<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7974984536099633988\x26blogName\x3dNickjournal\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://nickjournalarcadiano.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://nickjournalarcadiano.blogspot.com/\x26vt\x3d2379119722696080509', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
28 agosto 2007
De árboles y libros

Weimar es el corazón ilustrado de Alemania. Sus edificios sobrevivieron sin apenas daños a las incursiones de los bombarderos británicos y estadounidenses durante la IIGM y la purga ideológico-arquitectónica o el descuido de la DDR apenas la afectó. Es desde hace tres siglos el hogar de la cultura alemana, el escaparate de lo mejor que Alemania ha dado al Mundo. Pero, sobre todo, es la ciudad de Johann Wolfgang Goethe, su santuario, el lugar de peregrinación al que sus amantes se dirigen a rendir pleitesía. Allí están su casa natal, la biblioteca de la duquesa Anna Amalia –que dirigió-, la casa de verano –regalo de los Grandes Duques de Sajonia-Weimar para retenerle a su servicio-, el parque y los edificios que el diseñó para los Duques, el café que frecuentaba, sus archivos, allí se edita la edición canónica de su obra en sólo 133 volúmenes, etc....

Weimar es Goethe y su llegada en 1775 es la segunda fundación de la ciudad. Ni antes ni después habrá un habitante de Weimar que deje una huella comparable. La nómina incluye entre otros a Lucas Cranach el Viejo, Johann Sebastián Bach, Christophe Martin Wieland (primer traductor de Shakespeare al alemán), Schiller, Liszt y su Escuela Superior de Música, Friedrich Niezstche, Richard Wagner, Max Weber y la Constitución de Weimar, Walter Gropius, Paul Klee u Oskar Schlemmer. Se les recuerda para completar.

Así que si uno es un aficionado a las reliquias de los titanes de la cultura, un paseo por el centro histórico de Weimar –con su Rathaus medieval, la casa renacentista y colorida de Lucas Cranach el Viejo, el Schloss neoclásico y el parque a las orillas del Ilm- se convierte en una auténtica orgía. La antigua capital de Turingia es, sin duda, una ciudad de libros.

Sin embargo, es mejor visitar Weimar después de haberla contemplado desde el Ettersberg, una pequeña estribación montañosa cubierta de un bosque denso y oscuro –un bosque romántico en el que el propio Goethe alimentó sus visiones-, que a estas alturas del año empieza ya a amarillear. A unos tres kilómetros de la salida de la población se desvía a la derecha un ramal que lleva al interior del bosque. El firme es irregular, hay tramos con un impecable asfaltado de Autobahn seguidos de otros cuyo firme es un anticuado macadam. Su nombre está preñado de sueños medievales y hazañas guerreras. Es la Blutstrasse, la Carretera de Sangre. A un lado de la misma, se abre un claro en el que un mirador permite contemplar la ciudad de la Ilustración a vista de pájaro. El carácter de Goethe impregna también estas montañas, siguen siendo heiligesland.

Ni siquiera uno de las organizaciones más detestables de la Historia se atrevió a profanar el espíritu sagrado del lugar. Por eso el día 28 de julio de 1937, Heinrich Himmler personalmente cambió el nombre oficial del K.L. Ettersberg por el de K.L. Buchenwald/Post Weimar, debido a las protestas de la Asociación Cultural Nacional Socialista de Weimar. Una repugnante broma de un hombrecillo que hubiera sido ridículo de no haber sido un asesino en masa. Buchenwald, “el Hayedo”.


Y la broma continuó siete años. El día 19 de julio de 1937 los "Templarios" de Hitler -la élite de los Herrenvolker- acababan de internar a los primeros huéspedes del Hayedo. Ciento cuarenta y nueve del aproximadamente cuarto de millón de personas que fueron internadas allí. En los años de funcionamiento del campo murieron alrededor de cincuenta y seis mil internos. Por agotamiento extremo, inanición, congelación, tortura, experimentos médicos, disentería, tuberculosis, estrangulamiento, disparos en la nuca, palizas brutales, electrocución, fusilamiento...

Si se continúa por la calzada las hayas te acompañan hasta el patio de armas del lager. Hoy es el parking del Gedenkstätte Buchenwald. En un día claro y soleado, así lo vi yo, el bosque resulta apacible y amable, y los barracones de la guarnición parecen una inofensiva colonia de vacaciones, en el que la Kommandatur del K.L. se esconde tras lo que parece una estación alpina de ferrocarril. Hasta las torres de vigilancia tienen un aire de castillo de cuento.

Una vez superadas las celdas de castigo –el patio de recreo del Kommandant Koch- se abre un rectángulo despejado, ligeramente en cuesta, del tamaño aproximado de diez campos de fútbol. Apenas nada levanta del suelo más de cincuenta centímetros. Sólo quedan tres edificios en pie: un barracón, el almacén del campo y el crematorio. El resto de los barracones son sólo un recuerdo: rectángulos de ladrillos rellenos de basalto negro. No hay escándalos de hormigón o piedra para recordar a las víctimas, sólo silencio.

El Sol radiante sólo aumenta tu confusión. Las elegantes señales metálicas que anuncian lugares sobresalientes del campo son como cuervos, anuncian un horror especial. Apenas se ha recorrido uno de los lados cortos del campo y el campo empieza a golpear como un profesional, a los flancos, quitando el aire a los visitantes. Los detalles desaparecen y sólo apenas se ven los nombres de los lugares que fueron destino de los prisioneros: TREBLINKA,BERGEN-BELSEN, AUSCHWITZ....Hay gente alrededor pero no se oye nada.

Cuando se llega al Pequeño Campo –destinado a los judíos y prisioneros en tránsito- ya no importan los datos ni las anécdotas: nadie se escapó nunca de Buchenwald, Ernest Thälmann fue asesinado en el crematorio, la unidad 99 ejecutó a más de ocho mil prisioneros de guerra soviéticos de uno en uno con un tiro en la nuca, la GESTAPO utilizaba a la guarnición para ejecutar a prisioneros en secreto colgándolos de ganchos, sólo hubo dos Kommandants en el campo (Karl Koch y Hermann Pister), las SS enviaban las cenizas de los muertos a sus familias a portes debidos, el único árbol del campo era el “Roble de Goethe”, los ciudadanos de Weimar compartían el ferrocarril construido por los muertos vivientes con los transportes de prisioneros que iban o venían, en el momento de máxima ocupación el número de prisioneros fue de cien mil (sólo había tres letrinas), Jorge Semprún sobrevivió al lager, siete mil miembros de las SS trabajaban en el campo y disfrutaban de un zoo privado y de una pista de equitación cubierta, la resistencia organizada en el campo consiguió reunir y ocultar más de cien armas de fuego....

JEDEM DAS SEINE – A CADA UNO LO SUYO- es el lema del campo. Otra broma. Que él cumple a su manera. Espesa el aire, dificultando la respiración, para ver como boquean. Luego, les niega el uso de la razón y los sentidos, dejando un poso de muerte y desesperación. Los colores desaparecen, quieren huir de los recuerdos, saben que no pertenecen a este lugar. No hay nada para nadie. No se encuentra comprensión en las piedras de Buchenwald.

Los detalles del Crematorio y el Almacén –que alberga un ejemplar museo- se pierden en la necesidad de salir de allí. La sala de autopsias, deformidad del cinismo burocrático de los guerreros arios. Los hornos, con las puertas abiertas, como esperando la siguiente tanda de cadáveres. Los ganchos de la sala de ejecución. Los desconchones en la pared, más o menos a un metro ochenta centímetros de cada gancho. Hay carteles, no hacen falta, que recuerdan que esta construcción es el lugar del último descanso de más de veintidós mil víctimas y piden silencio. Hay que hacer un esfuerzo para poder hablar.

Para salir, hay que pasar de nuevo bajo el reloj de la Kommandatur. Está parado en las tres y cuarto. Es la hora en la que se paró el día 9 de Abril de 1945. Ante la proximidad de la 6ª División Blindada Americana, la mayor parte de los SS huyeron, y los prisioneros aprovecharon la oportunidad para atacar a los restantes guardias y liberarse a sí mismos. Dos días más tarde, los soldados americanos llegaron al campo. La historia del Buchenwald nazi había terminado.

Hay que volver. En el trayecto, alguien puede recordar que mientras Goethe y Beethoven paseaban juntos por Viena, se cruzaron con el Emperador de Austria y mientras que Goethe hacía la cortesana reverencia y doblaba las rodillas, Beethoven continuó caminando sin inclinarse. Weimar espera, la ciudad de Goethe, la ciudad de los libros.

.





(Escrito por El Almirante Benbow)

Etiquetas:

 
[0] Editado por Tsevanrabtan a las 8:30:00 | Todos los comentarios // Año IV



Nickjournal: 546
1 – 200 de 546 Más reciente› El más reciente»


En esta página sólo aparecerán posts de usuarios registrados. Si quiere registrarse escriba a la dirección que aparece abajo. No prometemos nada pero pedimos perdón por cualquier inconveniencia que esto pueda causar.

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 8:19:00 CEST

Estoy destrozado. Llorando como un niño. Ya hablamos.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 8:26:00 CEST

553] Escrito por: Capitán Cola - 28 de agosto de 2007 8:14

Rayworld dijo...
Ha muerto Framcisco Umbral.

-----------

Una gran pérdida para todos. Lo siento mucho por usted, Adrede, me consta que lo adoraba
----------------

Gracias, amigo.

 

Escrito por: Blogger El Anónimo Hablador - 28 de agosto de 2007, 8:33:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger last churrero - 28 de agosto de 2007, 8:33:00 CEST

Okaso, gracias por la última vuelta de Bekele, no la había visto. Im-presionante.

 

Escrito por: Blogger El Anónimo Hablador - 28 de agosto de 2007, 8:36:00 CEST

Adrede, te acompaño en el sentimiento.
Para levantar el ánimo, en que no creo, invito a la sonsira que nos proporcionan siempre los artículos de Félix de Azúa:
Ver el último diamante de amantes de Félix de Azúa (incluye trailer de una princesa norteamericana con gestos obscenos de boca y tetas

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 8:45:00 CEST

Adrede, necesitamos su obituario. Seguro que ninguno tendrá tanta enjudia como el suyo. Le acompaño en su sentimiento.

 

Escrito por: Anonymous Garven - 28 de agosto de 2007, 9:08:00 CEST

La muerte de Umbral nos deja un poco más solos.
Los que van quedando no son tan mediocres comos Brett Easton Ellis, pero casi. Casi todos creados y criados, que en ellos es lo mismo, a la sombre de El PAís (con alguna honrosa excepión).
La unión de cultura y mercado la simbolizó (solo simbolzó) como nadie El País. Umbral era otra cosa, de otra pasta.
Descanse en paz, y mi más sentido pésame para su viuda, para Adrede también.

 

Escrito por: Blogger caesar - 28 de agosto de 2007, 9:11:00 CEST

adrede, je suis desolee...en pudiendo diñarla suso ó manolito va y se muere el bueno...hay que joderse.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 28 de agosto de 2007, 9:37:00 CEST

Joder.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 9:41:00 CEST

Hoy es día para condolerse por Umbral. Por él mismo, ante todo; y por el umbraliano que fuimos (hasta que dejamos de serlo), después.

El Tiempo ya puede dedicarse limpiamente, sin el contrapoder del autor, su mayor enemigo, a pulir su obra. Mucha hojarasca será llevada por el viento. Pero quedarán los libros esenciales. Y quedará su voz. (Y puede que, también, la memoria de su bufanda.)

* * *
Pero hoy también es día, si Adrede se nos pone plañidero, de recordarle cuán impresentablemente se comportó aquí cuando murió Bayón. Acribilló nuestro duelo con sus chistecillos.

 

Escrito por: Blogger Selma - 28 de agosto de 2007, 9:45:00 CEST

No tan buenos días.
Entro sólo un instante, en un día requeteliado, para dar mis condolencias a Adrede. El primero que me ha venido a la cabeza cuando me he enterado de la noticia. Mala nueva. Triste día.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 9:48:00 CEST

No hice ningún chistecito.

O te falla la memoria o te mueve la mala fe.

Anda, desayúnate con la tostada untada de manteca y déjame en paz.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 28 de agosto de 2007, 9:51:00 CEST

Enorme, Almirante. Ha tenido Vd. la mala suerte de coincidir en el tiempo con la muerte del artista.
- - - - -
Pasmoso. Como si fuera de Adrede.
- - - - -
En El Mundo han tenido el buen gusto de dejarnos todas sus columnas. Gracias.
- - - - -
Que se joda la Academia.

 

Escrito por: Anonymous In Memoriam - 28 de agosto de 2007, 9:52:00 CEST

ESCRITOR Y ARTICULISTA
Muere Francisco Umbral, maestro de columnistas
Recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (1996) y el Cervantes (2000)
Actualmente tenía una cita con los lectores de lunes a sábado en EL MUNDO
Su salud se había resentido a partir de 2003, tras una operación intestinal
La capilla ardiente será instalada a partir de las 14.30 en hospital donde falleció

Actualizado martes 28/08/2007 08:57 (CET)
ELMUNDO.ES

MADRID.- El escritor y articulista Francisco Umbral ha fallecido en el Hospital Montepríncipe de Boadilla de Monte (Madrid) por un fallo cardiorrespiratorio pasada la una de la madrugada. Tenía 72 años.

El madrileño ha sido una de las figuras literarias más relevantes de España en las últimas décadas, con numerosos reconocimientos, entre los que destaca el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1996, el Premio Cervantes de 2000 y Mesonero Romanos de Periodismo en 2003. Actualmente escribía en EL MUNDO sus crónicas 'Los placeres y los días' de lunes a sábado. Su colaboración con este diario se inició en 1990. Su última columna, titulada 'Eugenio d'Ors', fue publicada exactamente hace un mes, el 28 de julio de 2007.

