono", hubiera molestado u ocasionado algún inconveniente a cualquiera de los pasajeros o miembros de la tripulación del avión. "Reiterar mis disculpas a todos, mi profundo malestar por lo sucedido y mi arrepentimiento de aquello que estrictamente a mí respecta", concluyó.

 

Escrito por: Blogger Cateto de Pacifistán - 14 de noviembre de 2007, 10:40:00 CET

Menos mal que la cosa se normaliza....


Estoy de acuerdo con Rein. Eso es un juez, y no el que he tenido hoy que seguro me casca una multa por temeridad por mi abierta hostilidad.

 

Escrito por: Anonymous Aldeans - 14 de noviembre de 2007, 10:44:00 CET

Habría que empezar a analizar por qué el Nickjournal está tan desierto ultimamente.
Yo propongo los siguientes motivos:

1) Los peperos ven como se acerca ,a toda velocidad, la próxima derrota electoral. Esto les produce desánimo y abandono de sus funciones en el Nickjournal.
2) Muchos militantes de Aldean's, que pastaban por aquí, se están retirando "como equivocados", al ver que sus posiciones eran del todo extraterrestres. Esto les está llevando a asumir como propias reivindicaciones tales como la autodeterminación (Azua, Carreras) y otras. Abandonando por tanto este Nickjournal y pastando ahora en otros Nicks-purgatorio.

 

Escrito por: Blogger Mardonio - 14 de noviembre de 2007, 10:46:00 CET

[39] Escrito por: papito - 14 de noviembre de 2007 10:38:00 CET

LOS ARTISTAS ENTRAN EN LA POLÉMICA

'Si desean que cante en Venezuela, no voten a Chávez', asegura Miguel Bosé tras el incidente
----------------------
No, por favor, no prives al pueblo venezolano de un artista de tu magnitud. Quédate allí para siempre y si te acompaña Melendi, pues mucho mejor.

 

Escrito por: Anonymous belisario - 14 de noviembre de 2007, 10:48:00 CET

Excelente, excelente. Sería más progresista si se incluyesen los matrimonios de homosexuales, pero, aún así, excelente:


El Pleno del Congreso aprobó ayer una enmienda de IU a los Presupuestos Generales del Estado para 2008 por la que el año próximo serán consideradas numerosas las familias monoparentales con dos hijos a cargo.

---

El dos es un concepto discutido y discutible.

Gomierdo de España

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 10:50:00 CET

[19] Escrito por: Funes —— 14 de noviembre de 2007 9:34:00 CET

[14] Escrito por: Anónimo - 14 de noviembre de 2007 9:27:00 CET

Muy mal el Rey

-Rafael Torres-


Que a Rafael Torres le parezca muy mal la actuación del rey no hace sino reafirmarme en mi opinión: Muy bien el Rey.

(¿Por qué no te callas, Torres?)

((¡Coño!))
---
Ni con Torres ni con M.A. Iglesias suelo coincidir pero en este caso coincido plenamente. El Rey se metió o lo metieron en un berenjenal del que es harto difícil salir sin embarrarse. Quien baja a la altura de un cretino como Chávez, que tan bien domina el estilo del plebeyo, no tiene más que dos opciones: hacer mutis por el foro o continuar la escalada iniciada. Ninguna de estas dos únicas opciones ha sabido tomar el Rey. La primera porque los media le jalean y se siente vencedor de una pelea tabernaria. La segunda porque en materia de insultos, mentiras y manipulaciones pro domo sua siempre le ganará el plebeyo.

Así que mla, muy mal, rematadamente mal ha hecho el Rey, y seguirá haciéndolo mal si se escuda en el aplauso del pueblo con el eco de los medios. La felicitación que recibió de un tipo como Pedrojota vale tanto como una descalificación . Pero, en fin, ya veremos en qué queda el affair porque lo cierto es que sigue tomando carrerilla ante los morros silenciosos del gobierno de España.

 

Escrito por: Anonymous lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007, 10:54:00 CET

Perdone Funes, es que me estaban llamando por móvil para decirme "¿por qué no te callas?"...estos bromistas...

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 10:58:00 CET

Buenos días.

Sobre el tema de la ilegalización de los partidos políticos de extrema derecha trata este interesantísimo artículo cuya lectura recomiendo a todos ustedes.


http://www2.elplural.com/politica/detail.php?id=15480

 

Escrito por: Anonymous Edgardo de Gloucester - 14 de noviembre de 2007, 10:59:00 CET

La tesis de Aldeans, llevada al extremo y desde las antípodas ideológicas (creo que esta coletilla es bastante desagradable, pero bueno), tiene su carga de razón.

 

Escrito por: Anonymous Edgardo de Gloucester - 14 de noviembre de 2007, 11:02:00 CET

Lo que no entiendo es por qué la extrema derecha es "peor" que la extrema izquierda.

Además, es algo asumido también por parte (gran parte) la derecha. Lo peligroso es que para el común progre, el partido al que yo pertenezco (y en el que desempeño honroso cargo) es extrema derecha. O sea, que si fuera por ellos nos ilegalizaban y nos veíamos entre rejas y yo me veía estigmatizado socialmente per saecula.

No sé, no sé, estas democracias liberales...

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 11:03:00 CET

Esta entrevista me ha parecido muy interesante. No sé qué pensarán los admiradores de Pío Moa de las cosas que ahí se dicen de él, muy fuertes algunas.


http://www.rebelion.org/noticia.php?id=58912

 

Escrito por: Anonymous lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007, 11:04:00 CET

Hoy es San Clementino, que con San Mandarino, era llamado "el cítrico contante"...

 

Escrito por: Anonymous lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007, 11:06:00 CET

"constante", quise decir con un afectuoso guiño...

 

Escrito por: Anonymous lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007, 11:09:00 CET

Oiga, que si por una tontería que se diga se va a cerrar el blog, me voy ¿eh?

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 11:10:00 CET

Este artículo sobre Democracia Nacional me ha dado que pensar. A ver qué les parece a ustedes.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=58985

 

Escrito por: Anonymous lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007, 11:11:00 CET

Que no quiero yo ser motivo de discordia, por Dios...

 

Escrito por: Anonymous lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007, 11:13:00 CET

Bueno y el último jeroglífico como despedida y cierrre:

Apellido de político español:

Instante, momento, intervalo de tiempo más o menos corto:

(cuatro letras)

 

Escrito por: Blogger Funes - 14 de noviembre de 2007, 11:14:00 CET

Lacónico, es al revés: si usted se va, que cierren el blog

 

Escrito por: Anonymous belisario - 14 de noviembre de 2007, 11:14:00 CET

Lo cierto es que se ha dejado pasar una gran ocasión para arrojar a Melendi al océano Atlántico.

 

Escrito por: Anonymous Aldeans - 14 de noviembre de 2007, 11:14:00 CET

Memoria de la Guerra Civil española
Eric Hobsbawm · · · · ·

25/02/07


”La Guerra Civil española llegó a ser recordada y sigue siendo recordada por quienes fueron jóvenes en la época como la indeleble memoria robacorazones de un primer amor grande y perdido. No es éste el caso en España, en donde todos experimentaron el trágico, mortífero y complejo impacto de la Guerra Civil, obscurecido y asordinado por la mitología y la manipulación del régimen impuesto por los vencedores. Sin embargo, al crear la memoria mundial de la Guerra Civil española, la pluma, el pincel y la cámara empuñados en favor de los vencidos probaron ser más poderosos que la espada y el poder de los vencedores”



La Guerra Civil española unió a una generación de jóvenes escritores, poetas y artistas en el fervor político. Que venciera el lado equivocado, no quiere decir que el triunfo más perdurable no se lo llevaran la pluma, el pincel y la cámara que crearon la memoria mundial del conflicto. El pasado 17 de febrero se cumplieron 70 años del primer bombardeo de los rebeldes franquistas sobre la ciudad de Barcelona –el primero sobre una población civil en el mundo no colonial—. Es el día que eligió el historiador Eric Hobsbawm, testimonio de excepción de la Guerra Civil, para reflexionar sobre su significado en la historia política del siglo XX y su superlativo impacto en el mundo de las artes y las letras.



La película Casablanca (1942) se ha convertido en icono permanente de cierta cultura educada, al menos entre las generaciones viejas. El reparto todavía resultará familiar, espero: Humphrey Bogart, Ingrid Bergman, Peter Lorre, Sydney Greenstreet, Marcel Dalio, Conrad Veidt, Claude Rains. Sus locuciones se han hecho parte de nuestro discurso, como las siempre mal citadas: “Tócala otra vez, Sam” o “Detenga a los sospechosos habituales”. Si dejamos de lado el asunto amoroso de base, se trata de una película sobre las relaciones entre la Guerra Civil española y la política general de ese extraño pero decisivo período en la historia del siglo XX, la era de Adolf Hitler. Rick, el héroe, había luchado con los republicanos en la Guerra Civil española. Sale de ella derrotado y cínico en su café marroquí, y la película termina con su regreso a la lucha en la II Guerra Mundial. En suma: Casablanca versa sobre la movilización del antifascismo en los años 30. Y quienes se movilizaron contra el fascismo antes que muchos otros, y de modo superlativamente apasionado, fueron intelectuales occidentales.

Hoy puede verse la Guerra Civil, la contribución de España a la historia trágica de ése, el más brutal de los siglos, en su contexto histórico. No fue, como pretendiera el neoliberal François Furet, una guerra entre la ultraderecha y el Komintern –un punto de vista compartido, desde un ángulo trotskista sectario, por la importante película Tierra y Libertad de Ken Loach (1995)—. La única elección era entre dos lados, y la opinión liberal-democrática eligió abrumadoramente el antifascismo. De ahí que, preguntados en 1939 de quién estaban a favor en una guerra entre Rusia y Alemania, el 83% de los norteamericanos manifestaran desear la victoria rusa. La de España fue una guerra contra Franco, es decir, contra las fuerzas del fascismo con las que Franco estaba alineado, y el 87% de los norteamericanos estaba a favor de la República. El caso es que, a diferencia de lo acontecido en la II Guerra Mundial, aquí ganó el lado equivocado. Pero si esta vez la historia no la escribieron los vencedores, ello se debe en gran medida a los intelectuales, los artistas y los escritores que se movilizaron masivamente a favor de la República.

La Guerra Civil española estuvo a la vez en el centro y en la periferia de la era del antifascismo. Fue central, porque enseguida se vio como una guerra europea entre el fascismo y el antifascismo, casi como la primera batalla de la guerra mundial venidera, anticipando algunos de los aspectos característicos de ésta, como las incursiones aéreas contra la población civil. Pero España no tomó parte en la II Guerra Mundial. La victoria de Franco no guardó relación con el colapso de Francia en 1940, y la experiencia de las fuerzas armadas republicanas no fue relevante en los posteriores movimientos de resistencia en tiempo de guerra, aun a pesar de que éstos se nutrieran en buena parte en Francia de republicanos españoles refugiados y de que antiguos brigadistas internacionales jugaran un papel decisivo en los movimientos de resistencia en otros países.

Para situar la Guerra Civil española en el contexto general de la era antifascista, hay que tener presente tanto el fracaso a la hora de resistir al fascismo, como el desapoderado éxito de la movilización antifascista entre los intelectuales europeos. Me refiero no sólo al éxito del expansionismo fascista y al fracaso de las fuerzas avaladoras de la paz en su intento de detener la venida aparentemente ineluctable de otra guerra mundial. Recuerdo también el fracaso de sus oponentes en punto a cambiar el estado de la opinión pública. Las únicas regiones que experimentaron un genuino giro político a la izquierda tras la Gran Depresión fueron Escandinavia y la América del Norte. El grueso de la Europa central y meridional estaba ya bajo gobiernos autoritarios o a punto de caer en sus manos, pero hasta donde podemos juzgar por datos electorales fragmentarios, la tendencia en Hungría y en Rusia, por no hablar de la diáspora alemana, era a la derecha. Por otro lado, la victoria del Frente Popular en Francia fue un desplazamiento dentro de la izquierda francesa, no un desplazamiento de la opinión pública hacia la izquierda. Las elecciones de 1936 dieron a la amalgama de radicales, socialistas y comunistas un escaso 1% más de votos que las de 1932.

Y sin embargo, si reconstruyo bien a partir de mi memoria personal las percepciones de esa generación, mi generación de la izquierda, fuéramos o no intelectuales, no nos veíamos a nosotros mismos como a una minoría en retroceso. No pensábamos que el fascismo continuaría ineluctablemente su avance. Estábamos seguros de estar a las puertas de un mundo nuevo. Dada la lógica de la unidad antifascista, sólo el fracaso de los gobiernos y de los partidos progresistas para unirse contra el fascismo contaba a la hora de explicar nuestro rimero de derrotas.

Eso ayuda a entender la desapodera deriva hacia el comunismo entre quienes se hallaban ya en la izquierda. Pero ayuda también a entender nuestra confianza como jóvenes intelectuales, pues ese grupo social se movilizó de modo superlativamente fácil, y aun desproporcionado, contra el fascismo. La razón es obvia. El fascismo –incluso el fascismo italiano— se oponía por principio a las causas que definían y movilizaban a los intelectuales como tales, es decir: a los valores de la Ilustración y a las Revoluciones Americana y Francesa. Salvo en Alemania, con sus robustas escuelas de teorías críticas contra el liberalismo, no había un cuerpo significativo de intelectuales laicos que no pertenecieran a esa tradición. La Iglesia Romana Católica contaba con muy pocos intelectuales eminentes conocidos y respetados fuera de sus propias filas. Yo no niego que en algunos campos, sobre todo en literatura, algunas de las figuras más distinguidas se hallaran claramente en la derecha –TS Eliot, Knut Hamsun, Ezra Pound, WB Yeats, Paul Claudel, Céline, Evelyn Waugh—, pero incluso en la legión literaria, la derecha políticamente consciente constituía un modesto regimiento en los años 30, excepto tal vez en Francia. Una vez más, eso se hizo patente en 1936. Los escritores norteamericanos, aceptaran o no la neutralidad de EEUU, se oponían en masa a Franco, y Hollywood más aún. De los escritores británicos encuestados, cinco (Waugh, Eleanor Smith y Edmund Blunden entre ellos) se declararon favorables a los nacionalistas, 16 eran neutrales (incluidos Eliot, Charles Morgan, Pound, Alec Waugh, Sean O'Faolain, HG Wells y Vita Sackville-West) y 106 estaban a favor de la República, muchos de ellos de manera apasionada. En lo que hace a España, no ofrece duda con quién estaban los poetas de lengua castellana –los que ahora se siguen recordando—: García Lorca, los hermanos Machado, Alberti, Miguel Hernández, Neruda, Vallejo, Guillén.

El sesgo operó ya contra el fascismo italiano, aun a pesar de que éste carecía de dos características que contribuían a la impopularidad entre los intelectuales: el racismo (hasta 1938) y el odio al modernismo en las artes. El fascismo italiano no perdió el apoyo de los intelectuales, salvo el de quienes estuvieran ya en posiciones de izquierda en 1922, hasta la Guerra Civil española. Parece que, con raras excepciones, los escritores italianos –en marcado contraste con lo que ocurrió en Alemania— no emigraron durante el fascismo. Pero 1936 es un punto de inflexión en la historia cultural y política italiana. Tal vez sea esa la razón de que la Guerra Civil española haya dejado pocas huellas en las bellas letras italianas, a no ser retrospectivamente. Quienes escribieron sobre ella fueron activistas emigrados: los Rossellis, Pacciardi, Nenni, Longo, Togliatti. En cambio, el antifascismo intelectual se activó contra Alemania desde el momento mismo en que Hitler tomó el poder, hizo autos de fe con los libros que figuraban en el índice de la ideología nazi y desencadenó una oleada de emigrantes ideológicos y raciales.

Las reacciones a la Guerra Civil española tanto de los intelectuales como de la izquierda movilizada fueron espontáneas y masivas. Aquí, al menos, el avance del fascismo era resistido con las armas. Decisivo, ciertamente, fue el llamamiento a la resistencia armada, el ser capaces de combatir, no meramente de debatir. WH Auden, solicitado que fue para ir a España por el valor propagandístico de su nombre, escribió a un amigo: “Seré con toda probabilidad un soldado condenadamente malo. ¿Pero cómo escribir para ellos sin serlo?”. Creo que se puede decir sin yerro que el grueso de los estudiantes británicos más conscientes políticamente de mi edad sentían que debían luchar en España y tenían mala consciencia si no lo hacían. La extraordinaria oleada de voluntarios que fueron a luchar por la República es, creo, única en el siglo XX. La cifra más fiable del volumen del cuerpo de voluntarios extranjeros que fueron a luchar por la República está en torno de los 35.000.

Formaban un haz variopinto por su procedencia social, cultural y personal. Y sin embargo, como dijera uno de ellos, el poeta inglés Laurie Lee: “Yo creo que compartíamos algo más, algo única y exclusivamente nuestro en aquel tiempo: la oportunidad, que nunca más volvería a presentarse, de hacer un gesto grande y expedito de sacrificio personal y de fe... pocos sabíamos que íbamos a una guerra de obsoletos fusiles y atascados cañones dirigida por amateurs tan valientes como aturdidos. Mas por el momento no había medias verdades ni vacilaciones; habíamos encontrado una nueva libertad, casi una nueva moralidad, y habíamos descubierto un nuevo satanofascismo.”

Yo no digo que las brigadas estuvieran compuestas de intelectuales, aun cuando alistarse voluntario para España, a diferencia de apuntarse a la Legión Extranjera francesa, entrañaba un grado de consciencia política y, desde luego, un conocimiento del mundo que el grueso de los trabajadores no politizados no poseía. Para la mayoría de ellos, salvo para los procedentes de la vecina Francia, España era terra incognita, a lo sumo un perfil en un atlas escolar. Sabemos que el cuerpo más grande de brigadistas internacionales, el francés (un poco menos de 9.000) procedía abrumadoramente de la clase obrera –92%— e incluía no más de un 1% de estudiantes y miembros de profesiones liberales, prácticamente todos comunistas. Dadas sus calificaciones técnicas, el grueso de ellos se empleó de hecho detrás de las líneas de frente. No obstante, dentro o fuera de las Brigadas, el compromiso, a veces el compromiso práctico, de los intelectuales está fuera de duda. Los escritores no sólo apoyaban a España con dinero, discursos y firmas, sino que escribieron sobre lo que allí ocurría, como Hemingway, Malraux, Bernanos y prácticamente toda la generación de jóvenes poetas británicos (Auden, Spender, Day Lewis, MacNeice). España fue la experiencia central de sus vidas entre 1936 y 1939, aun si después la perdieran de vista.

Tal fue manifiestamente el caso en mis días de estudiante en Cambridge entre 1936 y 1939. No es sólo que la Guerra de España convirtiera a jóvenes de ambos sexos en gentes de izquierda, sino que nos inspiraba el ejemplo de quienes fueron a España a combatir. Cualquiera que entrara en la habitación de estudiantes socialistas o comunistas en el Cambridge de aquellos días podía estar seguro de encontrarse allí con la fotografía de John Cornford, intelectual, poeta y dirigente de la organización estudiantil del Partido Comunista, que había caído en combate en España el día en que cumplía 21 años, en diciembre de 1936. Lo mismo que la familiar foto del Che Guevara, era una imagen potente, icónica: pero nos era más cercana, y, colgada de nuestras paredes, recordaba diariamente por qué estábamos luchando. El caso es que pocos estudiantes fueron a luchar a España luego de que el Partido Comunista de Gran Bretaña decidiera desaconsejar a los universitarios sin especial preparación militar el alistamiento voluntario. Muchos de los que combatieron se sumaron a las fuerzas republicanas antes de que el partido fijara esa política. Sin embargo, los brigadistas internacionales británicos incorporaron a un número significativos de intelectuales de talento, bastantes de los cuales cayeron en combate. Hasta donde soy consciente, ninguno de los supervivientes ha expresado jamás arrepentimiento por su decisión de ir a combatir.

Las polémicas entre los perdedores de la Guerra Civil, a veces malignas, no han cesado desde 1939. No fue así mientras la Guerra estuvo viva, a pesar de que incidentes como la prohibición del disidente POUM y el asesinato de su dirigente Andrés Nin provocaron protestas internacionales. Es obvio que un buen número de voluntarios extranjeros llegados a España, intelectuales o no, quedaron impresionados por lo que allí se veía, por el sufrimiento y la atrocidad, por el carácter implacable de la conducción de la guerra, por la brutalidad y la burocracia en el propio lado, o –en la medida en que se percataran de ello— por las intrigas y los enfeudamientos dentro de la República, por el comportamiento de los rusos y por tantas otras cosas. También aquí la polémica entre los comunistas y sus adversarios siguió ininterrumpida. Y sin embargo, durante la guerra, quienes dudaban permanecieron silenciosos luego de abandonar España. No querían prestar ayuda a los enemigos de la gran causa. Tras su regreso, Simone Weil, aun si manifiestamente decepcionada, no dijo palabra. Auden no escribió nada, aunque modificó su gran poema de 1937, “Spain”, en 1939, y rechazó su republicación en 1950. Confrontado con el terror estaliniano, Louis Fischer, un periodista estrechamente vinculado a Moscú, denunció sus lealtades pasadas, pero se cuidó muy mucho hacerlo mientras su gesto pudiera dañar a la República española. La excepción confirma la regla: el Homenaje a Cataluña de George Orwell. Se lo rechazó su editor habitual, Victor Gollancz, "en la creencia, compartida por tantas gentes de izquierda, de que todo debe sacrificarse en aras a preservar un frente común contra el ascenso del fascismo”. La misma razón le dio Kingsley Martin, editor del influyente semanario New Statesman & Nation, para rechazar una reseña crítica del libro. Representaban los puntos de vista abrumadoramente predominantes en la izquierda. Orwell mismo admitió tras su regreso de España que “mucha gente me ha dicho con distintos grados de franqueza que no se debe contar la verdad de lo que está sucediendo en España y del papel desempeñado allí por el Partido Comunista, porque hacerlo predispondría a la opinión pública contra el gobierno español, y así, ayudaría a Franco". En realidad, el mismo Orwell reconoció en carta a un reseñista amigo que “lo que dices respecto a no dejar que los fascistas dispongan de las disensiones entre nosotros es muy cierto”. Más aún: el público no mostró el menor interés en el libro. Se publicó en 1938, con una tirada de 1.500 ejemplares, y se vendió tan poco, que cuando, 13 años después, fue reeditado la primera edición aún no estaba agotada. Sólo en la era de la Guerra Fría dejó Orwell de ser una figura embarazosa y marginal.



Huelga decir que las polémicas póstumas sobre la Guerra Civil española son legítimas, y a decir verdad, esenciales. Pero sólo si logramos separar el debate sobre cuestiones reales del parti pris políticamente sectario, de la propaganda de la Guerra Fría y de la pura ignorancia de un pasado olvidado. La cuestión principal que planteó la Guerra Civil española fue, y sigue siendo, cómo se relacionaban la revolución social y la guerra en el lado republicano. La Guerra Civil española fue, o empezó siendo, ambas cosas. Nació de la resistencia de un gobierno legítimo, con ayuda de la movilización popular, contra un golpe militar parcialmente exitoso; y, en zonas importantes de España, de la transformación espontánea de la movilización en revolución social. Una guerra seria dirigida por un gobierno precisa de estructura, disciplina y un grado de centralización. Lo que caracteriza a las revoluciones sociales como la de 1936 es la iniciativa local, la espontaneidad y la independencia o aun la resistencia frente a la autoridad superior. Y eso fue especialmente así, dada la muy particular fortaleza del anarquismo en España.

