<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7974984536099633988\x26blogName\x3dNickjournal\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://nickjournalarcadiano.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://nickjournalarcadiano.blogspot.com/\x26vt\x3d2379119722696080509', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
17 mayo 2009
Malaparte
Cambió su nombre en un vano intento de hacerse italiano, pero fue una burla. Otra más en una vida plena de bandazos, peligro, despropósitos y disidencia. Su madre era lombarda y su padre sajón. Como Kurt-Erich Suckert figuraba el voluntario garibaldino en la Legión Extranjera francesa en el Somme. Italia neutral los primeros meses de la Gran Guerra y el sujeto, con 16 años, se alista, en un primer quiebro insólito para el estudiante del Liceo Cicognini mantenido por los modestos campesinos que se hicieron cargo del abandonado medio alemán. A los boches tanto les daba el origen del sujeto, así que los gases del frente no le perdonaron y parece que se acaba esa guerra para el joven Suckert, aunque aún volvió al frente, pero en el Regio Esercito luciendo sus bien merecidas condecoraciones francesas, en un regimiento alpino, para matar austríacos. De ello no habla mucho. Prefiere, quizás para obviar la narración de sucesos poco afortunados para su tropa y de duelos y lances de juego poco convenientes, llevarnos a sus andanzas diplomáticas: en la Polonia de Pilsudsky y Haller y Witos y la invasión roja, en la Varsovia de octubre de 1920 cuando sólo la misión italiana y la pontificia evitan la huida a Czestochowa, cuando los desarrapados de Budienny entran en el barrio varsoviano de Praga. Allí conoce a Weygand y a De Gaulle, y contra la historiografía francesa atribuye el éxito al viejo legionario del ejército austrohúngaro Joseph Pilsudsky. Los acontecimientos le servirán para un primer capítulo del libro que publicó Grasset en París en 1931 y que le valdría enemistad con el Duce: “La técnica del Golpe de Estado”. Pero eso será después de lo de la Marcha sobre Roma de 1922, cuando ya se ha hecho fascista y de los radicales del ala izquierdista (es un decir) y funda el diario La Conquista dello Stato, cuya cabecera habría de copiar Ledesma Ramos en otro país. En 1925 deja de ser Suckert. Se llamará Curzio Malaparte, para acabar bien, al contrario que el corso que tan mal terminó, le dice a Mussolini. Pero ya le censuran libros, que no coinciden con la exaltación hiperbólica de las virtudes patrias: “Viva Caporetto” y “La Revuelta de los santos malditos”. En 1929 publica un opúsculo (“Don Camaléon”) contra los Pactos de Letrán, que provoca su amable expulsión de Roma con el encargo de dirigir La Stampa turinesa. Pero sigue rumiando su desencanto y además de abandonar la activa militancia fascista decide establecerse como corresponsal entre Londres y París. Ya dijimos que publica “La técnica del golpe de Estado” en francés, lo que no evita una condena a cinco años de confinamiento interno, cuando, orgulloso, obedece la orden del Duce de regresar para responder por sus críticas. No pena mucho en su exilio interior, pues cuenta con la protección del Conde Ciano. La obra, que según Malaparte es meramente descriptiva, se vende muy bien aunque fuera prohibida en los dominios de los dictadores fascistas. Al italiano le debió molestar la denuncia de su aproximación a la reacción industrial y al alemán, al que califica de “ególatra oportunista”, que los socialistas usaran el libro en sus campañas electorales, durante los estertores de Weimar.




Cumplida su condena regresó a Roma, pero marcado por el régimen (le confinarían de nuevo durante la visita de Hitler en 1938), pero se fue manejando gracias a sus contactos y habilidad con la pluma en publicaciones como Prospettive donde tiene la osadía de dar cancha a opositores como Moravia. Claro que esa aventura termina con su nombramiento como corresponsal de guerra y adscripción a su viejo regimiento alpino, en 1939, bajo la mirada benevolente del antiguo camarada Benito, benevolencia que se va agotando cuando en 1940 aparece “Il Sole e’cieco” contra la artera y ventajista intervención italiana contra la Francia derrotada por la Wehrmacht. Así que se van acabando los privilegios y es adscrito a un escuadrón de bombardeo para la ignominiosa campaña de Grecia. Dicen que anduvo por Yugoslavia siguiendo a un batallón de limpieza de partisanos y que en Croacia colaboró con los Ustachas de Pávelic, pero no hay certeza sobre ello. En agosto de 1941 le esperaba el Frente del Este, en el Cuerpo de Ejército del General Meste, y poco después directamente en el 11º Ejército alemán, como corresponsal otra vez, y allí conoce a Himmler, a Von Manstein, al sátrapa del vertedero del Gobierno General, Gobernador Frank, a Paulus y tantos otros. De allí el material para su segundo libro más conocido, “Kaputt” (publicado en 1944 en Nápoles), y unas crónicas más bien veraces (el material del que se nutre “Il Volga nasce in Europa”, donde se narra por primera vez una matanza de judíos) que provocan su expulsión por orden de la autoridad militar alemana, y tras una breve estancia en la romana prisión de Regina Coeli de la que sale una vez más por intercesión del infeliz Galeazzo Ciano, vuelve a Rusia, a otro Frente, al de Leningrado, donde tiene ocasión de recorrer las posiciones heladas por las que maniobra y resiste una valiente tropa venida del Sur y prenda de otro dictador para evitar un capítulo más de aquella guerra. El lago Ladoga le sobrecoge con la imagen de cientos de caballos congelados antes de llegar a su orilla, metáfora del destino de las potencias del Eje en una guerra que ya sabía perdida. En 1943, desde Finlandia, pasa a Suecia y de allí a la Italia liberada, para enrolarse de nuevo pero como oficial de enlace con los norteamericanos, tras haber sido arrestado en su villa de Capri por el nuevo régimen. Con los aliados hace el resto de la campaña de Italia, y de sus impresiones y disgustos es fruto “La Pelle” (que la comisión pontificia correspondiente se apresuró a enviar al Índice), donde vuelca toda su desilusión por su país y sus compatriotas y donde testimonia su amistad con algunos invasores:

“All'affettuosa memoria del Colonnello Henry H. Cumming, dell'Università di Virginia, e di tutti i bravi, i buoni, gli onesti soldati americani, miei compagni d'arme dal 1943 al 1945, morti inutilmente per la libertà dell'Europa”.

Ese hastío de su país le lleva a establecerse en París, otra vez, donde fracasa como autor teatral en lengua francesa (
“Du côté de chez Proust” y “Das Kapital”) y cineasta (“Le Christ interdit”, con la que ganó un premio especial del Festival de Cine de Berlín en 1951, más bien por la mala conciencia del jurado).


Iniciados los Cincuenta otea el horizonte y da un nuevo viraje, a babor, y se declara comunista, especialmente interesado por su versión maoísta y como espíritu inquieto que es, decide viajar a China para ver cómo va el experimento, viaje que no acaba por la dolencia pulmonar que le perseguía desde la Gran Guerra, agravada siempre por su severa adicción al peor tabaco. En su agonía final, que duró cuatro meses, solicita el carnet del PCI y para alimentar una nueva polémica, abandona la fe protestante heredada de su padre sajón, y es recibido en la Iglesia de Roma. La República Popular China recibe como legado su villa de Capri, en lo que fue su última carcajada ante el Destino.


Yo leí a Malaparte hace más de veinticinco años, en un volumen encuadernado en piel de Plaza & Janés, en una edición de 1960 o 1962, que andaba por la biblioteca de mi padre y que contenía “La técnica…”, “La Piel”, “Kaputt” y “El Volga…” hoy casi una rareza. El otro día lo buscaba en los viejos anaqueles y no estaba. Mi hermano, a quien le importa un bledo el autor o lo que escribe, se lo llevó. He conseguido una edición de Planeta en la colección Blacklist, de marzo de este año, para “La Técnica…” y otro de “La Piel” publicado con una colección de novelistas contemporáneos que distribuía el diario El País, y he prometido algunas monedas de la colección familiar que tenía adjudicadas, para hacerme con el ejemplar, pero se resiste. Sin embargo, no cejaré. Estoy cerca.


(Escrito por Phil Blakeway)

Etiquetas:

 
[0] Editado por Mercutio a las 9:00:00 | Todos los comentarios // Año IV



Nickjournal: 194


En esta página sólo aparecerán posts de usuarios registrados. Si quiere registrarse escriba a la dirección que aparece abajo. No prometemos nada pero pedimos perdón por cualquier inconveniencia que esto pueda causar.

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 9:27:00 CEST

Si se refiere a un ejemplar del "Volga", lo tiene aquí por veinte euros.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 17 de mayo de 2009, 9:28:00 CEST

En mi blog: TEMPRANO
http://joseantoniomontano.blogspot.com/2009/05/temprano.html

 

Escrito por: Blogger Aldeans - 17 de mayo de 2009, 9:38:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger Aldeans - 17 de mayo de 2009, 9:41:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger Aldeans - 17 de mayo de 2009, 9:42:00 CEST

Adrede, Montano y alguno más realizaron ayer algunos comentarios poco edificantes sobre CCdP. Fueron comentarios más que edificantes, DEFECANTES. Cómo gente tan pretendidamente modelna, no apostólica y libegal se puede erigir en censor de la vida privada de alguien. Desde qué rincón del evangelio aparecen estos a predicar. Qué tipo de vicarios son estos que se dedican a moralizar sobre el suicidio.

Mal, muy mal. De poco han servido tantas lecturas. De hecho para llegar hasta aquí con cualquier libro de Martín Vigil bastaba.

Dedíquense a quemar los libros de sus estanterias, como hacia Carvalho-

 

Escrito por: Blogger Aldeans - 17 de mayo de 2009, 10:05:00 CEST

La cosa vine de lejos:


http://www.dailymotion.com/video/x1r6cx_tancament-estadi-de-les-corts-1925_sport

 

Escrito por: Blogger Gongren - 17 de mayo de 2009, 10:27:00 CEST

La fascinante Villa Malaparte.

http://www.construmatica.com/actualidad/blogs/2009/03/16/villa-malaparte/

 

Escrito por: Blogger Adrede - 17 de mayo de 2009, 10:28:00 CEST

Aldeans, te encuentro bastante espeso esta mañana, como si te hubieras lavado con el agua de Canaletas. En ningún momento glosé la vida privada de Castilla del Pino, que me la trae floja, sino sus contundentes opiniones políticas, de un stalinismo repugnante, las cuales forman parte de su proyección pública.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 17 de mayo de 2009, 10:35:00 CEST

Brema, tú que eres ratón de bibliotecas: ¿dónde puedo conseguir Las armas y las letras? Llevo casi un año detrás de ese libro y no doy con él.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 10:39:00 CEST

No compres la primera edición, Alt. Hay una segunda, revisada y aumentada, publicada por Península. Te la podrán conseguir en cualquier librería.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 11:31:00 CEST

Interesante entrada, Phil (seas quien seas pues tu manera de escribir me suena a otro nick). Sólo he leído una obra de Malaparte, "La piel", en una de aquellas traducciones de los sesenta. No tengo muy claros los recuerdos al respecto pero sí que me impresionó, como aquel otro escritor húngaro -hoy casi olvidado a pesar de los esfuerzos de una moderna editorial- que respondía al nombre de Lajos Zilahy.

Gracias, Gongren, por esos enlaces a la Villa Malaparte, un edificio que no conocía a pesar de haber estado en Capri en varias ocasiones.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 11:43:00 CEST

Anoche colgué el enlace a la voz "Illuminati" de la Wiki. Decía que me parece muy bien documentado. Incluye textos de la supuesta correspondencia entre Pike y Mazzini, probablemente una de las grandes falsificaciones de que se tenga noticia, junto a los Protocolos.

No conozco a ningún illuminatus, aunque he oído y leído sobre ellos. El otro día, viendo la peli basada en el libro de Dan Brown -un tebeo para adolescentes, como dije- volví a pensar en la vieja afirmación de que, en su día, habían infiltrado la masonería. No puede saberse.

Por cierto, Al: hay un tema para preguntarle acerca de la traducción correcta de la frase "Novus ordo seclorum". ¿Está de acuerdo con lo que dice el artículo de la Wiki?

 

Escrito por: Blogger qtyop - 17 de mayo de 2009, 12:14:00 CEST

Ya ha escrito Arriba Carlos, claro.

http://www.elpais.com/articulo/deportes/chiamo/Pedro/elpepudep/20090517elpepidep_12/Tes

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 12:21:00 CEST

¡Qué novela! Yo traté un poco a Monique de Rothschild gracias a la amistad que ella tenía con mi llorado amigo E.G., fallecido absurdamente en una autovía tras hacerle yo un retrato de cuerpo entero.

http://es.wikipedia.org/wiki/Rothschild

 

Escrito por: Blogger sarónico - 17 de mayo de 2009, 12:23:00 CEST

Azaña y la tradición jacobina
14 de Mayo de 2009 - 09:34:44 - Pío Moa


Algo indica el hecho de que este movimiento naciera con el golpe militar de 1820, o que volviera al poder, en 1836, con otro golpe, el de los sargentos de La Granja, organizado por Mendizábal a base de crudos sobornos. Fueron los jacobinos quienes crearon y cultivaron la tradición del golpismo militar, los pronunciamientos, causa y resultado a la vez de la inestabilidad política en la España del siglo XIX. Ya antes de triunfar con el de Riego lo habían intentado cuatro veces, y la casi totalidad de los 35 pronunciamientos a lo largo de ese siglo tuvieron (salvo cinco) carácter exaltado, progresista o republicano. Cuando en 1930 los conspiradores se reúnan en San Sebastián para traer la II República, lo primero en que pensarán será en un golpe militar*.

*Por esta razón, el político e intelectual pro franquista G. Fernández de la Mora, en una reseña del libro de M. Alonso Baquer El modelo español de pronunciamiento, concluye, comentando la observación de S. Payne sobre el carácter "monárquico, católico y conservador" del país: "Y para hacerlo republicano, agnóstico y revolucionario había que recurrir a la fuerza y torcer su voluntad" (1)

Ciertamente los jacobinos españoles no llegaron a usar el terror masivo de sus modelos franceses o sus homólogos suramericanos*, y su violencia resultó inconclusiva. Pero quizá se debió más a su debilidad que a otra razón.

*Bolívar, por ejemplo, decretó la "guerra a muerte" para "destruir en Venezuela la raza maldita de los españoles (...) Ni uno solo debe quedar vivo". Trataba de abrir un foso entre éstos y los hispanoamericanos, muy renuentes a seguirle en su lucha independentista. El decreto consiguió su objetivo (aunque de forma parcial: a menudo los bolivarianos obtenían sus "voluntarios" por la pura coerción, encarcelando y llevando atados a los jóvenes. De ahí que emplearan también a mercenarios ingleses, norteamericanos y otros). Panegiristas de Bolívar siguen tomando esa guerra de exterminio por "su mayor timbre de gloria". Pero el coste fue terrible: las matanzas de prisioneros y civiles nacidos en España se multiplicaron, y, con las represalias españolas, dieron a la lucha un carácter terrorista que marcaría la política de aquellos países mucho después de la independencia. Explicaba el libertador a un corresponsal inglés: "El objeto de España es aniquilar al Nuevo Mundo y hacer desaparecer a sus habitantes, para que no quede ningún vestigio de civilización (…) y Europa solo encuentre aquí un desierto. (…) Perversas miras de una nación inhumana y decrépita". El propio Bolívar, cada vez más adusto y sombrío, escribirá: "No confío en el sentido moral de mis compatriotas", y confesará a Santander: "Amigo, no es sangre lo que fluye por nuestras venas, sino vicio mezclado con miedo y horror"; aunque la desmoralización se debía mucho a los modos de la guerra por él desatada (Santander había ordenado, entre otras, una matanza de 36 oficiales españoles prisioneros, previamente perdonados por Bolívar. "Me complace particularmente matar a todos los godos", dijo otra vez. Un presente que le recordó el indulto, fue también fusilado sobre el terreno).

Aunque españoles de origen, los independentistas se proclamaron extraños herederos de la América precolonial, cuya tradición decían defender contra España. Los indios, desde luego, apenas se llamaron a engaño y en aquellas guerras permanecieron pasivos o respaldaron a Madrid, siendo por ello masacrados en varias ocasiones. Ya independientes, los indios mejicanos fueron despojados de su tierras, poseídas colectivamente, y peor pasó en Argentina. Sarmiento, educador de este país según opinión extendida, hablaba con sinceridad cuando trataba a los mapuches de "indios asquerosos, a quienes habríamos hecho colgar y mandaríamos colgar ahora" (no era menos claro con los gauchos: "No trate de economizar sangre de gauchos —recomendaba al general Mitre—. Este es un abono que es preciso hacer útil al país"). Al igual que en USA, los indios argentinos fueron acosados y exterminados.