La salud de Umbral se había resentido en 2003. En agosto de ese año, fue hospitalizado por una neumonía derivada de una operación intestinal. El mes anterior le había sido extirpada una parte del colon. Su larga enfermedad le obligó, en algunos momentos, a interrumpir su colaboración con EL MUNDO, que retomó siempre antes de lo previsto por su firme determinación de volver a su cita diaria con los lectores.

La capilla ardiente será instalada a partir de las 14:30 horas en el mismo hospital, donde es velado por su mujer, María España, y otros allegados en la más estricta intimidad, confirmaron a Efe fuentes de la familia. Umbral será incinerado el próximo miércoles en el cementerio de La Almudena (Madrid) o en el tanatorio del hospital madrileño de La Paz, en una ceremonia civil, por expreso deseo del fallecido.

Sus gafas de pasta, bufanda blanca al cuello y aire bohemio le imprimieron una imagen carismática que, unida a una fuerte personalidad y voz profunda, le hicieron muy conocido entre el público.

A lo largo de su trayectoria, Umbral ha dado muestras de ser una de las miradas más incisivas y críticas de la sociedad contemporánea española, lo que nunca ha restado fuerza al sentimiento y al lirismo que impregnan sus libros.

Formación autodidacta
Umbral nació el 11 de mayo de 1935 en Madrid, aunque pasó su infancia y adolescencia en Valladolid. Allí comenzó su pasión por la lectura, el centro de su vida y de la que aprendió de forma autodidacta. Sólo pisó un centro de enseñanza desde los 10 a los 11 años. Entonces le echaron y nunca más volvió.

Umbral dio sus primeros pasos como periodista en 'El Norte de Castilla', dirigido por Miguel Delibes, donde comenzó a escribir en 1958. Tras su llegada a Madrid, a principios de los 60, empezó a colaborar en 'La estafeta literaria' y 'Mundo Hispánico'. Después también colaboró con 'El País' y 'Diario 16'.

Entre sus más de 80 libros publicados, destacan 'Las ninfas' (1975), 'Mortal y rosa' (1975), 'La noche que llegué al Café Gijón' (1977), 'Trilogía de Madrid' (1984), 'Madrid 1940: Memorias de un joven fascista' (1993) y 'El socialista sentimental' (1999). Sus últimos han sido 'Madrid, tribu urbana' (2000); 'Un ser de lejanías' (2001); '¿Y cómo eran las ligas de Madame Bovary?' (2003); 'Los metales nocturnos' (2003); y 'Días felices en Argüelles' (2005).

Su prolífica labor ha sido reconocida también con galardones como, entre otros, el Premio Nadal (1975) por 'Las ninfas', Premio César Ruano de Periodismo (1980), Premio Mariano Cavia de Periodismo (1990), Premio de la Crítica de 1991 en narrativa castellana por 'Leyenda del César visionario', Premio Nacional de Periodismo (1994) y el Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 9:53:00 CEST

Gracias, Selma.

Qué horror. Ya casi todos los columnistas son prisaicos.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 9:56:00 CEST

Adrede dijo...
No hice ningún chistecito.
O te falla la memoria o te mueve la mala fe.
Anda, desayúnate con la tostada untada de manteca y déjame en paz.
28 de agosto de 2007 9:48
_______________________________

Chistecillos no sé si fueron, pero sí que canalleaste. Soy un poco pendenciero y te la tenía guardada. Pero pelillos a la mar. Le doy también mis condolencias a la Viuda del Bar Fútbol. (Por cierto, en el mundillo literario ha empezado a correr el rumor de que algún deudo de Dámaso Alonso ha empezado ya a contener la vejiga para apoteosicarla en el momento oportuno, que será mañana o pasado.)

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 9:58:00 CEST

Ya nadie llamará a Zapatitos "presidente ferroviario". O "joven alfonsino".

Qué horror. La alternativa a los prisaicos son los "fácticos". Qué coñazo.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 10:00:00 CEST

Este del 18-XII-1994 no está mal. He entrado al ver aquel nombre, Virginia Mataix, qué tiempos (a esa también se le vio alguna vez, lo recuerdo vaga aunque rotundamente, el felpudón):

* * *
Virginia Mataix

FRANCISCO UMBRAL

Se manifestó Virginia Mataix con el nuevo cine joven español de la democracia. Yo creo que le falta locura para chica/Almodóvar, pero hacía muy buena monja en la Canción de cuna de Garci. Virginia Mataix es una actriz y una mujer serena, clara y profunda, sonriente y fija, a quien no han dado aún su papel de señora normal, cotidiana, lúcida, de gran actriz. Dijo Laforgue que «la mujer es un ser usual». Virginia es un ser usual. Pero usualmente genial.


Se me había perdido la Mataix en los placeres y los días, pero ahora vuelve a la actualidad (política, no artística) con una frase que me ha dejado de piedra pómez: «Con la tensión que hay, sería mejor no hacer más indagaciones». Aquella dulce progre de hace unos años, cuando vivía en La Vaguada (cuando había Vaguada), se ha pasado al «borrón y cuenta nueva» de Fraga. Virginia, como tantas otras y otros de la progresía artística, del rojerío feminista, está sin duda haciendo arte de Ministerio, a la sombra de la ministra Alborch, una cosa entre valenciana y alpargatera. No se entiende de otro modo esta amnistía entreguista que le concede al PSOE y al Gobierno, porque ella era aquella columnista dura y aguda, llena de obstinación femenina por la verdad, la justicia, la claridad y el decoro. Claro que tías más altas han caído, todas las que ahora se echan de menos en el rojerío de Julio Anguita. Este nuevo engagement de nuestra cultura más joven es penoso en sí, pero más penoso cuando canta en una mujer que para uno era como una capitular esbelta y ejemplar en el códice novísimo de la modernidad y el progreso.

Virginia hacía en el Diario 16 de Pedro J. Ramírez esos artículos que digo, llenos de dulce intransigencia y cruel verdad. Uno amaba en ella el relámpago lento de su risa, la salud intelectual de su mirada, el apóstrofe sencillo de su voz popular. Y ahora, de pronto, un día cualquiera, sale pidiendo silencio, olvido, indiferencia para los delincuentes políticos y financieros. Ya no quiere llegar hasta el final, como antaño. Prefiere transigir por aliviar la tensión, o sea que se adhiere al Orden, el gran argumento reaccionario de la derechona y de Fraga. Al borrón y cuenta nueva. Virginia Mataix, como tantas y tantos, ya digo, se conoce que vive y trabaja (nada sé ahora de ella) al costado caliente del Poder, en la galaxia tibia y habitable de la intelectualidad convencional y del régimen, y, como tiene el talento compravendido, habla de aliviar tensiones y parar las indagaciones, como las maripuris de lujo y las marujonas de orden. Claro que la Mataix, no demasiado relevante, sólo es un síntoma, un signo, un dato en la semiótica de los cristianos nuevos y rojos conversos a la neoburguesía felipista. Hay un centón de artistas, escritores, creadores, poetas, actores, cineastas, pintores y demás canalla de nocturnas aves (que fueron mi mundo), acogidos a las granjas avícolas y apícolas del Gobierno y sus ministerios, donde rige la «ley del picoteo», ya formulada por Piaget, por Paulov, por cualquiera. El caso general nos es tan conocido e indiferente como la niebla de estos días, pero cuando despunta el conato de un viejo camarada, de una joven amiga, le duele a uno el infarto político y se le saltan las lágrimas duras y civiles de la decepción y la desolación, que es más cuando nos cae cerca.

«Con la tensión que hay sería mejor no hacer más indagaciones». Suena a marquesona macho de Embassy. Suena, peor que a Fraga, a Naseiro. Pero lo ha dicho Virginia Mataix, una de las finas y firmes doncellas de aquella progresía. Uno la sigue admirando como mujer y actriz clarisapiente y dulcísima, pero que relea, por favor, sus viejos artículos de Diario 16.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 10:03:00 CEST

AS, a ti no hay peligro de que te lleve el viento. En ese aspecto, puedes estar tranquilo.

Y nada de pelillos a la mar. Ni hice chistecitos ni canalleé. La muerte de un hombre joven me pone siempre triste, aunque de nada lo conociera. Recuerdo que lo único que escribí fue que ojalá el asistente se dejará caer por aquí alguna vez para escribir algo.

 

Escrito por: Anonymous Cavernícola - 28 de agosto de 2007, 10:05:00 CEST

Es irónico, profundamente irónico, que Umbral muera fuera de la RAE.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 10:09:00 CEST

[19] Escrito por: Adrede - 28 de agosto de 2007 10:03
Y nada de pelillos a la mar. Ni hice chistecitos ni canalleé. La muerte de un hombre joven me pone siempre triste, aunque de nada lo conociera. Recuerdo que lo único que escribí fue que ojalá el asistente se dejará caer por aquí alguna vez para escribir algo.
_______________________________

Si alguien tiene los archivos nickjournalísticos de los días 16 y 17 de abril de 2005, le agradecería que buscase en ellos las intervenciones de Adrede (no sé si aún todavía Althusser).

Le confieso, Adrede, que no recuerdo ahora en qué términos de chistecillo o canallería escribió usted. Lo que recuerdo es una cierta sensación de náusea (mía) asociada a su nombre (en aquellas fechas sólo, por supuesto).

Por lo demás, también supe *salirme* mentalmente de mi náusea y admirar su implacabilidad incluso en los momentos tiernos.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 10:11:00 CEST

Muchos se asombran del empecinamiento de Umbral por entrar en la RAE. Yo también, pues no hay más que leer a quienes allí sestean para saber que no es lugar de interés. Pero se olvida que Umbral -ahí está su mérito mayor- se hizo a sí mismo. Un año en la escuela de chico, el corte brutal de la guerra y a ganarse el pan escribiendo donde le dejaran a uno. Coño, todo el mundo tiene derecho a la vanidad, no sólo los señoritos de mierda que aprendieron inglés en Londres costeados por papá.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 10:14:00 CEST

Pudo ser un clon. Te repito que no escribí nada canallesco. De todos modos, si alguien puede demostrarme lo contrario, lo agradeceré y pediré perdón. Pero -repito- no recuerdo haber sucumbido a la tentación de la gracieta vil.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 10:16:00 CEST

[23] Escrito por: Adrede - 28 de agosto de 2007 10:14
Pudo ser un clon. Te repito que no escribí nada canallesco. De todos modos, si alguien puede demostrarme lo contrario, lo agradeceré y pediré perdón. Pero -repito- no recuerdo haber sucumbido a la tentación de la gracieta vil.
_______________________________

Bueno, entre mi memoria y sus afirmaciones, me quedo por el momento con estas últimas. Hasta que una prueba, si la hubiere, las refutara.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 10:23:00 CEST

Para acabar con Umbral, por mi parte, diré cuáles fueron los libros suyos que más gocé (además de su "Spleen de Madrid" en El País, que gocé tantísimo: luego, cuando se pasó al Mundo, me di cuenta de que parte del gozo estaba en mi amada tipografía):

Memorias de un niño de derechas
Las giganteas
A la sombra de las muchachas rojas
Las ninfas
Travesía de Madrid
Los helechos arborescentes
La belleza convulsa

Con este último título rescató, por cierto, a Breton de su horripilante "convulsive". "Convulsiva", decían y siguen diciendo algunos al traducir a Breton; pero no. Umbral, con su oído, supo dar la frase buena: "La belleza moderna será convulsa o no será".

 

Escrito por: Anonymous Okaso - 28 de agosto de 2007, 10:23:00 CEST

Los archivos de Arcadi conservados para la posteridad
16 de abril de 2005
http://web.archive.org/web/20050418022334/http://www.arcadi.espasa.com/000509.html
17 de abril de 2005
http://web.archive.org/web/20050418035500/http://www.arcadi.espasa.com/000510.html

 

Escrito por: Blogger belaborda - 28 de agosto de 2007, 10:24:00 CEST

* AUTODIDACTO... Y BOTONES.

//////////////////

> 'Puede que el hecho de que sólo asistiera a la escuela durante un año y que jamás hiciera más estudios que los autodictados sea una explicación, cualquiera sabe. Otra explicación tendría que ver con que su primer trabajo fue de botones en un banco /../'
________________

Eso que se dice en uno de los panegíricos tiene todos los visos de ser lo más acertado como explicación de por qué ha muerto Umbral fuera de la RAE.

 

Escrito por: Blogger Melò Cucurbitaciet - 28 de agosto de 2007, 10:26:00 CEST

Alucinante la exhibición de artículos en "El Mundo".

Umbral deja de escribir, cómo pasa el tiempo

*********
Adrede renegando ¡qué raro!

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 10:29:00 CEST

[4] Escrito por: last churrero - 28 de agosto de 2007 8:33

Okaso, gracias por la última vuelta de Bekele, no la había visto. Im-presionante.

---
No hay de qué. ¿Ha observado usted que entre los deportistas está de moda decir que salen "a divertirse"? Pues Kenenisa se lo pasó pipa. La suya fue una carrera tramposa, jugando con sus rivales, engañando al público, dándonos una emoción falsa. En fin, que es una estrella.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 10:32:00 CEST

[26] Escrito por: Okaso - 28 de agosto de 2007 10:23

Los archivos de Arcadi conservados para la posteridad
16 de abril de 2005
http://web.archive.org/web/20050418022334/http://www.arcadi.espasa.com/000509.html
17 de abril de 2005
http://web.archive.org/web/20050418035500/http://www.arcadi.espasa.com/000510.html
______________________________

Me equivoqué de año: era el 2006. ¿Podría ponernos los enlaces de los días 16, 17 y 18 de abril de ese año?