En suma, lo que se planteó y sigue planteándose en esos debates es lo que dividía a Marx y a Bakunin. Las polémicas sobre el partido marxista disidente POUM son aquí irrelevantes, y dados su reducido tamaño y su papel marginal en la Guerra Civil, apenas significativas. Pertenecen a la historia de las disputas ideológicas dentro del movimiento comunista internacional o, si se prefiere, de la guerra implacable de Stalin contra el trotskysmo con el que sus agentes identificaban (erróneamente) al POUM. El conflicto entre el entusiasmo libertario y la organización disciplinada, entre la revolución social y el triunfo en la guerra, es un conflicto real en la Guerra Civil española, aun suponiendo que la URSS y el Partido Comunista desearan que la guerra terminara en revolución y que las partes de la economía socializadas por los anarquistas (es decir, puestas bajo control obrero local) funcionaran suficientemente bien. Las guerras, por flexibles que sean las cadenas de mando, no pueden ser libradas –ni las economías de guerra funcionar— de manera libertaria. La Guerra Civil española no habría podido echar a andar –por no hablar de ganarla— con prescripciones de tipo orwelliano.

Sin embargo, en un sentido más general, el conflicto entre revolución como aspiración a la libertad y el triunfo en la guerra no es puramente española. Apareció con todo su vigor tras la victoria de revoluciones en guerras de liberación: en Argelia, probablemente en Vietnam, ciertamente en Yugoslavia . Puesto que la izquierda perdió la Guerra Civil española, en este caso el debate es póstumo y cada vez más alejado de las realidades de la época, como ocurre con la película de Ken Loach, por otra parte tan inspirada y conmovedora. La repulsión moral provocada por el estalinismo y por la conducta de sus agentes en España está justificada. Es correcto criticar la convicción comunista de que la única revolución que contaba era la que otorgaba al partido un monopolio del poder. Con todo, esas consideraciones no son centrales para el problema de la Guerra Civil. Marx tendría que haberse confrontado con Bakunin aun cuando todos los que estaban del lado republicano hubieran sido ángeles. Pero hay que decir que, entre quienes se batieron como soldados por la República, la mayoría encontraba a Marx más relevante que a Bakunin, a despecho de que algunos supervivientes puedan recordar la espontánea pero insuficiente euforia de la fase anarquista de liberación con tanta ternura como exasperación.

Luego de su breve momento en el centro de la historia mundial, España regresó a su posición marginal. Fuera de España, la Guerra Civil pervivió, como sigue perviviendo entre un buen número de sus coetáneos no españoles, en rápida disminución. Llegó a ser recordada y sigue siendo recordada por quienes fueron jóvenes en la época como la indeleble memoria robacorazones de un primer amor grande y perdido. No es éste el caso en España, en donde todos experimentaron el trágico, mortífero y complejo impacto de la Guerra Civil, obscurecido y asordinado por la mitología y la manipulación del régimen impuesto por los vencedores. Sin embargo, al crear la memoria mundial de la Guerra Civil española, la pluma, el pincel y la cámara empuñados en favor de los vencidos probaron ser más poderosos que la espada y el poder de los vencedores.

Eric Hobsbawm es el decano de la historiografía marxista británica. Su último libro es un volumen de memorias autobiográficas: Años interesantes, Barcelona, Critica, 2003.



Traducción para www.sinpermiso.info: Antoni Domènech

 

Escrito por: Blogger Funes - 14 de noviembre de 2007, 11:16:00 CET

Anónimo:
- La felicitación que (el Rey) recibió de un tipo como Pedrojota vale tanto como una descalificación.

Funes:
- La descalificación que (el Rey) recibió de un tipo como Rafael Torres vale tanto como una felicitación.

Y aqui Paz (vega) y después Gloria (Fuertes)

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 11:19:00 CET

Hablando del pelo... Fedeguico
;-)

 

Escrito por: Anonymous schultz - 14 de noviembre de 2007, 11:22:00 CET

Quien se pase por lo de Espada podrá leer una muestra de los himnos nacionales de Hispano/Latino/Ibero/América, colgada por Bil, de lo más instructiva.

 

Escrito por: Blogger Cateto de Pacifistán - 14 de noviembre de 2007, 11:24:00 CET

Hoy es el día mundial de la diabetes, y la jornada está especialmente dedicada a los niños y jóvenes diabéticos.

La gran mayoría son del tipo I, como mi hija, ya que pese a que se dan casos de tipo II en jóvenes, es bastante raro pues este tipo de diabetes cursa en personas mayores, y tiene diversos factores (envejecimiento, hábitos, predisposiciones genéticas) que la motivan. Es la que padece nuestro admirado Crítico.

Pues bien, aprovecho la efeméride para hacer una reivindicación, y es que curiosamente, los afectados con diabetes tipo I no tienen la consideración legal de minusválidos. Mi hija, si no se modifica la ley, no podrá ser ni policía, ni militar, ni piloto, conductor profesional y su actividad como médico (que es su vocación) podría verse limitada, y entiendo que puede ser lógico que hayan reservas en aceptarlos pues podría ser incompatible una hipoglucemia con perseguir a un delincuentes, llevar un reactor o estar en plena misión de combate.

Pero aceptando eso, también debería existir un reconocimiento legal que estableciera dicha limitación, y por tanto que se pudiera tener acceso a ayudas, y mejoras de todo tipo que redundaran en los propios diabéticos insulinodependcientes.

No puedo quejarme de la asistencia sanitaria (pese a que podría mejorarse algún aspecto), pero para callar alguna boca que me pedía silencio pues el sistema público de salud me financia gran parte (no todo) del tratamiento crónico, debo decir, que el tratamiento para mi hija es vital. Es decir, si deja de tomar insulina, en menos de una semana moriría irremediablemente de una cetoacidosis (cosa nada agradable si han visto un debut). Vamos que no es un tema de calidad de vida, es de vida o muerte directamente.

Gracias por la atención en la lectura del post.

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 11:26:00 CET

Bravo Reinhard, se nota que conoce de lo que habla. Discrepo de la valoración final de la sentencia. En todo caso, le reitero mi opinión "global" sobre nuestra judicatura, posiblemente exagerada, injusta.

 

Escrito por: Anonymous schultz - 14 de noviembre de 2007, 11:30:00 CET

64] Escrito por: Cateto de Pacifistán —— 14 de noviembre de 2007 11:24:00 CET
___________________________________

Gracias a usted por la exposición. Una incidencia personal me tiene especialmente sensibilizado y es cuando se advierte que normalmente los que nos sentimos no afectados no nos damos cuenta de la importancia de ayudar a estas personas.

 

Escrito por: Blogger Cateto de Pacifistán - 14 de noviembre de 2007, 11:32:00 CET

schultz

Desgraciadamente me he vuelto un experto... si necesita ayuda, mejor yo que cualquier asociación.

 

Escrito por: Anonymous belisario - 14 de noviembre de 2007, 11:34:00 CET

Ya sabíamos que Orwell fue la excepción que confirma la regla. La regla de Hobswam.

 

Escrito por: Anonymous lacónico (palabras) - 14 de noviembre de 2007, 11:36:00 CET

Hace bien en recordar estas cosas, Cateto. Un abrazo.
Buenos días.

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 11:37:00 CET

Si había alguna duda de la catadura y caradura moral del tal Hobswam, con la lectura del texto ofrecido por Aldeans, queda absolutamente despejada.

Un admirador de la "antifascista" República dirigida a partes iguales por los golpistas del 34 ( PSOE-ERC ) y la mano soviética.

Tal como Aldeans.

 

Escrito por: Blogger Mardonio - 14 de noviembre de 2007, 11:39:00 CET

[20] Escrito por: Anónimo - 14 de noviembre de 2007 9:35:00 CET

Elmanifiesto.com

COMUNIDAD

¿Quién está manipulando a la gente?

La verdad sobre el crimen de Legazpi

---

En este artículo del "manifiesto" tienen un documento en adobe muy interesante con todas las fotografías del joven asesinado.
----------------------------
Muy instructivo todo lo referente a este pobre chaval.
¡Dios mío, habrá habido alguna palabra más manipulada que la de "fascista"!

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 11:43:00 CET

LAS CONTRADICCIONES DE LA SENTENCIA
Según el Tribunal, los suicidas de Leganés se despidieron con un móvil que seguía activo meses después de la explosión
Uno de los indicios de culpabilidad contra Jamal Zougham que el tribunal refleja en la sentencia del 11-M es que una tarjeta telefónica presuntamente vendida en su locutorio fue utilizada por los suicidas de Leganés para despedirse de sus familias. Sin embargo, en ninguno de los informes policiales incluidos en los 238 tomos del sumario figura que esa tarjeta se utilizara desde Leganés para llamar a nadie. No sólo eso, sino que en los informes aportados por la compañía Amena, incluidos también en el sumario, se comprueba que esa tarjeta telefónica seguía estando operativa después de la explosión del piso.


La AVT no recurrirá la sentencia del 11-M pero pide a la Sala que aclare algunos de sus puntos
Más del 70 por ciento de los españoles cree que se debería seguir investigando el 11-M
El Tribunal italiano que juzgó a "El Egipcio" contó con las traducciones erróneas para condenarle

HerramientasNoticias relacionadas en LD
Corrección de erratas




Noticia publicada el 13-11-2007

L D (Luis del Pino) El análisis de la sentencia del 11-M sigue deparando sorpresas. Esta vez, con respecto a los sucesos de Leganés. Al hacer el pliego de cargos contra el único condenado por la autoría material, Jamal Zougham, el tribunal recoge, entre otros indicios, el hecho de que "la tarjeta número 653026304 [comercializada a través del locutorio de Zougham], fue usada por los individuos que se suicidaron en la calle Martín Gaite de Leganés para despedirse de sus familiares". Es decir, según el tribunal, la tarjeta telefónica 653026304 fue vendida a través del locutorio de Jamal Zougham y fue empleada el sábado 3 de abril por los presuntos suicidas de Leganés para despedirse de sus familias.

Sin embargo, la sentencia no aclara de dónde saca el tribunal este dato y el hecho es que en ninguno de los informes policiales incluidos en los 238 tomos del sumario aparece esa tarjeta como utilizada por los presuntos suicidas de Leganés. En concreto, los informes policiales dicen que los teléfonos que los suicidas usaron para despedirse son otros tres, distintos del que el tribunal indica: 618840587, 628469210 y 653026047.

Pero, además, es que los informes policiales y los informes de Amena incluidos en el sumario descartan en todo momento que ese teléfono que el tribunal indica, el 653026304, esté relacionado con la trama del 11-M.

Los propios informes de la compañía Amena reflejan, de hecho, que ese teléfono que el tribunal dice que fue utilizado por los presuntos suicidas continuó estando operativo después de la explosión del piso de Leganés. Así, por ejemplo, en las bases de datos de Amena consta que la tarjeta 653026304 estaba introducida el 7 de mayo de 2004 en un teléfono de la marca Philips. También consta que el número 653026304 fue portado a Movistar con fecha 8 de junio de 2004.

¿De dónde saca, por tanto, el tribunal ese dato? ¿Se trata de un simple error, uno más, de una sentencia plagada de contradicciones y omisiones?

 

Escrito por: Anonymous schultz - 14 de noviembre de 2007, 11:45:00 CET

67] Escrito por: Cateto de Pacifistán —— 14 de noviembre de 2007 11:32:00 CET

schultz

Desgraciadamente me he vuelto un experto... si necesita ayuda, mejor yo que cualquier asociación.

___________________________________

Si se tratara de la misma enfermedad ya le habría consultado.
Gracias de corazón.

 

Escrito por: Anonymous mark gardner - 14 de noviembre de 2007, 11:47:00 CET

Desde luego, Adrede, muy clarificador, lo de rebelión.org:

Como muestra un botón:

P. ¿Has leido alguno de sus libros? ¿Que te suscita su perspectiva sobre la Guerra Civil española?

R. Se publican demasiados libros interesantes como para detenerse en los de Moa.

O sea, que no.

Por eso repite, y se queda tan campante, la especie de que lo que escribe Moa es simple refrito de los propagandistas del franquismo.

Y lo de "denuncia colectiva": qué a gustito se está arropado por tanta gente que piensa igualito que uno, ¿verdad?

¿Por qué no se atreve a denunciar a Pío Moa él solito?

 

Escrito por: Anonymous Garven - 14 de noviembre de 2007, 11:47:00 CET

[0] Me ha gustado la entrada (lo cual a lo mejor es un demérito, aunque no sea yo ni torre ni alfil, y mucho menos caballo.)
A mí me ha llamado mucho la atención la reacción de los periodistas al conocer la sentencia. Unos criticaban de antemano a Bermúdez, otros lo "alababan". Sale la sentencia y, ¡oh, cáspita!, cambian las valoraciones. Los que le alababan lo ponen de cgupa dómine y los que lo criticaban le reconocen un buen trabajo. (Eso sí, alguno que a pesar de los años no ha perdido el pelo de la dehesa e inclusos e le ha vuelto más recio y fosco, sigue en sus trece de reprocharle que tuviera mano dura con quienes intentaban perturbar el normal funcionamiento del juicio. Para algunos la autoridad en favor de la convivencia es fascisata, o como dijo uno, absolutista, jejeje.)
La verdad sea dicha, me esperaba esas reacciones. O conmigo o contra mí, pero con los ojos cerrados y la mollera seca. Quizás por eso no ha habido desengaño alguno y sí unas buenas carcajadas.
Les dejo que adivinen los dos extremos de los periodistas.

 

Escrito por: Blogger caesar - 14 de noviembre de 2007, 11:47:00 CET

veo: yul brinner.

leo: "annus horribilis".

pienso: ¡¡pedro zerolo!!

 

Escrito por: Blogger Melò Cucurbitaciet - 14 de noviembre de 2007, 11:51:00 CET

¡Qué vienen los guardias

 

Escrito por: Blogger caesar - 14 de noviembre de 2007, 11:53:00 CET

cateto:

debe aceptar (tampoco son tantas) las limitaciones y servidumbres que la diabetes impone.

recuerdo una salida a bucear en dominicana en la que una chica con diabetes sufrió un bajón de azúcar a 25 mts. de profundidad. menos mal que el marido estuvo atento y enseguida se percató de lo que pasaba y consiguieron subirla, si no habría habido una tragedia. ese problema no avisa cuando viene...

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 11:54:00 CET

Este Pumares es la monda. Vean lo que dice de Al Gore.

http://www.danieltercero.net/archivo/2007/11/pumares_sobre_a.html

 

Escrito por: Blogger sarónico - 14 de noviembre de 2007, 11:59:00 CET

Luego, si tengo tiempo, les comentaré algo sobre el incidente de ayer en el blog, tan aleccionador, a cuenta del pobre Carlitos, pero de momento cesen un poco en el parloteo y atiendan:

"Non placet Hispania"
14 de Noviembre de 2007 - 08:25:05 - Pío Moa
Estoy leyendo El retorno de los césares, de José Manuel Otero Novas, un libro sugestivo del que ya hablaré. Pero ahora menciono un pequeño episodio que incluye: “En 2002, Salamanca celebró su designación como “ciudad europea de la cultura” y con tal motivo se abrió una bien montada exposición sobre Erasmo de Rotterdam (…) En los paneles de la exposición y en el folleto oficial, al tratar de la relación de Erasmo con España, se destaca una frase aislada de Erasmo: Non placet Hispania. En el contexto de exaltación de personaje tan avanzado y tolerante, de alguien que vivió y trabajó con naturalidad en muy diversos países de la Europa de su tiempo, sin más explicaciones sobre el asunto, la frase da a entender que nuestro país (…) debía parecerle a Erasmo muy cerrado en la Edad Media , o acosado por el oscurantismo y la intolerancia. Interpretación que resulta coherente con lo que escribió sobre el siglo XVI español la “leyenda negra” y con lo que los españoles contemporáneos hemos interiorizado (…) Y que fue la ofrecida por la “guía” oficial que acompañó a mi grupo durante el recorrido por la Exposición. (…)

"Ese repudio sobre España se produce cuando Erasmo es invitado por Cisneros, reformador de la Iglesia antes que Erasmo, a venir a nuestro país y disfrutar de una Cátedra en la nueva universidad de Alcalá (…) Y le dice Erasmo a su amigo Moro que no le gusta nuestro país (non placet Hispania) porque “hay demasiados judíos en España”.

Erasmo se refería a los judíos cristianizados o conversos, que le displacían profundamente. La pandilla de golfos o “gárrulos sofistas” que organizó la exposición con dinero de todos, aisló la célebre frase y le dio una falsa interpretación, que la ignorancia habitual dio por buena. En fin, es su "cultura".

 

Escrito por: Blogger sarónico - 14 de noviembre de 2007, 11:59:00 CET

Luego, si tengo tiempo, les comentaré algo sobre el incidente de ayer en el blog, tan aleccionador, a cuenta del pobre Carlitos, pero de momento cesen un poco en el parloteo y atiendan:

"Non placet Hispania"
14 de Noviembre de 2007 - 08:25:05 - Pío Moa
Estoy leyendo El retorno de los césares, de José Manuel Otero Novas, un libro sugestivo del que ya hablaré. Pero ahora menciono un pequeño episodio que incluye: “En 2002, Salamanca celebró su designación como “ciudad europea de la cultura” y con tal motivo se abrió una bien montada exposición sobre Erasmo de Rotterdam (…) En los paneles de la exposición y en el folleto oficial, al tratar de la relación de Erasmo con España, se destaca una frase aislada de Erasmo: Non placet Hispania. En el contexto de exaltación de personaje tan avanzado y tolerante, de alguien que vivió y trabajó con naturalidad en muy diversos países de la Europa de su tiempo, sin más explicaciones sobre el asunto, la frase da a entender que nuestro país (…) debía parecerle a Erasmo muy cerrado en la Edad Media , o acosado por el oscurantismo y la intolerancia. Interpretación que resulta coherente con lo que escribió sobre el siglo XVI español la “leyenda negra” y con lo que los españoles contemporáneos hemos interiorizado (…) Y que fue la ofrecida por la “guía” oficial que acompañó a mi grupo durante el recorrido por la Exposición. (…)

"Ese repudio sobre España se produce cuando Erasmo es invitado por Cisneros, reformador de la Iglesia antes que Erasmo, a venir a nuestro país y disfrutar de una Cátedra en la nueva universidad de Alcalá (…) Y le dice Erasmo a su amigo Moro que no le gusta nuestro país (non placet Hispania) porque “hay demasiados judíos en España”.

Erasmo se refería a los judíos cristianizados o conversos, que le displacían profundamente. La pandilla de golfos o “gárrulos sofistas” que organizó la exposición con dinero de todos, aisló la célebre frase y le dio una falsa interpretación, que la ignorancia habitual dio por buena. En fin, es su "cultura".

 

Escrito por: Blogger sarónico - 14 de noviembre de 2007, 12:00:00 CET

Un poco más de reflexión, en el mismo blog:

"Que el silencio no nos condene. La lista de firmas para el manifiesto por la verdad histórica sigue abierta, en la columna de la derecha de LD, parte superior

---------

Haciendo memoria

En Yo tenía un camarada, César Alonso de los Ríos (CAR) entrevista a Gonzalo Torrente Ballester (GTB)

CAR: Hiciste una valoración global de la cultura en el franquismo con motivo de los veinticinco años del régimen. Fuiste muy positivo. ¿Te arrepientes ahora?

GTB: No. En líneas generales no. Hubo censura y aislamiento pero a pesar de ello no fue un páramo cultural. La prueba es que, si hacemos una comparación con lo que ha venido después, hay que admitir que no han sido superados los resultados ni en las artes plásticas, ni en el cine, ni en el teatro, ni en la música, ni en el pensamiento. Es duro decirlo, pero es así.

CAR: Coincides con Julián Marías en estas estimaciones.

GTB: Por supuesto, el exilio supuso una pérdida enorme y la censura tuvo consecuencias lamentables. Dicho esto y después de un repaso pormenorizado y global, hay que concluir que ha habido una exaltación exagerada de la “cultura republicana”, que no hubo una explosión respecto a la de la Restauración y concretamente de la Dictadura de Primo de Rivera. Obviamente, en la inmediata posguerra hay un parón, un hiato muy fuerte. No se puede medir la cultura de un país desde los criterios políticos. No hay una relación inmediata entre libertad y creación, entre democracia y cultura, entre dictadura y creatividad. A veces los estímulos van por otro lado.

CAR: Además, se ha hecho una contabilidad cultural rara al considerar exiliados a escritores y pensadores como Ortega o Marañón, y se han pasado por alto a personalidades como Menéndez Pidal, Dámaso Alonso, Azorín, Zubiri…

GTB: Se hizo una mitificación de ciertos nombres, algunos de ellos surgidos como creadores en el exilio. A veces excesivamente valorados, como Ayala, Max Aub, Andujar… Pero si de la comparación de la cultura del franquismo con la anterior a la guerra pasamos a la comparación con la que ha venido después de la transición, ¿qué podríamos decir?

CAR: Globalmente no se puede afirmar que haya habido no ya una explosión cultural sino más bien hay que reconocer que apenas ha salido nada significativo en alguno de los campos.

GTB: ¿Recuerdas la cantidad de magníficos originales que tantos y tantos tenían en el cajón? Ah, cuando llegara la libertad…”

 

Escrito por: Blogger sarónico - 14 de noviembre de 2007, 12:02:00 CET

Esto está prácticamente perfecto: la realidad frente a la parlanchinería, que tanto gusta aquí:


"Nazis e izquierdas.

El incidente entre extremistas de derechas y de izquierdas con la muerte de un muchacho de los segundos no debe hacernos olvidar dos cosas

a) Que la inmensa mayoría, la mayoría aplastante de los asesinatos y violencias producidos desde la transición han sido perpetrados por la extrema izquierda

b) Que la izquierda supuestamente normal y las derechas separatistas han estado extrayendo rentas políticas sin tregua de los crímenes de la ultraizquierda, cosa normal si tenemos en cuenta que aquellas izquierdas se han manifestado siempre bajo la bandera irrisoria y anticonstitucional de la II República y la del GULAG, bien juntas y revueltas para evitar confusiones.

-------

 

Escrito por: Blogger sarónico - 14 de noviembre de 2007, 12:03:00 CET

Y finalmente... Mismo blog de Moa:

Marruecos pide a España negociar de forma "civilizada" la entrega de Ceuta y Melilla

Mohamed VI sabe que es su gran oportunidad: tiene enfrente a Zapo, otro civilizado como él. La alianza de civilizaciones.

-----

Nada más ver los anuncios de "Vueling" en spanglish, me dije: jamás volaré en esa compañía.

 

Escrito por: Anonymous Garven - 14 de noviembre de 2007, 12:09:00 CET

[81] Escrito por: sarónico —— 14 de noviembre de 2007 11:59:00 CET
La pandilla de golfos o “gárrulos sofistas” que organizó la exposición con dinero de todos, aisló la célebre frase y le dio una falsa interpretación, que la ignorancia habitual dio por buena. En fin, es su "cultura".
--------------------
Tiene razón. La gente se dedica a sacar las frases de contexto para azuzar al personal. Recuerdo la famosa frase de Azaña (tan querido por FJL y Aznar): "España ha dejado de ser cristiana." La frases era la última de una exposición de hechos acerca del comportamiento religioso de los españoles. Azaña arguïa que ya no se seguía lo que mandaba la Iglesia como diez o veitne años antes, y concluía eso, pero solo concluía. La propaganda de la derecha cogió el rábano por las hojas y se dedicó a extender el infundio de que Azaña impedía a los españoles ser católicos. Noe ra así, pero... la sacarond e contexto, dejaron solo eso y la utilizaron apra sus torticeros intentos de manipulación.
¡Ah del rigor intelectual y de la honradez! ¿Ubi sunt?
A FJL que no se lo pregunten que los manda al cubo de la basura todos los días a eso de las 6 de la mañana, y al sr. Moa, pues lo mismo, cada vez que se pone a escribir sus articulillos, mas culillos que arti, dicho sea de paso.