Bolívar pensó en un protectorado británico sobre los nuevos países —rehusado por Londres—, y auguró que le sucedería "un tropel de tiranos" y nuevas guerras civiles. Al otro extremo de Suramérica, Sarmiento comentaba treinta años después de la independencia: "Vése tanta inconsciencia en las instituciones de los nuevos Estados, tanto desorden, tan poca seguridad individual, tan limitado en unos y tan nulo en otros el progreso intelectual, material o moral de los pueblos, que los europeos (...) miran a la raza española condenada a consumirse en guerras intestinas, a mancharse con todo género de delitos y a ofrecer un país despoblado y exhausto como fácil presa a una nueva colonización europea". El precursor de los libertadores, Francisco de Miranda, al ser entregado por Bolívar a los españoles, a cambio de un pasaporte, había hecho su célebre frase: "Bochinche, bochinche. Esta gente no es capaz sino de bochinche". Miranda, hombre muy notable y culto, oficial del ejército español y del revolucionario francés, viajero por Estados Unidos, Francia, Rusia, etc., había sido también agente pagado por Londres (con 1.000 libras anuales) para socavar el imperio español. El liberalismo conservador tenía más afinidad con la tradición inglesa que el jacobino, pero éste convenía a los intereses del imperio británico(2).




Esta agresividad republicana coexistía con una exaltada sentimentalidad humanista y culturalista, personalizada en figuras como Salmerón, presidente de la I República, que dimitió, según se dice, por no firmar una pena de muerte. Aunque en unos grupos predominaba la violencia y en otros el sentimentalismo, las dos actitudes suelen ser complementarias en todas las ideologías, y convivir o alternarse en el tiempo en un mismo grupo. Cuanto más ardientes por el ideal, mayor la recriminación y el recurso a la fuerza contra los adversarios. El ardor escondía algunas veces un fondo de incredulidad y desprecio por las propias ideas*.

*Cuenta Pío Baroja del novelista Blasco Ibáñez: "había hablado (...) en un mitin republicano, haciendo líricamente la apología de la República, y por la noche nos dijo con sorna que la República sería el régimen de los taberneros, de los zapateros de viejo y, sobre todo, de los maestros de escuela. Según él, afortunadamente, no vendría nunca a España" (3)

Otro azote para los programas jacobinos era un personalismo exacerbado. En cualquier partido las motivaciones ideológicas, las aspiraciones al bien común y las ambiciones personales van mezcladas inextricablemente, pero en los republicanos españoles el tercer elemento solía producir odios aniquiladores. Ya el buen rey Amadeo, traído por el progresismo, se desesperaba ante las rivalidades e intrigas: ”Io non capisco niente; siamo in una gabbia de pazzi” (“No entiendo nada; estamos en una jaula de locos"). Figueras, que siendo presidente de la I República huyó un buen día a Francia sin despedirse, tacha a sus correligionarios de "infames, díscolos, ambiciosos, envidiosos". Éstos le retribuyeron llamándole loco. Lerroux, quien más que nadie había revitalizado el republicanismo a principios de siglo, ponderaba las numerosas ocasiones en que su conmilitón Rodrigo Soriano había incitado a asesinarle, o se queja, citando: "Lerroux conspiraba contra la monarquía, y los republicanos conspiraban contra Lerroux". En la II República, la aversión y el desprecio entre los dirigentes tuvieron un indudable efecto demoledor para el régimen y para ellos mismos, como creo haber mostrado en personajes de la república vistos por ellos mismos.(4)

El repaso de los hechos y de los testimonios de los mismos jacobinos permite concluir que el estilo turbulento, impaciente y convulso de éstos dista de ser una invención de sus enemigos. Con seguridad esas conductas hicieron un flaco servicio a sus propios ideales, al provocar una fuerte aprensión social incluso ante las medidas razonables por ellos propugnadas, y con ello un retraso histórico en su aplicación.

Siguiendo el modelo francés, que había decretado la maldad de la historia anterior de Francia, los jacobinos hispanos hacían lo propio con la de España, si acaso con mayor radicalidad, y exceptuando solo algunas situaciones, instituciones o personajes en los que, más o menos arbitrariamente, veían antecedentes o precursores de sí mismos. A partir del siglo XVI el pasado español constituía un amasijo de tiranía, atraso, inquisición, torturas y oscurantismo. La condena podía extenderse hasta el reino visigodo de Recaredo, cuando se consolida la hegemonía católica. En cuanto a la Edad Media, sentían una oscura preferencia por los moros, cuya dominación idealizaban frente a la "brutalidad" cristiana. No todos los republicanos pensaban así, evidentemente, sólo hay que pensar en el historiador Claudio Sánchez Albornoz, pero era la tendencia dominante y popular entre ellos*.

*Se hace más comprensiva esta actitud comparándola con la de los jacobinos latinoamericanos. El antiespañolismo en América tuvo rasgos paroxísticos, como en Campo Elías, lugarteniente de Bolívar y nacido en España que rugía: "La raza maldita de los españoles debe desaparecer; después de matarlos a todos, me degollaría yo mismo, para no dejar vestigio de esa raza en Venezuela". Algo parecido expresan, en definitiva, Sarmiento o Alberdi cuando lamentan que Argentina no hubiera sido colonizada por los daneses o los belgas, con lo cual los mismos Alberdi o Sarmiento —Argentina—, no habrían llegado a existir. Para Olmedo, el Homero americano, los españoles —es decir, los progenitores del Olmedo— eran "estúpidos, viciosos, feroces, y por fin supersticiosos".

Francisco Bilbao concluía en El Evangelio americano —libro de texto escolar llegó a ser—, que el progreso de América del sur "consiste en desespañolizarse". Nada más razonable, pues según Bolívar, el imperio español constituía "la tiranía más cruel jamás infligida a la humanidad", había convertido "la región más hermosa del mundo en un vasto y odioso imperio de crueldad y saqueo". Etc. (Aunque el mismo Bolívar, en un momento de debilidad, asumiría que, con la guerra de independencia, la época española, los "tres siglos de cultura, de saber y de industria han desaparecido"). Por lo demás, los republicanos españoles no iban a la zaga a los americanos. Para Pi y Margall, "nuestras pretendidas glorias no fueron sino una interminable serie de hechos que nos deshonran", y Castelar, con mayor lirismo, declamaba: "No hay nada más espantoso, más abominable, que aquel gran imperio español que era un sudario que se extendía sobre el planeta". Un analítico economista latinoamericano, J. Cecilio del Valle profetizó alegremente la defunción del idioma español: "Cada Estado americano tendrá su dialecto: se multiplicarán los idiomas y cada idioma será un nuevo método de análisis".

Caso de desespañolización fue la adopción del término "Latinoamérica", en sustitución del de Hispanoamérica, con el argumento de que los nuevos países no sólo tenían influencia española, pues se declaraban hijos espirituales de Francia, es decir, de la revolución francesa. Claro que entonces "Anglolatinoamérica", hubiera quedado mejor, ya que la influencia useña, quizá no muy espiritual pero sí muy práctica, supera de lejos a la francesa. Y acaso la española sea algo más que una influencia.

La política desespañolizante parece haber encontrado a veces obstáculos inesperados, como en Méjico, cuyos líderes, observaba Tocqueville, "tomaron por modelo y copiaron casi enteramente la constitución federal angloamericana. Pero al trasladar a su patria la letra de la ley, no pudieron transportar al mismo tiempo el espíritu que la vivifica". Resultado: el país "se ve constantemente arrastrado de la anarquía al despotismo militar y del despotismo militar a la anarquía". Hay, en efecto, una enorme distancia entre la tradición anglosajona de apoyarse sólidamente en su propia experiencia y estudiar con cuidado los cambios a introducir, y el obtuso espíritu imitativo y autodenigratorio tan extendido en América Latina y en España. Posiblemente tenga que ver con ese espíritu la impresión que deja la historia contemporánea latinoamericana —y, en buena medida, la española—, de un exceso de retórica, un exceso de violencia, un exceso de incompetencia y un exceso de corrupción (6).




Todo ello se relacionaba, seguramente, con la carencia de un pensamiento propio, o al menos de análisis solvente de la realidad del país, que les permitiesen adaptar las ideas recibidas de fuera. Los esfuerzos de Pi y Margall —a quien apreciaban los anarquistas casi como uno de los suyos—, Azaña y algún otro, tuvieron corto vuelo, y puede considerarse nula la originalidad teórica del jacobinismo español. Tal deficiencia resalta, por ejemplo, en una de sus actitudes más definitorias, si no la más definitoria, el anticlericalismo. Este sentimiento resulta en más de un extremo comprensible, pero el carácter ciegamente exacerbado, incendiario y sanguinario (en una palabra, fanático... en nombre de la lucha contra el fanatismo) que adoptó en España, evidencia una incapacidad o desgana intelectual realmente fuera de lo común.

Esa pobreza intelectual no frenaba una producción panfletaria copiosísima e increíblemente exitosa. Sirva como botón de muestra este hecho: la república nació quemando bibliotecas y centros de enseñanza y cerró innecesariamente escuelas, colegios y facultades universitarias sólo por su carácter religioso. Y ya sus antecesores habían ocasionado otra catástrofe cultural con la forma como realizaron la desamortización en 1836. Por ninguno de éstos y otros hechos sintieron nunca la menor necesidad de justificarse. Pese a ello, la imagen de los republicanos como excepcionales valedores de la cultura y del intelecto sigue siendo casi generalmente aceptada.




A la inspiración de la Iglesia sobre la mayor parte del conservadurismo español correspondía, en cierto modo, la de la masonería sobre el jacobinismo. Fueron masones los iniciadores de la cadena de golpes militares: Espoz y Mina, Porlier, Lacy, Vidal, Riego, Torrijos etc., y puede decirse que la técnica del pronunciamiento nace, precisamente, de conspiraciones de las sociedades secretas (hoy, en cambio, la opinión corriente identifica la tradición del golpismo militar con la derecha. Otro éxito, sin duda de la propaganda republicana). También pertenecieron a la masonería la mayoría de los políticos de esa tendencia durante los siglos XIX y XX.

El tratadista Ferrer Benimeli estima que en 1931 eran masones el 62 por ciento de los diputados —es decir, dirigentes—, de Acción Republicana (azañista), el 62 por ciento en el Partido Radical Socialista, 38 por ciento en la Esquerra y 33 por ciento en los galleguistas (también el 53 por ciento en el Partido Radical, y el 38 por ciento en el PSOE). El estudioso J. Avilés Farré rebaja estas cifras al 46 por ciento o más en el grupo de Azaña y al 41 por ciento en el radical socialista. Otros datos repetidos cifran en 150 el número de masones en las primeras Cortes republicanas. Y cinco de los siete jefes de gobierno del régimen contaban entre los hijos de la luz . Como la masonería no agrupaba en el país a más de 4.500 personas, su influencia política puede calificarse de asombrosa, y sólo puede entenderse por la solidaridad entre los miembros de la orden y el carácter secreto de su actividad, que les permitía situarse en puestos decisivos de la administración, los partidos y el ejército.

Las logias no formaban un ejército disciplinado en la sombra, como algunos lo presentan, sino que en su seno bullían tendencias diversas, querellas y odios personales. Pero aun con eso, era fortísimo su poder en cuanto a crear estados de opinión y combatir al enemigo común —la Iglesia católica, de manera predilecta—. De hecho constituían un substrato ideológico y en buena medida orgánico, vertebrador de los partidos jacobinos.

NOTAS

1.- En Razón española, nº 8, diciembre de 1984, reseña de El modelo español de pronunciamiento, de M. Alonso Baquer, Madrid, Rialp. 1983

2.- P. Jonson, El nacimiento del mundo moderno, Barcelona, Javier Vergara, 2000, p. 640, 649, 665-6, 645.

L. Díaz-Trechuel, Bolívar, Miranda, O´Higgins, San Martín. Cuatro vidas cruzadas. Madrid, Encuentro, 1999, p. 82, 77, 223.

En R. de Maeztu, Defensa de la Hispanidad, Madrid, Rialp, 1998, p. 222, 232-3

3.- P. Baroja, Desde la última vuelta… IV, p. 179

4.- En F. Soldevilla, Síntesis de historia de Cataluña, Barcelona, Destino, 1978, p. 192.

En J. L. Fernández Rúa, 1873, la Primera República, Madrid, Tebas, 1975, p. 328

5.- I. Liévano, España y las luchas sociales del Nuevo Mundo, Madrid, Editora Nacional, 1972, p. 329-30.

R. Barón Calvo, Españolismo y antiespañolismo en la América Hispana, Madrid, Atlas, 1945, p. 25, 31, 35-6 y 26.

P. Jonson, El nacimiento… p. 647-8.

S. de Madariaga, Bolívar, cit. en P. Jonson, El nacimiento…, p. 650.

R. de Maeztu, Defensa…, p. 88.

A. de Tocqueville, La democracia en América, I, Madrid, Alianza, 1980, p. 154.

6.- En J. Avilés Farré, La izquierda burguesa en la II República, Madrid, Espasa Calpe, 1985, p. 86

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 12:36:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 12:46:00 CEST

La masonería, señor Sarónico, atraviesa fronteras, clases sociales e ideologías. El barón de Rothschild, masón además de judío, se sentaba en la misma logia que su sastre. Conté en el blog de Arcadi una conocida historia protagonizada por un republicano español. Huido, sin documentación y sin conocer a nadie todavía, estaba sentado en un parque parisino pensando cómo escapar de Francia, cuando dos individuos que resultaron ser de la Gestapo le pidieron que se identificara. El español, muy nervioso, hizo instintivamente el gesto de petición de ayuda de los masones y un oficial de las SS, que paseaba por allí, lo reconoció de inmediato, se hizo cargo de la situación y ayudó a que el republicano, provisto con documentación falsa, embarcara rumbo a América.
Es una constatación de que el masón nunca está solo: vaya donde vaya siempre encontrará apoyo de sus hermanos.
Los hechos dicen que muchos republicanos fueron masones pero no olvide que también los hubo en la derecha. Investigue bien pues el propio Franco estuvo toda su vida rodeado y asesorado por ellos. Lo dicho, para los masones no hay ideologías.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 12:47:00 CEST

[15] Escrito por: sarónico - 17 de mayo de 2009 12:23:00 CEST

Azaña y la tradición jacobina
14 de Mayo de 2009 - 09:34:44 - Pío Moa
::
Aunque disentimos en algunos puntos respecto a la masonería, le doy la razón en cuanto a la formidable penetración que ésta hizo en España a lo largo del siglo XIX hasta culminar en el prácticamente completo control de la República. Hay una foto -yo la he visto- donde puede verse a la mayor parte de prohombres y ministros republicanos vestidos de masones y posando en triángulo. No me pregunte por esa foto porque no creo que esté publicada.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 12:51:00 CEST

Indague bien, señor Sarónico, y verá que no hubo un solo "libertador" hispanoamericano que no fuera masón.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 17 de mayo de 2009, 12:52:00 CEST

http://www.abc.es/20090517/cultura-libros/grandes-novelas-siempre-guardan-20090517.html

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 12:57:00 CEST

Hoflehner me envía este enlace a su nuevo trabajo. Es un poco repetitivo pero algunas de las fotos están muy bien.

Chef, amigo, están hechas con una Hassie como la suya.

http://www.josefhoflehner.com/jetairliner.html

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 12:57:00 CEST

[12] Salud, Crítico. No conocía el asunto. La traducción es, en efecto, 'nuevo orden de los siglos'. La conexión con el verso quinto de la égloga IV de Virgilio también parece clara: Magnus ab integro saeclorum nascitur ordo, aunque lo normal es interpretar ahí saeclorum como complemento de integro, no de ordo: 'ya nace de lo profundo de los siglos un gran orden'.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 13:05:00 CEST

[22] ↑ Escrito por: Al59

Gracias, Al. Su erudición sin pedantería es siempre reconfortante. No tenía ni idea de esa conexión con Virgilio.

Trato de enviarle correo aunque parece que mi servidor y el suyo no terminan de ponerse de acuerdo. Creo que no lo está recibiendo.