 

Escrito por: Blogger TheoSarapo - 28 de agosto de 2007, 10:40:00 CEST

ALEJANDRO FRANCISCO PEREZ MARTINEZ TENIA AL MORIR 75 AÑOS Y TRES MESES.

RECUERDO AQUELLA FOTO CON EL BORBON ENTREGANDOLE EL CERVANTES ANTE EL BIGOTE AZNARIANO EN POSICION DE FIRMES.

MUCHO DAÑO HIZO A LA LITERATURA AQUELLA PERFORMANCE. PERO NUNCA TANO COMO GABO Y SUS INFUMABLES OBRAS.

 

Escrito por: Blogger Escéptico - 28 de agosto de 2007, 10:43:00 CEST

La crueldad humana es lo que tiene: que no deja de sorprender la muy cabrona, incluso a quienes nos creemos curados de espanto. Permítanme "linkarles" esta entrada.

 

Escrito por: Anonymous Okaso - 28 de agosto de 2007, 10:46:00 CEST

Con el 2006 hay un problema de memoria selectiva: sólo está archivada la última página de comentarios.
http://web.archive.org/web/20060419040518/http://www.arcadi.espasa.com/001028.php
http://web.archive.org/web/20060419040843/http://www.arcadi.espasa.com/001030.php
http://web.archive.org/web/20060422044606/http://www.arcadi.espasa.com/001033.php

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 10:50:00 CEST

UMBRAL Y MI BRASILEÑISMO

Hay algo que no suelo tener presente en la memoria (lo recuerdo un año, luego no vuelvo a recordarlo en dos o tres más y así), pero lo cierto es que Umbral tuvo su influencia, quizá porque dejó una semillita, en mi brasileñismo. Este *eclosionó* en los años 88-89, pero lo de Umbral fue del 82.

Era la época del Mundial de España. El día siguiente a la final. Italia le había ganado a Brasil, que había sido la estrella del campeonato. Recuerdo que le hicieron una entrevista a Umbral y éste se puso a cantar las excelencias de la selección brasileñas. Unas excelencias que, obviamente, en boca de Umbral, no eran futbolísticas: hablaba de su estética, de su alegría, de su encanto. Y aquello se me quedó. También se me quedó otra cosa que dijo Umbral: que él ya tenía escrita su columna dando a Brasil como campeón, y que tuvo que tirarla a la basura, y escribir otra, cuando ganó Italia.

Hoy, para acabar, quiero acordarme de aquella columna escrita y jamás publicada. Es la columna de un día de verano del año 1982. La columna de un día que no existió nunca: aquel que celebraba el triunfo de Brasil en aquel Mundial. Yo era umbraliano todavía, e ignoraba que me estaba naciendo otra pasión.

 

Escrito por: Anonymous Anónima - 28 de agosto de 2007, 11:05:00 CEST

[11] Escrito por: Selma - 28 de agosto de 2007 9:45

No tan buenos días.
Entro sólo un instante, en un día requeteliado, para dar mis condolencias a Adrede. El primero que me ha venido a la cabeza cuando me he enterado de la noticia. Mala nueva. Triste día.
****

Recupero este curioso comentario de Selma porque me ha pasado exactamente lo mismo ... ¿No es increíble que se nos haya ido Umbral y que casi todos, automáticamente, hayamos tenido un primer pensamiento para con Adrede? Me fascina esta interrelación con desconocidos a los que acabamos apreciando como amigos.
Y Vd., estimado Adrede, póngase las pilas y empiece a deponer, as usual. Le hemos echado de menos. Un beso.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 11:05:00 CEST

Umbral, ustedes perdonen, nunca fue un novelista, sino un "prosista" escribía, dicen que muy bien, para no decir realmente nada, o casi nada, puras volutas de humo.
Y el Admirable Benbow nos cuenta cosas archisabidas y archidichas, sin añadirles nada que merezca la pena, ni una reflexión ni una observación que no hayamos leído muchas veces y mucho mejor escritas. ¿Pero, acaso es inútil su historia?, pues no, tiene su utilidad: a él le permite demostrar la persona virtuosa que es, y a nosotros no se nos ocurre ni sospechar que él pudiera ser un SS.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 11:08:00 CEST

Tampoco podemos olvidar un par de cosas que Umbral tiene en su debe. Una de ellas es que, al amparo de la fiesta de gatos pardos que fue la Transición, él promocionó con particular ahínco a unos cuantos mamarrachos, de uno y otro estrato social. Recuerdo ahora dos, quizá los más usuales en la época: el Gordillo aquel de Marinaleda y la estólida Pitita Ridruejo.

 

Escrito por: Blogger qtyop - 28 de agosto de 2007, 11:08:00 CEST

[33] Okaso,

yo he podido acceder a la versión completa de la página de comentarios

(aunque ya no puedo acceder a nada)

((por cierto, gracias por los enlaces))

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 11:09:00 CEST

Bueno, no es que Umbral dijera siempre nada, pero cuando decía algo, eran mentiras.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 11:10:00 CEST

qtyop dijo...
[33] Okaso,
yo he podido acceder a la versión completa de la página de comentarios
(aunque ya no puedo acceder a nada)
((por cierto, gracias por los enlaces))
28 de agosto de 2007 11:08
______________________________

Yo no he podido acceder a nada de nada de nada. Pero gracias también a Okaso.

 

Escrito por: Anonymous alejandroja - 28 de agosto de 2007, 11:10:00 CEST

Tristísima noticia. Les dejo un link para recordar a Umbral con una sonrisita.

http://www.youtube.com/watch?v=-1cTIUc7cJc

 

Escrito por: Blogger qtyop - 28 de agosto de 2007, 11:10:00 CEST

JA Montano,

Más que 'el Gordillo aquel de Marinaleda'.
sigue siendo 'el Gordillo este de Marinaleda'

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 11:12:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 11:13:00 CEST

qtyop dijo...
JA Montano,
Más que 'el Gordillo aquel de Marinaleda'.
sigue siendo 'el Gordillo este de Marinaleda'
28 de agosto de 2007 11:10
__________________________

Sí, bueno. Lo he puesto así por mantener el tono evocador del verbo en pasado. Tengo algún amigo que ha sido profesor de instituto por la zona y me ha hablado de cómo aquello está estalinizado a unos niveles que ya quisiera para sí Hugo Chávez.

 

Escrito por: Blogger Lehningen - 28 de agosto de 2007, 11:15:00 CEST

[35] Escrito por: Anónima - 28 de agosto de 2007 11:05

[11] Escrito por: Selma - 28 de agosto de 2007 9:45

A mí me ha pasado lo mismo. En cuanto he oido la noticia, lo primero que he pensado ha sido: "madre mía, cómo estará Adrede"

 

Escrito por: Blogger qtyop - 28 de agosto de 2007, 11:16:00 CEST

ha sido linkar Okaso el web.archive.org y caerse la página... de uno en uno, por favor, de uno en uno, que los servidores se colapsan

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 11:18:00 CEST

LOS IMPRESCINDIBLES DE UMBRAL (a vuelapluma)

Miroteando mi biblioteca, atestada de libros de Umbral, he hecho mi selección personal, distinta a la de AS pero complementaria:

1- "La noche que llegué al Café Gijón": es el libro de Umbral que a mí más me gusta. Es una crónica de los años sesenta con la tertulia del Gijón como pivote. Escrito sin una concesión a la retórica -a Umbral le perdía la retórica- y en un estilo directo, periodístico, ágil, es un libro que yo pongo a la misma altura de La Colmena. Hubo polémica en su día por la supresión de la preposición "en" del título, que Umbral justificó por motivos prosódicos y que Lázaro Carreter estimó todo un hallazgo.

2- "Mortal y rosa": ya he escrito mucho sobre mi pasión por este libro. Raro es el día que no leo alguna de sus páginas. Hoy, viendo las fotos de y sobre Umbral ofrecidas por El Mundo, he visto por vez primera la foto de su niño, muerto de leucemia con seis años, y me he emocionado.

3- "Memorias de un niño de derechas": un milagro de lirismo gamberro e ironía tierna. Juan Marsé, que hoy lo niega, reconoció en su día la influencia de este libro de Umbral en su generación, la de los niños de la guerra.

4- "Lorca, poeta maldito": el mejor ensayo sobre la poesía de Lorca que se haya escrito. Yo iba con él a las clases que sobre García Lorca y su poesía imparte García Montero. Naturalmente, yo me enfrascaba en la lectura libérrima e intuitiva del libro de Umbral y pasaba del rollo garcimonteril.

5- "Crónica de esa guapa gente": este libro a mí me da que va a valer un pastón en las librerías de viejo dentro de unos años. Es una recopilación de crónicas sobre la Santa Transición y los años del choriceo felipiesta, numerosamente ilustrada con fotos cojonudas sobre la época. Divertidísimo.

6- "Las ninfas": la novela de un adolescente pobre y letraherido en una España pobre e iletrada que era toda ella provincia y aire de posguerra. El primer libro que leí de Umbral. Le tengo mucho cariño. Mi habitación de estudiante también tenía las paredes pintadas de azul.

7- "Y Tierno Galván ascendió a los cielos": crónica novelada de aquellos años festivos y frívolos. De los retratos y recuerdos plasmados en ese libro se nutren hoy aún muchos cronistas finos de lo rosa.

8- "Diccionario de Literatura": personalísimo y por momentos desopilante recuento de las lumbreras literarias amanecidas en España desde la posguerra a nuestros días. Aquí acuña Umbral el término "angloaburridos", tan valioso y expresivo.

9- "Leyenda del César Visionario": la novela en clave esperpéntica sobre Franco y la corte de los laínes. Parodia desternillante de la altisonante retórica falangista de cuando entonces, es quizá su novela más conseguida. Se lee del tirón y siempre con una sonrisa cabroncilla a punto de aflorar a los labios.

10- "Trilogía de Madrid": el homenaje al Madrid bohemio y pobre de sus comienzos literarios, el Madrid frenético de los sesenta y el Madrid nocturno y fiestero de los ochenta, así como la novela/memoria que narra la ascensión -un Sorel con menos fanatismo y más cinismo- de un joven reportero trabajado por los descampados peligrosos de la noche a la cima del éxito, la frivolidad de los cócteles y el desencanto de todo.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 11:20:00 CEST

[47] Escrito por: Adrede - 28 de agosto de 2007 11:18
_________________________

A mí se me ha olvidado incluir el de "Lorca, poeta maldito" (aunque en la copia de mi blog lo he incorporado), ese libro de tanto mérito, ahí sí, intelectual.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 11:20:00 CEST

Perdonen pero soy nuevo en la escalera y no sé a qué viene tanta condolencia al tal Adrede con motivo del deceso del otro

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 11:21:00 CEST

Sarónico, date cuenta de que nadie te hace ni puto caso. Ni siquiera es necesario que te mandemos a la mierda por que ya estás en la mierda.

No te molestes en responder, que yo tampoco existo.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 11:24:00 CEST

UNA MAÑANA DE RISAS

Recuerdo cuánto nos reímos un amigo y yo, ¿qué estaríamos, en segundo, en tercero de Bup?, cuando en un "Spleen" Umbral llamó a Margaret Tatcher "la menopáusica de la Historia".

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 11:26:00 CEST

En realidad, me doy cuenta ahora, lo que acaba de morir ya, definitivamente, es la Transición.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 11:30:00 CEST

Ano, siempre tan tierno y esmoreciente como un helecho umbralesco.

¡NO ALIMENTEN AL TROLLO!
¡PROGRESO, LIBERTAD, GASTRONOMÍA!

 

Escrito por: Blogger qtyop - 28 de agosto de 2007, 11:34:00 CEST

ah la ZDFtheaterkanal,
un canal meritorio. Como la ZDFdokukanal y los homólogos de la ARD. Música, conciertos, documentales, teatro etc etc. Si es posible en 16:9.

Nacieron con la digitalización de la televisión. Creo que allí en Alemania se emiten por la TDT, aprovechando las ventajas del nuevo sistema. Aquí (y en Alemania) se pillan en emisión libre por el satélite Astra1 (19E) y creo que también por el Hotbird (13E).

Durante los JJ OO la ARD-ZDF emite simultáneamente seis señales: atletismo, tiro, esgrima... todo a la vez. También restrasmitieron la Copa de la América, en el formato original 16:9 en vez del capado 4:3 que eligió TVE.

Repito por si no se han dado cuenta que es la TDT alemana... aquí hablamos del Canal Nostalgia y similares.

 

Escrito por: Blogger jacobiano - 28 de agosto de 2007, 11:35:00 CEST

Saludos a todos. Vaya día para volver. Mis condolencias para todos los que lloran la muerte del insigne prosista (sí, a mí también me ha venido a la cabeza Adrede en primer lugar: lo lamento por Ud.).

*

Me alegra ver que el chiringuito ha funcionado a todo trapo en agosto. Gracias por los comentarios a mi contribución: me habría gustado estar ahí para responderles a todos. Hoy ya es tarde: hay pescado fresco y del bueno, traído por el Almirante. Mirada y escritura limpias. No está al alcance de todo el mundo.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 11:36:00 CEST

Está claro que para disfrutar de Umbral, una gruesa mazorca enmantequillada siempre vendrá bien
Y recuerden:
¡NO ALIMENTEN AL TROLLO! Bajo ningún concepto.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 11:42:00 CEST

Tiene cojones que en el DRAE figuren palabras inventadas por Umbral -"tardofranquismo"- y que le fuera a Umbral negada la entrada en la RAE.¡Perdió en las votaciones contra Sampedro! ¡Toma castaña!