 

Escrito por: Blogger caesar - 14 de noviembre de 2007, 12:09:00 CET

http://www.elpais.com/articulo/internacional/alta/velocidad/llega/Londres/retrasos/elpepuint/20071114elpepiint_5/Tes

lo que pasa es que ellos no han tenido que hacer pruebas de inundación...

 

Escrito por: Anonymous belisario - 14 de noviembre de 2007, 12:12:00 CET

El libro de Suso de Toro sobre Zp tiene que ser lectura obligada en todos los hogares. Sólo así se podrá apreciar la dimensión real de la catástrofe.

 

Escrito por: Anonymous Garven - 14 de noviembre de 2007, 12:16:00 CET

[82] Escrito por: sarónico —— 14 de noviembre de 2007 12:00:00 CET

Un poco más de reflexión, en el mismo blog:

"Que el silencio no nos condene. La lista de firmas para el manifiesto por la verdad histórica sigue abierta, en la columna de la derecha de LD, parte superior

---------

Haciendo memoria

En Yo tenía un camarada, César Alonso de los Ríos (CAR) entrevista a Gonzalo Torrente Ballester (GTB)

CAR: Hiciste una valoración global de la cultura en el franquismo con motivo de los veinticinco años del régimen. Fuiste muy positivo. ¿Te arrepientes ahora?

GTB: No. En líneas generales no. Hubo censura y aislamiento pero a pesar de ello no fue un páramo cultural.
----------------
¿Por qué cuesta tanto enteder que la censura ya de por sí refuta todo?
Por lo que a mí respecta, prefiero lo que haya sin censura que grandes obras de la cultura producidas en un ambiente de censura y dictadura.
Que para criticar este momento haya que ensalzar otros momentos de dictadura dice mucho de los que lo hacen.
Claro que no hay que olvidar que gran parte de la cultura en tiempos de Franco la hicieron gente como Julián Marías que siempre se negó a ser parte del franquismo, más otros "progres" que también se negaron a eso. Más los falangistas desencantados como el propio Torrente Ballester, Valente, José María Valverde y algunos más que, siendo al principio de derechas y evr la derrota que tomaba el régimen franquista, renegaron de él.
Resulta gracioso (una de esas terrible bromas de la historia) que quienes en un principio apoyaron el franquismo luego lo criticaran, y que quienes lo criticaron y lucharon contra él, ahora lo ensalcen.

 

Escrito por: Anonymous Garven - 14 de noviembre de 2007, 12:20:00 CET

[87] Escrito por: belisario - 14 de noviembre de 2007 12:12:00 CET

El libro de Suso de Toro sobre Zp tiene que ser lectura obligada en todos los hogares. Sólo así se podrá apreciar la dimensión real de la catástrofe.
-----------------
Prefería yo que los Reyes magos me trajeran solo carbón a este suplicio que Ud. quiere imponernos.
Fíjese con el felipismo el adulador biógrafo era José Luis de Vilallonga con su biografía del rey. ahora es Suso con la de ZP. (Y aún dice ZP que él es un hombre normal, nada apegado al poder, cuando ya eprmite y colabora en una biografía sin haber acabado siquiera la primera legislatura.
A todo esto, los intlectuales críticos con el poder, Ortices y demás, no dicen nada de esta sumisión al poderoso.
Seguro que la culpa la tiene Aznar.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 14 de noviembre de 2007, 12:27:00 CET

Es de hace unos años, pero sigue siendo actual:

El derecho al asesinato
Pío Moa

Por supuesto, la Iglesia tiene pleno derecho, en una sociedad democrática, a beatificar a sus mártires de la guerra civil, tanto más cuanto que lo hace sin espíritu revanchista. Pero, cada vez que se produce una beatificación de éstas, se levanta la protesta en sectores jacobinos y progres. Para ellos, si la Iglesia reconoce y ensalza a los suyos, reaviva el espíritu de guerra civil y va contra la reconciliación. En cambio, los que protestan pueden ensalzar y exaltar ad nauseam a las víctimas que consideran de su bando, y fomentar un espíritu sectario, falsario y desde luego nada reconciliatorio. Estoy pensando en panfletajos como el de Santos Juliá y compañía titulado Víctimas de la guerra, diseñado para instilar odio, sobre todo en la mente de los jóvenes que no tienen casi idea de lo que realmente ocurrió. Como acertó a decir una vez Anguita sobre la hipocresía de Pujol: "siembra el odio con palabras suaves". Juliá y compañía sustituyen las palabras suaves por lucubraciones seudoimparciales y aun más seudohistóricas.

En el fondo de estas actitudes hay una concepción rara vez expuesta con claridad, pero no menos evidente: los jacobinos –ya quedan pocos marxistas, al menos abiertos– tienen derecho a aplastar a quienes se opongan a sus designios, cuya sublimidad justifica todo: nunca se han conformado con menos de la emancipación del proletariado o del ser humano, y cosas así. Por contra, sus adversarios no tienen derecho a defenderse, y si lo hacen cometen un crimen. En definitiva, los clérigos y cristianos asesinados están bien asesinados, en el fondo se lo merecían y su mejor destino es el olvido, por oponerse al progreso o al "pueblo", de quienes se proclaman representantes los que ahora protestan,.

Afortunadamente, esa actitud está en regresión en la izquierda, aunque sigue presente subliminalmente en actitudes como la vista. Donde se manifiesta de lleno es en el País Vasco. Recientemente, en una cena homenaje a Raúl Guerra Garrido, éste citó algunas frases que se oyen por allá, y que resumen la situación. Un locuelo de Jarrai con la mente envenenada decía que, naturalmente, ellos tienen derecho a matar. Se supone que si a ellos les pagasen con la misma moneda, sería un crimen inexpiable. ¿Por qué? Porque ellos tienen un sublime objetivo, la "construcción nacional" –transformado en la práctica en pesadilla miserable–, que justifica todo. La izquierda jaleó ese objetivo durante largos años: un asesino era "un patriota", y los que provocaban un incremento de la represión resultaban "luchadores por la libertad". Ahora, a esos mismos les llama fascistas y nazis (como llamaba "conservadores" a los comunistas cuando la caída del muro de Berlín). ¡Ah, esa mala y retorcida conciencia de la que no acaba de librarse la izquierda!

 

Escrito por: Blogger sarónico - 14 de noviembre de 2007, 12:28:00 CET

Hoy la cultura española está en manos de los adredes y compañía, se entiende que esté tan baja.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 12:29:00 CET

Sobre el cacao ideológico de los Torrente, Ridruejo, Laín, etc, es recomendable -y definitiva- la lectura de la novela de Umbral "Leyenda del César Visionario", novela que tanto subleva a Rafael Conte. También los magníficos ensayos de Jordi Gracia.

Efectivamente, Garven, ahí la palabra clave es "censura". Aparte de que ya es hora de revisar las supuestas obras maestras creadas en España durante la posguerra. Así, a modo de ejemplo, diremos que hoy día novelas como "La familia de Pascual Duarte", "El camino" o "Los gozos y las sombras" han quedado para consumo escolar, siendo muy poco el aprecio que dichas obras suscitan entre quienes hoy escriben. Hagan la prueba ustedes de releer esas obras. Imposible. La literatura española renace briosa en los años sesenta, no antes. Yo mismo estimo muchísimo todo lo escrito por Cela a partir de San Camilo, 1936 y paso de su producción anterior, lastrada por un lirismo acartonado y un lenguaje rancio.

De Torrente Ballester sólo se sostiene "La saga/fuga de JB". A mí esta novela de Torrente, como el resto de su producción, tampoco me gusta, pero la cito porque es la única obra del narrador gallego que hoy se sigue leyendo. Tiene gracia que Torrente -autor de una historia de la literatura española contemporánea en la que no se cita a Cernuda- despreciara en su día a Ayala: hoy, los cuentos de Ayala, sobre todo los agrupados bajo el título "Los usurpadores", merecen mayor atención de la crítica y de los lectores que las paparruchadas de Torrente.

 

Escrito por: Blogger Funes - 14 de noviembre de 2007, 12:29:00 CET

Melò, parece que la cosa va de cobros de comisiones por " agilizar o retrasar licencias de aperturas de locales".

 

Escrito por: Blogger Mardonio - 14 de noviembre de 2007, 12:31:00 CET

SESO DE TORO

 

Escrito por: Blogger Funes - 14 de noviembre de 2007, 12:34:00 CET

Siso de Todo

 

Escrito por: Anonymous Tibor - 14 de noviembre de 2007, 12:35:00 CET

Qué jodio Reinhard. En ese revoltillo que nos tira concluye que el atentado nada tiene que ver con la guerra de Irak -con lo que quedaría claro que ninguna objección cabe achacarle al ex presidente pero sí, añade Reinhard, quedan agujeros negros, con lo que da por hecho que la teoría conspiratoria no estaba tan desencaminada.
Pa mear y no echar gota las conclusiones de este espabilao.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 12:38:00 CET

Me retiro por hoy. Los "Adredes" que aparezcan en lo que queda día, serán cazurros clones.

Voy a dar un paseo, a ver si ligo un poco.

Hasta mañana.

 

Escrito por: Anonymous elquiciodelamancebia - 14 de noviembre de 2007, 12:38:00 CET

Racismo iberoamericano e indios.
-

Ante la memoria histórica de Chávez, que siempre tendrá su parte de razón al acusar al conquistador de conquistar, convendría dar un repaso a las conquistas que los hijos de los conquistadores han consolidado en Iberoamérica.

Allí predomina el canela, el aceituna y el negro en sus diversas tonalidades, pero manda el blanquismo. Sólo hay que darse una vuelta por la región para comprobar que aquella sociedad no considera al racismo ni siquiera políticamente incorrecto.

La masiva y normalizada utilización de 'negro' como insulto burlón no es más que un ejemplo humorístico.

Lo principal es que los blanquitos y los mestizos, es decir todos aquellos que dicen tener un bisabuelo europeo o así, valoran al indio y al negro como castas inferiores, a las que se mantiene sumidas en la miseria, el ostracismo y, lo que es peor, en el desprecio racista que se vive en latinoamerica.

Sobre todo a los indios, a menudo utilizados para instalar fascismos revolucionarios que sólo contribuyen a incrementar la pobreza.

Lo del negro vale especialmente para Cuba, la presunta igualitaria revolucionaria, donde su discriminación se palpa -sutilmente o a las duras- en cualquier esquina.

Y es que no mejor cuña que la de la propia madera [en este caso, por una vez, no de Z] .



---
www.lacoctelera.com/elquiciodelamancebia

 

Escrito por: Anonymous mark gardner - 14 de noviembre de 2007, 12:39:00 CET

Adrede, cada vez que promociona "Leyenda del César Visionario", baja enteros como crítico literario. Se revela simplemente como lector muy poco perspicaz.

Ni la "brillante" prosa de Umbral eleva el libro más allá de la categoria de ajuste de cuentas.

Y como los personajes carecen de toda profundidad psicológica, pues uno acaba fijándose enteramente en la prosa. Y es entonces cuando se da cuenta de que Umbral es —como Adrede— escritor de vuelos muy cortos.

Por eso Adrede jamás escribirá la novela que ha comentado por aquí alguna vez. Le falta fuelle.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 14 de noviembre de 2007, 12:44:00 CET

Bil: si andas por ahí, unas notas a pie de Les Luthiers -imprescindibles cuando se habla de himnos.

I. Canción a la independencia de Feudalia

Cantemos la canción de la independencia, con un ojo puesto en la Historia, y otro en el presente, y otro en el porvenir.

Hoy es el día de la independencia
independencia y soberanía
y ya que es el día de la independencia
la independencia qué bien nos vendría.
Salve Feudalia altiva y gloriosa
tú que con lazos de amor nos encierras
salve Feudalia heroica y victoriosa
nunca vencida, salvo en las guerras.
Sin influencias foráneas vivamos
puros Feudalia así como tú
hoy en tu día a ti te cantamos:
"happy birthy to you".


II Ya el sol asomaba en el poniente

Ya el sol asomaba en el poniente,
ya el cóndor surcaba el firmamento
y la Patria, gloriosa heróica y valiente
de victoria profiere el juramento.
Refulgentes aceros se preparan
a lanzarse a la lid libertadora
ya broncíneos clarines, amenazan
a la fiera vorágine invasora.

Con sus fieros cañones apuntando
ya se ven de la Patria al enemigo
hacia nuestros patriotas avanzando
los salvajes ya se vienen ¡pucha digo!.
Y ya entran nuestros héroes en la Historia
esgrimiendo la justicia inexorable
con mosquetes cargados de victoria
con espadas de acero inoxidable.

El fragor de la lucha ya se extingue
por doquier de la muerte la amargura;
ya el odiado enemigo se distingue
alejándose deprisa en la llanura;
ya los fieros enemigos se alejaron
no resuena el ruido de sus botas
nos pasaron por encima y nos ganaron,
nos dejaron en derrota.
Perdimos, perdimos, perdimos
otra vez.


III El Zar y un puñado de aristócratas (fuga en Si-beria)

Unámonos a la masa
y apoyemos la revolución.
Mejor ser proletarios en casa
que aristócratas en prisión.

Seremos comunistas desde esta fecha
¡vivan los izquierdistas de derecha!


IV La comisión

Enemigos de la Patria
huyendo vencido van
al galope sus corceles
arre, arre, tacatá-ta-ta
Y si algún fiero enemigo
nuestras fronteras ataca
resurgirá nuestro grito:
malo, feo, enemigo caca.

(...)

Atrás invasores noruegos
olvidaos de vuestra avidez;
quedaos en Oslo,
no salgáis de Oslo,
os lo decimos por última vez.

(...)

Bandera, gloriosa divisa,
si te ofenden,
la afrenta lavaremos a toda prisa;
también lavaremos el himno y el escudo:
lavamos todo tipo de divisas.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 12:45:00 CET

Es que yo no tengo prejuicios literarios, mark. Para mí en la novela cabe todo. También un ajuste de cuentas, por supuesto.



(Y ya sí que me voy, que fuera hace un solecico muy bueno)

 

Escrito por: Anonymous Garven - 14 de noviembre de 2007, 12:46:00 CET

Buenísimas las reacciones de los lectores (es un decir) del periódico "Páublico" (dos decires más) al conocer la noticia de miguelito Bosé y su apoyo al Rey.
Lean, lean lo que dicen:
http://www.publico.es/culturas/musica/016762/miguel/bose/desean/cante/venezuela/voten/chavez

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 14 de noviembre de 2007, 12:49:00 CET

'Un joven de 13 años falleció a última hora de la tarde del martes tras disparársele una escopeta de caza que pertenecía a su padre cuando la manipulaba en el interior de su casa (...)

El padre del joven no se encontraba en la casa cuando se produjeron los hechos y se desconocen las causas por las que el menor tenía el arma en su poder.'


Estos periodistas son gilipollas. No sólo se empeñan en 'las causas', sino que son incapaces de comprender por qué un chorbo de 13 años coge la escopeta de su padre.

 

Escrito por: Anonymous mark gardner - 14 de noviembre de 2007, 12:54:00 CET

Pero Adrede, ¿no ve la diferencia entre escribir algo que es a todas luces un vulgar ajuste de cuentas del propio autor con el mundo real —vamos, subproducto de la inquina del escritor— y novelarlo, es decir, contar un ajuste de cuentas entre personajes de los más variados tipos, motivos, debilidades, ambiciones, etc.? Vamos, algo que requiere un esfuerzo de comprensión del mundo exterior más allá del ego del escritor.

Mucho antes del final, el lector de Leyenda acaba harto de la inquina personal del autor hacia sus personajes. Sólo le queda la prosa, que a mi juicio, no es ni mucho menos recompensa suficiente.

Saludos, y que disfrute del paseo.

 

Escrito por: Anonymous mark gardner - 14 de noviembre de 2007, 13:09:00 CET

En otro orden de cosas:

"La trama en el Ayuntamiento de Madrid afecta a 16 funcionarios por cobro de comisiones

Los registros e incautación de documentos efectuados en cinco sedes del Ayuntamiento de Madrid que gobierna Alberto Ruiz Gallardón responden a una investigación iniciada antes del verano que afecta a 16 funcionarios municipales por presunto cobro de comisiones para agilizar las licencias de actividad de diversos locales"

Empiezo a entender por qué a la izquierda española le gusta Gallardón.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 14 de noviembre de 2007, 13:17:00 CET

[17] Escrito por: Aldeans - 14 de noviembre de 2007 9:33:00 CET

Te informo, oh defensor de doncellas agraviadas, que lo de mandar a hacer ganchillos es tarea que recomiendo de forma habitual tanto a hombres como a mujeres, sobre todo cuando los interfectos se dedican a chapucear con los datos. Siempre es mas agradecido que mandar a esparrabar o a cazarse las ladillas con mechero de gasolina.

Aqui el único revisionista mentiroso compulsivo es el supuesto historiador que es capaz de soltar el rebuzno de alabar la capacidad defensiva de la URSS frente a Alemani. Las chapuizas del frente ruso son objeto de estudio y están desmenuzadas en muchas bibliografías, como ya indiqué en el post. Que en muchos casos los rusos se enfrentaron con poco mas que palos y piedras es verdad, que la industria armamentística era un desastre mayúsculo tambien, que los graves errores producidos por la incompetenciam de los supuestos logistas y mandos impuestos a los militares de carrera fueron catastrófico es mas que sabido, y que un país tan grande y que entra fresquito en la contienda frente a una Alemania que tenía varios frentes abiertos a cual mas desangrante idem de idem. Incluso son el apoyo de los rusos blancos que se unieron al ejército aleman para luchar contra el comunismo (su único objetivo, lo demas se la traia al pairo) y los desgraciados españoles e italianos que fueron embarcados en el desastre (y que poco mas que hacían de bultos) eso fue la crónica de una debacle

Y Stalin clamando contra los que violaban a la Santa madre Rusia, hijos míos luchad y rescatarla. eso si, detras de las filas de los rusos estaban las escasas ametralaldoras disponibles para empujarlos hacia adelante,y el comisario político vigilaba a las tropas pistola en mano para controlarlas

y los gulags en el Circulo Polar Artico, donde acabaron muchos de los supervivientes de los combates. Si sobrevivías quería decir que eras un cobarde, a Sajalín a morir congelado trozo a trozo

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 14 de noviembre de 2007, 13:21:00 CET

redacción de habas...

digo que llegar tarde ala guerra y con todos los recursos diponibles frente a una Alemania que ya llevada días gastando recursos implica una ventaja que no fueron capaces de administrar.

 

Escrito por: Blogger Fedeguico - 14 de noviembre de 2007, 13:22:00 CET

P´a mealse o
El saber enciclopédico del obeso pedante y la tonta de Gotzone.
(LO HA DICHO LA COPE)

OBESO PEDANTE: El PSOE va a incluir en su programa la ablación del clítoris porque una de las 14 personalidades que les asesorarán es Wangari Matthai, a la que le dieron el Premio Nobel por defender la ablación del clítoris

LA POBRE GOTZONE: ¡Qué barbaridad! ¡Lo que ha sacado usted en un momento, en diez minutos, consultando en el Google (sic)...! ¡Lo que no se sacaría en 24 horas o en varios días..!

EL OBESO PEDANTE: Ablación del clítoris, ablación y el clítoris. A usted, Gotzone y a mí mismo, el PSOE quiere "ablacionarnos" el clítoris...Porque ha contado con el asesoramiento de Wangari Matthai
que no quiere ver clítoris por parte alguna...

LO HA DICHO EL FATUO GORDINFLÓN...
LO HA DICHO LA COPE...
QUEREMOS SABER LA BERDAZ...

TA, TA, TA, TA, CHÍNNNNN....

 

Escrito por: Anonymous La voz de la razón - 14 de noviembre de 2007, 13:22:00 CET

[43] Escrito por: Aldeans - 14 de noviembre de 2007 10:44:00 CET

Habría que empezar a analizar por qué el Nickjournal está tan desierto ultimamente.
Yo propongo los siguientes motivos:

--------------------

¿POrque estás tú aquí dando la brasa, Aldeasno?

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 13:25:00 CET

Sr. Garven, si me permite, no creo que Moa esté "defendiendo" al franquismo. Simplemente constata ( y rebate la tesis izquierdista ) que durante la dictura "España no fue un páramo cultural". Por diversas razones, eso no lo fue, y los intelectuales o escritores exiliados, manteniendo obviamente un magnífico nivel, no constituyeron como se pretende "una especia de cultura española alternativa a la oficial", ni por supuesto de mayor relevancia cuantitativa y cualitativa. Se trata de constatar que, a pesar de todos los obstáculos, y también por el efecto de ciertas circunstancias, en Esoaña durante el franquismo se produjo un panorama cultural ciertamente interesante.

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 13:36:00 CET

LAS GUERRAS DE TODA LA VIDA
Locos y malvados
Por Horacio Vázquez-Rial
Los Estados Unidos son el país del mundo con mayor cantidad de asesinos en serie, aun en proporción a su número de habitantes. Asesinos particulares. Tipos que un día descubren que han nacido para matar y, si no son lo bastante fuertes ni lo bastante coherentes como para soportar una instrucción en la infantería de marina, se lanzan por cuenta propia. Estoy convencido de que eso ocurre porque en esa nación no hay organizaciones revolucionarias.

Allí nadie puede ingresar en las FARC, ni en ETA, ni en ninguna banda por el estilo, porque o son insignificantes o los servicios de inteligencia las desmontan en un periquete. De ahí que las bandas armadas verdaderamente peligrosas de los Estados Unidos tengan base en el exterior: o el delirante nacido para matar se hace musulmán y se coopta a Al Qaeda (cosa harto difícil, vistos los criterios de selección del grupo de Ben Laden y la abundancia de mano de obra mártir con que cuenta en el mundo árabe), o ingresa en un grupo de matones de barrio o de skin heads, o va por libre.

Hace poco, en una comida, en Buenos Aires, con uno de los pocos amigos que me quedan vivos de mi época de trotskista armado, hablamos de los que habían sido nuestros compañeros hace cuarenta años, y de las razones por las cuales nosotros habíamos desertado a tiempo para recorrer el largo camino que nos había llevado de la izquierda al conservadurismo liberal. Hubo, claro está, razones de orden político racional, muchos años de análisis y de lecturas, de desprogramación, aunque no conociéramos entonces el término, para romper lazos con la secta. Llevó años, sí, comprender el carácter totalitario de nuestros mal llamados sueños de juventud. Pero ése, el propiamente ideológico, el estrictamente político, era sólo uno de los aspectos a tener en cuenta en ese proceso: otro, tal vez el más significativo, tenía que ver con la salud mental.

Aquellos compañeros de hace cuarenta años, en su mayor parte, están muertos. Los demás, con una sola excepción, han hecho una carrera al margen de la ley, convirtiendo en oficio el atraco, el secuestro o el asesinato que habían cometido por primera vez en nombre de la utopía. Psicópatas, sociópatas.

Los muertos fueron a la muerte por elección propia, buscando el fin por la vía del enfrentamiento con otros psicópatas o sociópatas, militares y civiles, reclutados por la dictadura para ese terrible acting out que se llevó a cabo en la Argentina de los 70.

Lo escribo aquí porque el presidente Zapatero acaba de acompañar a Kirchner en la inauguración de uno de los tantos espacios que el Gobierno argentino ha destinado a perpetuar la memoria guerrillera, de forma muy parecida a como pretende perpetuarla el Gobierno español: mal, a trozos, y subrayando el heroísmo de las víctimas. No es de extrañar: Kirchner, que no pasó de ser un colaborador de superficie de los montoneros, ha llenado su equipo de montoneros reales, con autoridad en el movimiento y pasado clandestino.