 

Escrito por: Blogger Adrede - 17 de mayo de 2009, 13:06:00 CEST

http://www.abc.es/abcd/noticia.asp?id=11907&num=902&sec=32

 

Escrito por: Blogger Adrede - 17 de mayo de 2009, 13:11:00 CEST

http://www.abc.es/abcd/noticia.asp?id=11918&num=902&sec=32

 

Escrito por: Blogger Frida - 17 de mayo de 2009, 13:21:00 CEST

[279] Escrito por: Desde mi Atalaya - 17 de mayo de 2009 1:22:00 CEST

Frida dijo...
Yo, personalmente, celebro (bueno, lo de celebrar es muy relativo) mi cumpleaños. 31 añazos que me caen ya, pero ante la perspectiva de no cumplir, prefiero hacerlo.
_____________________________

¡Muchas Felicidades, Frida!
Pero yo rectificaría: mejor poner "31 añitos". Aquí la mayoría ya vamos cuesta abajo, y sin frenos, y algún tiquismiquis podría considerar provocadora la expresión.
Por otro lado, no dejes que un nimio accidente biográfico te amargue el día. Te queda mucho por celebrar.

----------------------------------

Muchísimas gracias, Desde Mi Atalaya. No sabía que era aquí de las más jóvenes...
Eso me consuela.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 13:22:00 CEST

A ver que le echo un vistazo al articulo ese...

para empezar da la impresión que el material porcede en gran parte de autores conspiranoicos, Pues empezamos bien...

Lo que mas gracia hace es que la gran mayoría de los afiliados fueran nobles y en general élite. Vamos a ver, que de ninguno se refiere que partiera su capa y su castillo con los pobres... o sea, lo de siemrep, revolución pero poca, eh eh, la justa para quitar a ese pámfilo y ponerme yo a mandar, y ojito con faltarme al respeto llamandome compañero condesito que la liamos, habrase visto... Se repite la misma intriga que la que usaron los nobles franceses en tiempos de la bestia de Gevaudan para intentar cargarse al rey y colocar a uno de los suyos con la excusa del montruo que se comía a la gente

Asignar a una sociedad secreta (por muy activa que fuese) la autoría de la revolución francesaa es ignoraer todo de su hitoria: las jacqueries sucesivas, la sublevación de los pastorcillos, los equilibrios y presiones de la nueva clase social burguesa, los cambios en los repartos económicos... Hombre, resulta muy sencillo creer que si uno es rey (es BUENO ser rey, jejejej) para evitar que le corten la cabeza lo que hay que hacer es cargarse a los conspiradores, y que el pueblo está estupendamente jodido, hambriento y metido en guerras, que lo que pasa es que está mal aconsejado...

En el fondo son todos unos señoritos de cuidado, empeñados en organizar el mundo desde su benéfica autoridad

 

Escrito por: Blogger Circe - 17 de mayo de 2009, 13:28:00 CEST

Mal, muy mal. De poco han servido tantas lecturas. De hecho para llegar hasta aquí con cualquier libro de Martín Vigil bastaba.

Una lúcida observación, sí.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 13:39:00 CEST

[23] Recibido, Crítico. Gracias.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 13:47:00 CEST

[27] Escrito por: Mandarin Goose

Sólo digo que se ajusta con exactitud a lo que se conoce de esa secta. En todo lo relativo a las sociedades secretas es imposible basarse en certezas, por su misma naturaleza. Eche un vistazo a la web de la Gran Logia de España y vea lo que dice acerca de su historia. Casi todo es cierto (constatable con documentos del Archivo de Salamanca, parece) excepto que callan lo más interesante. En otras palabras, que sólo cuentan lo que es público, conocido y apenas tiene interés.

Por ejemplo, el caso de la pervivencia de la masonería durante el franquismo a pesar de la represión llevada a cabo, el desmantelamiento de las logias y el fusilamiento de muchos masones. ¿Cómo se hizo para que los masones importantes que no habían sido republicanos sobrevivieran? ¿Por qué se sacrificó a unos y se salvó a otros? ¿Cómo fue posible que la masonería infiltrara la Falange, el Ejército (aunque esto viniera de atrás), rodeara a Franco y éste siguiera con la matraca de la conspiración judeo-masónica? ¿Qué papel jugaron la Corona británica, en concreto el rey-consorte, Gran Maestre masónico, y la masonería norteamericana -muy poderosa- en la intocabilidad del régimen franquista tras la Guerra Mundial?

El que no se pueda investigar a fondo sobre algo porque sea inaccesible no debería hacernos pensar que ese algo no existe. Yo diferenciaría eso de la conspiranoia, que me parece otra cosa.

Creo que hoy todo el mundo está de acuerdo en que la correspondencia entre Pike y Mazzini es una hábil falsificación. Pero reconozca que también es sorprendente el vaticinio, suponiendo que Carr es el autor de la falsificación en 1955, cuando las preocupaciones son otras, de que la ocupación de Palestina por los judíos terminará en una nueva confrontación generalizada, en una nueva guerra mundial. No digo que no sea posible -el ser humano, puesto a inventar es capaz de llegar muy lejos- sino que sorprende la posible intuición.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 14:13:00 CEST

(30)

que la creación de un etado israelí en la zona (y no uan provincia dependiente de Siria, Jordania o los restos de Turquía) iba a remover el cotarro era cosa sabida desde tiempo atras.

En los textos de la London Zionist League y sus conferencias están ya las c laves sobre los conflictos del futuro. La zona es MUY estratégica por el agua, las rutas naturales y las posibilidades de maniobras militares en guerras futuras

Precisamente esa es una de las bazas que la LZL pone sobre la mesa para convencer a los políticos ingleses de las ventajas de un estado hebreo en Palestina: la estrategia en conflictos mundiales

Que nuestros abuelos eran antiguos no tontos...

Y como siermpre nos acordamos de las profecías que se cumplen, no de las erróneas. Es un proceso bastante estudiado en psicología

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 14:16:00 CEST

Y ls Revueltas Arabes habían ya acontecido entre el 29 y el 36. Mire si la cosa no asomaba ya en el horizonte...

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 14:19:00 CEST

Dice un amigo que es médico que las endorfinas son la droga más poderosa que conocemos. No sólo aparecen con el ejercicio físico sino ante el dolor intenso y la muerte. Ese pobre ciclista despeñado es una prueba de lo que digo; una cebra despedazada por leones tampoco siente las heridas. Resulta increíble la cantidad de dolor que podemos soportar gracias a ellas. Cuando tuve mi horrible caída, con medio cuerpo roto, no sentía dolor sino impotencia al ver que no podía levantarme. El dolor llegó más tarde, cuando mi cuerpo dejó de luchar.

Como todas las drogas, también tiene su sobredosis. Hay un arquitecto con el que he trabajado alguna vez que un día, a la salida de casa, sufrió un ataque que fue interpretado como epilepsia aunque otros lo achacaron al corazón. No se supo hasta más tarde que era una descarga brutal de endorfinas, súbita y descontrolada. Una sobredosis. ¿Qué había hecho para que le ocurriera esto? Cosas como subir al Everest un par de veces y ser el único superviviente de una tercera en la que murieron todos sus compañeros, escalar el K2, escuchar mientras dormitaba en la tienda de campaña que sus dos guías proyectaban asesinarle y tener que escabullirse sin hacer ruido en un terreno desconocido y vagar durante días hasta llegar a un poblado, hacer rafting, puenting... todo lo que se les ocurra. Descendiente directo de un gran descubridor se ha dedicado tanto a forzar la máquina, a hacer fluir las endorfinas, que ya no la controla.

Los paseos, mis paseos, generan endorfinas pero en cantidad limitada. Me gustan y no sé prescindir de ellos. La bici las generaba en mayor abundancia. El gimnasio... ¡ah, el gimnasio! Voy de lunes a sábado cada mañana y hoy es mi día de descanso. Siento que me falta algo, ese algo que percibes en los dientes, casi de sabor metálico, cuando el agotamiento te invade, crees que no puedes más y, de repente, llega ese "segundo aire" que dicen los boxeadores en tu ayuda y sigues como una pila duracell.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 14:21:00 CEST

[31] ↑ Escrito por: Mandarin Goose

Si estoy de acuerdo, amigo Mandarin, pero ¿pronosticar una tercera guerra mundial en 1955 por el conflicto árabe-israelí? Joder, no me diga que no es tener imaginación.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 14:26:00 CEST

Hay mucho blog repetido, pero éste no lo había leído nunca: Puliendo Costo. Me recuerda al mejor Cubaslibres:

Aeropuerto de Tanger. Cruzo muy tranquilo, no llevo ni mechero. Control de pasaportes. Policía marroquina, rubia de bote xoxo morenote (aupa cucas), manicura cara.
- primera vez aquí?
- la, ana can skun henaia
- hablas árabe muy bien.
- tu español es mejor.
- vienes solo?
- (no se porque digo esto, pero lo digo) - No puedes acompañarme, soy espía.
- se ríe, teclea mi numero de vitaca.
- huy veo que has sido un poco malo, me dice la muy puta. (el royo expresidiario la debe poner berraca, le pega)
- no lo sabes tu bien.
- de que es la empresa?
- que empresa?
- la tuya, aquí dice que eres empresario
- ah! exporto *******
- que interesante, que mas haces?
- me follo a traición policias rubias, ten cuidado.
Me mira muy seria,(lo importante, digas lo que digas, es mantener la mirada fija, es la unica forma de que te respeten, bien es cierto que no le dije esto, que en realidad es lo que me hubiese gustado, pero mirando la cola que se había formado detrás de mi, solo le dije:)
- no dejes que me haga lusiones, si no me vas a cachear dimelo ya.
le hace gracia, toma nota y me planta un sello como un beso.
Se que ella, ahora mismo, ha hecho ese gesto, fantaseando con marcar un toro con un hierro al rojo.
- muuuuuuuu

En el parking del aeropuerto, al subir al coche, de dentro del pasaporte, se desliza un papelito.
La muy zorra me ha escrito su numero. Imane 067*****.

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 17 de mayo de 2009, 14:32:00 CEST

Probando

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 14:33:00 CEST

[35] Escrito por: Al59

Jajajajaja. Siguiendo su enlace he encontrado esto:

http://elmurmullodelascucarachas.blogspot.com/2009/05/fermentos-vaginales.html

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 14:34:00 CEST

[36] Escrito por: Francisca Ferrol - 17 de mayo de 2009 14:32:00 CEST

Probando
::
Pues la prueba le ha salido bien.

 

Escrito por: Blogger Josepepe - 17 de mayo de 2009, 14:37:00 CEST

0] Una secuencia del 'Cristo proibito', de Malaparte, filmada en la plaza de Montepulciano:

http://www.youtube.com/watch?v=LqRDFPOhslE

 

Escrito por: Blogger Hércor - 17 de mayo de 2009, 14:37:00 CEST

Tal vez algunos se dieron cuenta que estuve varios días sin intervenir en este nickjournal. Ocurre que estaba preparando el próximo artículo, que publicaré cuando Protactínio me lo indique.
Ayer intervine sin embargo y creo que hice mal. Me desbarata todo lo escrito previamente, en lo que pretendo defenderme de los arteros ataques que sufrí de parte del Crítico Constante y del Atleta Sexual.
Sin embargo ayer el Crítico se congratuló con mi anuncio de que voy a ser abuelo. ¿Me equivoco al evaluar que hubo tanta insidia en sus palabras?
Hoy leo en el blog del Atleta Sexual unas palabras que asimismo me conmovieron, aunque no sé muy bien porqué: "Del triángulo que me atenaza, sólo un vértice está en mi mano, sin aplazamiento: el de la escritura."
De lo que estoy seguro es que hay entre ambos personajes una gran diferencia. No me asombraría, por ejemplo, que si el hombre real que se oculta tras el nick del Crítico se encontrara con su combatido Trapiello le extendiera la mano, como si nunca hubiera traicionado la amistad fementida. En cambio el Atleta sería capaz de seguir vomitando en la cara de cualquiera de sus víctimas la rabia que derramó antes a sus espaldas.
No sé qué es peor, si la hipocresía del primero o la contumacia del segundo.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 14:47:00 CEST

[39] ↑ Escrito por: Josepepe

Muy interesante. Curiosos los encuadres de cámara que son bastante más fotográficos que cinematográficos.

 

Escrito por: Blogger Josepepe - 17 de mayo de 2009, 14:51:00 CEST

[41] ↑ Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009 14:47:00 CEST
___________________________

Sí. Es curioso que los contrahechos de la procesión lleven unos enormes dados.

(Y qué viene a hacer ahí Pirelli: auspicio o denuncia.)

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 17 de mayo de 2009, 14:56:00 CEST

Vamos a ver, Circe, un hijo puede ser un auténtico coñazo, amargarnos la vida, llevarnos a la desesperación, tener ganas de matarlo, lo que tú quieras, pero decir y defender -como con contumacia y arrogancia dijo Castilla del Pino mirando por encima del hombro los cadáveres de sus hijos fallecidos de mala manera- que la muerte trágica de un hijo no debe perturbar nuestra propia vida, es, en mi opinión, y tengo alguna experiencia al respecto, sentimiento propio de un monstruo de narcisismo hedonista, de un desalmado, de un loco peligroso indiferente a todo lo que no sea el propio ombligo. Quiero decir, que aparte de la facilidad boba de traer a destiempo a Martin Vigil, como el otro bobo y tú habéis traído, o a Marcial Lafuente o a Corín Tellado, qué más da, no habéis dado ni ápice de buenas razones para que algunos dejemos de considerar al susodicho sicoanalista un espécimen tan especial que es digno de ser retratado y colgado de la pared, después de cortarle los huevos, como el hideputa alfa.
Porque ya lo dijo Milton:
-El hijo, pensando en el padre: cuando nos encontremos en el infierno pasaré a su lado sin dirigirle la palabra.
-El padre, pensando en el hijo: qué me importa salvarme si mi hijo se condena.
Y sin entrar en consideraciones políticas o científicas respecto a Castilla del Pino habida cuenta que con esos mimbres se hacen aquellos cestos.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 15:00:00 CEST

[40] Escrito por: Hércor

Le felicité sinceramente, Hércor. Nuestras diferencias estéticas -que son enormes- no me impiden alegrarme de un evento tan emocionante para usted. Ya sabe lo que hay entre nosotros: usted opina que su cine es artístico y yo opino que es vulgar pornografía. Encuentro bastante peor su aventura con la desgraciada Cocó Chanel, que no me atrevo a calificar. Los animales, como los niños, no pueden defenderse del ataque sexual de un pervertido. Ahora bien, que usted se beneficie a esos pimpollos que aparecen en las películas que he visto no me parece objetable -aparte de su incomprensible insistencia en hincársela a todas en el orificio estrecho y luego hacer que le practiquen una felación- siempre que sean mayores de edad, no hayan sido obligadas y sean retribuidas de acuerdo a lo pactado. Lo que digo es que no es arte, ni con mayúscula ni con minúscula.

Una última cosa: ¿Se sigue negando a que sus películas sean difundidas en España? Estoy recibiendo peticiones de amigos del NJ para que les haga copias y no me atrevo por miedo a las consecuencias legales.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 15:02:00 CEST

Es curioso que los contrahechos de la procesión lleven unos enormes dados.
--
son los dados con que los soldaron se jugaron los vestidos de cristo en la crucifixión

Fíjese que detrás llevan imágenes gigantes de los clavos, la corona de espino...

 

Escrito por: Blogger Josepepe - 17 de mayo de 2009, 15:04:00 CEST

La palabra del día: contumacia.

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 17 de mayo de 2009, 15:05:00 CEST

[38] ↑Escrito por: El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009 14:34:00 CEST

[36] Escrito por: Francisca Ferrol - 17 de mayo de 2009 14:32:00 CEST

Probando
::
Pues la prueba le ha salido bien
--------------------
Qué confianzas son esas? Ha visto usted mi nombre? Cuando se dirija a Francisca Ferrol cuadrese o lo dejo castigado un par de horas sin hablar de usted mismo.

 

Escrito por: Blogger Josepepe - 17 de mayo de 2009, 15:05:00 CEST

[45] Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009 15:02:00 CEST
_________________________

Ah, es por eso. Gracias MG.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 15:07:00 CEST

(39)

pero que está diciendo el tipo del discurso, es que está buscando voluntarios para crucificarse o que...

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 15:12:00 CEST

Joer otra mutación del polipado

estará regulado por el ciclo lunar como los lobizones...

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 15:13:00 CEST

Una cámara afeada

http://blog.makezine.com/archive/2009/05/jimmies_uglified_camera.html?CMP=OTC-0D6B48984890

 

Escrito por: Blogger Josepepe - 17 de mayo de 2009, 15:15:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger Josepepe - 17 de mayo de 2009, 15:19:00 CEST

[49] ↑ Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009 15:07:00 CEST
__________________________

Acercaos, tenéis miedo de la cruz? Quién quiere ser crucificado por la salvación del mundo? Teméis? Bellacos! Creéis que es fácil ser hoy cristiano?