Por cierto, ¿qué dirán hoy los señores académicos? ¿Y Cebrián? ¿Tendrá palabras de reconomiento para Umbral? ¡Ni una mención a Umbral -cuya columna diaria en El PAIS durante diez años fue lo más leído de este periódico!- en los últimos y descafeinados recordatorios prisaicos sobre la Transición! ¡Hay que ser cicatero! ¡Hay que ser sectario! ¡Hay que ser mediocre! ¡Hay que ser mezquino! ¡Si lo mejor de la Transición, como decía Alfonso Sánchez, fue la prosa de Umbral! ¡El cheli, las progres, el pollo frito, la movida, Almodóvar, las boquitas pintadas, Rock Ola, Carmen Díez de Rivera, el cura Llanos, Tierno y los drogatas, las respetuosas -señó Umbrá, ¿si ganan los comunistas nos pondrán a follar gratis?- Carrillo y el eurocomunismo, Don Cierva y sus historias sobre el franquismo, Haro Ibars, Ramoncín, la militarada, la fiesta del PCE, Cela y su traje de judo, Felipe y Guerra jugando a la petanca, las jóvenes poetisas de provincias, los exiliados que escribían mal, los fachas que escribían bien! ¡El realismo mágico español está en esos libros!

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 11:47:00 CEST

Eso de que Umbral encarna la Transición es un cuento, encarna más bien uno de los aspectos más tontos de la Transición, el frivoleo y mentiroseo de la época, que existió, cierto, pero fue solo una de las cosas que existieron.

 

Escrito por: Anonymous sickofitall - 28 de agosto de 2007, 11:47:00 CEST

Quizás a Umbral debiera resumirle Marina Castaño, en plan justicia patética.
Aunque es bien sabido que los obituarios de los envejecidos o de salud precaria se escriben con antelación. ¿Habrá escrito Umbral su propia necrológica para el último diario que le soportó? Visto lo sucedido anoche, seguro que no: no pocas culturas aducen que lo que imaginamos no se cumple.

Adrede, de pena entera, nos gratificaría mucho si exorcizase un memorium umbraliano para el journal de mañana. Te acompaño en el sentimiento.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 11:50:00 CEST

Un poco como la movida madrileña, una gilipollez rotunda, pero es sabido que la mierda también se añora.

 

Escrito por: Blogger Cateto de Pacifistán - 28 de agosto de 2007, 11:50:00 CEST

Ciertamente el tema del Almirante está trillado, pero pone de manifiesto algo que siempre me ha inquietado como es el mal que nace de un ambiente bucólico, intelectual y objetivamente "bonito", como de la cuna de la música, el derecho y el pensamiento, pueden salir pseudohumanos que colgaban a sus congéneres de ganchos. Un poco como ocurre en esos pueblos del interior de Gupuzcua, tan verdes, tan limpios, tan de sonrisas y lágrimas, tan ... Weimar

_________________

¿Por qué dar el pésame a Adrede? ¿Acaso Umbral era familiar o amigo suyo? Si ese fuera el caso, mi sentido pésame.

Si por el contrario, el pésame es por ser un admirador de Umbral, piense que hasta cierto punto su muerte puede tener un poco de liberación.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 11:51:00 CEST

[57] Escrito por: Adrede - 28 de agosto de 2007 11:42
Tiene cojones que en el DRAE figuren palabras inventadas por Umbral -"tardofranquismo"- y que le fuera a Umbral negada la entrada en la RAE
_______________________________

Si eso fue lo mejor, hombre. Al final va a quedarle ese mérito: ese último átomo irreductible de no haber entrado en la Academia. Que le pasara Sampedro indica cuán bufonesca y acomodaticia es esa institución. ¡Fuera de ella, con gloria!

En cuanto a lo que dice usted al final: no *descienda* a Umbral a niveles gabescos, please. Nada de "realismo" mágico, sino realismo a secas: con su poesía, con su intimidad, y que tira a veces al esperpento. "Realismo intimista" lo llamaría yo, tal vez. Umbral se echaba a cuestas la realidad para melancolizarse.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 11:53:00 CEST

En fin, señores, les dejo: ¡que no me cunde la mañana!

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 11:54:00 CEST

"como de la cuna de la música, el derecho y el pensamiento, pueden salir pseudohumanos que colgaban a sus congéneres de ganchos."

¿Pseudohumanos? ¿Untermenschen? Ojo, que todo se pega, y no olvide que ya lo dijo la Biblia cuando lo del árbol del bien y del mal y todo, eso, siempre estamos descrubriendo antigüedades

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 11:59:00 CEST

Cierto, me abruman ustedes dándome el pésame. Sólo soy un admirador incondicional. Y un imitador.

Sí, lo de realismo mágico está mal dicho. Realismo intimista, mejor, sí. O intimismo callejero, puestos a juguetear con las palabras.

En fin, me retiro por hoy.

 

Escrito por: Anonymous Anónima - 28 de agosto de 2007, 12:03:00 CEST

65 Apreciado Adrede, recuerde, siempre nos quedará Calaza. Un beso.

 

Escrito por: Anonymous Circe - 28 de agosto de 2007, 12:03:00 CEST

Pobre Adrede.

 

Escrito por: Anonymous Francisco Umbral - 28 de agosto de 2007, 12:04:00 CEST

Yo he venido aquí a hablar de mi libro.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 28 de agosto de 2007, 12:09:00 CEST

Para un balance menos amable de Umbral, lean a Grifo en el blog de Azúa.

Yo lo pasé pipa con Las palabras de la tribu —y con muchos de sus artículos en la primera época de El Mundo. Mortal y rosa es otro tema: uno de los libros más emocionantes que he leído.

 

Escrito por: Anonymous Circe - 28 de agosto de 2007, 12:09:00 CEST

Ese comentario sobre Thatcher deberia comportar el destierro permanente del atleta a las Malvinas.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 28 de agosto de 2007, 12:17:00 CEST

Tremenda la pieza de Varese, Almirante. Un gran colofón para su entrada, sentida y medida.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 12:18:00 CEST

Cambiando de tercio, a cosas más rudas:

La traición de Santoña
Pío Moa

No se conmemora por estos días la traición de Santoña. Es una lástima, porque conviene mucho a la memoria histórica. Para entender bien lo que sucedió debemos recordar que, en julio de 1937, la batalla de Brunete le dio un respiro al ejército del norte, a cargo de Gámir Ulíbarri, lo que le permitió reorganizar sus fuerzas, todavía muy nutridas y bastante bien armadas: 100.000 hombres, 30.000 de ellos nacionalistas e izquierdistas vascos, con una respetable masa artillera y de carros, aunque siempre inferiores en el aire.

No podían contar con vencer, pero sí con resistir unos meses hasta que el mal tiempo y las nieves de otoño frenasen las operaciones. Eso exigía la máxima lealtad de los grupos políticos, pero el PNV pronto se mostraría muy poco fiable. En un momento de euforia, Ulíbarri se sintió capaz de lanzar dos contraofensivas, una hacia Oviedo y otra hacia Vizcaya, esta a cargo sobre todo de los nacionalistas. La segunda comenzó el 26 de julio, por el macizo de la Nevera y la Ermita. El PNV la saboteó, como consta en los informes de los comisarios nacionalistas Víctor Lejarcegui e Ignacio Ugarte: "La operación se inició, pero, preparados oportunamente nuestros batallones de hacer que hacían y no hacer nada, fracasó (...) Al día siguiente se pretendió seguir la operación, pero nosotros nos opusimos a ello decididamente, y pasara lo que pasara dimos orden a nuestros batallones para que no actuasen cumpliéndose la misma y haciendo fracasar totalmente los intentos de lucha."

El sabotaje peneuvista exasperó al mando izquierdista, que colocó ametralladoras detrás de los batallones separatistas y les obligó a avanzar en un ataque casi suicida, en el que tuvieron gran número de muertos sin que consiguieran la victoria.

Para entonces, los nacionalistas habían acordado ya entregarse a los italianos el 31 de julio, indicándoles por dónde debían ser atacados sus aliados: "El ejército de Franco y las tropas legionarias para tomar Santander no atacarán por el frente de Euzkadi (...) Su ofensiva [irá] por Reinosa y el Escudo para ocupar Torrelavega y Solares, los dos puntos estratégicos de las comunicaciones con Santander y Asturias, y de esta manera copar al ejército de Euzkadi en su demarcación territorial".

Aguirre había señalado a Azaña: "Si los rebeldes consiguen dar un corte, por ejemplo hacia Reinosa, se producirá un desastre incalculable." ¿Una inocente casualidad? Es difícil creerlo porque, en efecto, los batallones nacionalistas habían pedido ocupar, y ocupaban, el frente oriental desde la costa al interior, mirando a Vizcaya. Así podrían abrir una enorme brecha en el frente de sus aliados y disimular su responsabilidad si un ataque franquista desde el sur y el oeste, a sus espaldas, les dejaba "copados", según ellos mismos habían indicado, obligándoles a una rendición en apariencia inevitable. Sus aliados, entonces, no podrían estar seguros de haber sido traicionados, e incluso podrían ser culpados por el PNV de la derrota, por no haber impedido el envolvimiento. Naturalmente, los revolucionarios percibían en los nacionalistas muchos actos sospechosos, pero ignoraban el alcance de sus acuerdos con el enemigo.

Como siguiendo aquellas sugerencias, la ofensiva franquista, iniciada el 12 de agosto, avanzó hacia Santander desde el sur, por Reinosa y el puerto del Escudo, derrotando a los izquierdistas y copando a los nacionalistas, cuyo frente permanecía pasivo. El 14 los italianos avanzaban en el frente oriental, sin resistencia pero sin rendición de su amable enemigo peneuvista, que no acababa de cumplir su palabra.

Y el 18, conforme iban siendo efectivamente "copados", los nacionalistas recibieron de los italianos la promesa de vía libre marítima entre los días 21 y 24. Pero, por ineficacia de las gestiones emprendidas desde Francia por el PNV, los barcos de rescate no llegaban. Entonces, el 23, varios batallones nacionalistas (también izquierdistas, ajenos a los tratos con los italianos), replegados en Santoña, Laredo y otras pequeñas localidades, se sublevaron y declararon allí la "República de Euzkadi". La misma jornada huían Aguirre, Telesforo Monzón y otros, quedando Ajuriaguerra para firmar la rendición a los italianos.

Las explicaciones que dieron los sublevados peneuvistas son realmente típicas. Afirmaron haberse rebelado "1) Porque entienden que meterlos en Santander sin salida hacia Asturias es un caso de traición combinado con el enemigo. 2) Que eso parece dirigido contra los vascos, que son los destinados a sufrir las consecuencias de la confusión (...) Que confían, en vista de que todo está perdido, en que se envíen barcos que les recojan para llevarlos a Francia. De lo contrario, se impone la capitulación". Así, quienes estaban realmente en connivencia con el enemigo, y resueltos a no replegarse hacia Asturias y a promover la confusión, acusaban de todo ello a sus víctimas.

No menos típica fue la falsa información que Aguirre, una vez llegado a Francia, comunicó a su correligionario Irujo, ministro de Justicia en Valencia: "No hubo sublevación, sino resistencia a evacuar a Asturias porque no se podía llegar a tiempo como la realidad ha demostrado y varios jefes militares afirmaban lo mismo [en realidad la salida a Asturias no se había cortado hasta el día 24]. Envíame copia de cuantos informes lleguen porque no estoy dispuesto a tolerar que los insignes fracasados intenten manchar nuestro nombre, respetado por todos". Aguirre, sabiendo que las izquierdas ignoraban sus negocios con los fascistas y los nacionales por más que barruntaran algo, intentaba convertir al PNV en la víctima ofendida de los manejos y la inepcia de sus traicionados aliados.

¿Por qué no se limitó el PNV a romper definitivamente un pacto tan extraño? Solo puede entenderse recordando que, al fin y al cabo, habían elegido al Frente Popular y su suerte dependía del triunfo izquierdista. Creían en él cada vez menos, pero no perdían nada manteniendo una alianza aparente que les permitiera beneficiarse de la victoria, si llegaba, dejando a los revolucionarios el peso de la lucha. A su vez, la permanencia del PNV en el Gobierno convenía a las izquierdas por razones de imagen ante el exterior. Irujo, por supuesto, continuó en su ministerio en Valencia. Y ya en el exilio, el PNV aprovechará los lazos con los compañeros de lucha "republicanos" para espiarlos por cuenta del FBI y la CIA.

Al no llegar los barcos, se acordó la rendición el día 25 al amanecer. Pero la entrega de las tropas no se efectuó, pues los nacionalistas esperaban todavía poder escapar por mar, y se apoderaron de todos los pesqueros y otras embarcaciones en el puerto. Franco, harto de dilaciones, y a la vista de que los tratos no le habían ahorrado la ofensiva, ordenó cesar todo contacto. Pese a ello los italianos, que entraron ese día en Laredo, siguieron negociando. A medianoche se entrevistaron Ajuriaguerra y Roatta, jefe militar fascista. El segundo recordó el incumplimiento de lo pactado y Ajuriaguerra alegó la "nobleza" con que habían actuado sus batallones –se habían rendido ya diez de ellos– y pidió una prórroga. El 26 los italianos ocuparon Santoña y obtuvieron la rendición de los batallones peneuvistas e izquierdistas, dándoles garantías de que no habría represalias, que serían presos exclusivamente de los italianos y que se permitiría embarcar a muchos de ellos en los pesqueros y en dos barcos ingleses que habían llegado por fin. El 27 comenzó el embarque, supervisado por los fascistas, mientras los pesqueros se colmaban de prófugos. Pero enterado Franco de esa desobediencia, ordenó que desembarcaran, como efectivamente se hizo, pese a la indignación de los italianos.