Psicópatas y sociópatas tienen para elegir entre las FARC y los paramilitares en Colombia, pueden incorporarse a los grupos de choque del chavismo en Venezuela, gozan de la vida en la Seguridad del Estado cubano, medran en el régimen argentino, se guevarizan en la Bolivia que devoró al Che, pueden sumarse a la causa de ETA en el País Vasco –aunque se llamen Troitiño o Fernández–. Siempre sin diagnóstico y bajo el amparo de la ideología, y un vago y reparador sentimiento de justicia, que siempre acompaña al resentimiento.

¿Hay locos oficiales, integrados en el Estado desde el principio? Claro que sí. Videla y Westmoreland deberían bastar como botones de muestra. A veces sucede que el sociópata/psicópata del que en origen es un movimiento marginal ocupa el Estado y convierte su enfermedad en régimen: ahí están Hitler y Stalin, en sus inicios colaboradores de la policía que, como el hombre que fue Jueves de Chesterton, se hallan de pronto en la punta de la ola y no bajan hasta dejar unos cuantos millones de muertos en el agua.

La locura se hace evidente de muchas maneras, aunque no siempre los demás lo noten. ¿Cuántos notaban la locura de Hitler cuando ladraba ante millones de alemanes prometiéndoles la conquista del mundo? Es fácil de ver en Iñaki Bilbao cuando le dice al juez que le va a meter siete tiros y arrancar la piel a tiras, no sé bien en qué orden. En ambos, ahora que vemos y oímos a Hitler como lo que era, un orate (Churchill lo sabía entonces), hay otro aspecto del alma que se revela: la maldad, ocasionalmente expuesta como resentimiento armado.

Es cuando menos curioso que a lo largo de los tiempos se haya pretendido conciliar la política con la moral, desconociendo que, de los que se dedican a la política, sólo unos pocos lo hacen con interés en el bien general. Incluso hay quien cree que determinados políticos, cuando hacen las cosas mal, las hacen así por error. Habrá casos, no lo niego, pero en general el mal es un proyecto. Que se realiza de forma activa y de forma pasiva.

Voy a poner un ejemplo. En el libro de diálogos entre César Alonso de los Ríos y Jaime Mayor Oreja Esta gran nación, cuya lectura recomiendo, se cuenta, nada más empezar, que, allá por el año 1996, Javier Arzalluz le dijo a Mayor Oreja: "Nunca será España una gran nación como Francia o como Alemania". Unas líneas más adelante, Alonso de los Ríos comenta que Arzalluz "quería recordar [a Mayor Oreja] que los nacionalistas vascos nunca dejarían de reclamar la soberanía de los territorios vascos, que nunca serían solidarios con la idea histórica de España".

Habrá quien crea que la declaración era ideológica. Y lo es, en los términos en que PNV y ETA y ERC y BNG y CiU entienden la ideología, como un asunto emocional. Pero hay más: lo emocional puede ser afín, aledaño a lo patológico, al proyecto sociófobo del "no te voy a dejar vivir tranquilo"; o, más aún: "No te voy a dejar crecer, impediré que te desarrolles, que el proyecto común de muchos millones de hombres y mujeres prospere". En esas afirmaciones está la enfermedad, que a veces atajan los psiquiatras, a veces acaba en carnicerías incontenibles y a veces en la cárcel. Pero también está el mal.

Cuando alguien me asegura que España nunca será una gran nación porque ya se está ocupando él de que no lo sea, se trate de Iñaki Bilbao o de Javier Arzalluz, me desea el mal, la muerte, la atrofia, el castigo de Sísifo de tener que luchar eternamente contra él, dilapidando en ello las fuerzas que necesito para construir. Son propuestas mutiladoras que, en el mejor de los casos, me dejan la posibilidad de construir, pero con un miembro menos, o dos, o tres. Cuatro, de ser por Blas Infante.

Es posible hacer política preservando la moral, pero la historia carece de moral. En ella dominan con demasiada frecuencia la locura y el mal. Ojalá la locura y el mal se limitaran a los asesinos en serie o a las bandas de barrio: lo cierto es que en muchos países, y España es uno de ellos, hay quien la organiza con fines políticos.

 

Escrito por: Anonymous Garven - 14 de noviembre de 2007, 13:37:00 CET

[110] Escrito por: BORDE - 14 de noviembre de 2007 13:25:00 CET

Sr. Garven, si me permite, no creo que Moa esté "defendiendo" al franquismo. Simplemente constata ( y rebate la tesis izquierdista ) que durante la dictura "España no fue un páramo cultural". Por diversas razones, eso no lo fue, y los intelectuales o escritores exiliados, manteniendo obviamente un magnífico nivel, no constituyeron como se pretende "una especia de cultura española alternativa a la oficial", ni por supuesto de mayor relevancia cuantitativa y cualitativa. Se trata de constatar que, a pesar de todos los obstáculos, y también por el efecto de ciertas circunstancias, en Esoaña durante el franquismo se produjo un panorama cultural ciertamente interesante.
-----------------
Ya me iba pensando que los días de resaca son los peores, y viene usted cone ste mensaje, interesante, sin duda.
1.- La cultura del exilio. La cultura del exilio es multiforme. Se exilairon socialistas, comunitas, pero también liberales y demócratas, en definitiva, getne que no quería vivir en una dictadura.
La ziquierda y la derecha, interesadas las dos, asimilaron esa gente con la izquierda, pero no es así, ni Rosa Chacel ni Francisco Ayala, dos ejemplos, eran de izquierdas. JRJ, tampoco. Pero los intereses de unos y de otros la redujeron a algo unidimensional, y es una lástima, una reducción que aún pagamos.
Por otro lado, algún día se podrá estudiar bien esa historia sin los odios y banderías que nos intentan arrastrar hoy en día desde babor y estribor. Entonces veremos unas personas que dejaron España no porque la odiaran sino porque no podía vivir en ella. Veremos el amor profundo a España que latía en sus vidas y que se dejaba ver en sus obras.
2.- En España durante el franquismo hubo un panorama cultural interesante, sí, sobre todo a partir de la década de los 50. Lea quiénes formaron parte de ese panorama, cuántos eran franquistas y cuántos o no lo habían sido nunca o renegaron de él.
Es evrdad que José Janés, falangista, fue una especie de editor oficial del régimen, pero junto a él hubo otros que no lo fueron y que dieron voz a disidentes. La hsitoria de la revista "Laye" es modélica. Revista de la Falange, el grupo de abrcelona se "apropia" de ella para publicar sus "rojeces" y lo consiguen hasta que un alto cargo de Falange la lee y pone "orden". (Publicaban de todo, o casi, en ella no porque el director de la misma rechazase la censura, sino proque hacía dejación total de sus funciones y a epsar de tenr que leerla antes de que se imprimiera, nunca lo llegó a hacer. Dio siempre el visto bueno sin conocer el contenido de la revista de la que era responsable. Gracias a esa eprsona que solo quería figurar pero no trabajar, se publicaron cosas interesantes. Repito, no fue por convicciones democráticas, sino porque hizo mal su trabajo.)

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 13:39:00 CET

Pues lo de Tse ayer fue otro 23 F a la libertad de expresión.

Y todos los que callais hoy, sois unos putos cagados lameculos.

punto.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 13:43:00 CET

Ya he vuelto del paseo. He ligado harto. Mi técnica es sencilla, me basta con levantar el sombrero al paso de algún muchacho de labios carnosos o paquete camionero para que éstos sepan que el Bujarra de las Alpujarras anhela mazorca. A cambio de unos billetitos... nada... para que se compren unas chucherías, gozo de su juventud en forma de salchichón. Si estoy cerca de casa, les requiebro, les digo lindezas y los subo a mi casa, donde nos espera el altar del amor, en forma de corazón (comprado en el Ikea de Sevilla, por cierto). Si no, la umbría de los parques nos cobija y la frondosidad de los mirtos amortigua nuestros ayes de placer. Si estoy especialmente caliente, hoy, verbigracia, busco portales con olor a orines, pues me excitan enormemente. La tensión del olor, el portal y la posibilidad de que nos pille un guardia municipal le da alas a mi placer. El muchacho de hoy era lampiño, delgado y sus testículos desparramados llenaban mi boca deseosa. Al terminar le he pedido que me diera dos bofetadas e hiciera como que me robaba el dinero de la cartera. Todavía resuenan los tambores de la pasión en mi cara. ¡Qué hombre!

 

Escrito por: Blogger Mardonio - 14 de noviembre de 2007, 13:44:00 CET

Nuevo éxito de la política exterior española: Un almirante italiano es nombrado Jefe de la OTAN en detrimento del general Félix Sanz Roldán.
¡Moratinos, los tienes rodeados!

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 14 de noviembre de 2007, 13:51:00 CET

BORDE, no estoy de acuerdo con que en EEUU no haya grupos donde integrarse los psicópartas y sociópatas. menudean las bandas tipo Angeles del infierno (hoy de capa caída, pero siguen haciendo de las suyas), bandas violentas de entornos urbanos tienen territorios delimitados donde ejercer sus poderes, en las zonas mas aparatadas andas triscando los de la supremacía blanca y los tarados apocalípticos organizados en grupos mas o menos visibles que lo mismo aprenden a hacer bombas que a disparar o guisar babosas. Los manuales de como fabricar explosivos andan a la orden del día y es mas fácil darse de morros con ellos en la Red que con una traducción decente de los idilios del rey. Hasta hace cuatro días los del KKK andaban por la calle sin ninguna vergüenza, y aun hoy son todo menos unos estigmatizados. Las bandas de negros en zonas deprimidas dedicadas a la delincuencia a mediana y grane scala es una plaga, compitiendo en una guerra sin fin con latinos y la "withe trash". En fin, que los tarados tiene amplia oferta para afiliarse

 

Escrito por: Blogger Escéptico - 14 de noviembre de 2007, 13:54:00 CET

Escrito por: Anonymous mark gardner - 14 de noviembre de 2007, 13:57:00 CET

[116] Escrito por: Mandarin Goose —— 14 de noviembre de 2007 13:51:00 CET

"...En fin, que los tarados tiene amplia oferta para afiliarse"

Al tenor de ciertas trifulcas sabaneras —ayer, sin ir más lejos— cabe pensar que algunos tarados exorcizan sus demonios psicopatológicos escribiendo en este blog.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 14 de noviembre de 2007, 13:57:00 CET

[113] Sí, sí; pero el hipo neuronal no remite.

Prueba con esto, a ver qué tal.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 14 de noviembre de 2007, 14:07:00 CET

[82] Escrito por: sarónico —— 14 de noviembre de 2007 12:00:00 CET
***
Sarónico, muchas gracias por la referencia al libro de CAR. Imprescindible.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 14 de noviembre de 2007, 14:10:00 CET

Ahí tenéis un buen rollo en inglés, para que lo disfrutéis los anglomorfos o angloides, yo no entiendo ni jota, supongo que pone a Moa a caer de un burro:

English Historical Review Vol. CXXII No. 496
© The Author [2007]. Published by Oxford University Press. All rights reserved.
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
doi:10.1093/ehr/cem088
Review–Article
Moaist Revolution and the Spanish Civil War:
‘ Revisionist ’ History and Historical Politics
Los mitos de la guerra civil. By P ío M oa ( Madrid : Esfera de los Libros , 2003 ;
pp. 640. Eur 29 );
Franco — Un balance histórico. By P ío M oa ( Barcelona : Planeta , 2005 ;
pp. 180. Eur 19 );
Vivir en Guerra: Historia Ilustrada, España 1936 – 1939. By J avier T usell
( Madrid : Silex , 2003 ; pp. 224. Eur 19 );
El infi erno fuímos nosotros: La guerra civil española (1936 – 1942 ). By B artolomé
B ennassar ( Madrid : Taurus/Santillana , 2005 ; pp. 537. Eur 23.50 );
Los mitos de la represión en la guerra civil. By Ángel David M artín Rubio
( Madrid : Grafi te , 2005 ; pp. 283. N.p.);
Franco’s Justice: Repression in Madrid after the Spanish Civil War. By J ulius
Ru iz ( Oxford : Oxford U.P. , 2 005 ; pp. 269. £53 );
Republic of Egos — A Social History of the Spanish Civil War. By M ichael
S eidman ( Madison : Wisconsin U.P. , 2002 ; pp. 406. $55 ; pb. $24.95 ).
I
The Spanish general election of March 1996 was a close contest between
the centre-left Socialist party (PSOE) — in power for more than thirteen
years — and the centre-right Popular Party (PP). The previous decade
had seen the development of an underlying consensus, both of principle
and policy, between the main constituents of Spanish politics. During
this period a mixed economy, liberalised public culture, equality of
opportunity, progress towards social justice, and recognition of regional
autonomies, had moved to a secure zone beyond partisan dispute.
Despite — though also because of — the continuing depredations of the
Basque separatists of ETA, bridges were constructed over the turbulent
rivers of a deeply divisive past. In the solid centre of politics now lay a
lodestone of constitutional gravitas which seemed at once to be the
coping-stone of ‘ La Transición ’ — Spain’s slow and deliberate journey
from dictatorship to democracy, and from relative poverty to a consumer
society, to which many observers (the present writer among them)
wonderingly attached the word ‘ miraculous ’ .
The PP, under its charismatic young leader José María Aznar, won a
narrow election victory and formed a minority government. But this
443
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
demonstration of healthy democratic processes came at a price which
at the time aroused little comment. By unfortunate coincidence, the
election took place in the year which marked the 60th anniversary of the
civil war (1936 – 9) which brought General Franco to power: and with
him a dictatorship which lasted until his death in 1975. At the hustings,
the Socialist leadership accused the PP of being a creation (by extension,
a vehicle) of Francoism. In a surprising riposte, Aznar responded by
identifying his party with the legacy of Manuel Azaña, regarded by most
Spaniards as the exact opposite of Franco’s. Azaña was President of
the much-lamented Republic overthrown in 1939. Fifty years after his
death in 1940, he had achieved general recognition as the outstanding
protagonist in the tragic history of ‘ Spain’s fi rst democracy ’ .
For the fi rst time, but (as things have proved) irreversibly, the civil
war had been dragged into the arena of democratic politics. A tacit
moratorium between the parties— fundamental to the ‘ transition’ — was
thus annulled. Following Franco’s death, a ‘ Pact of Forgetfulness ’ (or
‘ Pact of Silence ’ ) placed limitations on public invocation of civil-war
memories. Of course, everyone knew that numberless grievances had
never been fully extinguished. But, like the ‘ disappeared ’ rivers of this
drought-ridden era in Spain’s climatic history, streams of resentment
had seemed destined to run a harmless subterranean course towards
oblivion. Now, suddenly, the bridges trembled and a warning roar was
heard from the foaming waters beneath. Many in Spain — not just PSOE
faithful — angrily rejected Aznar’s claims to be Azañista as a tendentious
re-writing of history. Yet the experience of the fi rst PP administration
went some way to justify these pretensions. Not long after Aznar’s
victory at the polls, for example, the Cortes voted unanimously to offer
honorary Spanish nationality to all foreigners still living who had fought
for the Republic in the International Brigades. It was strange, Spain
being a kingdom with no role for overt republicanism, that men who
had fought the monarchist Franco were now invited to become subjects
of his royal successor. Strange, too, that in these years of centre-right
government the cause of the Second Republic fi nally became the offi cial
(almost the constitutional) inscription of Spanish democracy. As late
as 2002, a PP-dominated Cortes adopted a formal resolution — again
unanimously — acknowledging that the Civil War was the result of a
military coup which was both illegal and unjustifi ed. Though neither
of these confessions was legally binding on Spaniards, taken together
there seemed to be a tacit implication that failure to subscribe to the
Republic’s left-liberal heritage was tantamount to a lack of patriotism.
Under Aznar, the economy fl ourished as never before, and standards
of living achieved parity with the affl uent elite of the EU. Spain emerged
from centuries of political decline and economic dependence. The PP
was duly rewarded with an overall majority in the election of 2000. The
sound of agitated waters receded to a murmur. In 1995, I queued with
hundreds of young people in Madrid, eager to see Ken Loach’s fi lm
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
444 MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
‘ Land and Freedom ’ . Only three years later, amid the ruins of Belchite,
I encountered a group of teenagers on a school trip. 1 They told me not
only that they did not know anything about the civil war, but that
they positively did not want to know. Then came 9/11. Aznar lined up
unequivocally with Bush and Blair over ‘ the war on terror ’ , supported
the invasion of Iraq, and sent Spanish army units to bolster post-war
occupation forces. Party politics were convulsed, since the PSOE, along
with the left-wing Catalan government, bitterly opposed Aznar’s policy.
The early years of the present century were dominated by acrid disputes
over this issue. Party antipathy was compounded by the equally misconceived
government dedication to a gigantic project, intended to
redistribute the precious waters of the Ebro river to farms and other
enterprises in Aragon (a region of strong PP support) — to the perceived
detriment of Catalonia (which is not). For all their virulence, such
quarrels were not suffi cient to give the ‘ Pact of Silence ’ its quietus. From
the late 1980s onwards, it was being steadily undermined by local and
improvised groups engaged in the disinterment of human remains from
collective graves in various areas of Spain. Amateur archaeologists and
local historians, along with descendants of persons believed murdered
by Francoists during and after the civil war, set up an ‘ Association for
the Recovery of Historical Memory ’ . Sponsored by local authorities,
fi nancial institutions, and media sources, this grew into a powerful
lobby. When Aznar’s cabinet rejected its demand for government
support, a public outcry ensued. The murky waters of its history once
again threatened to inundate Spain.
Meanwhile, in 1999, almost unnoticed, an obscure librarian published
the initial volume of a fi ve-part history of the Second Republic (1931 – 6),
a subject more or less coterminous with that of ‘ the origins of the
civil war ’ . 2 This, and subsequent instalments of Pío Moa’s work, were
largely ignored by the press and scholarly journals, but brisk sales belied
the indifference of the professional intelligentsia. 3 In 2003, as the
eggshell surface of consensus politics began to show hair-lines of stress,
Moa produced Los mitos de la Guerra Civil. Here, the politically correct
line was characterised as a narrative construction, maintained in the
interests of a politico-cultural establishment which was leftist by its very
nature. Moa became a mouthpiece for those on the right who felt the
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
‘ peaceful co-existence ’ of the previous twenty years had been predicated
on their silence — indeed, that it was based upon denigration of the
Nationalist legacy, to the point that the very legitimacy of right-wing
democratic politics was denied.
II
The premiss of Moa’s history was announced in its opening pages: 4
‘ My basic thesis is that the insurrection [of October 1934] constituted,
literally and in the fullest sense, the beginning of the Spanish civil war. ’
This statement was a shell intended to open a breach in the walls of
orthodoxy. Moa attacked the framework of ‘ facts ’ supporting the quasioffi
cial historiographical consensus, seeking to demolish the belief that
the civil war began in July 1936, with a military rebellion against a moderate
government legally elected to power. In so doing, he switched the focus
from 1936 to 1934, and moral opprobrium over the civil war from right
to left. The original sin of betraying democracy, the treason from which all
Spain’s subsequent sufferings fl owed, was the responsibility of the parties
which governed during the opening phase of the Republic (1931 – 3), a
period dominated in parliamentary terms by the PSOE. Moa showed that
many of the Republic’s founding fathers refused to accept the verdict of
the December 1933 election which ejected them from power. Some fl irted
with the idea of rebellion, others contemplated unlawful demonstrations
of discontent. In particular, the PSOE espoused (overtly) the policies and
(secretly) the political tactics of violent workers’ revolution.
It is one thing to accept the case contained in the above paragraph. It
is another to endorse Moa’s more demanding proposition that what the
leftist enemies of the Republic consciously intended in 1934 was not a
successful revolution on the Bolshevik model, but rather a long and
bloody civil war, on the distinctly unmodelled lines of the Russian civil
war of 1918–21. 5 Yet Moa states unequivocally that ‘ the uprising
[ movimiento ] of October was explicitly designed as a civil war ’ , and goes
on to title a key chapter ‘ The Left declares a Civil War ’ . 6 The interpretation
seems to fl y in the face of reason and common sense. Can a
civil war be planned at all? Or, if this is not a valid history question, has
a civil war ever been deliberately planned before or since? Perhaps what
446 MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
is happening in Iraq as I formulate these doubts should give me pause.
And Moa does not neglect to support his argument, going on to cite
ideas from Austria and the Soviet Union (along with the activities of
Comintern agents in Spain) which influenced the elaboration of
the conspiracy commissioned by Socialist leader Largo Caballero and
masterminded by his aides during the course of 1934. 7
Reservations about the ‘ planned civil war ’ hypothesis are important
because the notion contains nearly all the seeds of dissent from
conventional readings of the 1930s which Moa nurtured in subsequent
volumes of his history. If accepted at face value, there can be no further
debate about ‘ responsibility ’ for the Spanish Civil War (with its revised
dates of 1934 – 9). For Moa goes on to demonstrate exhaustively that the
rising of 1934, along with the simmering disputes and violent clashes
which followed its suppression, led to the disappearance of the political
centre-ground and the defi nitive division of Spaniards into two equal,
mutually fearful communities. This, in turn, leads Moa into two further
phases of his dialectic. First, that proper constitutional government
had effectively collapsed before the onset of the generals’ bid for
power in July 1936. Second, that after this event the left was defeated
in a promiscuously murderous conflict which it had deliberately
precipitated. Thus the Nationalist victors had been justifi ed: their
action was a principled rising, not a selfi sh rebellion. It follows, fi nally,
that they were also justifi ed in punishing their beaten enemies severely
on the basis of a ‘ Law of Political Responsibilities ’ back-dated to October
1934. In sum, the Nationalist Cause — a phrase which to the great
majority of interested persons, at least outside Spain, remains a
contradiction in terms — is elevated onto the high moral ground for so
long unquestioningly occupied by the Republic.
Even without subscribing to the full Moaist agenda (and to the
present writer, the ‘ deliberate civil war ’ hypothesis is ultimately
implausible) many items remain worthy of serious consideration. Of
course, not everything was newly-minted. On the ‘ long civil war ’ issue,
some aspects were already familiar, though Moa fortifi ed the scenario
with fresh material, much of it quarried from the archives of the PSOE
itself. The importance of 1934 to the tragic dénouement of 1936 was
pointed out by Salvador de Madariaga, a celebrated non-aligned
intellectual, soon after the civil war ended. 8 As it happens, The Times’ s


MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
correspondent with Franco’s forces had adumbrated this insight in a
fi nal (private) report to his editors. Though Harold ( ‘ Kim ’ ) Philby
believed the 1936 election was won ‘ fair and square ’ by the Popular
Front, he added that ‘ the Nationalist case becomes considerably stronger
when the subsequent record of [the new government] is examined ’ . The
violence of October 1934 now became endemic. Civil war was made
inevitable by ‘ a series of extra-parliamentary aggressions on the part
of the left ’ . Worst of all was the burnings of churches and convents,
by which ‘ the religious sentiments of a large part of the nation were
offended ’ . 9 In a retrospective context which is now rather less than
private, Philby’s account seems more like Moa than Moscow.
Some of Moa’s points are clearly intended to bear out justifi cations
issued at the time by leading conspirators of 1936. Relevant apologias
had been made since the 1970s by Nationalist historians of merit. In the
same era, only two non-Spanish specialists resisted a priori approbation
of the left-liberal consensus. 10 When he came to write Los mitos de la
guerra civil , Moa was ready to harvest his crop. In this book, sheaves
of arrows are launched against every major leftist shibboleth about
the Republic and Civil War periods. 11 Part One contains ten chapters
which examine the reputations of dramatis personae , from the Republic’s
aristocratic inaugural premier, Alcalá-Zamora, to the fi rst-ever anarchist
cabinet minister, García Oliver. 12 In Part Two, a further seventeen
chapters analyse some of the war’s most notorious events (such as
the massacre of clergy, and the atrocities of Badajoz, Gernika, and
Paracuellos) and other controversial topics (Franco’s relief of the Alcázar
of Toledo, Juan Negrín’s surrender of Spain’s gold reserves to Moscow,
the role of the International Brigades). The book is constantly enlivened
by the author’s magus-like revelations of hidden perspectives, often
introducing new, unfamiliar or previously under-employed material.
Although occasional concessions are made to conventional views, the
net result is almost always to throw them into serious doubt.
One essay places under the microscope the Republic’s claim to have
protected Spain’s incomparable artistic heritage. 13 President Azaña
decreed that this was ‘ more important than saving the Republic itself ’ .
The Prado’s collection of masterpieces ( inter alia ) was certainly given
priority over competing demands. Removed from Madrid in November
1936, it later arrived in Switzerland. In fact, the paintings were never in
448 MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
serious danger from aerial or artillery bombardment. As Moa argues,
the operation provided endless propaganda copy for ‘ the civilised
world ’ about the allegedly contrasting priorities of ‘ fascist barbarism ’ .
Though this danger too was enormously exaggerated for propaganda
purposes, the non-combatant population of Madrid was certainly
more vulnerable. 14 Yet the Prado operation involved dozens of vehicles
desperately needed for evacuation of the aged and the sick, mothers
and children. While this went on, innumerable artworks of religious
signifi cance were being indiscriminately destroyed all over the Republican
zone. Later, in a panicky moment near the French border, retreating
Republican soldiers burned a consignment of many tons of ‘ minor ’
artworks. In other incidents, abandoned libraries were plundered of
rare books and manuscripts by intellectual opportunists, while items
suspected of ‘ Fascist ’ content were consigned to neo-inquisitorial fl ames.
Moa concludes by suggesting that Republican leaders came near to
auctioning off Velázquezs and Goyas, a scheme rendered attractive by
the need to purchase war munitions. His further suspicions that a closet
motive may have been to provide a fund for a post-war governmentin-
exile, or even for the private benefi t of prominent individuals, at
present lack solid foundation. 15
III
By the time Los mitos appeared, Moa had attracted attention not just for
his ‘ revisionist ’ arguments, but for the irresistibly newsworthy fact that
he was a convert from radical Marxism. Indeed, as a young man he was
arrested by the Francoist authorities for being a member of the terrorist
organisation GRAPO. He served a prison term, and later spent time
in (almost traditional) Parisian exile. 16 Moa’s spirited defence of the
despised dictator, and, above all, his strenuous projection of a moral
case for the Nationalist side in the Civil War, were thus all the more
surprising. Despite its apparent implausibility, typical journalistic
reaction was to associate Moa with ‘ bunkerista ’ writers such as Ricardo
de la Cierva, Franco’s court historian, who doggedly recycled pro-
Nationalist pot-boilers, based on little or no fresh reading, into the late
1990s. 17 But on the whole, Spanish scholarship simply ignored Moa’s
MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
books, at least in terms of published reference or public discussion.
Indeed, so uniform was the moratorium that it seemed almost the
product of a self-denying ordinance adopted in common by university
historians. We can only guess at the extent to which senior fi gures in the
fi eld, Javier Tusell and Santos Juliá (for example), were involved in a
‘ policy ’ of asphixiating the maverick intruder with a blanket of silence.
At any rate, the professional ‘ guild ’ rigorously abstained from any comment
which might have implied recognition of Moa as a legitimate
historian. 18
Much the same attitude prevailed in academic circles outside Spain.
In Britain (up to the time of writing) the Spanish practice has been
observed almost unanimously. In one remarkable exception, Helen
Graham, historian of the wartime PSOE and advocate of Juan Negrín,
sallied forth to defend La Niña Bonita against the dragon. 19 Professor
Graham’s review of Los mitos had elements of diatribe, accusing
Moa of ignoring ‘ historical analysis ’ in favour of ‘ a crude repackaging
of Francoist propaganda ’ . In her view, Moa ‘ presents no new evidence ’ .
Furthermore, ‘ his arguments do not count as serious history ’ and
represent ‘ a meretricious concoction ’ aimed at combining ‘ unreconstructed
Francoism’ with ‘ commercial success’. 20 Given this comprehensive
rejection, and the overall context of mute outrage manifested by
indigenous experts, even more striking was the response of Stanley
Payne, a Hispanist of unassailable credentials, whose contributions
(during a research career spanning four decades) are notable for their
objectivity. Payne declared himself broadly satisfi ed with both Moa’s
methodology and his conclusions. 21
In Spain, the phenomenon of Moa’s ‘ box-offi ce ’ success rolled on.
Early in 2003, Moa’s appearance on a popular TV magazine programme
appears to have been the last straw for Javier Tusell. He now spoke out,
sending a letter to the centre-left newspaper El País which lamented the
‘ shameful ’ publicity accorded a writer whom he characterised, if not in
quite so many words, as a dangerous charlatan. 22 Tusell asserted that
Moa’s work ‘ does not merit one line of review ’ ; referring to the author
as ‘ an ex-terrorist translated to the shores of extreme Francoism ’ ; and as
‘ this amateur who has read a few books, on the strength of which he
450 MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
questions our professional consensus ’ . Not unreasonably, Moa was riled
at calls for his censorship by the man who — as head of history at the
Universidad de Distancia 23 — was ex offi cio the most familiar face of
Spanish history. He wrote in reply to El País, the editors of which
resolutely refused to print his letter. 24 The fall-out from this incident,
which included an abortive attempt by Moa to invoke anti-censorship
laws against El País , stimulated public attention. Then, out of the
blue, a further unlooked-for impetus was given to what had been a
comparatively esoteric escándalo . On 11 March 2004, terrorists killed
almost 200 commuters on trains heading into Madrid. The disturbing
events surrounding the general election held over the following weekend
led observers to recall allegedly analogous circumstances in 1936. 25
Irrigated by the rising waters, new websites sprouted on all sides, some
exclusively devoted to debating the civil war. Existing sites were inspired
to feature ‘ blogs’, ‘ forums’ and plain old-fashioned reviews of relevant
material. Via the internet pages of Catoblepas , Libertad Digital and
Satiria (to name but a few) the fl ow of opinion now seems endless. 26 The
case of Pío Moa has been fi rmly woven into current politics. It has
consequently provided the world’s fi rst open online debate over a major
historical issue which fl ourishes independently of academic mediation.
The author himself contributes effusively to this phenomenon, employing
nimble gifts of dialectic to instruct, offend and entertain an incalculably
large and promiscuously ‘ interactive ’ readership. Democracy — or at least
a productive demotic current of it — has made a belated (but irreversible)
debut in history, for so long the secluded scriptorium/auditorium of
full-time academics. But before we assume all this is good for business, a
sober note is necessary. Polemic is part of history, sometimes a duty,
frequently a pleasure. In order for the part not to substitute for the
whole, it demands to be written with discipline and read with caution.
IV
Moa’s Franco: un balance histórico is an example of his talent for
combining history and polemic to challenging effect. Since Franco’s
death, apart from the occasional ex-voto offering, biographical analysis
(especially when made by professional historians) has generally been
severe. In an editorial ostensibly devoted to celebrating ‘ thirty years
without Franco ’ , El País actually concentrated on excoriating Moa’s
book, copies of which were stacked to precarious heights on the tables
of Madrid’s best-known bookshops. 27 Here, Moa again draws on his
earlier work for evidence which is used to re-focus controversial issues.
He begins (pp. 17 – 33) with the question of whether Franco traduced the
Republic by plotting its downfall in defi ance of his juramento militar
(loyalty oath). He argues that the rising star’s attitude was impeccable,
and in a characteristic coup de l’épée contrasts this with the behaviour
of politicians, who — except for a handful of honourable exceptions,
not including Manuel Azaña — habitually intrigued against the
Republic. Persuasive in most other departments, Moa’s case is partly
spoiled by his failure to explain Franco’s intervention (when Head of
the Armed Forces) over the election of February 1936. Was he trying
to annul the Popular Front victory, or even seeking support for a
golpe de estado ? The evidence is equivocal over the former and does
not support the latter. But Moa’s contention that, in attempting to
delay declaration of the results, Franco’s overriding concern was to
safeguard public order from the ‘ legitimate rejoicing ’ of the people
also seems unconvincing. Elsewhere, Moa re-examines Franco’s
comportment during the Second World War (pp. 101 – 14). He does
not deny that the caudillo would have preferred a German victory,
nor that the Nazi war-effort was aided in various marginal ways. But
contemporary records of the celebrated encounter between Franco
and Hitler in 1940 are (in Moa’s view) entirely consistent, both within
themselves and with the pragmatic line of policy actually followed
in 1940 – 44. 28 Not even Hitler’s invasion of the Soviet Union, the
overthrow of which was in ideological terms devoutly to be wished,
altered the fact that, for Spain, war with Britain was strategically
inconceivable.
Javier Tusell’s decision to condemn Moa openly in 2003 was partly
motivated by the latter’s overt appeals to Spanish youth. 29 His own
textbook on the civil war, intended for students at senior institute and
early university grades, had just appeared. Yet, very curiously, Vivir en
Guerra turned out to have a much more irenic cast than might have
been expected in the circumstances. On several contentious issues,
Tusell himself seems to be reaching for a balanced conclusion rather
than reiterating the clauses of what (in the pages of El País ) he
452 MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
simultaneously characterised as ‘ our professional consensus ’ . 30 Wartime
atrocities are a striking case in point. The approach adopted by leftliberal
historians had always been that, while offences did occur in the
Republican zone, they were of diminished moral obloquy because (to
paraphrase the poet) they were a spontaneous overfl ow of communitarian
feeling, whereas Nationalist crimes were an intrinsic feature of their
war-effort. Moa seeks to annihilate the extenuating circumstances of
‘ difference ’ , by pointing out that mass murder of clergy, Catholic
families, small landowners and businessmen, and an indiscriminate
variety of other ‘ fascists ’ , was, more often than not, organised by offi cial
representatives of local government, political parties and trade unions.
In his new book, Tusell accepts that the old rationalisation is no longer
tenable (p. 48): further, that the Republic’s persecution of the Church
was intolerable and that civil war had a powerful (if not defi nitive)
religious character (pp. 49, 62). His pages on the bombing of Gernika
are also instructive. These culminate with recognition that the offi cial
fi gure of 1,654 dead may represent a tenfold exaggeration. En route ,
Tusell suggests that the bombing was not approved by Franco’s
headquarters; that Burgos sincerely believed the Basques themselves
had fi red the town; and that the Gernika operation arose from military
decisions of a type which frequently confronted both sides rather than
a determina tion to terror-bomb civilians (pp. 100 – 01).
Tusell’s last published work may be taken as a ray of hope for the
future of civil-war studies. 31 Moreover, there has subsequently appeared
a general study of the war by Bartolomé Bennassar, a hugely distinguished
scholar of early-modern Spain. Bennassar’s book is much more ambitious
in scale. 32 It also advances some surprising conclusions. Bennassar
argues, for example, that the democratic experiment of the Second
Republic had defi nitively failed even before the generals’ rising (p. 52). 33
It may be deduced from this that Hitler and Mussolini bear diminished
responsibility for the death of Spanish democracy. But, in any case,
their military intervention on Franco’s behalf was matched almost
throughout by French and Soviet assistance to the Republic, which
Bennassar states did not seriously falter until the fall of Catalonia in
January, 1939 (pp. 126ff.). Like Tusell, he defi es established interpretations
of the Gernika issue (pp. 196 – 8). But Bennassar’s most valuable dicta come
in the area of general ethics. With a handful of particular reservations,
he recognises not only that the Nationalists fought for ideals worthy of
respect, but also that there was little difference in the extent to which
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
both sides compromised their ideals under the pressures of a mutually
murderous war (pp. 72, 157, 189).
The presentation of such a perspective by a major scholar has, in the
present writer’s view, been overdue for decades. Bennassar seems to
have been drawn irresistibly (even malgré lui ) to such conclusions
during years of teaching and research. 34 Perhaps he was inspired by the
example set by Tusell — though, if so, his ‘ Prólogo ’ carries no relevant
acknowledgement. 35 On the other hand, Pío Moa’s output is referred
to in a strangely pejorative and dismissive manner. Yet the notion
that Bennassar has been infl uenced by the output of Moa and other
‘ revisionists ’ is encouraged by the chronological circumstances of his
book’s production. Otherwise, it would seem curious in the extreme
that such an elder statesman among Hispanists could have adopted
unexpected propositions in such key areas and in such a manner as to
alarm and dismay the orthodox. 36
V
The tendency to gloss over or even ignore Republican war crimes, which
vitiates vast stretches of civil-war bibliography, came to a defi nitive end
with the publication of a worthy compendium edited by Santos Juliá. 37
Several other contributors have taken this further in work which broadly
supports Moa’s revisionism. 38 Prominent in research terms are a series
of monographic studies by Angel Martín Rubio, whose new ‘ revisionist ’
survey, Mitos de la Represión, incorporates a useful account of the
secondary literature, supported by the most comprehensive statistical
analysis yet conducted (pp. 77 – 105). Though it must be borne in mind that
human remains are still being disinterred, it would surely take discoveries
of post-Soviet dimensions to justify reference (popular in some quarters)
to ‘ a Spanish Holocaust ’ . 39 Yet perhaps the only major question on
which it remains diffi cult to dismiss the conventional view of Francoism
is the contingent one of its record of repression following victory in
454 MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
1939. Moa himself sees this as ‘ the darkest stain ’ , 40 a phrase which hints
at a more trenchant act of acknowledgement to the other side.
Julius Ruiz’s stimulating study of post-war repression provides frequent
illustration of Nationalist vindictiveness. His estimate, based on
abundant archival materials, is that at least 3,113 people were executed
for war crimes in Madrid and its province (Spain’s most populous) in
the period 1939 – 44, but also that the number of deaths diminished
dramatically after that date (15 – 24). Franco and his general staff
perceived repression as the last campaign of the civil war, to which all
the due military considerations were to be applied. Though feelings of
righteous revenge were strong at the grass roots of Francoist support,
there is little evidence that the policy responded to them (170ff.).
The Falange were fi rmly excluded from the business, indeed at times
appearing almost as much victims as victimisers (21 – 2 and passim ). Few
will be surprised by Ruiz’s citations of illogical and corrupt judgements.
They may feel less comfortable with evidence of more bizarre — even
grimly amusing — aspects of the subject. Many ‘ fi fth columnists ’ who
helped the victors’ cause behind enemy lines were later punished for
their offi cial adherence to the Republic rather than rewarded for their
heroism in saving Nationalist lives, despite the fact that the former
was a condition of the latter. More than twice as many falangistas as
rojos were convicted under the infamous ‘ Law for the Repression of
Freemasons and Communists ’ (212 – 17). 41 The author neatly reveals
how both the principle of military justice and the enabling decree of
repression (the ‘ Law of Political Responsibilities ’ ) had conscious
precedents in Republican security legislation introduced and applied by
Azaña and others before 1936 (20, 78). On the whole, the operation was
conducted with ponderous propriety. There was a respectable incidence
of acquittals. As the campaign was wound down in the mid-1940s,
thousands had death sentences commuted, gaol terms drastically
reduced, and/or obtained conditional release. But as Ruiz argues, these
were concessions to pragmatic necessity rather than motivated by mercy,
rehabilitation, or (far less) any sense of reconciliation. In another
innovation he exposes the extent of ‘ minor ’ repression, ignored by
previous writers in favour of a more politically profi table litany of death
and martyrdom (165 – 91). Here lies an odious underworld of sackings,
bannings, fi nes, repeated arrests and harassments, which aggravated the
already miserable existence of millions of ‘ excluded ’ Spaniards in the
grisly years of the posguerra. Dr Ruiz’s compelling book has placed
study of his subject on new foundations.
Michael Seidman is among the most accomplished of non-native
younger historians currently working on Spain’s Civil War. His latest
book has had a rough ride from some reviewers. At one level this is
MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
understandable. The author goes his own way, accumulating four huge,
unsectioned chapters, and the single guidance he accepts is that of
following his nose. The only categories allowed are the amorphous
concepts of his chapter-headings: Militancy, Opportunism, Cynicism,
Survival. Though broadly infl uenced by the political economy of the
Reagan-Thatcher generation, Seidman has no truck with any modern,
leave alone postmodern, methodology. It shares the esprit of Richard
Cobb, especially its insatiable appetite for archival anecdotes. This is
history aspiring to the condition of the (Russian) novel, promiscuously
crowded with stories and protagonists. 42 Many will be initially
bewildered, but rich rewards await those who persevere. 43 On every
page Seidman encapsulates the sheer chiasma of the war, manifesting
Bennassar’s title ( ‘ We ourselves were the Hell ’ ) better than Bennassar
himself. But this is not quite ‘ una locura común ’ (a common insanity),
as the war was characterised during the later Franco years. Seidman
concentrates mostly on the Republican side, and on the ‘ quiet fronts ’ ,
as John Cornford, who fought in Spain with the International Brigades,
once described the situation in Aragon. In ‘ Opportunism ’ (pp. 73 – 154)
the chronic inadequacy of the Republic’s war-effort is profusely
illustrated. Profi teering was endemic even in the trenches, likewise
desertion, self-mutilation, shirking, plunder of civilians, and petty theft
(even by hospital staff ). A catatonic degree of incompetence was often
achieved by intendencia , leading to shortages in every frontline necessity,
including food, and worst of all, tobacco. In absorbing Seidman’s
episodios de la guerra, one starts to wonder, like Paul Preston (though for
different reasons), why the Nationalists took so long to win the war. At
the same time, the apprehensions of foreign volunteers about fi ghting
alongside indigenous units are candidly explained. To put things crudely,
when the going got tough, only Communist fi ghters — units of the Fifth
Regiment and their affi liates, the International Brigades — got going.
One result was the emergence of another confl ict in a parallel
dimension to that of ‘ the front ’ . This was the war of eternal internal
vigilance, fought by a bloated security apparatus. The octopus grew so
many tentacles that it became a vast, inert knot choking to death on its
own slime . Yet Seidman concludes not that the Republic was too brutal
and ruthless, but that it was not brutal or ruthless enough (pp. 238 – 9).
Just as Moa demonstrates the case as regards the pre-1936 period,
Seidman relentlessly exposes how the wartime Republic also encompassed
its own destruction. Yet, in so doing, he tends to the hypothesis that the
456 MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
political entity which fought the war was a different animal, a ‘ Third
Republic ’ born when Communists and Anarchists joined Largo
Caballero’s ‘ Government of Victory ’ in November 1936. Defying no
less an authority than Pierre Vilar, who (with reservations) stressed the
organisational effi cacy of communitarian resistance in 1936, 44 Seidman
argues that systemic incapacity was a function of basic realities
determined during the war’s fi rst year. The regions gained by the rebels
produced most of Spain’s bread, but also regular harvests of volunteer
militiamen dedicated to the point of fanaticism. The Nationalist
army was never the simple mix of domestic professionals and foreign
mercenaries that historians like to picture. But it was better supplied,
led with greater expertise, and superior in areas such as ‘ group dynamics ’
and morale, crucial to a war won by a myriad small, improvised defensive
engagements more than up-to-date equipment or carefully-planned
offensives (pp. 111ff., 237). By the end of 1936 the Republic had lost
the important food-producing zones; six months later they lost the
outstanding industrial region as well. The campaign on ‘ the Basque
front ’ was a disaster, partly through internecine squabbles between
political, syndical and ethnic ‘ allies ’ of the pro-Republican coalition
(pp. 91ff.). As Seidman states in a well-weighed sentence: ‘ The way the
north was lost, especially the lack of commitment by the rank and
fi le to the grand causes of the revolution or the Republic, anticipated
the rest of the confl ict’ (p. 154). Thousands of activists were dedicated to
victory, but even here personal qualities such as fanaticism and altruism
were more important than ideology (pp. 14 – 73 passim ). Elsewhere, the
individual triumphed over the group, village over city, regiment over
army, region over Republic. The book stands deterministic theories
about large-scale social function on their heads — but then, war is the
acid test of all societies and civil war burns deeper still.
VI
Pío Moa, and his work in altering perceptions of the Spanish Civil
War, have an undeniable signifi cance in the history of historiography.
This has happened despite, perhaps partly because of, the disdain with
which he has been treated by many academics. Indeed, the carapace of
wilful ignorance adopted by the profession has exposed it to ridicule. 45
Moa’s books do not pretend to monographic status. Yet, his history of
the Second Republic is replete with analysis and argument to a degree
which subordinates (without eschewing) textbook-style narrative. It
belongs broadly to the genre of multi-volume synthetic survey which,
largely moribund elsewhere, continues to fi nd a place in Spanish letters.
Here, too, the tradition of the non-academic intellectual subsisting
as a freelance writer has retained vitality, a function of the fact that
universities are managed by the state to an extent which many
fi nd diffi cult to negotiate. Moreover, like other foreign hispanists, the
present writer has long been concerned at the lack of rigour which besets
Spanish historiography, especially the low priority given to archival
investigation. 46 By these standards, Moa is no amateur. He follows
required procedures in terms of source apparatus. Not only are his
arguments more solidly set on archival foundations than the work
of many ‘ professionals ’ , but he also writes better than many of his
prominent critics — a point conceded even by Professor Graham.
Finally, there is a deeper and more lasting element to the shame of the
specialists. Moa’s most trenchant pages expose the mental torpor which
underpins orthodoxy. It seems that no one in the academic establishment
was equipped to provide a convincing response to his challenge.
Few could grasp the ethical basis of Moa’s mission, any more than they
could conceive of an ethical basis for Francoism. These things are at the
centre of the whirlpool, and it will be long before the swirling waters
subside. In a manner which, as a young revolutionary, he could never
have imagined, Pío Moa may have launched a revolution.
Penarth ROB STRADLING