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 15:32:00 CEST

Tabletom es un grupo de culto malagueño, famoso sobre todo por su canción 'Me estoy quitando'. En Campos de Fresa, Tabletom canta los versos marihuaneros de Valle: ¡Oh marihuana, verde neumónica! Cannabis índica et babilónica...

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 15:34:00 CEST

(53)

algo así me estaba temiendo. Muy amable

 

Escrito por: Blogger Frida - 17 de mayo de 2009, 16:08:00 CEST

[36] ↓Escrito por: Francisca Ferrol - 17 de mayo de 2009 14:32:00 CEST

Probando

-------------------------------

Hola papaíño. ¿Tú no le vas a felicitar el cumpleaños a tu hija espiritual?

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 16:17:00 CEST

Ja ja, no había leído esto de Reig sobre Reverte y su prosa macho.

La potencia de Pérez

Me entero por mi amigo Iñigo de que más de la mitad de los alumnos en un examen de Selectividad “fueron incapaces de comprender una columna de Arturo Pérez-Reverte”. Esta columna en concreto.

Enhorabuena a esos estudiantes: yo les habría puesto un sobresaliente.

La profesora que corrigió los exámenes ha dicho: “No me explico cómo han sacado el título de bachiller“.

¿No? Pues yo sí. Porque saben leer.

He leído la columna de Pérez y yo tampoco he entendido nada.

Dice mucho “gilipollas”, dice “pavos y pavas”, “bebedero de patos” y cosas así: viriles. Esenciales. Celtíberas. Tan nuestras.

Su estilo literario apenas se distingue del de un legionario borracho en la barra de un bar.

Al leerlo se percibe que, entre párrafo y párrafo, el autor se rasca los testículos con delectación y fanfarronería. A veces eructa. A veces reclama otra copa de Soberano a gritos: ¡Cagüendiós, pon otra, Hermógenes! ¡Que, si no, me lío a hostias! ¡Que tengo yo mucho peligro, os enteráis!

Como el legionario, empieza advirtiendo que él “está curtido en broncas, adversidades y otros etcéteras.“.

A Pérez no le tose nadie.

Ya se lo habíamos oído: yo cagué sangre en Eritrea, los disparos silbaban sobre mi cabeza, pero era cuestión de cojones, soy el novio de la muerte, hay que tener redaños, etc.

Luego sigue un poco de su habitual humildad: asegura Pérez que él tira a la basura muchas “invitaciones a tal o cual acto presidencial, real, ministerial, social o literario; de los que, por cierto, debe de haber tarjetones a cientos, pues nunca voy a ninguno“.

Por Dios, no hacia falta decirlo, señor académico.

Pérez caza solo, ya lo sabemos. Es un lobo estepario. Los poderosos de la tierra no hacen más que invitarle sin parar, pero él jamás acepta ni se doblega. Él se ríe de los poderosos, jamás se le ha visto en un pesebre. Faltaría más. ¡Pérez, la potencia de Pérez!

El nudo de su argumento (por lo que he podido comprender, que es bien poco) es que hay unos traperos que se llevan parte de la basura. Esto al parecer irrita a Pérez. Le toca los cojones. Y es sabido que a Pérez nadie le toca los cojones.

Ante este estado de cosas, Pérez ha decidido no reciclar.

Pues bueno, pues vale.

En cuanto a los mencionados traperos, Pérez ha decidido darles su merecido, así que está deseando coger “a una de esas ratas de cloaca e incrustarle los borradores de mis obras completas, previamente bien enrollados y a hostias, en el esófago“.

No esperábamos menos.

Enternecedor, ¿verdad?

Igual que un lejía apurando el décimo coñac en la barra del bar.

En la última frase de la columna afirma Pérez, a modo de brillante conclusión, que él saca la basura toda mezclada y “con las siglas QLRVPM pintadas en las bolsas con rotulador: Que Lo Recicle Vuestra Puta Madre.”

Pues bueno, pues vale.

Fin de la columna.

¿Hay algo que comprender acaso?

¿A ti Pérez no te recuerda a José María Aznar diciendo que a él nadie le dice lo que tiene que beber? ¿Son Pérez-Reverte y Aznar los dos últimos ejemplares masculinos de español-de-verdad que quedan? Y Ana Botella, la última mujer-mujer, por supuesto. ¿No deberían estar los tres protegidos, como las especies en extinción? ¿No deberían incluso estar subvencionados? ¿No deberían los musulmanes disculparse también ante Pérez por haberle invadido?

Tras la muerte de Cela (¡presente!), Pérez es lo más cómico que le ha pasado a las Letras españolas, ¿no te parece?

Ahora que dan la lata con la letra del himno nacional, ¿no es evidente que el único que puede escribirla es Pérez?

Espero que cuando mi hija Anusca se examine de Selectividad, si le toca algo de Pérez, no entienda ni una palabra.

Si comprendiera algo, entonces sí que me preocuparía mucho.

Pensaría que se ha echado un novio legionario.

Una preocupación para cualquier padre, ¿no te parece?

Tendría que llevarla al médico. Al de Urgencias.

 

Escrito por: Blogger Desierto Polaco - 17 de mayo de 2009, 16:27:00 CEST

[2] Escrito por: J. A. Montano - 17 de mayo de 2009 9:28:00 CEST

En mi blog:
----

Ya he votado en la encuesta de Ramoncín. Lo que pasa es que como no me convencen ninguna de las dos opciones (abyecto/repulsivo) he utilizado una de las casillas de la encuesta de Milikito.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 16:27:00 CEST

Qué malo es Rafael Reig. Cualquier mindundi podría escribir un artículo parecido sobre su sarcasmo sacerdotal. Para escribir bien contra alguien lo primero que hay que tener es mala hostia. Luego ya se verá qué se hace con ella, dependiendo de la frialdad o el temperamento férvido de cada uno. Pero lo primordial es eso: mala leche, mala hostia, mala virgen. Y Reig no la tiene. Va de malo de la película, de castigador, que diría Faustine, pero sus pajas no dan el esperma denso, nutricio y abundante del buen escritor. Por el contrario, sus corriditas no dan sino lechecilla inconsistente. Althusser, por ejemplo, le da mil vueltas a Reig. ¡Dónde va a parar!

 

Escrito por: Blogger Desierto Polaco - 17 de mayo de 2009, 16:28:00 CEST

Bueno, y por cierto, ya que nadie de aquí lo comenta: el Barça ha ganado la Liga.

Como yo pronostiqué.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 16:29:00 CEST

Por lo que parece, Reig sólo quiere ocupar el papel de chico malo de la crítica literaria española. Para ello le falta mala virgen, como he dicho, y le sobra una novelita intrascendente y quebradiza sobre la que es imposible auparse a púlpito alguno donde criticar.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 16:30:00 CEST

51] Escrito por: Mandarin Goose

¡Exacto! Esa cámara tiene un aspecto formidable. ¿Quién querría robarla?

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 16:31:00 CEST

No es nada extraño que haya sido A159, párvulo erudito ultrapedante, quien haya traído la joya Reig. El purito.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 16:36:00 CEST

El Crítico Constante dijo...
Una última cosa: ¿Se sigue negando a que sus películas sean difundidas en España? Estoy recibiendo peticiones de amigos del NJ para que les haga copias y no me atrevo por miedo a las consecuencias legales.
***
No me diga más. Uno de ellos es el viejo Verde, ¿a que sí? Y otro Chof. Fijo. No, si ya decía yo que teníais una pinta de pajilleros julandrones que apestaba a leguas.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 16:38:00 CEST

Sabía que el cojonista de a bordo saltaría enseguida en defensa de Pérez Reverte. Es lo bueno de los defectos ajenos: nunca nos defraudan.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 16:42:00 CEST

Yo no he salido en defensa de Pérez Reverte, escritor irregular que tiene escritas algunas cosas maravillosas, A159. He intervenido para atacar a Purito Reig, el purito, porque su posicionalizamiento de chico malo es una impostura. Debajo de ese sarcasmo pretendidamente distante no se esconde sino el espermita licuado del novelista fracasado.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 16:46:00 CEST

¿Quién le iba a decir a Koudelka que su truco para que su Leica no corriera peligro de ser robada -durmiendo en los bancos, pernoctando en su saco en los portales o viviendo entre clochards- , terminaría convirtiéndose en un recurso universal?
Todo irá bien mientras los fabricantes no decidan darles ese aspecto *de fábrica*.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 16:50:00 CEST

[66] Lo uno es lo otro. En realidad, por la cuenta que te trae, bremanuelo, defiendes el cojonismo, la prosa macho o pornocaspa de tus chulos, que, con pocas excepciones, es la cosa más aburrida y menos erótica del mundo. Reig hace muy bien en criticar desde fuera ese registro, manteniendo una distancia higiénica y luminosa. Vázquez Montalbán se ríe de manera similar de Cela en una de sus novelas, presentándole como lo que era: una suerte de Jabba el Hutt. Yo opino, como sus defensores, que esta raza del escritor de raza es raza en extinción. Y ya tarda.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 16:50:00 CEST

Cecé, ¿qué opinas de la fotografía de Jewgeni Chaldej? ¿Y de la de James Abbe? ¿Y la de Willy Römer? ¿Crees que su valor, de tenerlo, se debe a una cuestión circunstancial -fotografiaron momentos históricos que no estaban al alcance artístico de cualquiera-, o a un punto de vista artístico personal y trascendente? Gracias.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 16:52:00 CEST

Bueno, lleva muchos años extinguiéndose, ¿no te parece, A159? Desde el juglar que escribió el poema del Cid, por lo menos. La distancia de Purito Reig, el purito, no me parece ni higiénica ni luminosa. Nunca lo es la del cobarde resentido.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 16:57:00 CEST

[70] Para empezar, amigo bibliotecario, es muy dudoso que el Cid lo escribiera un juglar. En cuanto al cojonismo, es fenómeno reciente, aunque nació viejo: los autores de rodumuntadas ya se cachondearon debidamente del capitán cagafuegos y cía.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 16:59:00 CEST

Los de CNN Pús han sacado, muy ufanos, unas imágenes en directo desde el Hubble. Sólo se veía una mano y se oía una conversación incomprensible con las habituales pedorretas. Una de dos: o los astronautas se están peiendo todo el rato a causa de la falta de gravedad o las comunicaciones son penosas.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 17:05:00 CEST

A159, resulta harto aburrido polemizar contigo. En momentos como éste echo de menos el ingenio nazarí del Airón del Mulhacén. No sé, A159, hablar contigo es como jugar a las siete y media con uno mismo en medio de una orgía.

Por cierto, maestro Althusser, acabo de descubrir un sinónimo de ciclán, palabra usada por tu periclitado Umbral: monórquido.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 17:07:00 CEST

[73] Siempre te lo digo, amigo Cagancho: tú a tus cacas y yo a mis cosas. Y siempre reincides.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 17:09:00 CEST

Estos chicos... siempre con la mierda en la boca. ¡¡Coprófagos!!

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 17:12:00 CEST

Bremaneur dijo...
Cecé, ¿qué opinas de la fotografía de Jewgeni Chaldej? ¿Y de la de James Abbe? ¿Y la de Willy Römer? ¿Crees que su valor, de tenerlo, se debe a una cuestión circunstancial -fotografiaron momentos históricos que no estaban al alcance artístico de cualquiera-, o a un punto de vista artístico personal y trascendente? Gracias.
::
Me interesan más las imágenes del primero y el último que las del segundo (ese mundo me interesa más como lo mira Steichen). El primero ya sabe que se permitía las manipulaciones fotográficas de la época (montaje de negativos en sandwich, etc. Hoy sería fan del Putochop) aunque justo es concederle que encuadraba muy bien y tiene un agudo sentido dramático de la escena. Römer es el Hine alemán o, si quiere, un Riis. Está muy bien.
Por muy adecuado que sea el momento histórico poco se puede hacer sin talento. Cierto que, como en el caso de Koudelka cuando la invasión rusa de Checoeslovaquia, estar *allí* con una cámara de fotos ayuda a establecer una reputación pero luego hay que refrendarla con el trabajo posterior.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 17:19:00 CEST

Distinguido amigo Cecé, lamentablemente no he podido encontrar en internet una reproducción mejor de esta fotografía de Chaldej, que tanto me impresiona. ¿Cree usted que es un montaje? Y ya puestos, estoy convencido de que todos aquí saben lo que es un montaje de negativos en sandwich, pero este pobre ignaro del páramo soriano oriental no tiene ni idea. ¿Sería tan amable de explicármelo con su consabida erudición y sin la irritante ultrapedancia de nuestro común amigo A159? Gracias.

 

Escrito por: Blogger SPQR - 17 de mayo de 2009, 17:21:00 CEST

Montano, déle un beso, o dos, a Elvira:

http://www.elpais.com/articulo/panorama/Franco/LOGSE/elpepusocdgm/20090517elpdmgpan_8/Tes

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 17:23:00 CEST

Bremaneur, por tu bien te lo digo: no sostengas la idea de que un buen crítico no puede salir de un artista frustrado. Nada lo impide, son condiciones diferentes las que se necesitan en uno y otro caso. No vale la pena citar ejemplos en contrario porque son legión. Es una idea muy romántica la tuya (del Romanticismo) pero no es cierta. *Comprender* es diferente de *hacer*. Se pueden dar ambas cuestiones juntas pero no son excluyentes por separado.

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 17 de mayo de 2009, 17:24:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 17:26:00 CEST

Estoy de acuerdo, Cecé, pero cuando un crítico es malo, malo de cojones, malo como la sarna y malo como Perales haciendo de vocalista en AC/DC, lo lógico es pensar que los pasos que le han llevado a tomar ese camino son los del artista frustrado.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 17:31:00 CEST

[77] Escrito por: Bremaneur

No podría asegurarlo con esa reproducción. Hay involucrados en la imagen tres elementos (aviones, trinchera y ciervo) que parece difícil que se den juntos. Podría ser pero la realidad suele ser más chata.
De lo que estoy seguro (porque se sabe) es que su célebre -y bonita- foto de los soldados rusos izando la bandera sobre las ruinas del Reichstag es un montaje de negativos.

¿Cómo se hace? Utilizando dos o más negativos montados entre placas de cristal y positivando sobre papel como si fueran uno solo. A veces es difícil de distinguir a simple vista si lo hace un fotógrafo hábil pero no resiste a una buena lupa y un ojo experto.

 

Escrito por: Blogger Hércor - 17 de mayo de 2009, 17:32:00 CEST

[44] Escrito por El Crítico Constante

¿Se sigue negando a que sus películas sean difundidas en España? Estoy recibiendo peticiones de amigos del NJ para que les haga copias y no me atrevo por miedo a las consecuencias legales.

- - - - - - - - - - - - - -

No reproduzco la primera parte de su mensaje porque sería seguir dando alas a los insultos e injurias. No rehuyo sin embargo el desafío y mi próximo post en el nickjournal estará destinado a desasnarlo sobre un tema que usted evidentemente desconoce, porque no sabe diferenciar amor de sadismo.
Pero desde ya le aclaro, por si alguna duda cabe, que siempre respeté el voto de fidelidad con mi esposa. Mi trabajo como actor no invalida eso. Los actores tenemos que simular que amamos al otro protagonista pero mis sentimientos nunca estuvieron en venta.
Una advertencia: Si usted llega a difundir mis películas en copias clandestinas que violan el derecho de autor me veré obligado a hacer la correspondiente denuncia criminal.
He tomado mis recaudos para enterarme al instante si usted comete ese delito.
¿Usted está seguro si no he sido yo mismo el que le pidió una copia con un nick falso o si algunos de mis amigos, que tengo muchos en este blog, no se ha prestado a tenderle una trampa?
Yo que usted lo pensaría mucho antes de dar pasos en falso que lo pueden llevar a disfrutar vacaciones pagas pero entre rejas.
Recuerde que soy abogado, con doble nacionalidad española y argentina y que tengo revalidado el título en España.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 17:34:00 CEST

memoria histérica dijo...
El muelle flojo de Umbral.
***
Este artículo de Reverte llama a la polémica. Es contundente pero no inapelable. Se le podrá dar la razón en esto y quitársela en lo otro. Podremos acertar o equivocarnos al rebatirlo, pero llama a la lucha. En cambio, las líneas de Purito Reig, el purito, sólo dan para un par de sonsos navajazos que dar al epígono mezquino que lo acerca a cualquier blog con ánimo disonante y exclusivista.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 17:39:00 CEST

No nos dice nada nuevo sobre los montajes de Chaldej, querido amigo Crítico. Está más que trillada la impostura de la fotografía del Reichstag y el asunto del reloj. Lamento no tener una reproducción más fiable de la foto del cérvido.