Significativamente, la literatura del PNV ha querido crear el mito de la traición de los italianos, centrando la atención en si los mussolinianos cumplieron su palabra o no, al permitir que Franco desembarcara a los nacionalistas y se hiciera cargo de ellos como prisioneros. Pero la cuestión de fondo, claro está, nada tiene que ver con la conducta de los italianos hacia el PNV, sino con la de este hacia sus aliados del Frente Popular, que les habían concedido la autonomía, tolerado sus vulneraciones de ésta y defendido Vizcaya a un alto coste, incluida la sangre de muchos izquierdistas vascos, santanderinos y asturianos. Todo para ser finalmente víctimas de una traición que permitió a los franquistas la primera victoria por embolsamiento, cayendo en su poder grandes masas de tropas y material de guerra.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 12:24:00 CEST

Pese a su valor muy relativo, Umbral tiene la suerte de que le admiran tantos hombres y mujeres de talento como los de este blog y otros.

 

Escrito por: Anonymous chema pascual - 28 de agosto de 2007, 12:25:00 CEST

http://www.elpais.com/comunes/2007/francisco-umbral/

Por la bibliografía que ofrece El País parece que cuando Umbral se pasó a El Mundo se convirtió en un ser de lejanías.

 

Escrito por: Anonymous Sinanónimo - 28 de agosto de 2007, 12:26:00 CEST

La verdad es que Umbral llevaba un par de años muerto.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 12:26:00 CEST

28-VIII-2007
Regás: sectaria, derrochona y mala
Lo preocupante no es que Rosa Regás haya desbarrado a placer en un lugar como la Biblioteca Nacional. Lo preocupante es que haya desbarrado durante más de tres años sin que nadie en el Gobierno se inmutase.
EDITORIAL



Nunca antes había sido tan fácil cubrir la baja de director de la Biblioteca Nacional como en esta ocasión. Rosa Regás, que acaba de dimitir después de que el ministro de Cultura le retirase la confianza, ha sido sin lugar a dudas la peor directora de esta institución desde su fundación hace casi tres siglos. Llegó como fichaje estrella de un Gobierno obsesionado en sus primeros días por los golpes de efecto y la paridad a cualquier precio, aunque fuese al precio de poner en cargos de responsabilidad a completos ineptos. El área de Cultura, con la ex ministra Calvo al frente, fue, tal y como se ha visto después, la más perjudicada a pesar de que la "cultura" era una de las prioridades del gabinete Zapatero.

Regás, novelista mediocre y articulista de talla insignificante, accedió al cargo con el único mérito de haber combatido eficazmente al PP en la etapa opositora más bizarra de Zapatero y compañía. Era, mucho antes que una mujer de letras preocupada por la cultura, una militante convencida de las maldades intrínsecas de la derecha y las bondades de la izquierda. Un personaje trasnochado y demodé, sacado de otra de época pero que, en el perfil radical que Zapatero quería dar en 2004, funcionaba a la perfección.

Como directora de la Biblioteca Nacional de España, una institución tricentenaria, ha sido un desastre sin paliativos. No ha hecho nada reseñable a excepción de mucho izquierdismo de salón con cargo al presupuesto. En lugar de moderar sus ímpetus y dejar de insultar a la media España que no piensa como ella, aunque sólo fuese en virtud del cargo público que hasta ayer ostentaba, no ha perdido comba en el politiqueo que la hizo famosa antes de la llegada al poder de los socialistas. Ha sido difícil en estos últimos tres años no verla en saraos, manifestaciones y recogidas de firmas organizados por la izquierda, desde los manifiestos a favor del Estatuto hasta la manifestación contra la guerra de Irak que, extemporáneamente, se convocó la pasada primavera en Madrid.

Todo esto figuraría en el haber de la ex directora. En el debe sería preciso anotar el derroche sin cuento al que ha sometido a la honorable biblioteca. Sólo en 2006 gastó cerca de millón y medio de euros en "actividades culturales" mientras otras áreas más importantes de la biblioteca, como la digitalización de archivos, quedaban sin cubrir. Las conferencias, casi todas relativas a la Guerra Civil y la República, se pagaban a mil euros, pero los empleados de la biblioteca no contaban con extras ni siquiera para la celebración de las populares noches blancas madrileñas, veladas en las que las instituciones culturales de la capital permanecen abiertas durante la madrugada.

Mientras dilapidaba miles de euros en exorcizar sus fantasmas familiares y apretaba el cinturón a los funcionarios de la biblioteca, cerraba sospechosas adjudicaciones como la del rediseño del sitio web o la creación de un nuevo departamento de prensa con personal adicto a la propia Regás y vinculado con ella a través de la revista EÑE. En lo personal, la escritora barcelonesa que presume de progresista, ha tenido con cargo a la biblioteca cinco chóferes consecutivos, tres secretarias y ha efectuado infinidad de viajes, muchos de ellos realizados para cubrir sus compromisos como escritora.

Lo preocupante no es que Rosa Regás haya desbarrado a placer en un lugar como la Biblioteca Nacional, porque, a fin de cuentas, no se podía esperar otra cosa de un personaje semejante, Lo preocupante es que haya desbarrado durante más de tres años sin que nadie en el Gobierno se inmutase. Zapatero es, en última instancia, el responsable del despropósito, por nombrarla y por no destituirla cuando el desgobierno de la biblioteca estaba en boca de todos.

 

Escrito por: Blogger Tsevanrabtan - 28 de agosto de 2007, 12:28:00 CEST

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 12:35:00 CEST

[31] Escrito por: TheoSarapo - 28 de agosto de 2007 10:40
-------------
"Hizo daño a la literatura". Cada vez se te va más la olla, Sarapo.

 

Escrito por: Blogger Tsevanrabtan - 28 de agosto de 2007, 12:36:00 CEST

El Almirante fotografía los ganchos y los hornos.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 12:40:00 CEST

AI, en el blog de Azúa se me considera un spam. ¿Podrías colgar allí, de mi parte, esta respuesta al tal Grifo?

Sorprende la estupidez de algunos y sorprende que la estupidez de algunos soprenda aún a estas alturas. Así, el tal Grifo, sorprendente y estúpido, no necesariamente por este orden.

Principiemos:

a- Leyenda del César Visionario es una novela cojonuda. Escrita en clave esperpéntica. Una parodia feroz de la retórica franquista. Y un retrato preciso y mordaz -preciso por mordaz- de Franco y su camarilla de intelectuales. Reprocharle su falta de hondura psicológica es una necedad propia de quien no ha pasado, literariamente, de Emma Bovary y sus conflictos de putiflor de provincias. ¿Hay hondura psicológica en las novelas de Valle-Inclán? No, hay un trozo de historia literariamente transfigurado. La psicología, para las marujas.

b- El articulismo. Un artículo no es lo mismo que una columna. La columna es una pincelada en el mostrenco lienzo de la realidad. El artículo, un análisis de la realidad. Articulista es Savater. Columnistas, Umbral o Ruano o Haro o Vicent. La columna participa del ingenio y la egolatría. El artículo, de la reflexión, de la deducción. Umbral es el Columnista. Savater, el Articulista.

c- El estilo. Hay que ser muy tonto -harto tonto, tontérrimo o tontísimo- para derogar el arte literario de Umbral cifrando su gracia en un abanico de influencias. Si usted me dice: lo copiaba todo de Larra. Pues nada, un copiota. Pero si usted me dice: lo tomaba todo de Lorca, de Ramón, de Cela, de Larra, de Ruano y un poco de Quevedo. ¡Coño, entonces una columna de Umbral es una síntesis de la literatura castellana! ¡Le doy la vuelta, como a un calcetín -uff, qué olor a pies, lávese, hombre, que la envidia segrega sudor y mala leche- a su argumento y concluyo que Umbral es el mejor.

d- Las feministas. Umbral no se metía con todas, sólo con las que pensaban que la liberación de la mujer pasaba, inexorablemente, por la selva de unas axilas sin depilar. Umbral, ciertamente, folló mucho y, además, lo contó con mucha gracia y mucha mala leche. Eso, claro, incomoda en este país de beatos de izquierdas y de derechas.


Coda: Yo creo que dentro de cien años habrá quien lea a Umbral. Hoy hay muchos lectores que disfrutan de la prosa de Ruano. Lo que es seguro es que dentro de cien años nadie leerá a Juan Benet. ¿Que cómo lo sé? ¿Que si soy pitoniso? Hombre, si, apenas quince de años después de su muerte, nadie lee ya sus pedregosas novelas -Benet sí que imitaba, constantemente y sin inspiración ninguna, a Faulkner- ¿quién lo va a leer dentro de cien?

Bye, angloaburridos.

 

Escrito por: Anonymous Blog de Azúa - 28 de agosto de 2007, 12:42:00 CEST

No puedo evitar pasarme por aquí y saludaros.
Umbral ha muerto, el gran escritor.

Umbral fue un magnífico autor de frases, jamás de obras. Si 'La Leyenda del César Visionario' es la mejor de sus novelas..., cómo estarán las demás, las que no he leído... (recordemos al intragable protagonista, un tal 'Francisquillo' ad hoc (o sea: Umbral mismo), sin perfil psicológico ninguno; o cómo, a mitad de la obra, nos suelta unas cuantas páginas líricas en prosa vanguardista (?), sin signos de puntuación, sin que vengan a cuento de nada, para demostrar que, pese a no haber llegado a la Real Academia, el chico sabe cantidad...).
Tampoco fue capaz de escribir un buen artículo, es decir: desarollar un tema; y colocar cada palabra en su lugar, certeramente, dentro de la unidad de cada obra.
Y el articulismo fue, a todas luces, el arte de Umbral. Para cuantos estemos acostumbrados al arte articulístico de un Azúa, por ejemplo, las producciones periodísticas de Umbral se nos caen de las manos: No se escribe de nada. Sólo se simula que se está escribiendo y diciendo algo. Aparecen citados algunos autores (siempre los mismos, que si Sartre, que si Baudelaire, etc...) sólo por su valor decorativo.
Umbral adoptó la técnica simulacionista de César Ruano como autor de artículos (o sea: un artículo, decía Ruano, es como una morcilla: enunciado inicial de un tema que no se vuelve a tocar; y, después, un picadillo de todo-un- poco; y, al final, se cita algo del tema inicial para demostrar cómo te ríes del lector, je, je...). Umbral se pasó la vida simulando que hacía Literatura.
Pero es verdad que sí supo hacer frases, atisbos, a veces profundos, o altos... Y que, en tal dominio, llegaba a parecer original.
De hecho el poema breve en prosa (Mortal y rosa), en el que el tema es la frase sin más, es el único espacio que no le viene grande.
¿Pero es original...? Reléanse sus artículos de El País, años 70. Me escandalizaba yo entonces del cinismo literario de Umbral. Qué manera tan descarada de imitar y pergeñar, de zurcir y remendar estilos; qué poca autenticidad y qué inteligencia para la malicia. Umbral no ha sido un real autor de textos sino de contextos no expresos, de una moda, de un estilo dandy, etc...
Por lo demás, las mejores de sus frases de aquel entonces siempre crecieron a base de préstamos de la imaginería metafórica, tanto de Lorca (su admirado, y detestado por andaluz y otras cosas, Federico), como de Gómez de la Sarna (es que me pica, je, je...). Y esto no está mal. Buenos maestros. Pero tendría que haber demostrado también la facultad de no haberse aprovechado de su cantera, burdamente saqueada (recuerdo, buena muestra, un artículo muy lorquiano dedicado a Vallecas, años 70, finales). Para colmo, Umbral también entró a saco en la prosa poética y analítica del Juan Ramón Jiménez final: Españoles de Tres Mundos, poema Espacio (en versión de prosa, que tanto gustaba a Umbral): Una prosa, un tipo de prosa característico, único, muy fluido, casi una sopa de agregados sintácticos, hileras de adjetivos, o de frases tratadas como tales, etc, todo un estilo personalísimo que NO SE PUEDE tocar; no, sin delatar tu cinismo.
Pero a Umbral le gustaba picar en todos los estilos, superponer sus facultades (¡las tenía, y grandes!) a las de los maestros, y parodiarlos una y otra vez...
Lo mejor de su obra es un enorme montón de frases (escribió muchísimo) en las que parodia el estilo de los maestros, haciendo guiños a los profesores de Literatura.
Su obra me parece, por tanto, una parodia; su literatura, una parodia de la literatura.
Parece escrita para aparentar que sabe hacerlo.
No vea a este tío (sic) un caso literario sino de problema psicológico.
Umbral sólo escribió de cómo, pese a ser autodidacta, él también sabía hacerlo. Sólo habla de sí mismo en términos de confrontación, revancha y obsesión patológica.
Su vanidad ha sido insoportable. Su egolatría y su cinismo, su enorme cara, han arruinado las facultades de un gran autor.
Qué pena. Qué imagen más contradictoria nos ha dejado. Tiene tanto por lo que poder gustar... Pero tanto por lo que poder desengañar... La Historia lo cubrirá de polvo desde hoy mismo. ¿Cómo envejecerá su obra? Antes de la muerte de su autor, su obra es ya vieja, ya ha envejecido mal (salvo alguna cosa aislada). Veremos...