1. Belchite, not far from Zaragoza, was destroyed during the battle for its capture by Republican
forces in 1937. Franco ordered it left in ruins as a monument to the ‘ war of liberation ’ , and a new
village was built alongside the rubble.
2. This essay foregrounds recent examples of Luis ( ‘ Pío ’ ) Moa’s work. But of equal relevance is
the above-mentioned sequence, appearing in the following order: Los orígines de la guerra civil
(1999); El derrumbe de la Segunda República (2001); Los personajes de la Segunda República visto por
ellos mismos (2002: all Madrid, Encuentro); 1934: Comienza la guerra civil (2004); and 1936: El
asalto fi nal a la República (2005, both Barcelona, Altera).
3. Exceptions were the centre-right newspaper El Mundo , which gave Moa generous coverage (see,
for example, the review of Los Mitos in its supplement Crónica, 12 January 2003 [also available at
el-mundo.es/cronica/2003/377/1042458345]); and a few academics (notably E. Moradiellos and A. Ferrary)
whose interventions were posted on website magazines such as those referred to later in this essay.
445
4. Los orígenes , 9. Moa’s fourth volume ( 1934: Comienza ) is largely devoted to providing
documentary illustration of this thesis.
5. ‘ Why [Moa asks] did the PSOE choose the path of civil war? ’ . But his answer does not meet
the question: ‘ because they believed historical conditions for … the socialist revolution had
matured ’ ; Los orígines , 10, see also 44.
6. Los orígines , 9 – 13 & 43 [my emphasis]. But, if a state of civil war existed from October 1934, there
is no point in the ethical question ‘ which side was more guilty in bringing about the crisis of July 1936?’,
to which Moa frequently returns (see Los mitos , e.g. 105 – 32 , and much of 1936: El asalto fi nal ).
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
7. Los origenes, 43ff. & 272ff.
8. S. de Madariaga, España: Ensayo de historia contemporánea (Buenos Aires, 1942), esp. 526 – 35.
These pages may well have stimulated the original manifestation of Moa’s muse. Madariaga
pointed (for example) to ‘ the rebellious and unconstitutional attitude of the socialists ’ in events
leading up to October (517); referring to the rebellion itself as ‘ unforgivable ’ , not least because
it meant that ‘ the Spanish left relinquished in perpetuity any moral authority to condemn
the rebellion of 1936 ’ (526 – 7). A later monograph expounds a similar thesis: E. Barco Teruel,
El ‘ Golpe ’ Socialista del 6 de octubre de 1934 (Madrid, Ediciones Drysa, 1984). The case for the
PSOE’s culpability is summarised at page 158 of A. Shubert, The Road to Revolution in Spain:
The Coal Miners of Asturias, 1860 – 1934 (Urbana, 1987).
447
EHR, cxxii. 496 (April 2007)9. Report dated February 1939, Philby File, Archive of The Times Newspaper, London.
10. I refer to R.A.H. Robinson, The Origins of Franco’s Spain : The Right, the Republic and the
Civil War, 1931 – 1936 (Newton Abbot, 1970); and to S.G. Payne, whose relevant publications are too
numerous to cite, but include most notably Spain’s First Democracy (Madison, 1993). Contributions
to his overarching thesis by these and other precursors are acknowledged ( passim ) by Moa.
11. These are cogently presented by S. Payne in a review of Los mitos in Revista de Libros ,
accessible online and gratis at http://www.revistadelibros.com/Editions/Detail.asp?IdNews=3042 .
12. Many vignettes are based on Moa’s collation of dozens of published memoirs and
autobiographies, already deployed in Los personajes .
13. Los mitos , 447 – 72.
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
14. See R. Stradling, Your Children Will Be Next: Bombing and Propaganda in the Spanish Civil
War (Cardiff, University of Wales Press, forthcoming).
15. These are derived from memoirs and published correspondence of principal actors, notably
Juan Negrín, the Republican prime minister, and his rival Indalecio Prieto.
16. Information from various autobiographical reminiscences published by Libertad Digital
[ libertaddigital.com ].
17. ‘ El bunker ’ was the collective media term for prominent diehards among the establishment
of late Francoism — another example of a subtle vocabulary intended to link the regime with
Nazism.
449
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
18. See, however, above, n. 4.
19. The Second Republic liked to be known and depicted as ‘ The Good-Looking Girl ’ .
20. ‘ New myths for old ’ , TLS , 11 July 2003. Professor Graham’s negative formulations echoed
those made a few months earlier by Javier Tusell, and cited below (n. 22).
21. Payne’s review of Los mitos (see above n. 11). The distinguished American scholar has also
written a prologue for Moa’s 1934: Comienza la Guerra Civil . His even-handed approach to
relevant contemporary quarrels in Spanish politics was publicly instanced by his support of the
(recently realised) Catalan campaign for the ‘ restoration ’ of papers stored in the National Civil
War Archive at Salamanca: see The archives Franco stole from Catalonia: The campaign for their
return (Editorial Milenio, Lleida, 2004), p. 95.
22. ‘ Bochornosa televisión ’ , El País, 22 Feb. 2003. Professor Tusell later added a more maturely
considered resumé of his objections to the work of ‘ revisionists ’ such as Moa and César Vidal; ‘ El
Revisionismo histórico español ’ , ibid, 8 July 2004.
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
23. That is, the Spanish equivalent of The Open University.
24. Moa’s reply, ‘ El espíritu democrático de El País ’ was posted in the ‘ Foros ’ (debating) section
of the web magazine Libertad Digital on 5 March 2003. To date, El País has scorned every attempt
by Moa to answer Tusell’s indictment. This attitude may be contrasted with that of the Times
Literary Supplement , which gave his response to Graham’s review a prominent place; 19 September
2003, 20.
25. See A. Feros, ‘ Civil War still haunts Spanish Politics ’ , New York Times , 20 March 2004,
along with countless opinions and readers’ responses printed in Spain’s newspapers in the course
of that spring.
26. In addition to those for El Mundo and Libertad Digital , already cited above, the following
websites may be noted: www.nodulo.org ( Catoblepas, Revista Crítica del Presente ); www.galeon.
hispanista.com ( Razón Española ).
451
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
27. El País , 20 Nov. 2005. For a similar state of alarm, see G. Tremlett, ‘ Pro-Franco history tops
bestseller list ’ , The Guardian , 15 Nov. 2005.
28. Moa thus rejects P. Preston’s argument ( Franco: A Biography [Collins 1993], 394 – 400) that
Franco’s reputation as ‘ the man who stood up to Hitler ’ was a propaganda myth.
29. ‘ Is this what we want our young people [to whom Moa dedicates his book] to learn? ’ ;
‘ Bochornosa televisión ’ , loc cit .
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
30. See above, n. 22.
31. The points highlighted here run so counter to Tusell’s former views that they might even be
regarded as a sort of apostasy. The book was commissioned by the Ministry of Education under
Aznar’s government (Professor Tusell died in February 2005).
32. First published in French as La guerre d’Espagne et ses lendemains (Paris, Perrin, 2004).
33. This section concurs with Moa that the Republic was violently subverted by the left parties
not the Falange, a point on which Paul Preston is specifi cally contradicted (59 – 72 & 503).
453
34. This (if a personal note will be forgiven) is exactly what happened in the case of the present
writer.
35. An omission which seems anomalous when the names of Tuñón de Lara, Angel Viñas
and Santos Julià are honourably invoked.
36. The latter impression was left on the present writer by curricular debates and private
conversations held during the three-day Conference ‘ War Without Limits ’ held at Bristol
University in July 2006.
37. Víctimas de la Guerra Civil (Madrid, Temas de Hoy, 1999).
38. See, inter alia , recent books by C. Vidal ( Checas de Madrid: las cárceles Repúblicanas al
descubierto , Barcelona, 2003); C. Alcalá ( Checas de Barcelona: el terror y la represión estalinista en
Cataluña durante la Guerra Civil al descubierto , Barcelona, 2005); and J. M. Zavala ( Los horrores de
la Guerra Civil , Barcelona, 2003).
39. Terms like ‘ genocide ’ and ‘ holocaust ’ were apparently inspired by G. Jackson’s guesstimate
of 200,000 Francoist executions during the decade 1936 – 45: see The Spanish Republic and the Civil
War, 1931 – 39 (Princeton, 1965), esp. 538 – 9.
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
40. ‘ la mancha más negra ’ ; Franco , 91.
41. One hearing was abandoned in confusion when the accused revealed that Nicolás Franco —
the caudillo ’ s brother — was a Mason (213).
455
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
42. Overlap of theme and illustration between chapters makes citing meaningful page sequences
diffi cult. Also, treatment sometimes cries out for a lighter touch. For example death in action did
not conform to the horario of the mortuaries. Ambulancemen sometimes dumped bodies outside
locked doors. Seidman comments that ‘ this display of piled-up corpses did not hearten new
arrivals ’ (85).
43. One aspect is the author’s regular inter-textual references to other great civil wars which
are both stimulating and instructive.
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
44. P. Vilar, La Guerra Civil Española (Barcelona, Ed. Crítica, 1986), 61 – 2.
45. In 2005 a compendium of research by ten younger experts contrived not to mention the
name of Pío Moa: C. Ealham & M. Richards (eds.), The Splintering of Spain: Cultural History and
the Spanish Civil War 1936 – 1939 (Cambridge U.P.).
457
EHR, cxxii. 496 (April 2007)
MOAIST REVOLUTION AND THE SPANISH CIVIL WAR
46. A disturbingly low proportion of history published in Spain evinces experience of more
than the local archives where the author studied for a higher degree.

 

Escrito por: Blogger Funes - 14 de noviembre de 2007, 14:20:00 CET

Mercutio, cuando uno llega a cierta edad, no deja de perseguirle una terrible visión: el médico recibiéndole en su consulta mientras se ajusta un guante de latex con el anular enhiesto.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 14 de noviembre de 2007, 14:22:00 CET

Por cierto, vaya movida ayer... El cabrón de Altoser tuvo que disfrutar de lo lindo, clonando primero y luego pidiendo que borraran posts. ¡¡Y al pavo le hacen siempre caso!! Esto es mejor que el parque de atracciones.

 

Escrito por: Blogger Neguev & me - 14 de noviembre de 2007, 14:27:00 CET

Buenos días a todos.

Sarónico, me alegra verle por aquí

La entrada de hoy la leo después con tiempo...Pero mas guapo Brinner que Bermejo ¿ dónde va parar?

 

Escrito por: Anonymous mark gardner - 14 de noviembre de 2007, 14:31:00 CET

sarónico, gracias por este enjundioso artículo de Stradling.

Aunque sospecho que usted sabe perfectamente el tipo de trato que el autor da a Moa aquí, creo que habrá que buscar traductor pronto. Luego, podremos ir haciendo una —seguramente voluminosa— antología de las descalificaciones por parte de los "historiadores" españoles y de los progres en general hacia Stradling.

Gracias, de nuevo.

 

Escrito por: Blogger Mardonio - 14 de noviembre de 2007, 14:32:00 CET

[124] Escrito por: Neguev & me —— 14 de noviembre de 2007 14:27:00 CET

Buenos días a todos.

Sarónico, me alegra verle por aquí

La entrada de hoy la leo después con tiempo...Pero mas guapo Brinner que Bermejo ¿ dónde va parar?
--------------------------
¡Joder, Neguev, que no todos los calvos son pardos!
Bermejo es bastante más feo.
Y malo...

 

Escrito por: Anonymous sergio - 14 de noviembre de 2007, 14:33:00 CET

"Se puede estar de acuerdo o no con lo que decía Chávez, pero mandarle callar no es una forma de responder"

Joan Herrera (IU-ICV)
______________________


¿Por qué no te callas?

 

Escrito por: Blogger Neguev & me - 14 de noviembre de 2007, 14:37:00 CET

Mardonio dijo...
[124] Escrito por: Neguev & me —— 14 de noviembre de 2007 14:27:00 CET

Buenos días a todos.

Sarónico, me alegra verle por aquí

La entrada de hoy la leo después con tiempo...Pero mas guapo Brinner que Bermejo ¿ dónde va parar?
--------------------------
¡Joder, Neguev, que no todos los calvos son pardos!
Bermejo es bastante más feo.
Y malo...
..........
Pos eso...vamos que eso he dicho¿no?
Y lo guapo que estaba Yul en El Rey y yo...jamás lo estaría Bermejo en "Zapo & me"..

 

Escrito por: Anonymous MIRON - 14 de noviembre de 2007, 14:56:00 CET

TEORIA:

[353] Escrito por: Tsevanrabtan —— 13 de noviembre de 2007 20:55:00 CET

Se acabó, voy a desactivar la opción de hacer comentarios.

Por mi parte anuncio que se puede ir el nickjournal a tomar por culo y que si sigue no será con mi participación.

Buenas noches a todos.


PRACTICA:

[353] Escrito por: Tsevanrabtan —— 13 de noviembre de 2007 20:55:00 CET

Se acabó, voy a desactivar la opción de hacer comentarios, POR QUE ME SALE DE LOS COJONES, Y TENGO POTESTAD PARA DECIDIR A QUIEN CAPO Y A QUIEN NO¡¡¡

Por mi parte anuncio que se puede ir el nickjournal a tomar por culo, NO ME PREOCUPA PUES YA TENGO EL MIO PROPIO y que si sigue no será con mi participación, ASI PODRE DEDICAR MAS TIEMPO AL MIO.

QUE OS DEN A TODOS.

 

Escrito por: Blogger Perroantonio - 14 de noviembre de 2007, 15:03:00 CET

Como soy un zote en historia, no conocía esto. Hoy en Anfrix.

Las elecciones más corruptas de la historia

En 1949 la Unión Soviética decidió demostrarle al mundo la “libertad” y “libre opinión” de las que gozaba su pueblo realizando elecciones generales. Elecciones que de “elegir” no tenían nada, ya que los ciudadanos/prisioneros del régimen solo debían ir, recoger una boleta e introducirla en una urna. A simple vista esto parece lo normal en una elección, sin embargo, lo tragicómico, es que solo había una boleta para “elegir”.

Si bien a lo largo de la historia se realizaron elecciones corruptas en las que el ganador ya se conocía de antemano, la elección soviética de 1949 además poseyó un condimento muy sádico y hasta increíble en su desarrollo: De por si, arregladas o no, hubiese sido imposible para el gobierno soviético perder las “elecciones” ya que solo se permitía la participación de candidatos comunistas. No obstante, y no contentos con esto, decidieron además diseñar un intrincado sistema para vigilar a todos y cada uno de los votantes antes, durante y después de los comicios.

Ivan Burylov
A Ivan Burylov, un apicultor local de las cercanías de Moscú, esto le resultó no más que un circo y una gran patraña, por lo que bastante molesto decidió quejarse expresando su molestia amparado en el supuesto anonimato del voto. Con este fin, escribiría sobre la boleta la palabra “Comedia” haciendo mención a lo ridículo de la gesta.

Desafortunadamente, las boletas estaban numeradas, por lo que tras un breve cruzamiento de datos se identifico a Burylov como autor del “crimen”. Las autoridades capturarían al hombres y como castigo se lo condenaría a 8 años de trabajos forzados. Algo literal a una sentencia de muerte si tenemos en cuenta la edad y condición física del mismo.

En este artículo del New York Times pueden ver una imagen de la boleta que llevó a Burylov a prisión.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 15:10:00 CET

del blog de Anasagasti:

SE SEPARAN

Habíamos estado el martes casi tres horas en la Comisión de Asuntos Iberoamericanos interpelando a Moratinos. A las 7:45 terminó la sesión porque el ministro tenía que ir a votar al Congreso los Presupuestos.

Creo que fui el primero en salir de la sala Clara Campoamor. Nada mas hacerlo me vi envuelto por los periodistas. Creí me iban a preguntar por Hugo Chávez. Pues no. “¿Que opina de la separación de la Infanta Elena?”

“Nada. No opino nada. Es cosa de ellos. Que se ocupen de Froilan y de Victoria Federica y que la separación no nos cueste un duro”.

Sin embargo, el circo ya tiene un nuevo sketch.

Al conde de Ripalda, natural de Pamplona, se le veía últimamente muy desganado con su esposa Dña. Elena. No es para menos. Cuando nació su hija dijo en la clínica aquello de “la pobre se parece a la madre”.

No se porque a esta mujer la excluyeron de la línea sucesoria cuando se aprobó la Constitución. En 1978 ya habían nacido los tres. Elena la mayor, Cristina y Felipe. Por ese orden. Pero los famosos padres constitucionales consagraron que el varón tenia primacía sobre la mujer. ¿Es por Elena o porque los famosos padres de la Carta Magna eran todos unos machistas?

A mi me hubiera gustado verle a Elena y a Marichalar de Príncipes de Asturias. Quizás, por no serlo, ahora se separan. No tienen un objetivo en la vida y eso de cortar cintas debe ser muy cansado. ¿Los excomulgará Monseñor Rouco Varela? ¿Nos devolverán los gastos de la boda con 1.300 invitados y 22 Casa Reales? ¿Si les hacen caricaturas deberán pagar los humoristas 3.000 euros del ala? Los gastos del divorcio ¿quien los pagará? ¿Quien va a mantener a Marichalar?

Termina pues una historia de amor o interés, ¡vaya usted a saber! de esta manera: “Los Duques de Lugo han decidido un cese temporal de su convivencia”. Es una nota digna del NODO. ¡Que orfebrería lingüística para decir que una hija del rey ya no le gusta el pelma de su marido! Pero es así. Ellos no tienen hijos. Tienen príncipes.

Y los cursis de Madrid siguen arrodillándose y haciendo genuflexiones. ¡Que país Miquelarena!


miércoles 14 de noviembre de 2007 en actualidad | Enlace permanente

 

Escrito por: Anonymous Álvaro de Albatros - 14 de noviembre de 2007, 15:13:00 CET

Sinceramente, a mí lo que me pareció raro es que Moratinos y Zapatero no asintiesen con la cabeza mientras Chavez departía a gusto contra Aznar. Todos los que están en las Antípodas de Aznar se parecen mucho.

 

Escrito por: Anonymous Álvaro de Albatros - 14 de noviembre de 2007, 15:21:00 CET

Lo que se ha visto con meridiana claridad es que si Carod Rovira (ERC)estuviera ejerciendo de ministro de exteriores, por vaya usted a saber que cambalache o disposición transitoria 4ª de vaya usted que párrafo de vaya usted a saber que ley (todo es posible en esta democracia de cartón), no habría gran diferencia entre los resultados obtenidos por uno (el hipotético)y por el otro (el real). Ya digo, la diferencia sería igual a 0. A los españoles, el uno u el otro nos harían la misma función.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 14 de noviembre de 2007, 15:41:00 CET

[132] Escrito por: Álvaro de Albatros - 14 de noviembre de 2007 15:13:00 CET

Sinceramente, a mí lo que me pareció raro es que Moratinos y Zapatero no asintiesen con la cabeza mientras Chavez departía a gusto contra Aznar. Todos los que están en las Antípodas de Aznar se parecen mucho.
--
Pues mi impresión es qu estaban muy de acuerdo con lo que rebuznaba chavez, solo que les molestaba que les estorbara al soltar el sermón-discurso. Zp con el "por supuesto" que no consigue (obviamente) aplacar al gorila y ese moratinos con cara de pan a medio cocer, mirando para otro lado, intentando volverse invisible y con una sonrisilla congelada de "a mi que no pe grite que me meo toa"

 

Escrito por: Blogger Al59 - 14 de noviembre de 2007, 15:52:00 CET

Ayer el apagón no me dejó dar las gracias a los que se interesaron por el diálogo imposible con los islamistas. Gracias van. Creo que los optimistas deberían repasarse bien el caso antes de hablar con tanto optimismo de diálogo entre civilizaciones.

 

Escrito por: Anonymous Garven - 14 de noviembre de 2007, 16:09:00 CET

Cómo son estos británicos. Te dan la mano, te sonríen, te dan palamdas y te dicen eres buenísimo, cuando en realidad tte están diciendo que no puedes ser más tonto. Creo que se debe a tanto años de colonialosmo.
-------------------
Even without subscribing to the full Moaist agenda (and to the
present writer, the ‘ deliberate civil war ’ hypothesis is ultimately implausible)
----------------
Some of Moa’s points are clearly intended to bear out justifi cations
issued at the time by leading conspirators of 1936.
--------------------
Professor
Graham’s review of Los mitos had elements of diatribe, accusing
Moa of ignoring ‘ historical analysis ’ in favour of ‘ a crude repackaging
of Francoist propaganda ’ . In her view, Moa ‘ presents no new evidence ’ .
Furthermore, ‘ his arguments do not count as serious history ’ and
represent ‘ a meretricious concoction ’ aimed at combining ‘ unreconstructed
Francoism’ with ‘ commercial success’.
------------------------
But Moa’s contention that, in attempting to
delay declaration of the results, Franco’s overriding concern was to
safeguard public order from the ‘ legitimate rejoicing ’ of the people
also seems unconvincing.
----------------------
Moreover, there has subsequently appeared
a general study of the war by Bartolomé Bennassar, a hugely distinguished
scholar of early-modern Spain. Bennassar’s book is much more ambitious in scale.
-------------
Few could grasp the ethical basis of Moa’s mission, any more than they
could conceive of an ethical basis for Francoism. These things are at the
centre of the whirlpool, and it will be long before the swirling waters subside. In a manner which, as a young revolutionary, he could never have imagined, Pío Moa may have launched a revolution.
------------------
Esta última es la mejor.

 

Escrito por: Anonymous fan de falso facha - 14 de noviembre de 2007, 16:16:00 CET

Falso facha, ¿dónde anda,pájaro?

 

Escrito por: Blogger sarónico - 14 de noviembre de 2007, 16:22:00 CET

Garvi, digo Garvy, ¿los británicos te dicen que no puedes ser más tonto?, pues puedes creerlos, de veras, tienen toda la razón.

 

Escrito por: Anonymous Garven - 14 de noviembre de 2007, 16:23:00 CET

[138] Escrito por: sarónico —— 14 de noviembre de 2007 16:22:00 CET

Garvi, digo Garvy, ¿los británicos te dicen que no puedes ser más tonto?, pues puedes creerlos, de veras, tienen toda la razón
-------------------
Eso le han dicho a Moa. Le hago caso, Tartar-Nick, le hago caso, ya que me lo pide. Moa no puede ser mas tonto.

 

Escrito por: Blogger Neguev & me - 14 de noviembre de 2007, 16:24:00 CET

Garven, leo
*meretricious concoction*

¿Cómo lo traduciría? por *invención meritoria*?
El resto a la altura de lo mismo

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 16:25:00 CET

Pío Moíta
sin nada que decirnos
se desgañita.

 

Escrito por: Anonymous mark gardner - 14 de noviembre de 2007, 16:28:00 CET

[136] Escrito por: Garven - 14 de noviembre de 2007 16:09:00 CET

Garven me vuelve a decepcionar. Por si alguien tiene dudas al respecto, el trabajo de Spradling deja a Moa en muy buen lugar, pese a las matices.

Lo dicho, sarónico, hay que traducirlo para evitar el tipo de trabajitos interesados que nos ofrece el cada vez menos solvente Garven.

 

Escrito por: Anonymous Oyente de la COPE - 14 de noviembre de 2007, 16:29:00 CET

Creo que es justo reconocerle al director y presentador de "La Mañana" de la COPE, el gran FJL, su inmensa cultura y su gran sentido del humor.Tras ser llamado bufón por el director de ABC, el insigne comunicador lejos de ofenderse por el símil, demostró que su corta estatura física no le acompleja en absoluto y dio una brillante disertación sobre la figura del bufón en la historia de la monarquía española.

 

Escrito por: Anonymous anonimo - 14 de noviembre de 2007, 16:31:00 CET

FEDEGICO, Luis del Pino ya contestó ayer a Gimbernatr:

Calendario y consideraciones sobre la circularidad
13 de Noviembre de 2007 - 18:50:42

- Luis del Pino
Repasemos brevemente lo que van a ser los próximos días, porque la agenda está de lo más cargada.

El miércoles 14 de noviembre, a las 20:00 h, en el Salón de Actos del Centro Cívico San Agustín, en Burgos, María San Gil dará una conferencia con el título "Terrorismo, nacionalismo y Contitución en la España actual". El acto está organizado por el Foro Burgalés de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo.
El lunes 19 de noviembre, a las 13:00 h, en el Hotel Intercontinental de Madrid (Paseo de la Castellana 49), tendrá lugar la presentación del libro de Francisco José Alcaraz "Una rebelión cívica", que acaba de ser publicado hace unos días.
El miércoles 21 de noviembre, el presidente de la AVT tendrá que ir a declarar a la Audiencia Nacional, como consecuencia de la querella-basura presentada por una asociación de abogados próxima al PSOE.
El sábado 24 de noviembre, a las 17:00 h, tendrá lugar la manifestación convocada por la AVT en Madrid, con el lema: "Por un futuro en libertad. Juntos, derrotemos a ETA".
El domingo 25 de noviembre, por la mañana, se celebrará la primera reunión nacional de la Plataforma Cívica Peones Negros, en la que se analizará la estrategia para los meses venideros.
Por lo demás, siguen las reacciones a la sentencia. Publica hoy El Mundo una encuesta de la que se desprende que 3 de cada 4 españoles quieren que se siga investigando el 11-M y que a más de la mitad de la población la sentencia le ha parecido regular, mala o muy mala.

Enrique Gimbernat publica también en El Mundo un análisis de la sentencia en el que defiende que la argumentación utilizada por el tribunal del 11-M es no sólo correcta, sino "antológica". Sin embargo, la argumentación reflejada por Gimbernat en su artículo constituye un perfecto ejemplo de "razonamiento circular":

Dice el artículo que hay cuatro datos que apuntan a que los muertos de Leganés fueron autores materiales de la masacre. Uno de esos cuatro datos es que las bombas de los trenes usaban como temporizadores unos teléfonos móviles que fueron encendidos en Morata el día anterior a los atentados.
¿Cómo sabemos que las bombas de los trenes usaban teléfonos móviles como temporizadores? Pues porque la mochila de Vallecas incluía un teléfono móvil como temporizador.
¿Y cómo sabemos que la mochila de Vallecas no es una prueba falsa? Pues porque no tiene sentido que sea falsa si nos ha conducido a los verdaderos culpables (los muertos de Leganés)
Es decir, los muertos de Leganés son culpables porque así lo indica la mochila de Vallecas y la mochila de Vallecas es verdadera porque conduce a los de Leganés, que son los auténticos culpables.