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 17 de mayo de 2009, 17:39:00 CEST

*
Bremaneur, acaba de ocurrirme que tras borrar el post de las columnas de Pérez-Reverte -que aparecieron y tú citas- para eliminar una redundancia, al ir donde creí lo tenía en reserva... también estaba eliminado.

Y no tengo ganas de volverlo a reproducir. Lo siento.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 17:41:00 CEST

Bremanur se resume en dos palabras, que podrían figurar en su lápida: lo intenta. Intelectualillo, cagoncete, intenta que le tomemos por Mr. Atlas. Los amigos, que le conocen, encuentran entrañable y graciosa la distancia. Los demás, que también la vemos, la hallamos simplemente grimosa.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 17:44:00 CEST

Tampoco quisiera ser injusto. El 50% de los intentos de brema, frustrados, se resumen en dar por culo a alguien. El otro 50% consiste en lamer el culo de alguien (Rosiña, el Marqués, Mercurio, etc.). Quizá en esto quepa reconocerle algún acierto.

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 17 de mayo de 2009, 17:45:00 CEST

[82] ↑ Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009 17:31:00 CEST

> '.../... De lo que estoy seguro (porque se sabe) es que su célebre -y bonita- foto de los soldados rusos izando la bandera sobre las ruinas del Reichstag es un montaje de negativos.'

Tengo idea de haber leído en algún sitio que esa fotografía fue 'retocada' en la original porque en ella aparecía al menos uno de los soldados soviéticos con dos o tres relojes en sus muñecas [fruto, evidentemente, del saqueo a que estaban sometiendo los rusos a Alemania].

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 17:45:00 CEST

"No problem", Memoria histérica. El artículo al que refería es éste.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 17:47:00 CEST

Al59 dijo...

Tampoco quisiera ser injuzzzzzzzz, frustrados, se resumen en dar por zzzzzzzz. El otro zzzzzzzzzz de alguien (Rosiña, el Marzzzzzzzzz Quizá en esto quepa reconozzzzzzzzzzzzzzz

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 17 de mayo de 2009, 17:48:00 CEST

*
Cierto, Bremaneur. Y el otro Éste.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 17:50:00 CEST

Eso es. Sólo que lo mismo entendió el día que explicaban el Cid, etc.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 17:52:00 CEST

[85] Escrito por: Bremaneur

Cree que lo siento. Tendría que haber visto mejor esa impactante imagen del ciervo sobre la trinchera.

 

Escrito por: Blogger memoria histérica - 17 de mayo de 2009, 17:55:00 CEST

*
[Joder, vaya tarde: lo del reloj o relojes en la foto de los rusos, también ya citado por Bremaneur. Mejor lo dejo por hoy].

 

Escrito por: Blogger Al59 - 17 de mayo de 2009, 17:59:00 CEST

Por cierto: como alguien anunciaba el otro día, se ha publicado la 'Obra poética' de Umbral, en edición de García-Posadas. Una antología, en realidad, que recoge el único poemario que publicó en vida ('Crímenes y baladas', 1981) y una selección de poemas inéditos de los años 2000-2001. Hay algunos textos rescatados de 'Mortal y rosa', pero, por lo que veo, ninguno de las columnas periodísticas, algunas de las cuales solía emitir en verso métrico, disfrazado de prosa. En casi todos los poemas hay ideas felices, atisbos, a veces insuficientes para mantener el texto. Este comienzo, por ejemplo, justifica el poema al que pertenece, que quizá debería haberse quedado ahí (p. 173):

LA ARDILLA

Una ardilla en el jardín.
Un dibujo animado aquí en mi casa,
Walt Disney viene a verme.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 18:05:00 CEST

Ha sido habitual que los que nos hemos interesado por la fotografía en el doble sentido de apreciarla y practicarla, hayamos caído en el aprecio de fotógrafos muy efectivos, tomando por realidad lo que era puesta en escena o montaje. Son tributos que se pagan en los primeros años, cuando el aspirante a fotógrafo se pasea con su cámara esperando que surja ese momento milagroso en el que, bajo la niebla, el borracho se aferra a la farola y la paloma se le posa en la cabeza; o aquel otro en que, en cierto cabaretucho parisino, entre un público atento a un espectáculo que no vemos, una chica ligera de ropa se apoya en las piernas de un caballero maduro y éste sonríe pícaramente.
Más tarde veremos a tal caballero en otras escenas, por completo diferentes y el mosqueo dará comienzo. Ya no parará hasta descubrir que ese fotógrafo contrataba actores, creaba la escena y luego la fotografiaba (y la paloma estaba amaestrada).
En realidad el mundo no necesita de la conjunción de tantos signos pero se ve que los humanos sí.

 

Escrito por: Blogger Aldeans - 17 de mayo de 2009, 18:19:00 CEST

http://www.deezer.com/track/2638328

 

Escrito por: Blogger Circe - 17 de mayo de 2009, 18:23:00 CEST

Me pregunto si lo de las gaviotas salvajes arrebatando el bocadillo a niños indefensos es también mise en scène. ¿Por qué no hace un reportaje?

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 18:24:00 CEST

[83] ↑ Escrito por: Hércor

¡Vale, vale, no se alborote ni amenace! No haré copias, prometido.

Pero responda a mi curiosidad: ¿Qué le dice a su sastre cuando tiene que tomarle medidas? ¿Qué hace cuando tiene una erección súbita en público? No me diga que sus "métodos actorales" le sirven para nada en estos casos.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 18:27:00 CEST

[99] Escrito por: Circe - 17 de mayo de 2009 18:23:00 CEST

Me pregunto si lo de las gaviotas salvajes arrebatando el bocadillo a niños indefensos es también mise en scène. ¿Por qué no hace un reportaje?
::
¿Dónde? ¿Se refiere a la foto del buitre esperando a que el fotógrafo se vaya para comerse al niño?

 

Escrito por: Blogger Circe - 17 de mayo de 2009, 18:31:00 CEST

NOOOO. Esa me puso los pelos de punta. Creo que el fotógrafo ácabó suicidándose...
Me refería a algo mucho más light: las gaviotas de Barcelona. Parece que les ha dado por atacar a los escolares durante el recreo.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 18:31:00 CEST

Una de las pocas cosas agradables que me han dicho desde que se hizo pública la ruptura entre A.T. y yo corrió a cargo de una mujer estupenda, que fue importante cargo público. Comiendo juntos un día, me dijo sonriendo:

-Sé que estás peleando con T. No tienes ni para empezar.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 18:35:00 CEST

[102] Escrito por: Circe

No lo sabía. Qué extraños signos: gaviotas atacando a niños para robarles comida, buitres que atacan al ganado y pronto atacarán personas...

 

Escrito por: Blogger JollyRoger - 17 de mayo de 2009, 18:35:00 CEST

El Crítico Constante dijo...

En realidad el mundo no necesita de la conjunción de tantos signos pero se ve que los humanos sí.

***

Cierto, y sorprendente. Porque hace ya muchos, muchos años que, como saben o deberían saber quienes 'han apreciado y practicado la fotografía', se desbrozaron vías alternativas a esa búsqueda emperrada del acorde exacto de signos, del dichoso 'momento decisivo'. Y muchos también los artistas que han venido transitándola con talento. Pero es verdad que la gente agarra una cámara y parece sentir ese impulso irresistible a congelar la carambola orquestada por el azar, el bingo irrepetible del instante. Supongo que esta superstición la suscita la naturaleza del propio medio, con sus magias criogénicas. Que es inherente al clic, vamos. Eso, y la sombra plomiza de Bresson, claro.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 18:37:00 CEST

En mi 104 olvidé citar el vídeo que enlazó Hércor donde puede verse a un burro sodomizando a un hombre.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 18:51:00 CEST

[105] Escrito por: JollyRoger

Claro, JollyRoger. Pero no me refería a Bresson sino a Doisneau, Brandt y toda la parentela. Bresson nunca preparó una escena o alteró un negativo, como bien sabe. Aunque estoy de acuerdo en que esas escenas preparadas son el fruto podrido y paroxístico de la obsesión por el momento decisivo.

 

Escrito por: Blogger JollyRoger - 17 de mayo de 2009, 18:58:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger JollyRoger - 17 de mayo de 2009, 19:02:00 CEST

[102] ↓Escrito por: Circe - 17 de mayo de 2009 18:31:00 CEST
NOOOO. Esa me puso los pelos de punta. Creo que el fotógrafo ácabó suicidándose...
***

Sí, Kevin Carter, del famoso Bang Bang Club de fotógrafos sudafricanos. Se suicidó en 1994.

Dos años después, en un poblacho de mierda del sur de la India, conocí a su novia, también fotógrafa. Nos hicimos amiguetes y terminó enseñándome una foto con historia. A su difunto, antes de la famosa foto ganadora del Pulitzer, ya le habían dado algún que otro premio en su país natal. En una de las fiestas que dio para celebrar uno de esos premios, la chica esta consiguió sacarle una foto comprometidilla. A él y a un corro de cuatro amigos, copas de licor en ristre, descamisaos, sonrientes y con evidentes signos de estar corriéndose una farra de espanto. El taimado encuadre de la imagen, que habría hecho vomitar a Espadi Arcada, conseguía incluir en toda su mitad superior una ampliación gigantesca colgada en la pared de la fotografía con la que Kevin Carter había ganado el premio que ahora celebraba por todo lo alto. Era la imagen en plano americano de un manifestante de no sé qué partido --el Inkata o el ANC, nunca entendí bien el pifostio zululandés--, aprisionado como un espantoso hombre de Michelin dentro de tres o cuatro neumáticos ardiendo. La imagen estaba muy bien iluminada y se apreciaban vivamente tanto las caras de los fiesteros como la del negro envuelto en llamas escasos cms más arriba. Era un fotón. La chica debía de quererlo mucho y de respetar su memoria, porque a día de hoy todavía no la he visto circulando por Internet ni por ninguna otra parte.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 19:04:00 CEST

Ayer, en una de mis respuestas a Kehre (heideggeriano nick) no hablé en absoluto de *público* sino de *mercado*. Lo primero es una entidad completamente abstracta, etérea y carece de poder de decisión. Mucha gente se refiere a su poder pero no lo tiene, no es real. Nada tan manipulable como el público.

El mercado, por el contrario, es sólido y tangible. Son unas cuantas personas en cada país, una amalgama de poderes: institucionales, comerciales, muy pocos críticos y algún que otro artista. Tienen poder de decisión sobre la marcha del arte y la vida y obra de los artistas. Por encima de ellos sólo está el Gran Sanedrín, que tiene su sede en Norteamérica y se compone de ocho o diez personas. Todo el mundo acata sus decisiones y sigue sus dictados. Ante ellos no caben ideas propias.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 19:08:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 19:09:00 CEST

[109] ↑ Escrito por: JollyRoger

Estupenda historia. Ande, cuente a Circe cuáles fueron las circunstancias del suicidio de ese fotógrafo.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 19:17:00 CEST

(109)

eso es porque en nuestra mente tendemos a a) creer que la fotografía "es" la realidad y b) que dos sucesos presentados juntos son coincidntes en el tiempo y el espacio. El pobre hombre quemado entre neumático "ya fué", moriría o sobrevivió, no lo sabemos, pero la fotografía a nivel inconsciente como una ventana en la cual el hombre sigue ardiendo mientras los farristas se emborrachan. No somos capaces de disociar los dos hecho. La foto como "verdad". Y al mismo tiempo absolutamente falsa, puesto que la historia que reconstruye la mente (celebración de una tortura) es mentira

Cuando yo estudiaba Lenguaje y Literatura, nos ponían como ejemplod e incoherencia entre frases subordinadas algo que decía "los hombres disparan y ella se pinta las uñas". Lo que el librod e texto presentaba como absurdo desarrollaba toda una historia en la emtne del lector que intentaba llenar los huecos (la mente SIEMPRE) rellena los huecos. Frívola damisela con los mercenarios aessinando a los vasallos, o heroína esperando el turno ante el pelotón de fusilamiento mostrando un valor y desprecio a los malvados que asombra

 

Escrito por: Blogger JollyRoger - 17 de mayo de 2009, 19:17:00 CEST

Es que no las conozco bien, Crítico. Sí sé que dejó el Bang Bang Club y se pasó a la fotografía comercial. Bueno, lo de antes también era fotografía comercial, pero ya se me entiende. Supongo que la sed expiatoria del personal exige que se suicidase por los remordimientos que le causaba la foto de la niña y el buitre. Pero creo recordar que el detonante -si cabe hablar de los suicidios como si fuesen nítidos actos reflejo- fue el asesinato de su hermano.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 17 de mayo de 2009, 19:17:00 CEST

Espadi Arcada , 87 googles, todos ellos del mismo jaez.

 

Escrito por: Blogger Circe - 17 de mayo de 2009, 19:18:00 CEST

No, porfi. Soy una cursi y mi amor al arte tiene sus límites. Y en un incendio en el Prado salvaría al perro.

 

Escrito por: Blogger kehre - 17 de mayo de 2009, 19:19:00 CEST

[103] Escrito por: El Crítico Constante -

Una de las pocas cosas agradables que me han dicho desde que se hizo pública la ruptura entre A.T. y yo corrió a cargo de una mujer estupenda, que fue importante cargo público. Comiendo juntos un día, me dijo sonriendo:

-Sé que estás peleando con T. No tienes ni para empezar.

---
Coño, pues para no tener ni para empezar vamos ya a por el lustro.

 

Escrito por: Blogger kehre - 17 de mayo de 2009, 19:21:00 CEST

Lo de heideggeriano nick quién se lo ha dicho, uno de esos que leen, pero que no escriben. Madre mía, qué gente más culta frecuenta usted, no se les escapa una.

 

Escrito por: Blogger JollyRoger - 17 de mayo de 2009, 19:26:00 CEST

Espero, querido Bremaneur, que con eso del 'mismo jaez' no estés equiparando mi chufla a la lista de resultados que enlazas. Eso son todo insultos. Yo no pretendo insultar a AE, ni mucho menos. Es simple coña añadida a lo de 'habrían hecho vomitar'.

 

Escrito por: Blogger Circe - 17 de mayo de 2009, 19:32:00 CEST

Supongo que el ganso tiene razón. Después de todo, recuerdo hace poco en Venecia visité el palacio Ca Rezzonico y había una sala imposible llena de espantosas pinturas del XVII con degollados, raptos y violaciones, sacrificios bíblicos y trepanaciones varias. Recuerdo uno especial al que estaban a punto de practicarle una lobotomía con un martillo y sin anestesia. Sería algún santo, pero no recuerdo cual. Y todo ello no impidió, supongo, que Browning invitara recitase interminables poemas y sirviera canapés a sus amistades.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 17 de mayo de 2009, 19:38:00 CEST

Perdonen, pero hoy tengo poco tiempo para instruirles con el blog de Moa:

Libros de viajes
8 de Mayo de 2009 - 08:49:22 - Pío Moa
A mi juicio, el Viaje a la Alcarria es una pequeña obra maestra, el mejor libro de viajes que se haya escrito en los últimos siglos en España, donde no es un tipo de literatura muy frecuentado. Comprenderán que me alegre de que alguien compare con él mi Viaje por la Vía de la Plata, aunque se trata de dos libros de concepción muy diferente, excepto por el hecho de que son viajes a pie. Los otros libros de viajes del propio Cela quedan muy por debajo del de la Alcarria. Del Miño al Bidasoa llegó a aburrirme, y el del Pirineo de Lérida no conseguí terminarlo. Me han dicho que está muy bien Judíos, moros y cristianos, pero no he podido leerlo aún. Tuve un tiempo intención de andar las riberas mediterráneas desde Cádiz hasta el Peloponeso, un proyecto que no llegaron a permitirme las perras ni la salud (pocos años después del de la Vía de la Plata tuve que operarme de dos hernias discales). Los viajes a pie tienen un carácter muy distinto de los demás, como confirmarán quienes hayan hecho el camino de Santiago, que ha vuelto a ponerse de moda. Es la forma más primitivamente humana de viajar, y apenas puesto en marcha uno percibe cómo cambian la sensación del tiempo y tantas sensaciones más, propias de la vida corriente. Ello no ocurre en tal grado cuando uno viaja en compañía, por lo que es preferible andar en solitario, si puede soportarse (mucha gente no lo soporta, como tantos no soportan comer solos; cosa curiosa, porque mi gato Rodolfo también se empeña en ser acompañado mientras come). Cuando anduve (mejor que anduve) por la Vía de la Plata nadie lo hacía; ahora he podido comprobar que lo sigue mucha gente. Eso tiene sus ventajas, pero en cierto modo le quita aliciente.