Las feministas respirarán aliviadas. Se les fue uno de sus martillos más tenaces y burdos, detentor de un machismo de gilip ollas que le hacía caer en lo mismo que odiaba. Y Umbral odiaba el españolismo. Ay, las 'folclóricas...'
Cómo se ensañó con esta clase de mujeres, de inferior condición cultural (las ha habido universitarias, pero son las menos): Lola Flores, Rocío Jurado... Con qué odio las acorraló; qué indefensas quedaron ante la opinión pública. Y con qué gracia se defendieron de él.
Con toda seguridad, Umbral atesoró, como ser humano, cosas maravillosas de puertas para dentro. Es una pena que haya sido tan tímido (pero, Umbral, hombre, a tus años...) y no se haya atrevido a enseñárnoslas y hacerles cruzar el Umbral de sí mismo.
Descansa en paz. Maestro.

Grifo
(en gris, por el luto)

[El final, 'Maestro' tras punto y seguido, es homenaje a Pérez Reverte, que lo usó certeramente como final en sus respuestas a los ataques del fallecido]

Publicado por: Grifo | 28/08/2007 11:50:26

 

Escrito por: Blogger M. - 28 de agosto de 2007, 12:43:00 CEST

(Fíjese, que yo también me he acordado de usted, el primero de todos, querido Adrede, y eso que apenas frecuento ya esta docta casa y que usted no sabe de mí. Luego recordé a Pérez Reverte y aquella sentencia: "Tiene cáncer de alma". Pero no era el momento, ni para Umbral ni para Reverte. Le cuelgo, por si vuelve por aquí, un viejo artículo. Saludos)

--------------------------------

La noche que Umbral
llegó al Café Gijón

Quizás sea ahora difícil decirlo, pero hubo un tiempo en que la mejor prosa en España era la prosa de Francisco Umbral. Fue una prosa incluso superior a la de Cela en momentos álgidos (porque a mí Cela, aun cargado con los prejuicios de su blanda ideología y lo esponjoso de sus escrúpulos, pese a lo repugnante del personaje y a la dolida carta que el presidente de su Fundación, Tomás Cavanna, me envió por un artículo firmado hace ya dos años, me parece la gran prosa de la posguerra española, por encima de Ferlosio y por encima de los otros, incluso de los muertos). Uno de esos momentos en los que Umbral relampaguea con más lustre es en un libro que había leído con desinterés a saltos hace años, y que ahora, más sensibilizado con la cosa del estilo (con la literatura, al cabo) he redescubierto con un gozo cercano al pasmo. En La noche que llegué al Café Gijón Umbral presenta con violencia una prosa sin rémora y sin el martirio de la creatividad lastrándola: una prosa de párrafos, de frases, y es una prosa que raya dulcemente la perfección. Yo cuando me hablan de Umbral / Pérez Reverte me aguanto la risa. Ha sido un descubrimiento feroz que me ha traído leyendo y releyendo esas páginas manchadas de las memorias de los sesenta, parapetadas en anécdotas magníficas o inventadas y atravesadas por el calor del legendario café. Es un libro que no he parado de recomendar en las últimas cien horas porque habla del Umbral de provincias que se asoma a Madrid y cuenta sus penalidades y sus triunfos locales, sus chicas progres (“Hay que robar, macho. Eso de comprar es un rito burgués”), sus amistades (el gallego Carlos Oroza le decía, cuando había obras en las calles de Madrid: “Mira, Umbral, ya están buscando otra vez los huesos de Machado”) y sus particulares fobias, repasando con su brutalidad de terciopelo a Baroja (“La mala escritura de Baroja llega a ser intolerable. Una señorita le dice a su cortejador: ‘Saldrían ustedes ganando dejando dirigirse por nosotras’. Esos dos gerundios seguidos y toda la estructura de la frase son como anteriores a la creación del castellano. Baroja no había accedido aún a la sintaxis cuando murió”) y Azorín (“Inventó el párrafo corto porque tenía las ideas cortas. Cómo lucha porque se le ocurran cosas. No se le ocurre nunca nada”). De Umbral, que ha escrito mucho muchísimo, y no todo bien y casi nada perfecto, como corresponde a un gran autor, siempre se ha señalado a Mortal y rosa como su gran obra, su límite definitivo. En Mortal y rosa escribe Umbral como sangra aquella muerte de su hijo (Umbral no tuvo más), y toda esa prosa deslizante y húmeda mancha a quien la toca. Nos cuenta dolores y metáforas, todo brillante y luminoso y digan ustedes que genial, pero en su crónica sentimental del Café Gijón se limita a escribir como quien tiene prisa, como un torrente de minutos, y le sale de repente un talento de diamantes, un castellano gordo de comas y metáforas y ritmo, que arrulla al lector con lecciones de literatura, juicios personales, mujeres y en definitiva un fresco delicioso y bello sobre aquel Madrid de los Pepe Hierro, Celaya, González Ruano, de los Eusebio García Luengo, de los Buero Vallejo, la tertulia de los gallegos (Adolfo Prego, Baldomero Isorna, Otero Besteiro y Luis Trabazo, que harto del respeto sagrado al filósofo dijo en mitad de la tertulia: “Un día voy a escribir yo un artículo que se va a acabar esa coña de Ortega”), Torrente Malvido, Cela y cientos de nombres repartidos por la atmósfera que crea Umbral, de los que sólo espigaré uno muy familiar: “Uxío Novoneira era un gallego grande y lento, un sancristobalón de los bosques celtas, un hombre de mirada llorosa, bigote empastado y conversación melancólica (...) Estuvo como enamorado, o encaprichado de Terele Pávez, la pequeña de las Penella (...) Le hizo un poema donde le decía: ‘Eres tan sábado...’ .

 

Escrito por: Blogger Protactínio - 28 de agosto de 2007, 12:50:00 CEST

[80] Escrito por: Adrede - 28 de agosto de 2007 12:40
-------------------
Cojonudo.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 12:51:00 CEST

Vamos a ver, eso de que los artículos de Umbral los leía mucha gente pudo ser cierto cuando empezó en "El País", pero ya en ese mismo periódico dejó de interesar, porque su tema era la palabrería sobre la palabrería con un poco de mala leche que también cansaba; y sus novelas no es que no las lea o las deje de leer nadie dentro de cien años, es que nadie las lee ahora, lo cual no significa mucho, pero como siempre vamos aquí a ese criterio como si fuera determinante... Por supuesto, a Benet ni se le lee ni se le leerá.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 12:56:00 CEST

Tal vez "Mortal y rosa" es el mejor libro de Umbral porque en él habla de lo único que le pasó en su vida: la muerte de su hijo.

Tal vez los escritores debieran sólo escribir de las cosas que les han pasado en su vida. Mucho, los que muchas cosas. Poco, los que pocas.

Y no me refiero, naturalmente, a la *acción*. A Pérez Reverte, por ejemplo, nunca le ha pasado nada, absolutamente nada, en la vida.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 28 de agosto de 2007, 12:57:00 CEST

Adrede: no he estado afortunado tendiendo un puente entre ambos blogs. Su mensaje contiene insultos, así que no lo reproduzco —pero he dado noticia allí, por si alguien quiere acercarse al NJ a leerlo.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 12:59:00 CEST

¿A Pérez Reverte no le ha pasado nada en su vida? Qué barbaridad, caso único.

 

Escrito por: Anonymous Jamones Tano - 28 de agosto de 2007, 13:00:00 CEST

Del mismo modo que de González Ruano sólo se acordaba Umbral, de Umbral sólo se acordará Angel Antonio Herrera, el tomatesco. Estirpe gloriosa de columnistas más preocupados por la pose, que no estilo, que por el contenido.

 

Escrito por: Anonymous Jamones Tano - 28 de agosto de 2007, 13:03:00 CEST

Del mismo modo que de González Ruano sólo se acordaba Umbral, de Umbral sólo se acordará Angel Antonio Herrera, el tomatesco. Estirpe gloriosa de columnistas más preocupados por la pose, que no estilo, que por el contenido.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 13:03:00 CEST

Ya sé que algunos lo pondrán en duda, por pura mala leche, pero esto, ¿no es magnífica prosa catalana? Aun traducida a un idioma inferior como el castellano se le nota la calidad:

"Querido y admirado profesor

No habiendo tenido la dicha de ser alumno suyo, no obstante me he sentido profundamente concernido por las ejemplares estocadas con que ha hecho usted prevalecer las razones y el talante carolingio que nos distingue sobre las expresiones, sin duda bien intencionadas, no digo que no, pero inevitablemente burdas, de los tales Carballeira O´Flanaghan, Aixa Modrejón Cogolludo y otros personajes por el estilo, que rezuman envidia malsana a Cataluña, aun si debemos apreciar su común y buen deseo de emanciparse de la repulsiva España. Yo, señor Bofarull i Bofarull, hago país, como usted, allí donde voy, y defiendo las esencias catalanas como nos recomendaba uno de los padres del nacionalismo catalán: “El nacionalismo catalán tiene por Dios a la Patria”. No más, pero tampoco menos, y lo digo declarándome ateo como lo es hoy día cualquier persona con dos dedos de frente.

Se lo digo porque en un viaje a Grecia que he hecho este verano he podido comprobar la profunda impronta de nuestro idioma y cultura en aquel alejado país del Mediterráneo, tal como el año pasado lo comprobé viajando por Suecia y Noruega. En dos palabras, señor Bofarull, nos conocen y nos admiran, tanto por nuestra cultura humanista y científica como por nuestra lucha heroica y ancestral por liberarnos del africano opresor españoleitor. Se lo comunico así, estimado señor Bofarull, porque es la verdad y porque entre nosotros, nacionalistas catalanes, no tenemos por qué disimular con falsas modestias lo que por otra parte es una evidencia.

Cómo olvidar la visita a Delfos, donde, con la habitual desfachatez o falta de tacto, nos incluyeron a varios catalanes con un grupo de españoles, como si fuéramos unos españoles más… Yo, se lo digo tal cual, no crucé una sola palabra con los españoleitors, y si me decían algo les contestaba en catalán bien cerrado, o me inventaba palabras para que no me entendieran, pues considero que hay que darles en las narices a nuestros opresores, mantener la lucha contra ellos en todos los niveles y en todas las ocasiones, sin darles un minuto de tregua. Pues, como le decía, el guía se empeñaba en hablarnos en castellano y yo, ya cabreado, me fui a él y le dije: “Oye, tío, que aquí algunos no somos españoles y queremos que nos hablen en catalán”. Se lo dije primero en inglés, pero al parecer no me entendía o no quería entenderme, así que no tuve más remedio que repetírselo en el jodido lenguaje de nuestros opresores. Bueno, pues no se lo podrá usted creer, pero el tío va y me dice: “¡Pues haberlo dicho antes, cojones! Aquí en Grecia queremos mucho a los catalanes desde que vinieron hace siglos los almogávares a liberarnos, y siempre nos hemos sentido fascinados por vuestras grandes hazañas intelectuales y de todo. ¡Con deciros que a Jacinto Verdaguer y a Rovira y Virgili se les estudia cada vez más en nuestra enseñanza secundaria…” Pues a partir de ese momento el guía, Yorgos, explicaba las cosas primero en catalán, para nosotros, y después en castellano, para los charnegos y toda aquella gente.

Por cierto, venían también algunos vascos, y les sugerí que protestaran como yo, y que le exigiesen al guía que les diera las explicaciones en euskera, tuve que explicárselo también en el puñetero idioma español porque tampoco entendían el inglés. Y van los muy cabrones descastados y se me ríen en las narices. Me di cuenta de que hay todavía mucho vasco absurdo y atrasado, desde luego están más atrasados que nosotros, lamentablemente: mucho tiro y mucha bomba, pero luego, nada. Entre ellos seguían hablando español como si tal cosa, solo soltaban de vez en cuando unas palabras en euskera, que a mí me sabían a gloria, aunque no las entendiera, pero por mucho que les decía que siguieran, volvían enseguida al castellano. Bastante atrasados, créame, y hasta sospecho que los muy cabrones se cachondeaban de mí, y a través de mí, de los catalanes. Claro que también debemos comprenderlos, pues no tienen una cultura humanista y científica de nuestro nivel.

Pues, como le iba diciendo, nunca podré olvidar la estancia en Delfos, con las preciosas explicaciones que nos dio Yorgos a los catalanes (no faltaban algunos botiflers, pero a esos, ni caso, ya puede usted imaginarse). Enseguida congeniamos, y nos enseñó cosas que normalmente no se explican a los turistas, como el olivo del cual se ahorcó Alejandro Magno después de una borrachera monumental, o la roca desde la que se tiró un filósofo cantamañanas llamado Aristóteles, porque le deprimía el paisaje de Delfos, o la higuera de la cual hizo Julio César su bastón de mando, con el que mató a palos no recuerdo bien si a Sócrates o a Homero, por un asunto de cuernos, parece ser. Y así otras muchas cosas sumamente instructivas, en que no me extiendo porque lógicamente usted las conocerá mucho mejor que yo.

Le hice observar a Yorgos que aquellas gentes tenían unas costumbres algo bárbaras, y que seguramente les habría hecho mucho bien un mayor contacto con nuestro talante carolingio, pero, claro, en aquellos tiempos no era como ahora, que en un par de horas o menos sales de Barcelona y te colocas en Atenas. Viajar era más difícil y más arriesgado, además eran más pobres, y pocos podían pagarse un billete de Delfos a Cataluña. A mí me extrañó lo de Aristóteles, porque no veía yo cómo el paisaje de Delfos podía deprimir a nadie en su sano juicio. Seguramente al tío se le había reblandecido algo la mollera, de tanto filosofar. Era un paisaje bastante imponente, lo admito, no tanto como el de Montserrat, pero que no estaba mal tampoco, así que le dije a Yorgos, y le hizo mucha gracia, que si Aristóteles llega a venir a Montserrat, ya es que no se tira de una roca, es que se muere de un infarto con solo verlo. Por cierto que aproveché para hablarle largo y tendido de Montserrat, y Yorgos prometió que el año próximo se acercaría por allí. Porque si nosotros vamos a Grecia a soltar nuestros euros, que vengan ellos a Cataluña a soltar los suyos, vamos, digo yo. Ya ve usted cómo no desperdicio ocasión de hacer país.