Pues lo siento, pero no. Si se quiere demostrar que la mochila de Vallecas es cierta utilizando el hecho de que conduce a los muertos de Leganés, entonces habrá que demostrar la culpabilidad de los muertos de Leganés usando cualquier cosa, menos la mochila de Vallecas. Si no, entramos en un razonamiento circular, que no demuestra nada de nada y que en términos lógicos no es sino una trampa.

Intentemos, por tanto, recurrir a los otros indicios de culpabilidad de los muertos de Leganés. ¿Cuáles son los otros tres datos que apuntan a que los muertos de Leganés son culpables? Según el artículo, serían los siguientes:

Uno de los suicidas de Leganés (El Chino) había comprado explosivos a Trashorras. De nuevo un ejemplo de razonamiento circular: en los trenes estalló Goma2-ECO de Mina Conchita porque los de Leganés (que son los culpables) tenían ese tipo de explosivo, y los de Leganés son los culpables porque tenían Goma2-ECO de Mina Conchita.
En el piso de Leganés se hallaron comunicados y reivindicaciones del 11-M. Olvida el artículo que ni siquiera sabemos a estas alturas quiénes son las personas que aparecen en los dos vídeos encontrados en Leganés, puesto que la credibilidad de los teóricos reconocimientos de la voz de El Chino por parte de su mujer quedó destruida en el momento en que ésta reconoció delante del tribunal que las manos de Jamal Ahmidan no eran como las de la persona que lee los comunicados en esos vídeos.
Otro de los suicidas de Leganés (Abdenabi Kounjaa) dejó un testamento de despedida a su familia. De nuevo se obvian, para usar ese "testamento" como argumento de culpabilidad, varios datos cruciales: que los informes periciales reconocen que no sabemos si la escritura árabe de ese testamento corresponde a Abdenabi Kounjaa; que no tiene sentido que un árabe firme en caracteres latinos un manuscrito árabe; y que el propio hermano de Kounjaa declaró en el juicio que el presunto suicida nunca firmaba sus cartas en caracteres latinos.
En resumen, que si quitamos los razonamientos circulares, lo que nos encontramos en la sentencia como "demostración" de que los presuntos suicidas de Leganés eran los culpables no resiste el más mínimo análisis. Los razonamientos usados por el tribunal, perfectamente descritos en el artículo, carecen de cualquier tipo de rigor lógico.

 

Escrito por: Anonymous Garven - 14 de noviembre de 2007, 16:32:00 CET

[140] Escrito por: Neguev & me —— 14 de noviembre de 2007 16:24:00 CET

Garven, leo
*meretricious concoction*

¿Cómo lo traduciría? por *invención meritoria*?
El resto a la altura de lo mismo
-----------------
No exactamente.
Concoction es también cocimiento, pero también es : crear de manera ingeniosa; llevar a cabo algo mediante una estratagema
Meretricious: que tiene que ver con las meretrices; con sentido solo en lo superficial, pretencioso; falsamente atractivo.

P.S.: Discúlpeme, Tartar-Nick, es que la cabra tira al monte y yo a lo angófilo.

 

Escrito por: Anonymous Garven - 14 de noviembre de 2007, 16:37:00 CET

[142] Escrito por: mark gardner - 14 de noviembre de 2007 16:28:00 CET

[136] Escrito por: Garven - 14 de noviembre de 2007 16:09:00 CET

Garven me vuelve a decepcionar. Por si alguien tiene dudas al respecto, el trabajo de Spradling deja a Moa en muy buen lugar, pese a las matices.

Lo dicho, sarónico, hay que traducirlo para evitar el tipo de trabajitos interesados que nos ofrece el cada vez menos solvente Garven.

----------------
Veamos. Si dice:
"the ‘ deliberate civil war ’ hypothesis is ultimately implausible": la hipótesis de la guerra civil deliberada es totalmente imposible, que es algo que Moa argumenta, le ha derrumbado todo el edificio.
------------
Some of Moa’s points are clearly intended to bear out justifi cations
issued at the time by leading conspirators of 1936.
¿Y eso?, un bombazo a la línea de flotación del rigor.
------------
Y lo de que el libro de Benassar es mucho más ambicioso, ¿qué es? Exaltar uno (Benassar) para denigrar otro (sin nombrarlo Moa).
-------------
Y, sinceramente, lo de la revolución que no soñó el joven revolucionario, sabindo el sentido que eso tiene para Stradling, es un ejemplo genial de ironía británica en la que dice lo contrario de lo que afirma (y Moa estará embobado sonriendo por el "halago".)

 

Escrito por: Anonymous Desierto Polaco - 14 de noviembre de 2007, 16:38:00 CET

Intelectuales orgánicos reunidos; El País:

La política se cuela en el Cervantes de la mano de Zapatero
Suso de Toro presenta su amistosa semblanza del presidente del Gobierno
BORJA HERMOSO - Madrid - 14/11/2007


Habitual templo sagrado de los llamados bienes del espíritu -o sea, de la cosa cultural-, la sede madrileña del Instituto Cervantes se abrió ayer en canal a la vis política. El pretexto, es cierto, fue la presentación de un libro, acto cultural donde los haya, sólo que ese libro llevaba por título Madera de Zapatero, y como subtítulo Retrato de un presidente.


Y ese presidente era, efectivamente, José Luis Rodríguez Zapatero, exhaustiva y muy amigablemente retratado a lo largo de 230 páginas por el escritor Suso de Toro, en un libro editado por RBA.

Cabe preguntarse si el foro elegido -una institución de carácter público destinada a promover la cultura española fuera de nuestras fronteras- era el más adecuado para presentar en sociedad una hagiografía política de abierta simpatía y militancia política, como reconoció el propio autor, en torno a un mandatario en activo, como es el caso del retratado. Hace poco se presentó en la suntuosa sede del Cervantes la nueva edición del María Moliner. Ayer le tocó el turno a toda una reedición del presidente del Gobierno. Cosas de la cultura. Al acto, presentado por la periodista Angels Barceló, no pudo asistir José Saramago, por una indisposición.

El caso es que Suso de Toro, que en su panegírico presidencial escapa de la crítica y de la puesta en entredicho como de la peste, se lanzó a la piscina y, entre las risas de los asistentes, dibujó esta minicaricatura: "Pues sí... frente a quienes creían y decían que José Luis Rodríguez Zapatero no tenía media torta, yo supe desde el principio que era un líder, alguien de una dureza enorme, un bulldog que cuando muerde no suelta".

Suso de Toro definió su libro como "algo parecido a una película, porque hay un actor principal, que es Zapatero, y luego están los otros actores". Actores y actrices con nombres propios como Juan Rodríguez Zapatero (el hermano), Carmen Chacón, María Teresa Fernández de la Vega, Trinidad Jiménez, José Blanco y Pasqual Maragall.

Pero más allá de la cultura y más allá de la alta política, el autor de Madera de Zapatero acudió al boxeo para explicar la clave que subyace debajo de su amistosísima semblanza: "Es que Zapatero es mucho más parecido a Cassius Clay que a Joe Frazier, es mucho más saltarín que pesado".

El autor de esta biografía política (¿?) no se cortó un pelo y dijo que el presidente es "un poco chulo". Rodríguez Zapatero ni se inmutó, pero cuando le llegó el turno respondió con cierta sorna: "Éste es un libro discutible, como pasa con casi todos los libros que hacen retratos de personas". Pero no quiso el presidente del Gobierno dejar escapar la oportunidad de agradecer como es debido el esfuerzo de admiración y militancia desplegado por Suso de Toro en su libro, "un libro", dijo el presidente, "lleno de talante... y serenidaz".

 

Escrito por: Blogger Neguev & me - 14 de noviembre de 2007, 16:41:00 CET

Si Garven ya se que la primera acepción es la de cocer,luego cocimiento.Yo lo traduje por invención, porque me parece que era mas el sentido del texto( aunque no soy traductora, creo que no traiciono el sentido que el autor quiere darle a la frase)

Lo de meretrecious, no deja de tener su gracia como sinómimo de notorious, pero creo que habria que traducir el texto.

Por cierto que en Wiki, me encuentro con esto:
Stanley G. Payne ha elogiado en repetidas ocasiones los trabajos de Pío Moa, sobre todo sus investigaciones sobre el periodo que va de 1933 a 1936: «Ha efectuado un análisis realmente original y ha llegado a conclusiones que no han sido todavía refutadas. Lo han denunciado, lo han vetado pero no han logrado rebatir con pruebas las tesis de Moa sobre la República».[3]

Sin embargo entre los detractores, apenas los españoles Javier Tusell y otros conocidos en el ámbito local

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 16:42:00 CET

Que Moa y su máscara son basura ya lo sabíamos. Ayer nos enteramos de que hay quienes, considerándose demócratas de bien, pastan con gusto sus berzas, y defienden su prédica constante del guerracivilismo. Eso cuando tenemos ante los ojos un ejemplo de los crímenes que alienta (con buscar en el Google Democracia Nacional + Pío Moa da para sacar conclusiones interesantes).

 

Escrito por: Blogger Neguev & me - 14 de noviembre de 2007, 16:48:00 CET

El MSR y democracia nacional no están juntos no son parte de lo mismo?

 

Escrito por: Anonymous Garven - 14 de noviembre de 2007, 16:48:00 CET

[148] Escrito por: Neguev & me —— 14 de noviembre de 2007 16:41:00 CET

Si Garven ya se que la primera acepción es la de cocer,luego cocimiento.Yo lo traduje por invención, porque me parece que era mas el sentido del texto( aunque no soy traductora, creo que no traiciono el sentido que el autor quiere darle a la frase)

Lo de meretrecious, no deja de tener su gracia como sinómimo de notorious, pero creo que habria que traducir el texto.

--------------------
MEretricious concoction tiene un sentido bastante despectivo. por lo que se refiere a los defensores y atacantes, en la reseña aparecen unos cuantos.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 16:51:00 CET

[149] Escrito por: Anónimo - 14 de noviembre de 2007 16:42:00 CET

No te escondas, hippy, que te canta el sobaco y sabemos que eres tu.

 

Escrito por: Anonymous mark gardner - 14 de noviembre de 2007, 16:56:00 CET

Garven:

Brevemente, si usted piensa que hay que estar de acuerdo con absolutamente todas las ideas de un historiador, pensador, escritor o lo que sea, es que usted necesita ayuda.

Even without subscribing to the full Moaist agenda (and to the present writer, the ‘deliberate civil war’ hypothesis is ultimately implausible) many items remain worthy of serious consideration

ultimately implausible no quiere decir totalmente imposible, más bien: en última instancia muy poco probable. Además dice: to the present writer (es decir no habla ex catedra)

En otro lugar también dice Stradling: Perhaps what is happening in Iraq as I formulate these doubts should give me pause.

Y podría usted haber ampliado un poco la cita. No le habrá costado mucho trabajo, digo yo.

Some of Moa’s points are clearly intended to bear out justifications issued at the time by leading conspirators of 1936

¿Y cuál es el problema? ¿Algunos de los principales conspiradores estaban fatalmente equivocados?

Y lo de que el libro de Benassar es mucho más ambicioso, ¿qué es? Exaltar uno (Benassar) para denigrar otro (sin nombrarlo Moa).

Paso de comentar eso. Típicamente lefty Spanish paranoia.

Anglófilo, usted. Ya. Me imagino. Tiene tendencia a asumir el tipo de superioridad que exhiben tantos británicos cuando comentan asuntos españoles.

Buenas tardes.

 

Escrito por: Blogger Neguev & me - 14 de noviembre de 2007, 16:59:00 CET

La verdad Garven es que suena muy, muy despectivo, nada del famoso detachment británico.
A mí por ejemplo, si alguien hablara usando ese tipo de terminología a la historia de la Shoa, me mereceria un solo calificativo, y por supuesto las descalificación inmediata del que usara ese tipo de terminología

Sí, ya, me imagino lo que va a decirme. Vd no es imparcial: ¡ Pues claro que no lo soy!

gracias por sus aclaraciones Garven

 

Escrito por: Blogger jacobiano - 14 de noviembre de 2007, 17:09:00 CET

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 14 de noviembre de 2007, 17:10:00 CET

Garvi, digo Garvy, no solo los británicos se han dado cuenta de lo suyo, pero usted no se altere, proponga a Gallardón que declare el "día del orgullo tonto", verá el éxito.

 

Escrito por: Blogger jacobiano - 14 de noviembre de 2007, 17:12:00 CET

[135] Escrito por: Al59 —— 14 de noviembre de 2007 15:52:00 CET

..aunque su artículo, en cierto modo, anima a intentarlo (pese a que estamos condenados al fracaso).

 

Escrito por: Blogger el richal - 14 de noviembre de 2007, 17:15:00 CET

semos mas papistas quel papa. El bombo que le estamos dando al triste y lamentable episodio del enfrentamiento entre dos bandas rivales de descerebrados skinheads. Vamos, que si en vez de cabezas rapadas semos dos clanes enzarzaos sangrientamente con facas y fuscas, iba a pavonearse el Zerolo por la puerta del Sol... Una mierda!!!

 

Escrito por: Blogger sarónico - 14 de noviembre de 2007, 17:17:00 CET

Ano, de verdad, me habían dicho que las sandías tenían mucho fósforo, pero veo que, o no es así o a ti no te causan efecto, de verdad, haces un dúo perfecto con nuestro buen Garvi,estoy por pensar que ni siquiera seréis capaces de promover el "Día del orgullo tonto", que Gallardón os lo concedería y subvencionaría muy gustoso, pensad en la ganancia, a ver si se os ilumina la bombilla.

 

Escrito por: Anonymous mark gardner - 14 de noviembre de 2007, 17:22:00 CET

Se me ha olvidado algo, Garven.

Dice Stradling:

"Tusell’s last published work may be taken as a ray of hope for the future of civil-war studies. 31 Moreover, there has subsequently appeared a general study of the war by Bartolomé Bennassar, a hugely distinguished scholar of early-modern Spain. Bennassar’s book is much more ambitious in scale."

Me parece perfectamente posible que aquí, cuando Stradling dice: Bennassar’s book is much more ambitious in scale se refiere al libro de Tusell y no a la obra de Moa.

Es más, Stradling llega a sugerir que Bennassar ha acusado la influencia de Moa:

... the notion that Bennassar has been influenced by the output of Moa and other ‘revisionists’ is encouraged by the chronological circumstances of his book’s production. Otherwise, it would seem curious in the extreme that such an elder statesman among Hispanists could have adopted unexpected propositions in such key areas and in such a manner as to alarm and dismay the orthodox

A ver si en adelante citamos con más cuidado.

Lo dicho. Usted me decepciona.

 

Escrito por: Blogger Neguev & me - 14 de noviembre de 2007, 17:23:00 CET

Buenas señores, esa imagen de Yul Brinner con Frac, y esa elegancia ha terminado por convulsionarme. Para que luego digan de los mestizos. ¿ Alguien sabe si realmente el atractivo calvo tenía mezcla de gitano?

hasta otro rato.
And take it easy.

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 17:24:00 CET

A Pío Moa no sólo debemos agredecerle sus magníficos libros, tal como los califica Payne, sino también, que consiga sacar tanta vomitona de nuestros burócratas izquerdistas ( hablando, así, en general ).

 

Escrito por: Anonymous Zhukov Jr. - 14 de noviembre de 2007, 17:25:00 CET

¿Nadie tiene una somera lista de los aistentes al Jamboree de Mister Z con su bufón en el pobre y maltratado Instituto Cervantes? Me encantan las risas con las gracietas. Como una reunión de las más tontas del colegio mayor de las autoconvencidas.

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 17:27:00 CET

Dicen que ayer hubo hostias en el blog, y yo sin enterarme!!!!

 

Escrito por: Anonymous Juan sin Diego - 14 de noviembre de 2007, 17:29:00 CET

Hoy en carlosherrera, el portavoz de la poli contaba que las coordinadoras antifascitas son las que recientemente se manifestaron contra la detención de la mesa nacional de Batasuna, los que trajeron a hablar a la Goiricelaia y a Karmelo Landa.
Antifascistas de toda la vida, sí señor.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 17:30:00 CET

[152] Con ustedes, el hedor de fondo del blog.

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 17:39:00 CET

¿pero qué cojones es un "antifascista"? Pues lo que siempre han sido:

comunistas, estalinistas, chequistas, castristas, maoístas, soplapollistas, etarras, y en ese plan.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 17:41:00 CET

No he hecho más que entrar y ya me están atacando. Putos hippys de mierda. BORDE, dales un par de hostias, que yo no llevo suelto.

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 17:44:00 CET

JAJJAJJAJJA....MENUDO SISTEMA...
--------------------------

CONTINUARÁN DEBATIENDO ESTE JUEVES
Los magistrados del TC no logran tomar una decisión sobre sus propias recusaciones

Los diez magistrados del tribunal Constitucional convocados este miércoles al Pleno en el que se trataban las recusaciones de cinco de ellos en la causa por el recurso interpuesto por el PP contra la reforma de la Ley Orgánica que regula esta institución (LOTC), finalizaron el debate sin haber alcanzado ninguna decisión oficial con respecto a estos incidentes procesales, de cuya resolución dependerá el futuro equilibrio de fuerzas en esta alta institución del Estado. Se trata de una situación sin precedentes en el Constitucional que podría acabar con el bloqueo de la institución por falta de quórum.

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 17:45:00 CET

[168] Escrito por: Anónimo - 14 de noviembre de 2007 17:41:00 CET
----------------

Yo lo decía Jorge Martínez..."hay una cosa que se llama jabón..."

 

Escrito por: Anonymous Juan sin Diego - 14 de noviembre de 2007, 17:47:00 CET

El otro día, los palestinos conmemoraron la muerte de Arafat. Resultado: 12 muertos y cientos de heridos. Todo un éxito. Y sin la colaboración de los israelíes. Yo creo que ya pueden crear su propio estado... policial.

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 17:47:00 CET

Tribunal Constitucional
Quien recusa primero, recusa dos veces
Nuestros socialistas tienen la costumbre de considerar que una resolución, sentencia o dictamen sólo puede ser ajustado a derecho cuando sirve a sus fines, moralmente superiores.
Emilio Campmany



Estamos a unas horas de que el pleno del Tribunal Constitucional se reúna para decidir sobre las recusaciones que afectan a cinco de sus miembros en la resolución del recurso que el PP presentó en su día contra la enmienda Casas. Gracias a ella, el PSOE cambió la Ley del Tribunal Constitucional para que la actual presidenta pueda seguir siéndolo tras agotar su mandato y que el recurso contra el estatuto catalán continúe cogiendo polvo en un cajón hasta después de las elecciones de marzo. Los medios de izquierda ya han resuelto que lo justo es rechazar las tres recusaciones presentadas por el PP y aceptar las dos presentadas por el Gobierno.

Sin embargo, lo normal es que el Tribunal desestime las cinco. También es probable que lo haga sólo con los votos de la mitad conservadora y el dirimente del presidente en funciones, también conservador. El País ha impartido la doctrina de que las recusaciones del Gobierno debieran aceptarse porque los dos magistrados recusados expresaron por escrito su opinión contraria a la constitucionalidad de la reforma, mientras que no está probado que los tres "progresistas" recusados por el PP expresaran ninguna opinión al respecto en una reunión convocada por María Emilia Casas.

El razonamiento aparenta ser sólido cuando, en realidad, es falaz. Y lo es, en primer lugar, porque la reunión en la que se supone que los magistrados no dieron ninguna opinión acerca de la reforma se convocó precisamente para conocer cuál era ésta, con lo que es inverosímil que no la expresaran. Pero lo es, sobre todo, en segundo lugar, porque opinar de un caso en privado, ya sea en una carta, como hicieron los magistrados recusados por el Gobierno, ya sea en una reunión informal, como pudieron hacer o no los magistrados recusados por el PP, no es, ni podría ser, causa en la que fundar recusación alguna. No existe, ni tendría sentido que existiera, ninguna norma que prohíba a los jueces comentar en privado algo relativo a los asuntos que llevan. En otro caso, tendrían vedado hablar con su mujer o sus hijos, quizá juristas como él, de su trabajo, de los casos que tienen que estudiar o de las dificultades con las que se enfrentan para resolverlos. El que los medios hayan tenido acceso a unas cartas privadas no las convierte en manifestaciones públicas.

Es infame que los medios de izquierda acusen al PP de provocar el descrédito del tribunal con sus recusaciones cuando ha sido el Gobierno el primero en recusar sin fundamento en la confianza de que, obligados los dos magistrados recusados a no intervenir en su resolución, la mayoría de izquierda las aceptaría dando lugar a un pleno con superioridad de miembros afines al PSOE que bendeciría la constitucionalidad de la enmienda Casas.

Cuando el Tribunal decida rechazar las cinco recusaciones, todas ellas sin fundamento, los medios del Gobierno tacharán la decisión de partidista siendo como es, en cambio, la más justa.

Nuestros socialistas tienen la costumbre de considerar que una resolución, sentencia o dictamen sólo puede ser ajustado a derecho cuando sirve a sus fines, moralmente superiores. Se equivocan en todo. Ni una opinión necesita ser de izquierdas para ser jurídicamente correcta, ni sus fines son moralmente superiores. Cuando lo acepten, podrán tenerse con ellos debates jurídicos con algún fruto.

 

Escrito por: Anonymous Juan sin Diego - 14 de noviembre de 2007, 17:49:00 CET

Según Alfonso Rojo, Chávez es un maltratador. Una vez viajó a Caracas y fue invitado junto con otros periodistas a una comida con Chávez. Apareció la mujer con un ojo a la funerala. "ASSNARRR ES UN FASSSISSTA"

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 17:50:00 CET

Degolló a su hija por ser demasiado occidental
14.11.07 | 08:00. Archivado en Crimen

(PD / EFE).- El hombre y dos cuñados de la joven paquistaní la asesinaron porque no respetaba las normas de su cultura y rechazó casarse con la persona que le había elegido el padre. Luego la enterraron en el jardín.

Un tribunal de la ciudad italiana de Brescia ha condenado a 30 años de prisión al padre y dos cuñados de una joven paquistaní a la que mataron por considerar que sus costumbres eran demasiado occidentales.

Un tío de la muchacha fue condenado a dos años y ocho meses de prisión por haber ayudado a enterrar el cadáver en el jardín. Hina Saleem, de 21 años, fue degollada por su padre en la casa familiar tras una discusión el pasado mes de agosto.

El Fiscal Giancarlo Tarquini señaló tras la detención de los culpables, días después de los hechos, que la joven fue asesinada porque no respetaba las normas de su cultura, tenía un novio italiano y rechazó casarse con la persona que le había elegido el padre.

El asesinato de la joven, que trabajaba en una pizzería y convivía desde hacia unos meses con su novio italiano de 33 años, causó estupor en Italia.

 

Escrito por: Anonymous Juan sin Diego - 14 de noviembre de 2007, 17:51:00 CET

Suso de Toro en un gesto de modestia permitirá que Zapatero firme también su libro "Madera de Zapatero".

 

Escrito por: Anonymous BORDE - 14 de noviembre de 2007, 17:59:00 CET

MANUEL MOLARES DO VAL

Desiertos, montañas y Aznar
10.11.07 @ 12:46:52. Archivado en Actualidad
José María Aznar es un personaje poco simpático por su carácter desabrido e insolente, pero no un inepto: respetando la democracia gobernó España durante ocho años en los que redujo el desempleo del 22 por ciento a alrededor del 10, y mejoró todos los datos económicos.