Otro viaje:

http://findesemana.libertaddigital.com/en-las-mestas-1276232262.html
http://findesemana.libertaddigital.com/camino-de-nunomoral-1276232299.html
http://findesemana.libertaddigital.com/en-asegur-1276232373.html
http://findesemana.libertaddigital.com/el-senor-eusebio-1276232407.html
http://findesemana.libertaddigital.com/antes-era-mas-duro-1276232440.html
http://findesemana.libertaddigital.com/articulo.php/1276232472
http://findesemana.libertaddigital.com/la-senora-isabel-1276232506.html
http://findesemana.libertaddigital.com/a-san-blas-abogado-de-la-garganta-1276232536.html
http://findesemana.libertaddigital.com/adios-1276232571.html

 

Escrito por: Blogger sarónico - 17 de mayo de 2009, 19:40:00 CEST

Y esto, del mismo blog, y me retiro, que ustedes lo pasen bien:

LA CELESTINA EN SU ÉPOCA

De 1499 data la primera edición conocida de La Celestina, o Tragicomedia de Calisto y Melibea y de la puta vieja Celestina, una cumbre de la literatura, no solo de la española. Quizá tuvo dos autores, pues el más conocido, Fernando de Rojas, dice haber ampliado una obra anterior que encontró en Salamanca, escrita con "agradable y dulce estilo" (lo cual suena a ironía, pues de dulce tiene muy poco) y la convirtió en primer acto de la Comedia de Calisto y Melibea, ampliándola luego y rebautizándola Tragicomedia.

El argumento viene a ser: Calisto encuentra por casualidad a Melibea y se enamora perdidamente de ella. Ambos son nobles, bellos e ingeniosos, pero ella le rechaza con duras frases. El mancebo parece volverse loco y amenaza matarse, pero su criado Sempronio le propone seducir a Melibea mediante los servicios de una vieja alcahueta llamada Celestina, antigua prostituta y hechicera que tiene en su casa un pequeño burdel con una ramera joven, Elicia, amiga de Sempronio. Este quiere compartir con Celestina las ganancias que extraerán a Calisto por la seducción de Melibea. A partir de ahí los hechos siguen una lógica marcada por las pasiones y caracteres de los protagonistas. Otro criado de Calisto, Pármeno, joven leal al señor, a quien previene en vano contra tales maquinaciones, es corrompido por Celestina, que le ofrece trato sexual con otra prostituta llamada Areúsa, y termina entrando en el negocio. Mediante tretas y magia, Celestina parece conseguir que Melibea se enamore de Calisto con la misma intensidad que este de ella, aunque en realidad la joven ya había mudado de actitud y aprovecha la ocasión que le brinda la alcahueta. A esta, aunque muy sagaz, la codicia le pierde. Los dos criados van de madrugada a su casa a reclamar su parte en la ganancia, y al negársela ella, la asesinan. Los gritos y estruendo llaman la atención de los guardias y, por huir, Pármeno y Sempronio saltan de una ventana y se descalabran, siendo capturados y decapitados por la mañana. Calisto ve su honor arruinado, pero ha quedado en acudir al huerto de Melibea la noche siguiente, y allí va con otros dos criados. En la Comediatras el encuentro se mata al caer de la escala con que había subido al muro del huerto; la Tragicomedia alarga y complica la trama suponiendo un mes de citas clandestinas, e introduce un intento de venganza de Elicia y Areúsa por la muerte de sus amantes Sempronio y Pármeno: las mozas encargan al rufián Centurio que mate a Calisto cuando este vaya a ver a Melibea. Centurio piensa engañarlas, concertando con unos amigos que alboroten y den pie a huir al noble enamorado y sus criados; pero el resultado será distinto. Calisto, creyendo que sus dos criados son atacados, deja a Melibea para socorrerles y con las prisas y la oscuridad cae de cabeza de lo alto del muro y se mata. Melibea, desesperada, sube a una torre de la casa y se tira de ella. La obra termina con la lamentación Pleberio, padre de Melibea, mientras la madre de esta, Alisa, parece que muere de la impresión.

En una obra literaria o más en general artística, hallamos al menos tres planos: el estético-moral, el social-histórico y el técnico. Los dos últimos, más concretables, suelen servir al análisis: la técnica artística, en este caso el género (tiene algo de novela y de obra teatral, sin ser una ni otra), los recursos literarios, las influencias, etc.; y el reflejo de los conflictos y peculiaridades de la sociedad en ese momento, enfoque muy en boga a partir del marxismo. Pero el valor real de una obra no depende ante todo de sus habilidades expresivas, pues quedaría en puro artificio, ni de su relación con la sociedad del momento, pues entonces apenas podría ser apreciada o entendida en otra sociedad o época. La Celestina, como gran obra literaria, traspasa las épocas y las sociedades. Rojas, consciente de ello, la considera un libro "jamás en nuestra castellana lengua visto ni oído", poniéndolo implícitamente por encima de los italianos al señalar que no procede de "las grandes herrerías de Milán", sino de "los claros ingenios de doctos varones castellanos". Y declara ufano cómo la sutileza y brillantez del trabajo da lugar a muchas interpretaciones, otro rasgo de una obra lograda.

La ética y la estética mantienen entre sí relaciones oscuras pero ciertas, no muy desemejantes de las existentes entre ética y religión. Los mitos, la propia Biblia con sus relatos de apariencia ambigua, congenian difícilmente con una exposición ordenada y precisa de reglas morales, y por algo la Iglesia no insistía en ponerla al alcance de todo el mundo, aunque divulgase sus relatos centrales. Los mismos Evangelios, de tan arduo cumplimiento incluso para quienes, generación tras generación, han tomado a su cargo predicarlos, dan pie, entre otras cosas, a la sátira anticlerical, presente asimismo en La Celestina. El ser humano vive en el ámbito moral como el pez en el agua, pero ese ámbito desborda su capacidad intelectiva: la promesa del demonio a Adán y Eva de conocer la ciencia del bien y el mal y ser como Dios, resultó vana, y el libro de Job avisa de esa limitación, a veces trágica. Ni el hombre más racional logra prever todas las consecuencias de sus actos, que al mismo tiempo se complican de modo inextricable con los actos y consecuencias ajenos. El autor presenta a La Celestina en tono convencional aludiendo a sus "muchas sentencias filosofales" y a su trama como edificación de mancebos, para mostrarles "los engaños que están encerrados en sirvientes y alcahuetas"; o, más concretamente, la da por "compuesta en reprehensión de los locos enamorados que, vencidos de su desordenado apetito, a sus amigas llaman y dicen ser su dios". De ahí pudo salir una colección de ejemplos moralistas más o menos tópicos o entretenidos. Pero el libro va mucho más allá, es una de las más profundas y complejas exposiciones literarias de la condición humana.

Parte del valor de La Celestina se encuentra en los caracteres de los personajes, tan individualizados y tratados con extraordinaria penetración psicológica; o en episodios como las últimas palabras de Melibea a su padre y la desesperación de este, en términos realmente conmovedores, aun si para el gusto actual puedan sonar algo retóricas. Otra escena de extraordinaria fuerza es la del último encuentro de los amantes. Melibea viene cantando quedamente en la oscuridad, y en ella el ansia de placer y el sentimiento poético van juntos: "Mira la luna, cuán clara se nos muestra. Mira las nubes cómo huyen. Oye la corriente de esta fuentecilla cuánto más suave murmullo lleva por entre las frescas hierbas. Escucha los altos cipreses cómo se dan paz unos ramos con otros por intercesión de un templadico viento que los menea. Mira sus quietas sombras, cuán oscuras están, y aparejadas para encubrir nuestro deleite". Su observación encierra un augurio que ella no puede imaginar, pues los cipreses suelen simbolizar la muerte, y a ella saludan cuando se "dan paz". La elevación poética parece truncarse con la reprensión a su criada Lucrecia, que, ayudando a quitar la armadura a Calisto, se arrima a él en demasía: "¿Tórnaste loca de placer? Déjamele, no me le despedaces". Y aún más cuando advierte a Calisto, mientras se rinde a él: "Tus honestas burlas me dan placer, tus deshonestas manos me fatigan cuando pasan de la razón. Deja estar mis ropas en su lugar", para obtener la zafia respuesta: "Quien quiere comer el ave, quita primero las plumas". Quizá hay ahí una parodia del amor cortés, pero zafiedad y elevación se complementan para crear un clima al mismo tiempo chocante y natural.

El relato roza a veces la pornografía, sin llegar a chabacano. La alternancia constante de lo trágico y lo cómico, lo poético y lo vulgar, la parodia y la reflexión moral, el lenguaje elevado y el soez, funciona de tal modo que ningún elemento destruye al otro, manteniendo un peculiar equilibrio. La mezcla de pasión física y nobleza de espíritu lleva a Melibea a apreciar en Calisto cualidades ilusorias, pero no por ello queda la joven por necia. Calisto parece más bien un apuesto chisgarabís encaprichado y de cierta bajeza (su recurso a Celestina lo define); su muerte, accidental y debida a un error de percepción o quizá a un hastío momentáneo tras satisfacer su deseo con Melibea, carece de tono heroico o romántico, en contraste con el final trágico de su amante.

Todos los personajes, salvo Melibea (y su familia, en principio) conciben el amor como un ansia egoísta de goce. "Todas las cosas son creadas a manera de contienda o batalla", explica Rojas en la el prólogo, y el ambiente de esa contienda es aquí sórdido, plagado de rivalidades, pendencias y engaños entre quienes se pretenden amigos o benefactores. Pero varios de los personajes, destacadamente Celestina, son ingeniosos, saben penetrar en la psique ajena, en sus puntos flacos, en los intereses verdaderos bajo la retórica; saben razonar y defender su propia causa y supuesta dignidad, invocando incluso la religión, y así invierten los valores en una constante ironía grotesca y cómica que construye un mundo al revés. Tiene en ello algo de común con la tragedia griega, cuyos protagonistas explican y justifican racionalmente sus motivos que, sin embargo, les llevan al desastre.

Pero aquí el desastre procede, excepto en Melibea, de la insinceridad esencial de sus discursos: viven una farsa, y la argucia ingeniosa no les saca de una existencia mísera en cualquier sentido. Celestina, el gran modelo, lo aclara al seducir a Pármeno con la promesa de los favores de Areúsa. La finada madre de Pármeno, amiga y maestra de Celestina en sus artes, le había abandonado de niño y él se había criado un tiempo en casa de la misma Celestina; pero había conservado una inteligencia y honradez esencial. La alcahueta le cuenta hazañas de picaresca y brujería de su madre que disgustan al muchacho, el cual pregunta si las dos eran cómplices cuando la justicia había prendido a Celestina: "Juntas lo hicimos, juntas nos sintieron, juntas nos prendieron y acusaron, juntas nos dieron la pena esa vez". Algo sin importancia, indica Celestina, porque "cosas son que pasan por el mundo. Cada día verás quien peque y pague, si sales a ese mercado". "Verdad es –replica el mozo–; pero del pecado lo peor es la perseverancia; que así como el primer movimiento no está en la mano del hombre, así el primer yerro; donde dicen que "quien yerra y se enmienda...", etc.". La respuesta de Celestina da una clave de toda la obra. Dice para sí: "Lastimásteme, don loquillo. ¿A las verdades nos andamos? Pues ahora espera, que yo te tocaré donde te duela"; y, en voz alta, insiste: "Hijo, digo que sin aquella prendieron cuatro veces a tu madre, que Dios haya, sola. Y aun la una le levantaron que era bruja (...) Y mira en qué tan poco lo tuvo por su buen seso, que ni por eso dejó en delante de usar mejor su oficio. Esto ha venido por lo que decías del perseverar en lo que una vez se yerra. En todo tenía gracia; que en Dios y en mi conciencia...". La parodia es realmente magnífica. Nada más inconveniente en la vida que "andarse a las verdades". Como lamentará Pleberio ante el cadáver de su hija, el mundo parece "un laberinto de errores".

El valor de La Celestina es sin duda intemporal, como prueba la infinidad de glosas y explicaciones a ella dedicadas. Pero aquí interesa más bien lo temporal, es decir, su relación con la sociedad de su tiempo. Describir una sociedad, dadas sus mil variables manifestaciones, es prácticamente imposible salvo a muy gruesas pinceladas. En nuestro tiempo ha estado en boga, y aun no ha desaparecido, la interpretación a partir de la lucha de clases, y así se ha interpretado la hostilidad de Areúsa y Elicia a Melibea y Calisto, las trampas de Sempronio a su amo, etc.; pero existe una hostilidad de fondo entre casi todos los personajes, como parte del micromundo descrito. Por otra parte, suele ser peligroso describir una sociedad por su literatura, ya que esta tiende a tomar por asunto situaciones extremas o infrecuentes. Nada sería más erróneo que ver en La Celestina una descripción del ambiente general del país, extender a la vida social aquel egoísmo y resentimientos, o al conjunto del clero la afición a celestinas; como no era común que la pasión amorosa llevara a tales conductas. La literatura extrae de los extremos implicaciones psicológicas y morales en que todos pueden reconocerse, aun si llevan una vida real más calma. Precisamente en este punto resalta la mayor falla de verosimilitud de la Tragicomedia –hasta las obras de ficción más cuidadosas contienen elementos inverosímiles–: Calisto y Melibea pertenecían a la misma clase social, sus familias se conocían y no aparecen obstáculos a que sus amores se encauzasen al matrimonio, como normalmente ocurría, evitándose así la tragedia. Que ella afirme preferir ser "buena amiga que mala casada" no cambia nada en aquel contexto. Quizá sirva aquí el enigmático, acaso burlón, comentario de Helena en Troya: "Zeus nos dio mala suerte, a fin de que sirvamos a los hombres venideros de tema para sus relatos".

Por lo demás, el libro está escrito cuando Colón realizaba su tercer viajes a las Indias, estaba en marcha una reforma para elevar el nivel cultural y moral del clero, el final de la Reconquista desencadenaba la expulsión de los judíos y nuevos problemas internos (conversos y moriscos), y externos por la implicación en Italia, herencia asumida de Cataluña y comienzo de la larga serie de conflictos con Francia, la gran potencia europea del momento; nada de lo cual, como de otros muchos sucesos, refleja la obra. La vitalista sociedad española de la época estaba generando gran número de personajes extraordinarios en la política, las armas, las letras, el pensamiento, la navegación, el arte, etc. El propio autor de La Celestina y su obra entran plenamente en ese espíritu del tiempo: su supuesto pesimismo moral, más bien realismo, no revela una actitud desfalleciente, sino un vigor creativo fuera de lo común. En rigor, inaugura con la máxima brillantez el que será llamado Siglo de Oro, en realidad dos siglos entre finales del XV y finales del XVII. No parecen acertadas dos equiparaciones que hacen muchos críticos al interpretar la obra: a) el pensamiento de los personajes es el del autor –cosa más fácil de creer si tal pensamiento no concluyera tan mal–; b) el microcosmos de la trama reproduce a la sociedad en conjunto, un supuesto arbitrario, aunque muy difundido en el siglo XX.

La vida de Fernando de Rojas, en lo poco que sabemos de ella, proporciona indicios sobre el espíritu de su tiempo. Nació en la Puebla de Montalbán, en torno a 1474, y hacia los quince años de edad fue a estudiar a la universidad de Salamanca, que debía de contar con unos cinco o seis mil estudiantes. Allí pasaría una primera etapa obligatoria de tres años en la Facultad de Artes, con estudios de Aristóteles y sus comentaristas, de latín y retórica, y probablemente de escritores griegos y romanos (La Celestina, como otras obras de la época está repleta de referencias y erudición clásica, no menos que refranes populares). Después hubo de inscribirse en la prestigiada facultad de Derecho, otros seis años preceptivos de duros estudios, después de los cuales debía ocuparse un año o dos más como ayudante en la enseñanza dentro de la facultad. Así, habría recibido el título de bachiller no mucho antes de 1500, época en la que debió de entrar en aquella universidad otro personaje destacado de la época, Hernán Cortés. Sería en Salamanca, durante la última década del siglo, cuando conociera el primer acto de la Comedia, si realmente la escribió algún otro autor y no es un artificio para difuminar su propia autoría. No mucho más tarde se instaló en Talavera de la Reina, donde vivió hasta su muerte, en 1541. Parece haber disfrutado de una posición de hidalgo, próspera y sin problemas, llegó a alcalde de la ciudad, perteneció a una destacada cofradía mariana y en su testamento ordenó ser enterrado con hábito de San Francisco, en el convento de la Madre de Dios.