Y aquí corto, admirado profesor, porque me doy cuenta de que me alargo demasiado y no quiero aburrirle. Me gustaría que hiciera usted circular este pequeño testimonio de patriotismo y de apoyo en su noble campaña de clarificación que podríamos titular “¡todos juntos contra el imperialismo español, pero no revueltos!”. Necesitamos auténticos líderes intelectuales como usted” .

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 13:03:00 CEST

[86] Escrito por: Al59 - 28 de agosto de 2007 12:57
Adrede: no he estado afortunado tendiendo un puente entre ambos blogs. Su mensaje contiene insultos, así que no lo reproduzco —pero he dado noticia allí, por si alguien quiere acercarse al NJ a leerlo.
________________________________

No entiendo esos melindres, la verdad. Pero lo que no entiendo en absoluto, y me escandaliza, es ese filtro con la excusa del "spam" que, acabo de descubrir ahora, existe en el blog de Félix de Azúa.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 13:09:00 CEST

[87] Escrito por: sarónico - 28 de agosto de 2007 12:59
¿A Pérez Reverte no le ha pasado nada en su vida? Qué barbaridad, caso único.
______________________________

Ha ido a guerras, ha viajado, ha navegado, se ha follado a la Niña Rodicio y a no sé cuántas más, ha escrito de aventuritas, se ha forrado y se ha disfrazado incesantemente de De la Quadra-Salcedo con esos adocenados chalecos llenos de bolsillos que los convierten a todos los *aventureros* en maniquíes de Coronel Tapioca. Pero todo eso no es más que contorsión y huida de la realidad, chisporroteo, burbujeo sin brújula. Por eso no ha escrito nada que merezca la pena. Lo sustancial es eso, que se te muera un hijo. O que una tarde de domingo se te haga más asfixiante que el desierto del Gobi. De eso Pérez Reverte no tiene ni puta idea. Dejémonos de tonterías: el arte surge del sufrimiento. Y si no hay sufrimiento, podrá haber muchas cosas, muchas castañuelas y tal, pero no hay Arte.

 

Escrito por: Blogger Cateto de Pacifistán - 28 de agosto de 2007, 13:09:00 CEST

Tse

Genio y figura. Como decía aquél ¡Los cojones en Despeñaperros!

 

Escrito por: Anonymous Jabuguitos Tano - 28 de agosto de 2007, 13:10:00 CEST

Yo casi hubiera preferido que se hubiera muerto Rosa Regás y que a Umbral le hubieran echado de una biblioteca.

 

Escrito por: Anonymous goslum - 28 de agosto de 2007, 13:11:00 CEST

Compro en la Fnac la SERIE 3 de Los Soprano. Hasta ahora las cajitas se llamaban “PRIMERA Y SEGUNDA TEMPORADA”. Cuando complete la colección, si decidiera colocarla en una estantería, no quedaría muy estético que digamos. Abro la caja y el primer disco. Sorpresa. En el disco no hay nada dibujado como en los de la primera y segunda serie (“Los Soprano”, con la r en forma de pistola). Bueno. Meto el disco en el ordenata y a pesar de que he leído que contiene cuatro capítulos, a mí me salen sólo dos. Joder. Viaje a la Fnac. La cosa es sencilla. Al disco hay que darle la vuelta para ver los otros dos capítulos. ¿Y no avisan?, le pregunto a la chica de la Fnac, porque además le habré metido los dedazos a una de las dos caras. Menea la cabeza sin decir nada. Bueno, pues eso es todo. Si alguien compra la SERIE 3 ya sabe. Déle la vuelta al disco y ojo con los dedos.

 

Escrito por: Blogger Tsevanrabtan - 28 de agosto de 2007, 13:11:00 CEST

Es curioso.

He intentado colgar la respuesta de Adrede. Me ha considerado spam.

Luego he introducido un post que dice "¿Por qué se me considera spam?", y lo ha admitido.

Es obvio que hay palabras clave que filtran los mensajes.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 13:13:00 CEST

Es triste que el gran Félix de Azúa preste su nombre a un lugar en el que se filtran las intervenciones. ¿Triste? ¡Es desolador!

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 13:14:00 CEST

Félix de Azúa es el antiUmbral.

Azúa toca todos los géneros literarios y en todos desbarra y en ninguno le encuentra la inspiración.

Umbral toca todos los géneros literarios y en todos brilla y le encuentra la inspiración -que hasta se mete con él en la cama.

Azúa o la inspiración que no llega. Entonces se recurre al ardid del falso dilema: la inspiración o el estilo. Pero la literatura no es una ciencia y el estilo no resuelve la falta de talento: hasta en sus artículos más convincentes -género en el que menos desbarra- tropieza el lector de Azúa con una falta de talento expresivo, de gracia, que acaba por arrinconarle en el desánimo o en el tedio.

Umbral o el talento excesivo. Da igual el tema. Una folclórica o un golpe de Estado, una calle populosa -cuánta gente en los libros y en los artículos de Umbral, qué alegría de dimes y diretes, cuánta vida- o una mañana sin sol en el jardín vacío. Al lector no hay que aburrirle nunca. Ni microrrelatos ni moralinas ni científicos teologizantes. El idioma, como un gato, está siempre al acecho para atrapar la atención del lector, ratón de biblioteca o de sucesos . Sólo hay que dejar que fluya. Y dejarse de pedanterías.

 

Escrito por: Anonymous M. - 28 de agosto de 2007, 13:16:00 CEST

Del jefe:

El periodista Arcadi Espada ha valorado hoy la obra de Francisco Umbral como poeta que, en vez de trabajar con temas recurrentes, tenía a la actualidad como materia poética, "poniendo en sus columnas las palabras a pensar, obteniendo en este ejercicio resultados notables e incluso espléndidos".
En declaraciones a Efe, Espada, también articulista del diario El Mundo, ha mantenido que el escritor fallecido esta madrugada es "acaso, uno de los últimos representantes de los grandes personajes literarios españoles".
A su juicio, se inscribe en la tradición del periodismo y la literatura, en la que el periodista y escritor "acaba actuando como un personaje, como materia de su propia obra".
Espada, en este sentido, cree que sigue la misma senda de su maestro César González Ruano o de Camilo José Cela y ha remarcado su "doble condición" de poeta y personaje en sí mismo.

 

Escrito por: Blogger Al59 - 28 de agosto de 2007, 13:19:00 CEST

Montano: mis melindres, como los llama, se resumen en que Grifo es un amigo y no me apetece acercarle un post donde se le insulta.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 13:25:00 CEST

Ilustración de la diferencia entre Umbral (inspiración+estilo) y Azúa (estilo-estilo) es esta columna de Umbral, del 25 de enero de 1994, que hoy nos produce la misma hilaridad que entonces y que dentro de treinta años.
---------

LOS PLACERES Y LOS DIAS

Cortar penes

FRANCISCO UMBRAL

Yo esta manía de cortar pichas, que siempre ha estado latente en las feministas, y que ahora se explica en un caso concreto de marido y mujer, la he entendido siempre como una manifestación inversa del culto al falo, que es legendario y presentísimo en hombres y mujeres (todavía se censuran en el cine y por ahí los genitales masculinos, lo cual es un homenaje).


Todos hemos visto alguna vez, directamente o por fotos, el gran monumento a Príapo. Y todos, a poco que «la hayamos corrido», como decían nuestras tías de provincias, hemos descubierto con sorpresa la devoción íntima de la mujer ante un apéndice que a los hombres sólo nos sirve para mear y poco más. La cuestión parece que está en este «poco más». Ante esta cosecha de falos segados, maritales o no, uno, en defensa propia y en defensa de la cultura antigua y las religiones comparadas, quisiera ensayar aquí una modesta desmitificación del falo, pene, polla, mandado o picha. Incluso en la reproducción, la función del falo no es más que vehicular. Comprendo que las religiones femeninas, tan vigentes, arranquen los testículos al macho, porque son fuente de vida y de carácter, pero el falo no es más que un desperdicio mecánico, imparcial, inocente, neutral, que cumple su trabajo cuando puede. Me lo decía el gran Fernando Tola:

Las tías, Paco, es que se creen que la picha es como el brazo, que lo levantas o lo bajas a capricho.

Y tenía y tiene razón Tola. Todo parte de una ignorancia femenina del tema, como a nosotros nos pasa a la viceversa.

Que el marido es pegón, que el amante no cumple, que el del butano es sádico, y en este plan. Todos los machos merecen un castigo por algo. Pero ocurre que el pobre falo no es pegón ni incumplidor ni sádico, sino que hace lo que puede. El no participa en «la divina pelea», que decía, tan fino, don José María Pemán, entre hombres y mujeres. El falo sólo es, como en la saeta, «un clavito entre los dos». Querida Lorena, córtele usted la cabeza a su marido, si es sadicoanal, que todo viene de la cabeza. Córtele usted los testículos a su amante, si va de único por la vida y la tiene moraíta de martirio, como Juanita Reina, una que había aquí. Pero dejen ustedes en paz al pobre pene, que no se mete en nada, que no es más que fontanería, que le encanta cumplir, como a un chico del bachillerato antiguo, porque eso es, un chico del bachillerato antiguo. Mi maestro Martín Prieto dice que, en tiempos, yo me llevaba la fama y Raúl del Pozo cardaba la lana. Lo que no sabe Martín Prieto, porque es joven, es que Raúl y yo hemos cardado casi siempre la lana de las mismas ovejas, uno antes y otro después, según tocase, e incluso al unísono, que con Franco también había pacharán y encima sin sida. Todas las ovejas, entonces, eran de la majada de Carrillo o de Mao, pero nunca cogieron el cuchillo del postre para cortarnos nada, porque sabían lo que se perdían. Esto de talar pollas viene de Estados Unidos, que es un matriarcado de mierda. Claro que, después de escrito este panfleto, me la he estado mirando un poco y tampoco es para tanto, la pobre. Casi estoy por echársela a la gata.

Lo que no explican las agencias, hombre, ni los corresponsales, es qué hizo Lorena con su trofeo, una vez cobrado. ¿Se lo echó efectivamente a un gato, lo mandó embalsamar, lo utiliza actualmente como consolador, se fabricó con la picha marital un perrito caliente? En todo matrimonio está latente el deseo de cortarle al otro los higadillos, y sólo nos reprimimos por la duda de qué hacer luego con ellos: ¿un fetiche, un guardapelo forrado de coño o unas albóndigas? Ese tribunal tan drástico tendría que obligar ahora a Lorena a hacerse una hamburguesa de picha y comérsela con patatas fritas ante la tele mundial. El canibalismo, como toda cultura, tiene que ser consecuente consigo mismo.

 

Escrito por: Blogger El Anónimo Hablador - 28 de agosto de 2007, 13:27:00 CEST

80] Escrito por: Adrede - 28 de agosto de 2007 12:40

AI, en el blog de Azúa se me considera un spam.
--------------------

Vaya, a mí también; sin embargo, a veces me cuelo. Logro burlar a la máquina o al moderador desapareciendo unos días.
Pruebe.

 

Escrito por: Blogger Bartleby - 28 de agosto de 2007, 13:28:00 CEST

Adrede, hoy umbralianos todos, mi más remoto y sentido pésame por la muerte del último maestro de la literatura española que merezca tal nombre. Una pérdida tan dolorosa e íntima como su 'Mortal y rosa'.

Cuelgo una entrevista que le hizo la revista Fusión en 1999 (con el penoso título de "Un buen chico"):

"Con ropa vieja, que es como se está a gusto, el maestro Umbral se dirige cada mañana a su rincón. Un gran sillón de mimbre, una mesa camilla, multitud de libros a sus espaldas y una bonita panorámica del jardín con abundante vegetación y flores conforman el escenario cotidiano donde el escritor se retira voluntariamente. "Esta casa que compré hace quince años me sirve de rincón de inspiración y de aislamiento para trabajar. Además es una buena disculpa para no acercarme a Madrid a la multitud de actos públicos a los que me invitan", comenta con su voz grave y pausada. Sobre la mesa su Olivetti cuarentona: "me ha acompañado por todo el mundo y ahora está siempre ahí. He probado con otras que me han regalado, pero al final siempre vuelvo a ella", explica con tono entrañable. Circulando libre y mimosa, su gata, -"son mis animales favoritos. Si lo hubiera pensado antes en la vida, me hubiese dedicado por entero a los animales. Este año estoy muy contento porque han llegado hasta mi jardín las ardillas, además de una gran variedad de pájaros"-. Desde el ángulo dónde está sentado apenas se divisa la piscina, pero el azul de sus aguas se proyecta en el cristal.

Como cada mañana, el maestro ya tiene todo listo para zambullirse en el idioma y dejar que el mundo se exprese a través de él, de su mente, de sus ideas, de sus palabras. En un segundo, Umbral consigue hacerse transparente y todo empieza a circular en su interior: Son ya treinta años dando a luz libros y artículos. En este tiempo y a lo largo de su obra literaria nos ha contado su vida, sus frustraciones, sus miedos, sus amores imposibles, sus reflexiones, sus pensamientos, su dolor, su amor, su poesía, su ternura, su sensibilidad... sus críticas. Y a través de sus colaboraciones en prensa, también hemos podido seguir de cerca -como si de un culebrón se tratara- las crónicas, a veces esperpénticas, de la vida social y política española.