También se equivocó gravemente: quiso sustituir a Francia en presencia internacional aliándose con EE.UU., y los españoles no parecieron entender su empeño, a pesar de demostrar su instinto político al estar ganando solamente con la ley la batalla contra ETA.

Se retiraba de la política activa cuando, tres días antes de las elecciones generales de 2004, el “terrorismo internacional”, como lo define Zapatero, asesinó a casi 200 personas en Madrid.

La oposición de entonces, hoy en el Gobierno, y algunos familiares de víctimas, atribuyeron la masacre a que había apoyado sin aprobación contundente de la ONU la invasión de Irak por EE.UU. y el Reino Unido, y por enviar después, como otra treintena de democracias, un millar de soldados para la reconstrucción del país.

Desde entonces Aznar repite machaconamente que “los que idearon el 11M no están ni en desiertos remotos ni en montañas lejanas".

La sentencia contra los islamistas acusados de los atentados ni contradijo ni apoyó la tesis aznarista. No identificó a quienes los idearon.

Algunos dirigentes del PP creen que la frase aznarista daña a su partido porque los españoles no quieren saber ya si hubo o no una conspiración para cambiar el futuro de su país. Pero, desconociendo el origen del 11M, siempre quedan sospechas.

Cerca de Perejil hay desiertos y un sinuoso sentido del honor y de la venganza afroislámicos, y las montañas están en el norte de España: es lógico que Aznar crea que alguien quiso cambiar la Historia.

 

Escrito por: Anonymous anonimio - 14 de noviembre de 2007, 18:10:00 CET

EN EXCLUSIVA

Amancio Ortega compra parte de los inmuebles de Banco Santander por 500 millones de euros

Empresas, Amancio Ortega, Emilio Botín

@C.H./E.M.S. - 14/11/2007 14:10h

El hombre más rico de España redobla su apuesta por el sector inmobiliario. Amancio Ortega, a través de su sociedad de inversión Pontegadea, ha alcanzado un acuerdo de máximos con el Banco Santander para hacerse con los activos inmobiliarios de la entidad puestos a la venta y que están clasificados en cinco lotes.

Como hoy publica el diario económico The Wall Street Journal, la entidad presidida por Emilio Botín se embolsará 500 millones de euros por la venta de 11 propiedades (tres lotes). Fuentes involucradas a la operación han asegurado a este diario que el acuerdo con Ortega como comprador está cerrado, aunque todavía quedan por definir que inmuebles entran en la transacción.

Según el citado periódico, dentro de estos 11 edificios se encuentran las sedes de Castellana, 34 en Madrid y de Paseo de Gracia en Barcelona. Según los términos de la compra, el Santander seguirá ocupando los edificios durante 50 años con un alquiler garantizado, lo cual asemeja la operación a la compra de un bono, según numerosos observadores.

Con este acuerdo, se desatasca el famoso 'Proyecto Brick' por el que el Santander pretende conseguir 4.000 millones de euros para financiar su parte del ABN Amro. Después de recibir una sola oferta y a la baja por el conjunto de los edificios, Emilio Botín decidió venderlos por lotes. Los que se han adjudicado a Ortega, según estas onmformaciones, son el lote dos (Castellana, 24 ) y los lotes tres y cuatro (edificios emblemáticos).

El Confidencial ya adelantó en octubre el interés del empresario gallego por estos lotes, por los que se han presentado más de 20 ofertas procedentes de España, EEUU, Reino Unido, Irlanda y Oriente Próximo. Sin embargo, la situación es muy distinta para los lotes uno (la Ciudad Financiera de Boadilla) y cinco (las sucursales del banco en toda España), que siguen sin encontrar comprador.

"Dado que se trata de una mezcla de oficinas a pie de calle, cuarteles generales y un parque empresarial -y sólo un inquilino, por muy bueno que sea-, muchos inversores interesados se han encontrado con que es muy difícil conseguir financiación en medio de la actual crisis de crédito", explica al Wall Street Journal Stephen Wall, director de la firma especializada DTZ Holdings, para explicar esta falta de ofertas por algunos lotes.

 

Escrito por: Anonymous Moratones - 14 de noviembre de 2007, 18:11:00 CET

POLÍTICA
Actualizado a las 13:46

Sanz Roldán quedó el último en la votación para el Comité Militar de la OTAN tras decir Moratinos hoy que tenía “muchas posibilidades”


El teniente general Félix Sanz Roldán no será presidente del Comité Militar de la OTAN. No solamente eso. Quedó descartado a la primera, en una votación en la que salió elegido el candidato italiano, el almirante Giampaolo di Paola.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 18:16:00 CET

Terremoto en Chile

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 18:41:00 CET

No entiendo este titular de ahora mismo del prestigioso periódico digital Libertad Digital:

"Telemadrid emite este jueves un documental que discrepa con las tesis más catastrofistas del cambio climático"
----------

Humm...
¿Qué se nos quiere decir? ¿Que Telemadrid va a emitir un documental que discrepa, junto a las tesis más catastrofistas del cambio climático, de quienes relativizan la importancia de dicho fenómeno. No sé. Si lo que quisiera decírsenos es que Telemadrid va a emitir un documental contrario a esas tesis catastrofistas, el titular debería incluir la preposición "de" junto al verbo discrepar, y no la preposición "con".

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 18:54:00 CET

Inestimado mark gardner: no es lo mismo novelar un ajuste de cuentas que novelar desde o por un ajuste de cuentas, siendo esto último lo que mueve a Umbral a escribir ese extraordinario logro artístico que es "Leyenda del César Visionario". Ocurre que usted anda aún con el rollo decimonónico ése de la profundización psicológica, olvidando que Valle-Inclán o Azorín, por citar dos autores geniales de la prosa castellana, novelan al margen de psicologismos y discurriendo por los caminos de la Historia. A mí no me interesa la psicología de un personaje como Franco, sino sus actos. En ese sentido, y como han reconocido eminentes hispanistas como Preston o Hugh Thomas, es claro que nadie ha perfilado mejor a Franco que Francisco Umbral en la novela de que hablamos. A Franco y a su camarilla de intelectuales, los laínes. A ese "retrato", logrado por Umbral con sus mejores dotes linguísticas y su más refinada perspicacia crítica -Gimferrer, en su prólogo a esta novela, cita a Valle-Inclán y a Cela- viene a sumársele, como contrapunto narrativo, las peripecias de Francesillo, niño republicano de ascendiente picaresco, que se ve atrapado por la turbulencia guerracivilista en plena zona nacional. Son varios, pues, los planos en que se asienta la novela. Como en los mejores Episodios Nacionales de Galdós, sobrantes también de psicologías y metidos de lleno en el fango histórico.

 

Escrito por: Anonymous weininger z - 14 de noviembre de 2007, 18:54:00 CET

Montano si todavía nos lee, decirle que la respuesta de Gil de Biedma al pesadísimo y charlatanesco Leopoldo María Panero es antológica.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 19:00:00 CET

Además, maledicencias incluidas -y asaz cachondas- hay que reconocer que los retratos que Umbral hace de los laínes son verosímiles: así el de un Torrente Ballester, maestrillo que hozaba en los libros, más que leerlos, dada su poca vista, carcomido por la envidia al gran Foxá, cuya facilidad escritural desataba el asombro del torpón de Torrente, incapaz de escribir oraciones compuestas y que paseaba por Salamanca un zurrón a reventar de comedias teatrales sin estrenar y con lamparones de café en las blancos amarillos del folio enmarañado de correcciones.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 14 de noviembre de 2007, 19:01:00 CET

[157] Escrito por: jacobiano —— 14 de noviembre de 2007 17:12:00 CET

..aunque su artículo, en cierto modo, anima a intentarlo (pese a que estamos condenados al fracaso).

*

Es así, Jacobiano. Lo que, a mi juicio, no procede es la ingenuidad y la concesión. O sea, no se puede escribir un libro serio sobre el Corán pretendiendo al mismo tiempo guardar la ropa y no ofender a los que sostienen la inerrancia del mismo y su carácter divino, ahistórico. Al final, como le pasa a Dundes, resultas pastelero y ofendes, por más que no quieras, a los fanáticos. Sólo se puede dialogar con quienes aceptan el punto de partida del género: el logos. (O sea, que están dispuestos a poner en duda metódica sus convicciones y sopesar, dialécticamente, otras posibilidades.)

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 19:02:00 CET

Le dice el falso Setién al falso Iñaki que es pastor de ovejas.


De ovejas negras como merdutio.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 19:03:00 CET

La facilidad de escritura es un don: se tiene o no se tiene. Yo lo tengo desde que era chico y era temido por mis compañeros de clase a causa de mi mordacidad para con sus madres.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 19:03:00 CET

Más que pastor de ovejas, pastor de cabritos.

 

Escrito por: Anonymous bachelet - 14 de noviembre de 2007, 19:05:00 CET

[43] Escrito por: Madrigalejos - 10 de noviembre de 2007 12:20:00 CET
Zapatero ha trazado un círculo de tiza. O, mejor dicho, un círculo de tiza monclovita ha sido trazado y Zapatero es la punta de la tiza. Rajoy tiene dos opciones. Una: dar un paso hacia atrás y meterse dentro del círculo. En ese caso habrá sido neutralizado, y los que vamos a votarle dudaremos en el último instante: ¿no será mejor abstenerse y que se extienda el mal y se haga insoportable y, por lo tanto, evidente para todos, incluso para los que no quieren ver? La otra opción es quedarse fuera y enseñar los dientes. No excusarse si el primo es un sabio ni pedir perdón por Alejo si Blas Infante es un imbécil. En este caso los que vamos a votarle (y hasta no hace mucho jamás hubiésemos creído que seríamos votantes del PP), le votaremos y estaremos contentos cualquiera que sea el resultado. Somos excelentes perdedores. Y, con la ayuda de Dios, aprenderemos a ganar. Para eso somos los buenos.
[127] Escrito por: madrigalejos - 10 de noviembre de 2007 17:36:00 CET
Ejercicio de memoria histórica o guerracivilismo.

He visto el video de Calleja y San Sebastián. He pelado la cebolla y me he encontrado con algunas figuras de la genealogía del odio. En la antepenúltima capa, el plebeyo y la señora. En la penúltima, la bella y la bestia que jamás será príncipe. Y en la última, Caín le estaba dando a Abel con la quijada.

.............

Lehningen, vuelve Madrigalejos… este blog ya tiene otras trazas

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 14 de noviembre de 2007, 19:09:00 CET

Madrigalejos: el hombre siesta (luego dicen de Justo Serna).

 

Escrito por: Anonymous Adrede-sin acentos - 14 de noviembre de 2007, 19:09:00 CET

Yo tuve una epoca de fascinacion por las japonesas, por las chinas y, en general, por las mujeres orientaloides. Mama me decia entonces que las mujeres orientales son como las cebollas: tienen varias capas y a medida que vas quitandoselas te hacen llorar. Tiempo despues, cuando me entere de que un aleman con cabeza de ladrillo titulaba se hacia famoso a nivel mundial por pelar la cebolla de su vida hasta la ultima capa, me convenci de que hay en mi familia un gen metaforizante como en otras familias hay un gen egoista.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 19:11:00 CET

Yo tuve una época de fascinación por las japonesas, por las chinas y, en general, por las mujeres orientaloides. Mamá me decía entonces que las mujeres orientales son como las cebollas: tienen varias capas y a medida que vas quitándoselas te hacen llorar. Tiempo después, cuando me enteré de que un alemán con cabeza de ladrillo se hacía famoso a nivel mundial por pelar la cebolla de su vida hasta la última capa, me convencí de que hay en mi familia un gen metaforizante como en otras familias hay un gen egoísta.

 

Escrito por: Anonymous mark gardner - 14 de noviembre de 2007, 19:14:00 CET

Adrede:
"no es lo mismo novelar un ajuste de cuentas que novelar desde o por un ajuste de cuentas" siendo esto último lo que mueve a Umbral a escribir.

Pues eso. Exactamente lo que he dicho antes. Veo que coincide conmigo.

Pero en seguida discrepamos:
... ese extraordinario logro artístico que es "Leyenda del César Visionario".

"Ocurre que usted anda aún con el rollo decimonónico ése de la profundización psicológica, olvidando que Valle-Inclán o Azorín, por citar dos autores geniales de la prosa castellana, novelan al margen de psicologismos y discurriendo por los caminos de la Historia".

Ahí se equivoca. Lo cito como un aspecto —entre muchos— que puede llenar una novela de interés. No pido por ejemplo a Valle Inclán profundidad psicológica, porque sé que no es capaz de darla.

Lo que sí le pido —también a Umbral— es que me haga ver que su prosa no es solamente un ejercicio de estilo. A partir de cierta edad, uno empieza a hartarse del modernismo sin alma y la prosa deslumbrante si uno intuye, cada vez más y con creciente disgusto, el ego frío y, en el caso de Umbral, omnipresente, agobiante, detrás.

Ocurre que uno ya no está por la labor de aguantar el rollo del artista como ser aparte, como personaje en sí.

Y hace tiempo que desconfío del gusto de ese estrafalario personaje llamado Gimferrer.

 

Escrito por: Anonymous Chavez, el idolo de Adrede - 14 de noviembre de 2007, 19:14:00 CET

Chávez pide una disculpa del Rey ante el mundo

Reuters. 14.11.2007 - 13:49h CARACAS (Reuters) -

El presidente Hugo Chávez pasó de bromear con medios extranjeros sobre la polémica con el Rey de España a ponerse serio y exigir una disculpa del monarca ante el mundo por mandarle a callar en la Cumbre Iberoamericana, a la vez que advirtió de que podría nacionalizar inversiones españolas en Venezuela.
Pese al tono jocoso del que hizo gala en una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros en la tarde del martes, riéndose de las bromas que circulan por los medios de comunicación y la red con el '¿por qué no te callas?' que le gritó el rey Juan Carlos I, Chávez se puso serio luego y le acusó de ser el único culpable de la polémica.

'El Rey, que se le fueron los tapones, lo menos que debería hacer es ofrecer excusas y decirle al mundo la verdad (...) fue él que me agredió', afirmó en una entrevista con un canal local de televisión del estado de Lara, retransmitida el martes por la noche a nivel nacional por la estatal VTV.

Aunque horas antes había dicho que no quería 'ningún conflicto con el Rey' y atribuyó parte de la controversia a la manipulación informativa de los medios, más tarde exigió una 'disculpa' y una 'confesión' ante el mundo.

'El (Rey) debería decir: 'Señores del mundo, de Iberoamérica, yo que soy el Rey, yo me confieso, yo me exalté, yo cometí un error. Así que le pido a los demás gobiernos que nadie fije posiciones aquí contra Venezuela, ni contra España'', agregó el mandatario izquierdista.

En un gesto sin precedentes, el monarca increpó al mandatario venezolano en la última sesión de la Cumbre Iberoamericana, exigiéndole que dejara de interrumpir al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando éste pedía respeto para su antecesor José María Aznar, al que Chávez llamó 'fascista'.

Además, Chávez calificó de 'absurdas' las expresiones de 'solidaridad' de otros países, como Chile, Perú y El Salvador, con el monarca español.

'Eso puede alterar las relaciones con Chile y con El Salvador y ¿quién es el culpable? El Rey. Juan Carlos de Borbón es el culpable', exclamó.

 

Escrito por: Anonymous belisario - 14 de noviembre de 2007, 19:19:00 CET

Juan José Millás prepara un libro de entrevistas titulado "Me molan tus cejas" en respuesta al clamoroso éxito obtenido por el megabodrio de Suyo Afectísimo.

"A pelota no me gana nadie" ha exclamado un Millás visiblemente molesto.

 

Escrito por: Anonymous Julio - 14 de noviembre de 2007, 19:20:00 CET

Casarse y formar una familia es cosa muy seria, oiga

 

Escrito por: Anonymous mark gardner - 14 de noviembre de 2007, 19:22:00 CET

Umbral divierte, desde luego.

Durante muchas páginas, me encantó Palabras de la tribu: un libro divertido, cachondo y con algunas opiniones realmente escandalosas.

Pero no lo terminé. Al final lo dejé, aburrido. Es que no había más. La ley del rendimiento decreciente.

 

Escrito por: Anonymous Adrede-sin acentos - 14 de noviembre de 2007, 19:25:00 CET

Si es que al final todos los vascos sois iguales: acabais pidiendole a la vida una cazueleta de merluza y una parienta buenorra con la que frotarse un poco a escondidas. Ah, el linaje de Aitor Menta.

�Que tiene de malo el egocentrismo? Nada, a no ser que se tenga la picha diminuta. Si el egocentrismo se corresponde con un falo de buenas dimensiones, no le veo yo nada malo al egocentrismo. Y es que ya esta bien de tanto psicologismo barato y tanto novelista que se mete en la cabeza de sus personajes, cuando lo cierto es que la mayoria de las personas, en la vida real, no tienen sino una vida interior poblada de conflictos de aldea y frustraciones de cama. Hay que novelar lo que se ve, y ya esta. Y si se hace con una prosa de fuste, mejor. Un escritor que no le da importancia el idioma es como un amante que no le da importancia a su verga. Yo cuando leo a Umbral me siento como la Sagrada Familia: penetrado en mis ojivas mas profundas por el aire de una prosa fluida que me saca musicas insospechadas a poco que uno se haya aplicado bien el bastoncillo al oido. Quiero decir que no hay por que pedirle a Umbral nada distinto a Valle-Inclan y que no es cosa menor novelas desde o por un animo revanchista que novelar un animo revanchista. Claro que a lo mejor es que soy un frivolo y no estoy en la edad, o si lo estoy no me he enterado, del amor por las cosas autenticas y realisimas. Sigo prefiriendo una mentira brillante a una verdad mostrenca.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 14 de noviembre de 2007, 19:27:00 CET

Si ustedes se mueven por internet comprobabrán que hay muchos valedores de Moa que difunden sus escritos y lo defienden frente a los ataques que sufre, pues ningún intelectual ha soportado peores y más repugnantes ofensivas de los envidiosos, los fanáticos y los que se sienten desacreditados, con mucha razón, por las obras de Moa; este apoyo al mejor historiador español actual, ¡y con diferencia!, viene a ser una lógica y saludable reacción de la sociedad frente al boicot de los mastuerzos:

"Me ha sorprendido mucho constatar que un libro como “La quiebra de la historia progresista de Pío Moa no haya tenido ningún eco en la prensa escrita ni en la televisión, si exceptuamos Libertaddigital TV, que es muy minoritaria. Naturalmente no es porque el libro de Moa sea malo y en esos medios se ocupen de cosas serias, porque el 60% de la prensa escrita y el 80% de la televisión es pura basura y se ocupa de auténticas tonterías. Y además el libro de Moa es el libro de polémica más efectivo y contundente que se haya escrito en España en muchos decenios, eso lo puede comprobar cualquiera que lo lea.
Como hemos visto en estos años, ha habido una polémica de muchos historiadores contra Pío Moa, que ha resultado bastante cómica porque lo atacaban y al mismo tiempo decían que se negaban a polemizar con él. Hay incluso una obra que firma Reig Tapia y la prologa Paul Preston, y que la respaldan y la inspiran otros muchos historiadores españoles y extranjeros y que se llama “El Anti-Moa”. La cual viene a decir que no merece la pena ocuparse de tan deleznable seudohistoriador… y luego va y son 500 páginas ocupándose de él. Por cierto, una parte del libro de Moa se dedica a rebatir al “Anti-Moa”, y hay que reconocer que da una soberana paliza intelectual a sus adversarios.
Con todas estas cosas se aprende bastante, y una desearía que la polémica siguiera. Pero a lo que iba: En la prensa o en la televisión no le dan cancha al libro ni a Moa, pero en cambio una mira Internet y, es asombroso, Moa supera el millón de googles, lo que quiere decir decenas de veces más que cualquiera de los que le critican, lo cual quiere decir, según yo lo interpreto, que Internet es mucho más viva y mucho más libre que los otros medios de comunicación. Para mí ha sido una alegría porque el libro del que hablo me parece que debería ser leído por todos los profesores y por todos los estudiantes, por lo menos por los de historia.

Cristina García Jackson

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 14 de noviembre de 2007, 19:29:00 CET

Si es que al final todos los vascos sois iguales: acabáis pidiéndole a la vida una cazueleta de merluza y una parienta buenorra con la que frotarse un poco a escondidas. Ah, el linaje de Aitor Menta.

¿Qué tiene de malo el egocentrismo? Nada, a no ser que se tenga la picha diminuta. Si el egocentrismo se corresponde con un falo de buenas dimensiones, no le veo yo nada malo al egocentrismo. Y es que ya está bien de tanto psicologismo barato y tanto novelista que se mete en la cabeza de sus personajes, cuando lo cierto es que la mayoría de las personas, en la vida real, no tienen sino una vida interior poblada de conflictos de aldea y frustraciones de cama. Hay que novelar lo que se ve, y ya está. Y si se hace con una prosa de fuste, mejor. Un escritor que no le da importancia el idioma es como un amante que no le da importancia a su verga. Yo cuando leo a Umbral me siento como la Sagrada Familia: penetrado en mis ojivas más profundas por el aire de una prosa fluida que me saca músicas insospechadas a poco que uno se haya aplicado bien el bastoncillo al oído. Quiero decir que no hay por qué pedirle a Umbral nada distinto a lo que pedimos a Valle-Inclán y que no es cosa menor novelas desde o por un ánimo revanchista que novelar un ánimo revanchista. Claro que a lo mejor es que soy un frívolo y no estoy en la edad, o si lo estoy no me he enterado, del amor por las cosas auténticas y realísimas. Sigo prefiriendo una mentira brillante a una verdad mostrenca.

 

Escrito por: Blogger gomorrita - 14 de noviembre de 2007, 19:29:00 CET

En referencia al comentario de Bil sobre los himnos en Ca l'Arcadi de hoy, decir que el himno popular por antonomasia de Puerto Rico es “Preciosa”:

Preciosa (1948)
(Rafael Hernández)
(Aguadilla, P.R: 24OCT1891 – San Juan, P.R: 11DIC65)

Yo sé lo que son los encantos
oh, tierra de mi amor,
de mi Borinquen hermosa,
mi perfumada flor.
Por eso la quiero yo tanto y siempre la llamare, Preciosa.

Isla del Caribe…
Isla del Caribe…
Borinquen…

Yo sé de sus hembras trigueñas
preciosas como el sol y del olor de sus rosas,
de perfumado olor por eso a mi tierra riqueña,
por siempre la llamare, Preciosa

Isla del Caribe,
Isla del Caribe.....
Borinquen...

Preciosa te llaman las olas
del mar que te bañan.
Preciosa, por ser un encanto, por ser un Edén.

Y tienes la noble hidalguía
de la Madre España.
Y el fiero cantío del indio bravío lo tienes también.

Preciosa te llaman los bardos
que cantan tu historia.
No importa el tirano te trate con negra maldad.

Preciosa serás sin bandera ni lauros ni gloria
Preciosa, Preciosa
te llaman los hijos
de la libertad.


Aunque para himnos a la tierra, que no a la patria, también tenemos la "Canción mixteca" de José López Alavés (París-Texas):

Qué lejos estoy del suelo donde he nacido!
Inmensa nostalgia invade mi pensamiento.
Y al verme tan solo y triste, cual hoja al viento.
Quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento.

O, tierra del sol! Suspiro por verte
Ahora que lejos, yo vivo sin luz, sin amor.

Y al verme tan solo y triste, cual hoja al viento,
Quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento.
O, tierra del sol!.....
Y al verme tan sólo y triste...

 
En esta página sólo aparecerán posts de usuarios registrados. Si quiere registrarse escriba a la dirección que aparece abajo. No prometemos nada pero pedimos perdón por cualquier inconveniencia que esto pueda causar.
mensajes