Lo que sabemos de él no autoriza versiones difundidas que atribuyen su supuesto nihilismo a no menos supuestas aflicciones ocultas de converso. No fue converso porque nunca fue judío, sino cristiano de tres generaciones atrás. Se casó con la hija de un converso, y su suegro sí tuvo algunos problemas con la Inquisición, pero no Rojas, como observa Peter E. Russell, al punto de que el suegro alegó a los inquisidores su parentesco con el autor de la Tragicomedia, dato indicativo de que este gozaba de prestigio ante la Inquisición. La idea de que los conversos estaban entonces muy inquietos generaliza en exceso: la mayoría, probablemente, se habían cristianizado en serio, y no faltaban entre ellos los partidarios de mano dura contra conversos judaizantes.

Por otra parte, el éxito de La Celestina fue inmediato y sin igual en la literatura española de esos siglos. Hasta mediados del siglo XVII hubo al menos 109 ediciones en castellano, algunas de ellas publicadas en Italia, Países Bajos o Francia; también 24 ediciones en francés, 19 en italiano, cinco en flamenco, dos en alemán, y otras. Ello plantea un problema: ¿cómo pudo ocurrir tal cosa en una sociedad descrita a menudo como rígida y de espíritu estrecho, máxime con un libro tan expuesto a interpretaciones contradictorias? Pues, en efecto, bastantes clérigos y laicos lo tacharon de inmoral, y esa impresión persiste en la crítica de hoy: el texto sería nihilista, materialista y ateoide, ajeno al cristianismo y a la noción de pecado. Todo lo cual, deducen, revelaría una cristianización social muy deficiente o inexistente en amplios ámbitos; o bien los verdaderos sentimientos de Rojas. Pero en tal caso la Inquisición se habría ocupado de censurar la obra, cuando lo cierto es que ni siquiera la incluyó en ningún índice de libros prohibidos hasta finales del siglo XVIII. Es obvio que la mayoría de sus lectores, aun si sorprendidos o algo escandalizados por la crudeza moral y los agudos discursos justificativos de los personajes, los entendían en relación con su catastrófico final. O, como lo calificaría Cervantes: "libro divino si encubriera más lo humano".

La obra expone asimismo la amplia difusión de la cultura humanista en los ámbitos cultos, y de rebote en los populares: debe mucho a autores latinos e italianos, especialmente a Terencio y a Petrarca. También se encuentra en ella familiaridad con la tradición española representada por el Arcipreste de Hita, particularmente en la alegre desvergüenza y moralidad ambigua de muchos trozos; salvo que el Arcipreste nunca abandona el tono festivo, mientras que Rojas conduce la farsa a la tragedia.

 

Escrito por: Blogger Gongren - 17 de mayo de 2009, 20:03:00 CEST

Escrito por: Blogger ZEPPI - 17 de mayo de 2009, 20:20:00 CEST

[78] Escrito por: SPQR - 17 de mayo de 2009 17:21:00 CEST

Montano, déle un beso, o dos, a Elvira:

http://www.elpais.com/articulo/panorama/Franco/LOGSE/elpepusocdgm/20090517elpdmgpan_8/Tes
-----------------------
Buen artículo de Elvira Lindo, y cargado de razón. El problema es que si esas mismas tesis las expone con claridad algún partido como el PP o UPyD, el sector progresista, Lindo incluída, saltaría como una sóla voz en contra del ponente, con la ristra de descalificaciones al uso, desde catastrofista a clasista, pues ya sabemos que el sistema es el único que garantiza la cohesión y la igualdad. Frente a conceptos tan emotivos, nada tienen que hacer conceptos tan prosaicos como conocimiento, esfuerzo, respeto ...
Un capítulo de la serie "Física o Química" ilustra perfectamente cual es el modelo que se busca, y que se está consiguiendo. Los intelectuales tipo Lindo pueden permitirse de vez en cuándo un desahogo de buena conciencia, pero apoyar a quien de verdad quiere cambiar el modelo requeriría renunciar a muchos tópicos de los que viven estos intelectuales.

 

Escrito por: Blogger Chef - 17 de mayo de 2009, 20:48:00 CEST

21 El Crítico Constante -
Chef, amigo, están hechas con una Hassie como la suya


ja ja gracias. También tengo la Parker de Hemingway y ... tampoco :)

Una serie curiosa la de los jets. Hoflehner debe ser el más rápido al Oeste del Pecos porque la Hassie no es la mejor elección para pannings, velocidades altas, etc.

Brema es un cenizo que echa mal de ojo pues ayer tuve que currarme la comunión de mi sobrino. Los excursos tipo Martin Parr los guardaré en el disco duro. La gente los rie pero no los perdona.

 

Escrito por: Blogger Chef - 17 de mayo de 2009, 20:58:00 CEST

(24) adrede/prada

Un chica inglesa, negra, inteligente y presentadora de la BBC que salía con un amigo desautorizó todo lo que hubira escrito Borges justamente por racista (añadió además que Borges era elitista). Con mala baba alguno le podía haber reprochado que su acento oxbridge le había abierto muchas puertas. Pero era (es) una chica valiente. Salir con un blanco (y español) le trajo no pocos problemas en su "círculo"

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 21:12:00 CEST

Algun cachondo mental ha decidido programas Redes en horario normal (Aleluya!)

Por dios, que plasta es Punset... indescriptible...
---

ayer hablaba noseque presidnte de una academia en la cual fichaba CCdP. Muy sibilinamente se limitaba a describir al psiquiatra como "inolvidable", sin querer precisar si eso es bueno o malo

 

Escrito por: Blogger Adrede - 17 de mayo de 2009, 21:15:00 CEST

Ciertamente, descalificar a Borges por sus opiniones políticas resulta bastante tonto, sobre todo si tenemos en cuenta que su literatura, pedante, facilona y amanerada, es motivo más que suficiente para desaconsejar su lectura.

 

Escrito por: Blogger Chef - 17 de mayo de 2009, 21:16:00 CEST

Enfrascado en la lectura del blog se me ha pasado el tiempo límite para pujar por 2 nikons fm. La cosa, a veces, tiene su encato. El ofertante cuenta el background de la maquinita. Era del abuelo que ra fotografo en la marina y siempre la cuido bien (nieto pródigo). Nunca se ha usado en 30 años y es la edición "año de la serpiente" (abogado o doctor fetichista). ¡ Que buen marchante de cámaras y otras cosas sería Mr Constante si quisiera! Meter una bella historia tras cada venta. :)

 

Escrito por: Blogger gibarian - 17 de mayo de 2009, 21:31:00 CEST

[124] ↑ Escrito por: ZEPPI - 17 de mayo de 2009 20:20:00 CEST

Buen artículo de Elvira Lindo, y cargado de razón. El problema es que si esas mismas tesis las expone con claridad algún partido como el PP o UPyD, el sector progresista, Lindo incluída, saltaría como una sóla voz en contra del ponente

--------

Menudo malabarismo hace usted para sostener sus propios tópicos: Elvira Lindo, dice usted, es una intelectual del "sector progresista" (supongo que a ella le molestaría más la palabra "sector" que "progresista"); pero como Elvira Lindo dice lo contrario de lo que usted espera de ese sector, está convencido de que ella se mostraría en desacuerdo con sus propias tesis si éstas fuesen defendidas, como de hecho ocurre, por el sector contrario. Hay una explicación más sencilla, creo yo: la Lindo no se alinea con ningún sector. Y, por cierto, ojalá UPyD tampoco.

 

Escrito por: Blogger ZEPPI - 17 de mayo de 2009, 22:28:00 CEST

[130] ↑Escrito por: gibarian - 17 de mayo de 2009 21:31:00 CEST

Reconozco que me gustaría estar equivocado, pero por mucho que lo intente, no me imagino a Elvira Lindo defendiendo públicamente al PP en materia educativa (ni en ninguna otra materia, ya puestos). Lo siento, pero el sector progresista (al que pertenenece sin duda Lindo, como demuestra su colaboración asídua en El País, que no admite disidencias en lo fundamental) tiene muy interiorizadas sus fobias. Una idea (el esfuerzo en educación)puede ser buena, y así lo reconocerán algunos intelectuales tipo Lindo. Pero apoyar a un partido de derechas (según ellos) que defienda esas ideas, es una cosa muy distinta. No es ningún malabarismo, ni sostener ningún tópico. Simplemente, yo no lo veo posible hoy por hoy. Aunque puedo estar equivocado.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 22:39:00 CEST

Hosana Hosana

Ha nacido el elefantito!!!

http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/nature/8054575.stm

 

Escrito por: Blogger Circe - 17 de mayo de 2009, 22:44:00 CEST

43] Escrito por: Francisca Ferrol - 17 de mayo de 2009 14:56:00 CEST

Estimada bloguera, por mí puede colgar de sus paredes lo que, o a quien, le plazca. Yo, si pudiera, colgaría un Tiziano.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 22:46:00 CEST

[129] Escrito por: Chef - 17 de mayo de 2009 21:16:00 CEST

Enfrascado en la lectura del blog se me ha pasado el tiempo límite para pujar por 2 nikons fm.
::
Todo por llevarme la contraria. Olvídese de las reflex, no sirven para street photography. Cómprese de una vez la cámara que le he dicho y me lo agradecerá el resto de su vida. :)

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 22:52:00 CEST

[125] ↑ Escrito por: Chef - 17 de mayo de 2009 20:48:00 CEST

Hoflehner debe ser el más rápido al Oeste del Pecos porque la Hassie no es la mejor elección para pannings, velocidades altas, etc.
::
Póngale un 40 milímetros, tenga medida la luz antes de que llegue el avión, trabaje con hiperfocal y dedíquese a disparar (hay un motorcito accesorio que se puede colocar en la Hassie).
Tenga en cuenta que el fotógrafo ha pasado un tiempo en esa isla estudiando las entradas y salidas de los aviones, los mejores sitio para fotografiar y los horarios.

 

Escrito por: Blogger Chef - 17 de mayo de 2009, 22:56:00 CEST

(128) Adrde: como provocación, el punto álgido lo alcanzaste con "Zp es el mejor Presidente que ha tenido nuestra democrácia"

Siempre lo suelto en cenas o almuerzos cansinos. No da mucho juego, pues la gente se colapsa inmediata e irremediablemente. Nunca se ha enfadado nadie, ni me han rebatido. Quedan estupefactos. Ni se lo toman como una humorada. Debe ser que la cosa les da para pensar mucho :)

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 17 de mayo de 2009, 22:58:00 CEST

Borges transmite dos rasgos de indudable elegancia: fabricaba ladrillos ligeros y era pedante pero con rebuscamiento. Aquella suya de rezar el Padre nuestro en sajón cuando fue de peregrinación a la iglesia más antigua de GB es para nota. Ni Mandarín lo igualaría con siete googles a su disposición.
El problema que presenta hoy la lectura de Borges para quienes sabemos cantar El novio de la muerte en godo y conocemos el significado de los gavilanes en una, así llamada, sí, adarga antigua viene siendo la inflación de clase media con bachillerato que votaron una y otra vez a Felipe Gónzalez –que es como le hubiera gustado apellidarse- convencidos que era un estadista de firme fuste por tener de libro de cabecera Memorias de Adriano ¿Me explico?

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 17 de mayo de 2009, 23:03:00 CEST

[113] ↑ Escrito por: Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009 19:17:00 CEST

(la mente SIEMPRE) rellena los huecos.
::
Claro que sí, Mandarin. Nuestra mente está programada de esa manera. En lo visual también. Los de la Gestalt creyeron que habían descubierto algo cuando lo que hicieron fue constatar cosas que se saben desde hace siglos. Mire esta jetilla como ejemplo muy básico :-) Será imposible que usted no vea ahí un rostro humano sonriendo. Los grandes venecianos del XVI ya habían descubierto esa cualidad en sus dibujos: si se trazan una serie de líneas aproximadas para definir un perfil, nuestro ojo *coloca* la más ajustada y ordena el espacio. En eso mismo se basan los perfiles imprecisos de Tiziano y Velázquez (y el impresionismo). Es un juego apasionante. A medida que el detalle de la ejecución avanza, esa cualidad de nuestra mente se va retirando.

 

Escrito por: Blogger Circe - 17 de mayo de 2009, 23:08:00 CEST

Creo que se explicaría mejor en godo.

 

Escrito por: Blogger Chef - 17 de mayo de 2009, 23:09:00 CEST

(134) ja ja algo de eso hay, de indiciplina ante la autoridad pero no, la FM la quiero porque es bella y manual. De las fases freudianas fotográficas, muchos hijos del digital echan un vistazo atrás, al manual (fase mecánica) y desprecian la inmediata anterior (electrónica) Las fm2 y f3 en vez de las f100, f3, etc

Para Street probé el otro día una IXus en las Ramblas. Más pequeña que una cajetilla de tabaco la puedes meter a un palmo de culaquier paseante sin molestar. Para un proyectito que tengo de street ando detrás de un 24mm 2.8 (angular, pequeña, luminosa "rápida")

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 23:11:00 CEST

Asalta un comercio con un plátano y lugo se come el "arma"

Suena a teatrillo con el señor Chinarro pero es real

http://news.bbc.co.uk/2/hi/americas/8054448.stm

 

Escrito por: Blogger Chef - 17 de mayo de 2009, 23:14:00 CEST

fm3

ja ja las correcciones trás las erratas son de lo más absurdo y divertido de este blog

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 17 de mayo de 2009, 23:15:00 CEST

Circe, te duelen lo ovarios cuando menstruas -el izquierdo, digo, que el otro ya sabemos que te lo extirparon- o tu mala bilis te viene de que sobre boba eres baba?

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 23:20:00 CEST

Llevo un trancazo que ya dudo si me he pilaldo la gripe del gorrino, la del pollastre o la peste neumónica

Jodios virus primaverales...

 

Escrito por: Blogger Circe - 17 de mayo de 2009, 23:23:00 CEST

Jamás me dejaría extirpar ni medio ovario, querida. Son imprescindibles para pensar.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 23:24:00 CEST

Este blog es la evidencia de la reencarnación. O de la vida como un teatro, con los mismos actores haciendo diversos papeles y cambiando trajes y pelucones entre bambalinas

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 17 de mayo de 2009, 23:29:00 CEST

[68] ↑Escrito por: Al59 - 17 de mayo de 2009 16:50:00
Vázquez Montalbán se ríe de manera similar de Cela en una de sus novelas, presentándole como lo que era: una suerte de Jabba el Hutt. Yo opino, como sus defensores, que esta raza del escritor de raza es raza en extinción. Y ya tarda.
Sí, claro, donde estén Zafón, Motalban, literatura caganer, y Proust que se quiten Quevedo, Cela y Persia. En fin, siempre Céline, para el caso dardeando a Proust como yo al ulceroso de arriba: trois cent pages pour faire comprendre que Tutur encule Tatave.

 

Escrito por: Blogger Circe - 17 de mayo de 2009, 23:29:00 CEST

En fin, buenas noches. La tendré en cuenta en mis oraciones.

Atta unsar þu in himinam,

weihnai namo þein.

Qimai þiudinassus þeins.

Wairþai wilja þeins,

swe in himinam jah ana airþai.

Hlaif unsarana þana sinteinan gif uns himma daga,

jah aflet uns þatei skulans sijaima,

swaswe jah weis afletam þaim skulam unsaraim.
En fin, buenas noches. Jah ni briggais uns in fraistubnjai,

ak lausei uns af þamma ubilin;

unte þeina ist þiudangardi jah mahts jah wulþus in aiwins.

Amen.

 

Escrito por: Blogger Circe - 17 de mayo de 2009, 23:30:00 CEST

En fin, buenas noches. La tendré en cuenta en mis oraciones.

Atta unsar þu in himinam,

weihnai namo þein.

Qimai þiudinassus þeins.

Wairþai wilja þeins,

swe in himinam jah ana airþai.

Hlaif unsarana þana sinteinan gif uns himma daga,

jah aflet uns þatei skulans sijaima,

swaswe jah weis afletam þaim skulam unsaraim.
Jah ni briggais uns in fraistubnjai,

ak lausei uns af þamma ubilin;

unte þeina ist þiudangardi jah mahts jah wulþus in aiwins.

Amen.

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 17 de mayo de 2009, 23:32:00 CEST

Ah, me quitas un peso de encima,tenia la impresion que pensbas con el kulo, como los sajones.

 

Escrito por: Blogger Gongren - 17 de mayo de 2009, 23:38:00 CEST

Circe, yo también la tendré presente en mis oraciones.

ngeHbejDungDaq vavma'
quvtaH ponglIj
pawlI' wo'lIj
Qu'lIj pIrInqang
pupbeHchoHlI' yuQ
HIjtaH sojmaj
not bortaS junej
vaj not bortas Dinejlu'
ghotlhu'moHbe'
mIghwI'vo' jupol
reH wo' je HoS je batlh Daghaj

 

Escrito por: Blogger El Sablista Escapista - 17 de mayo de 2009, 23:41:00 CEST

LA GRAN FAMILIA Y UNO MÁS...
Hay un cine español de gran contenido social y en valores, siempre denostado por la izquierda y mal comprendido por la derecha. Brillante epítome es la serie de la Gran Familia, protagonizada por el segundo mejor actor argentino de todos los tiempos: Alberto Closas.
Revisando este film nos hacemos conscientes del contenido social que tenía el Régimen, herencia obligada de los ancestros de Falange proyectada en ministros como Girón de Velasco, Donato Fuejo o el mismo Solís. Resulta emocionante observar como a los gemelos de la gran familia se les beca en la Universidad Laboral de Gijón, o como el padre de familia cobra un sustancioso sobresueldo por los "puntos" generados por ser familia numerosa de primera. Tales hallazgos en política social deberían seguir vigentes y sustituir a las delirantes medidas que propone nuestro enloquecido Gobierno actual.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 17 de mayo de 2009, 23:45:00 CEST

Como propaganda no está nada mal... el dinero que les haya costado buien empleado está

(y no el anuncio ese espantoso del CSI poniendo caras raras y se supone que catando jamón...)

http://www.timesonline.co.uk/tol/travel/destinations/spain/article6295017.ece

 

Escrito por: Blogger Chef - 18 de mayo de 2009, 0:00:00 CEST

Carcetti for mayor

 

Escrito por: Blogger Garven - 18 de mayo de 2009, 0:03:00 CEST

Ha fallecido Benedetti. No es que fuera un gran poeta, pero sus "descendientes" son peores.

 

Escrito por: Blogger SPQR - 18 de mayo de 2009, 0:04:00 CEST

[131] ↑Escrito por: ZEPPI - 17 de mayo de 2009 22:28:00 CEST


¿Y por qué habría de defender al PP en materia educativa? Han gobernado ocho años, se han dedicado a imponer sus criterios, al igual que el PSOE, sin que la educación haya mejorado mucho, la verdad. Ejercen el poder en Autonomías y, la última idea brillante que se les conoce es dar Educación para la ciudadanía, en INGLËS.
Si lee a Elvira Lindo con frecuencia sabrá que está muy alejada de Suso del Toro, Rivas, Juan Cruz y compañía. Hacer un tótum revolútum con todos los intelectuales que escriben en EL PAÍS, más parece un autoconvencimiento que una descripción de la realidad.

 

Escrito por: Blogger gibarian - 18 de mayo de 2009, 0:04:00 CEST

131]

No entiendo qué le reprocha o le pide usted a Elvira Lindo. Escribir en los periódicos es su forma de intervenir en la vida pública. Ha publicado un artículo expresando con toda contundencia y claridad una idea con la que usted está de acuerdo, una idea que no coincide (y no es la primera ni la segunda vez) con la que defiende en esta materia lo que usted llama "sector progresista", con el que usted la supone alineada (porque escribe en El País, explica, periódico "que no admite disidencias en lo fundamental" y que por tanto en este caso debe haber hecho una excepción).

Por supuesto que una cosa es expresar una idea concreta en materia de educación más o menos coincidente con la de un partido político (y de paso, con el sentido común) y otra muy distinta apoyar públicamente a ese partido a raíz de esa mera coincidencia. ¿Cree usted que debería ser de otro modo?

 

Escrito por: Blogger Garven - 18 de mayo de 2009, 0:11:00 CEST

[157] Escribir en un periódico no tiene por qué significar que comparte todas las ideas del periódico. El ejemplo más claro era Javier Ortiz, que decía que escribía en El Mundo porque de algo tenía que comer.
Claro que ortiz es también un buen ejemplo de persona que se dice de izqueirdas (comunista) y apoya al PNV.

O sea...

 

Escrito por: Blogger SPQR - 18 de mayo de 2009, 0:11:00 CEST

[152] Escrito por: El Sablista Escapista - 17 de mayo de 2009 23:41:00 CEST

Conté el otro día que mi Capitán en el Servicio Militar (qué gran pérdida y que gran error de Aznar), tenía quince hijos. Por casualidad y por aptitud, pasaban por mis manos todas las nóminas de la Base. Mi Capitán cobraba más que el Coronel. Deberíamos volver a esos valores del esfuerzo.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 0:13:00 CEST

[147] Mejor ejemplo, imposible: esta bazofia pesadísima es la que lastra nuestra literatura (y el NJ).

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 0:16:00 CEST

[146] Ellos mudaron la forma;
¿y de costumbres? Jamás.

 

Escrito por: Blogger SPQR - 18 de mayo de 2009, 0:18:00 CEST

[109] ↓↓↑Escrito por: JollyRoger - 17 de mayo de 2009 19:02:00 CEST
[102] ↓Escrito por: Circe - 17 de mayo de 2009 18:31:00 CEST
NOOOO. Esa me puso los pelos de punta. Creo que el fotógrafo ácabó suicidándose...
***
------------------------

Sobre la foto de Kevin Carter se han escrito todas las tonterías del mundo. Los integrantes del Bang-Bang Club eran jóvenes, muy jóvenes. Al desayuno visitaban el infierno, diariamente, (Sudáfrica estaba en una situación de guerra civil de facto, con miles de asesinatos) y sus fotos contribuyeron a acabar con aquél régimen. Esa fotografía que hacía de fondo en la juerga no era de Carter, sino de Greg Marinovich, miembro del Bang-Bang, y por la cual fue Pulitzer en 1991, tres años antes que Carter. Imagino que estarían celebrando como se debe, con una borrachera, el premio de su amigo. Jugándote la vida a diario y viendo lo que ellos veían, ¿quién puede reprocharles nada? A no ser que nos pongamos en plan Bauluz. Oosterbroek, el líder del grupo, había sido nombrado dos veces Fotógrafo del Año, sirva el apunte para saber de qué clase de profesionales estamos hablando.

Parte de la literatura generada con la foto la provocó el propio Carter con esos 30 minutos esperando a que el buitre entrara en cuadro y abriera sus alas –cosa que no hizo-. Y no, no se suicidó por ella, sino por una mezcla de depresiones, drogas, y una mierda de vida. El detonante fue el asesinato de su mejor amigo, Oosterbroek , en un suburbio de Johanesburgo. Él se había ido minutos antes a una entrevista por la concesión del Pulitzer, dejando a Marinovich, herido también, junto a Ooserbroek. No lo volvió a ver con vida. Fue a EEUU, recogió el premio, y de vuelta a Sudáfrica se suicidó.

La parte de la historia, no muy conocida, es qué estaba haciendo la niña. La niña estaba haciendo sus necesidades, sí; estaba en su retrete particular. Aquello era un campo de refugiados, hambre, diarreas, muerte, pero tenían su sitio para ello. Y no es que hubiera un buitre, había decenas esperando los excrementos.

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 18 de mayo de 2009, 0:19:00 CEST

[160] ↑Escrito por: Al59 - 18 de mayo de 2009 0:13:00 CEST

[147] Mejor ejemplo, imposible: esta bazofia pesadísima es la que lastra nuestra literatura (y el NJ).
;;;;;;;;;;;;;;;;;;
"Nuestra literatura"? No sabia que escribieras ni que escribieses. Sì sabìa que eras buen conocedor de agamenones, elfos y bazofias, en buen porquero.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 0:21:00 CEST

[163] Ya hemos pasado por todo esto. Al final descubres que el NJ no te merece y te vas. A ver si esta vez te das un poquito de prisa.

 

Escrito por: Blogger SPQR - 18 de mayo de 2009, 0:23:00 CEST

146] Al final todo se sabe, Mandanrin. ¡Todo!

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 18 de mayo de 2009, 0:28:00 CEST

[161] ↑Escrito por: Al59 - 18 de mayo de 2009 0:16:00 CEST

[146] Ellos mudaron la forma;
¿y de costumbres? Jamás
:::::::::::::::
Ahì sì que diste en el clavo: Mandarìn ha cambiado de teclado y tù de dentadura pero seguìs como os dejé. La una escribiendo con la punta del klitorix y la otra soltando una halitosis que quizàs no lastre al blog pero sì lo apesta aunque de momento no desborda a "nuestra literatura", verbigracia, la de Caganer Montalban.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 0:28:00 CEST

[158] Ortiz escribió en El Mundo (que ayudó a lanzar) mientras escribió allí, lo mismo que Espada en El País. No creo que tenga mucho sentido reprocharles a uno u otro no haberse ido antes.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 0:30:00 CEST

[166] Pero qué plasta eres, cascaja. Vete a eso: a cascarla, y que te aguante tu clac.

 

Escrito por: Blogger Garven - 18 de mayo de 2009, 0:31:00 CEST

[167] No le reprocho nada. Lo pongo simplemente como ejemplo de persona que escribe en un medio que tiene ideas contrarias. Solo eso.
Otra cosa es su comunismo y su cercanía al PNV. No en vano escribió las biografías de Arzalluz y de Ibarretxe.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 18 de mayo de 2009, 0:34:00 CEST

mmmmm no, mi teclado es el mismo

y escribo con los dedos y tengo un aliento mentolado porque cuido mi higiene y mi dieta

(a veces uso un aromático masala para mejorar el aliento que es exquisito, anisado y tal)

visto que es otra emanación de lo de siempre, no esperaremos sorpresas

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 0:35:00 CEST

[169] Aquí comunista parece haber sido todo el mundo (hasta Espada). (Es un placer añadir que yo no.)

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 18 de mayo de 2009, 0:36:00 CEST

[164] ↑Escrito por: Al59 - 18 de mayo de 2009 0:21:00 CEST

[163] Ya hemos pasado por todo esto. Al final descubres que el NJ no te merece y te vas. A ver si esta vez te das un poquito de prisa
;;;;;;;;;;;;;;;;;
Coño, te molesto cual piedrecita en el zapato. Bueno, de eso se trata. Hablando de zapatos y complementos, sigues usando aquellos calcetines blancos tan elegantes que olìan tan mal pero te quedaban tan bien? Eran de nylon, no?

 

Escrito por: Blogger Reinhard - 18 de mayo de 2009, 0:40:00 CEST

Blogger Al59 dijo...

[169] Aquí comunista parece haber sido todo el mundo (hasta Espada). (Es un placer añadir que yo no.)

18 de mayo de 2009 0:35:00 CEST
----------------------------
Por cierto, Al, hablando de comunistas, el otro día metiste un artículo de A. Maestro. ¿ Qué te parece que esa señora vaya en las listas de-dicen algunos-Eta? ¿ te parece bien esa ilegalización? ¿ son así todos los comunistas que quedan? Es curiosidad.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 0:42:00 CEST

[172] Puedes seguir intentándolo cuanto quieras, cascaja; con la seguridad de que saldrás trasquilado, como todas las veces anteriores. Esperemos que esta vez, como la última, cuando apagues te lleves contigo al lameculos berlinés.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 0:44:00 CEST

[173] No conocía a la señora Maestro. Tampoco me interesa mucho su persona. Lo que decía en esas intervenciones, sí.

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 18 de mayo de 2009, 0:54:00 CEST

Oh, apolìneo heleno, sigues sin aprobar las oposiciones a bedel? O eran a pnn de insti?

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 1:08:00 CEST

Ánimo: ya tenemos a la plana cojoncista. Ahora a ver cuánto tardan en hacerse arrojar a la sentina.

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 18 de mayo de 2009, 1:16:00 CEST

Oh, Alejandro, niño con resabios, viejo aniñado, aquí llamado Aquiles de los blancos calcetines ligeros, tu prosa de rasante vuelo revolotea los agostados campos de fresa como mi lengua los altozanos carnosos de las admirativas alumnas que nunca tendrás. Consuélate con Fede, tullido patán, pues jamàs aprobaràs las oposiciones ni llegaràs a administrador de este blog.Màxima aspiraciòn de tu rencorosa vida.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 1:22:00 CEST

[178] Comprendo que te moleste verte identificado y anulado tan pronto. Qué le vamos a hacer. Eres antígeno viejo.

 

Escrito por: Blogger Phil Blakeway - 18 de mayo de 2009, 1:31:00 CEST

(11) ...quizás, Crítico, porque como dijo no-sé-qué apologeta de Borges, es que todo está escrito, todo está dicho y todo está pensado, de modo que sin ser el mismo, sea quien sea aquel que Ud. piensa y que no imagino, dado que se me escapan tantas intervenciones de lo que dan en llamar "sábana", andamos perdidos por un bucle del espacio tiempo coincidente. Discúlpeme el dislate.

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 18 de mayo de 2009, 1:32:00 CEST

Torearte a ti, Alejandrito el Breve, es más sencillo que dormirse leyendo a Ovidio. Basta decirte NO, a la mercutiana manera, para que tu hyperego de fracasado hepático entre en trance de revancha y se encorne contra estos mis muros en los que hasta hoy has dejado por los suelos, tantas veces como he querido, tu malogroda hombría a la par que alguna vergonzante llamada de socorro. !!!A la sentina, que lo lleven a la sentina, a la sentina por dios, que me escorno !!!

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 1:32:00 CEST

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 1:43:00 CEST

Di que sí, cascaja. Acojonado quedo. Ahora, a dormirla. (Lo de despertar o no queda en tu mano.)

 

Escrito por: Blogger Francisca Ferrol - 18 de mayo de 2009, 1:45:00 CEST

Aldeans, Fat Alejandro, Circe, no se me ha dado mal pesca hoy, que ni siquiera eché el copo. A Mandarin, alevín inofensivo, lo devuelvo al agua.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 1:47:00 CEST

Todo Ferrol ríe a mis espaldas.

http://www.youtube.com/watch?v=McOYMCN2e8A

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 18 de mayo de 2009, 1:49:00 CEST

hala, el abuelo zorruno ha decidido que las uvas están verdes

que mala es la decadencia en provincias cuando los viejos están solos

(y que a gustito me voy a acomodar ahpra mismo con mi súcubo...)

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 1:56:00 CEST

El enemigo y la sonrisa: saber que, en todos los casos, pude aceptar su amistad y preferí ahorrármela.

 

Escrito por: Blogger suumquisque - 18 de mayo de 2009, 1:59:00 CEST

Francisca no sea tan benévola mujer. Ya se que es una cualidad suya, pero el nene a estas horas anda buscando güelfos y el ganso, como siempre, ni se entera, ni se enterará de lo que le dice.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 18 de mayo de 2009, 2:30:00 CEST

Blogger Mandarin Goose dijo...

Llevo un trancazo que ya dudo si me he pilaldo la gripe del gorrino, la del pollastre o la peste neumónica

Jodios virus primaverales...
***
Me temo que va a ser la ginebra.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 18 de mayo de 2009, 2:32:00 CEST

A159, no entiendo tu manía de meterme por medio en cada comentario que escribes. He llegado a pensar que me amas, pero he decirte algo, alto y claro: jamás me acostaré con un sujeto que lleve calcetines blancos. Yo también los calzo y creo que seríamos el hazmerreír del blog.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 18 de mayo de 2009, 2:33:00 CEST

Perdona, Yoli, no había visto la referencia al regurgitado. Suelo leer rápido ciertos comentarios. Por cierto, tienes setecientos veinticuatro correos en tu cuenta de jotmeil.

 

Escrito por: Blogger Bremaneur - 18 de mayo de 2009, 2:35:00 CEST

De hoy me quedo con la referencia al segundo mejor actor argentino (c) Marqués y a lo que ha dicho Cecé, mi querido retratista émulo de Ortiz Echagüe, sobre la erudición sin pedantería del ultrapedante A159.

 

Escrito por: Blogger suumquisque - 18 de mayo de 2009, 2:37:00 CEST

No lo dude. Un par de tios con pinta de guiris y calcetines blancos con mocasines negros, harían desconfiar a cualquiera

 

Escrito por: Blogger Al59 - 18 de mayo de 2009, 3:38:00 CEST

Pobre brema. A veces duda uno si tendrá, siquiera, su licenciatura en biblioteconomía o habrá hecho el curso Moa.

*

La pedantería, según brema: que te pregunten algo sobre algún autor que no escribió en español y sepas contestar algo coherente. Si encima citas al autor de propio intento, la cosa es imperdonable.

 
En esta página sólo aparecerán posts de usuarios registrados. Si quiere registrarse escriba a la dirección que aparece abajo. No prometemos nada pero pedimos perdón por cualquier inconveniencia que esto pueda causar.
mensajes