Huyendo siempre que puede del papel y las etiquetas que unos y otros le quieren asignar, Francisco Umbral abandonó hace años el ruido de Madrid y se rodeó de soledad y silencio para poder escuchar el sonido de las palabras, un sonido que sólo captan un puñado de elegidos. Francisco Umbral es uno de ellos.

-En alguna de sus colaboraciones en prensa se quejaba de que todo lo que pasa en este país está encuadrado en la vulgaridad, que siempre ocurren las mismas cosas y que la gente -salvo intelectuales y políticos- no tiene una vida propia. Si usted tuviese la oportunidad de crear un pecado o un vicio nuevo ¿qué aportaría al de Adán y Eva?
-Pues no lo sé porque yo en esto de los pecados creo que lo he agotado todo. Me parece que he ido cumpliendo los pecados por orden, según vienen en la lista. El repertorio lo tengo cubierto.
-Y ¿cuál sería su visión particular de lo que aconteció en aquel Paraíso?
-Mi visión particular es que ni hubo Paraíso, ni allí pasó nada. Ocurrió algo entre un hombre de Atapuerca y una mujer del mismo lugar. Lo del Paraíso me parece una historia bastante tonta, mal inventada y literariamente pobre.
-Cuando era adolescente soñaba con escribir y poder vivir de ello, estar sólo, vivir a su aire. Ahora en la madurez todas esas cosas se las ha traído la vida. ¿Eso no le pesa en estos momentos?
-No, la soledad no me pesa. En mi vida he tenido objetivos muy modestos, así que poco a poco los fui consiguiendo: vivir de esto y no tener que ir a una oficina, trabajar en mi propia casa, tener tiempo libre para hacer lo que yo quiera. No me aburro. Leo, escribo y viene gente a verme.
-Después de tantos premios y reconocimientos, ¿le queda a usted algún reto por cumplir?
-Soy una persona que vive al día. Me levanto y hago la estructura de la jornada. Hoy tengo que escribir esto, a tal hora he quedado con fulanita, esta tarde vienen estas personas a casa... Mañana será otro día.
-En su libro "Diario de un escritor burgués", comenta que llegar a la madurez "no es llegar al orden, sino instalarse definitivamente en el caos. Aceptar el caos". ¿Cómo se ven las cosas desde ese lugar?
-Por mi parte con bastante tranquilidad, ironía y escepticismo. Esperar a que la vida tenga otro orden no va conmigo. De joven uno piensa que la vida es un poco caótica, que las cosas tardan en asentarse. Se espera llegar a una determinada edad para que reine la calma y la paz en nuestras vidas, cuando se trata de todo lo contrario. Lo que se llega a descubrir es que el caos no tiene remedio, que es algo que estará siempre. Como dijo Rimbaud "mi caos es sagrado" y por lo tanto lo que hay que hacer es instalarse definitivamente en él. El caos nunca va a cesar. Nunca habrá soluciones definitivas para nada.
-En "Historias de amor y Viagra" hay una frase que me llama la atención: "La mujer es puerta que da otra vez a uno mismo, al que hay detrás de ella". ¿Ha traspasado alguna vez esa puerta?
-Miles de veces.
-¿Y qué encontró al otro lado?
-Pues a una persona que generalmente me resulta encantadora.
-Me refería a la profundidad de ese encuentro. A esa experiencia a la que alude en muchos de sus libros.
-Ya, ya... Me parece apasionante llegar a profundizar en una vida: explorar, reconocer, inspeccionar la manera de ser, vivir, estar, hablar, trabajar. Tengo en mente una novela sobre una mujer, cómo sería la convivencia con ella, el descubrimiento de cada día, las distintas formas de hacer las cosas. Ahora bien, no sé si de ahí saldría un libro de amor o misógino -comenta con una leve sonrisa-.
-Por cierto, la historia previa a la publicación de ese libro fue un tanto curiosa. ¿Qué le atrajo de la Viagra para embarcarse en esa aventura?
-Hace un par de años la revista París Match me propuso realizar un reportaje sobre la Viagra probándola yo previamente. Tuve que pasar una revisión médica que diagnosticara si podía pasar o no la experiencia, y en qué dosis. Me explicaron todo el proceso y me pusieron a mano a una señorita que estaba muy bien -creo que era modelo-, ¡y a practicar!. Pude comprobar que es un producto magnífico y la verdad es que lo recomiendo. Después de aquello se me ocurrió escribir un libro que por cierto ha sido y es muy leído, tanto aquí como en Hispanoamérica. Han venido desde Méjico, Chile, Argentina a entrevistarme a raíz del impacto del libro. No sé si es porque allí consumen mucha Viagra o qué (sonríe). Creo que el boom del Viagra se puede asemejar a la aparición de la píldora anti-baby en los sesenta, aunque aquí en España se haya tomado a broma.
-No me negará que para escribir todo eso hacen falta dosis de valentía. Primero lo prueba, luego publica a los cuatro vientos sus experiencias, ¿dónde queda ese orgullo masculino tan español?
-La Viagra se debe utilizar cuando uno lo necesita. Yo la empleé para hacer el reportaje y vi que era realmente efectiva, no sentaba mal y encima mejoraba muchas funciones. Ahí la tengo -señala a la librería que tiene justo detrás-, y alguna vez la tomo.
-Siguiendo con los fármacos. Hace años confesaba en uno de sus libros que "la verdad es la mejor medicina y no necesita medicinas. Pero en la medida en que soy mentira, consisto en mis medicinas... Optalidón para escribir, mexaferment para la digestión, valium o mogadón para dormir...". Hábleme de la influencia de los fármacos en la creatividad y de su experiencia en este campo.
-Yo he escrito con toda clase de cosas. Con barbitúricos, alcohol, anfetaminas y también -la mayor parte de los días- sin nada (sobre la mesa tiene una infusión que va tomando de manera pausada durante la entrevista). Creo que a todos nos ocurre. Hay días que uno parece que tiene la cabeza estropeada y hay que arreglarla tomándose algo. Ponerse a escribir con el tiempo casi justo y ver que la cosa no funciona, es algo muy angustioso. La clave está en encontrar la dosis justa. El peligro es pasarse, entonces es cuando se escriben bobadas que al día siguiente no sirven para nada.
-Cambiando de tema. En estos momentos de aparente "todo va bien", ¿dónde están los críticos? ¿qué hacen los intelectuales?
-Personalmente me comprometo todos los días. Los intelectuales que escribimos en los periódicos lo hacemos para aportar algo comprometido. El columnista político es un intelectual que emplea el periódico para divulgar más sus ideas. Otra cosa es el tema de la literatura política, ahí sí creo que existen pocas aportaciones. Este invierno se me ocurrió escribir una novela política sobre el PSOE. Acabo de terminarla y saldrá a primeros de año. Me ha gustado como ha quedado.
-Metidos ya en terreno político, cuando escribió "La Derechona" ¿en quién o qué pensaba?
-Hay una Derecha y una Derechona. Digamos que La Derechona es la extrema Derecha, afortunadamente no violenta. Es un amplio concepto que no se encuadra sólo en un partido, es más que el PP. Ahí estarían grandes empresarios, poderosos banqueros, una parte de la Iglesia... toda esa Derecha que siempre se ha creído dueña de España de ahí el aumentativo de Derechona.
-De niño usted vivió en Valladolid. Salvando la diferencia de edad, si se hubiese encontrado por aquellas calles al Sr. Aznar ¿hubiesen sido amigos?
-Hombre, de pequeño uno es amigo de casi todo el mundo. Las diferencias políticas no existen. En la actualidad si coincidimos nos saludamos mutuamente, sin mucha efusividad pero con corrección.
-Dicen que leer un libro es iniciar una aventura y dejarse en manos de un guía que te conduce a un lugar por descubrir. ¿Adónde se puede llegar de su mano?
-A muchos sitios. Se puede llegar al ateísmo, al suicidio, al enamoramiento, al socialismo...
-Me gustaría hacerle algunas preguntas personales.
-También me las puede hacer usted indiscretas.
-Si me dejo llevar de los titulares que acompañan a su persona, de sus respuestas y comentarios en diferentes medios de comunicación, llegaría ante un Umbral muy distinto al que tengo ante mí en este momento. ¿Cómo se puede ser tierno y cruel a la vez?
-En la vida social y pública, que es la que recoge por ejemplo la televisión, hay que defenderse, porque si no le devoran a uno. En cambio escribiendo aquí tranquilamente puedo expresarme como soy, un buen chico. No tengo a nadie que me acose. Estoy relajado con mi gata, sin problemas.
-¿Por qué con frecuencia se acude a usted buscando morbo y provocación?
-Está en las leyes del periodismo que ante todo siempre hay que buscar un titular. Eso hace que en ocasiones se emplee una frase -incluso manipulándola- para darle más fuerza a una entrevista o una declaración.
-Llega la pregunta obligada. Con esa mente tan prolífica, ¿qué le sirve de fuente de inspiración?
-No tengo una única fuente de inspiración. Estoy en contacto con políticos, periodistas, gente con la que cambias opiniones y siempre te informan de algo. Luego están las distintas noticias que aparecen en los periódicos que siempre presentan cosas interesantes. Procuro que mi columna no sea algo lineal. Para ello hace falta estar muy informado y tener grandes dosis de imaginación que permitan hilar lo que está ocurriendo. En literatura es un proceso más lento.
Estamos terminando la entrevista y se acerca el momento de las fotos. Umbral se retoca -tiene el pelo alborotado- y la pregunta me la pone en bandeja. ¿Es presumido?
-Muy presumido, de toda la vida. Me gusta cuidarme... pero sin ser homosexual ni nada -me aclara-, porque parece que todos los hombres que se cuidan son homosexuales.... pues no."
(http://www.revistafusion.com/1999/octubre/entrev73.htm)

 

Escrito por: Anonymous blanca andreu - 28 de agosto de 2007, 13:28:00 CEST

Busco con frenesí una columna de Umbral titulada LA BARRAGANA DE EL VISO, dedicada a una poetisa que se vino de provincias a vivir en un Chagall. Una joven que prefirió el resquemor de la ginebra benetiana al orujo gallofero de Francesillo, amore.

 

Escrito por: Blogger Bartleby - 28 de agosto de 2007, 13:33:00 CEST

Una sociedad que se queja es una sociedad que no se rebela. El quejica es el mayor legitimador del poder.

(No se quejen de esto, que es vuelta de vacaciones)

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 13:33:00 CEST

He aquí un artículo genial. Quien quiera novelas, que se vaya a Cartagena.
----------------------

LOS PLACERES Y LOS DIAS

Los judíos

FRANCISCO UMBRAL

En Alemania o por ahí se vende jabón del que los nazis hacían con los judíos. Los judíos han protestado, y con toda justicia, de que el jabón y otros enseres melancólicos y siniestros de los campos de gas sean especulados como reliquia comercial. Como yo sólo soy un poco judío por parte de madre, según le contaba la otra noche a Mauro Armiño (saliendo de un estreno de Arthur Miller, otro judío), me voy a permitir opinar en contra del puritanismo judío, siquiera sea levemente, dominicalmente.


Uno cree que sólo el jabón judío, hecho con sangre y grasa de judío, tiene poder y ensalmo para lavar los pecados del mundo y que, aún así, es difícil que salga la sangre de las manos de todos los que asesinan judíos, negros, pobres, argelinos, extranjeros, árabes, hermanos, inocentes, homosexuales, mujeres, amigos. Sólo la sangre judía puede ser la última higiene del mundo, la esperanza postrera que higienice la raza humana, que le devuelva su pureza confusa y angélica (la otra noche he cantado la promiscuidad en la tele, el mestizaje como «quinta raza» del mejicano Vasconcelos). Está bien prohibir el jabón judío como souvenir, pero, por otra parte, la sangre católica, la sangre aria, la sangre financiera, la sangre de «los verdugos ciegos», que dice Cela en su libro de poemas en preparación («ya tengo cinco poemas, Paco, los libros de versos se van haciendo solos»); Cela, gran amigo de los judíos y de todas las razas: ahí está Judíos, moros y cristianos, uno de sus grandes libros; la sangre, por otra parte, en fin, sólo puede lavarse con sangre, con jabón de olor judío.

Porque la persecución de los judíos no es, obviamente, una cosa que se inventase Hitler, sino que viene de los Grandes Libros, y el gesto de Hitler se está repitiendo siempre en la Historia, antes y después de él, un fotograma fijo que vuelve y vuelve. Nos sentimos, como especie, tan gratuitos, tan injustificados, tan culpables, que necesitamos una víctima para pasar a la categoría de justicieros, y esa víctima ha sido frecuentemente el judío, aunque no sólo el judío. La fórmula del jabón de olor judío, tipo Heno de Pravia, me parece frívola y comercial, efectivamente, pero a partir de ahí se me ocurre (todo es aprovechable para el buen columnista) que sólo la sangre de judío, hecha jabón o hecha mierda, puede perfumar el mundo, salvar la especie, mejorarnos un poco el alma sucia, en fin. Se acabaron las tensiones, ya no hay tiranteces, pasaron los años felices del equilibrio del terror y la guerra fría (mucho mejores que estos años tediosos y abusivos del Nuevo Orden Mundial y el ominoso y mediocre Clinton), pero han venido las guerras de religión, de raza, de patria, que esconden todas un fondo económico y de poder, como sabía el sabio y olvidado Marx, judío, y entonces no escribo todo esto por hacer política, sino por hacer sentimiento y nostalgia, en memoria de una judía salmantina que yo tuve por novia y que judíos salmanticenses como Lázaro Carreter, Gonzalo Torrente y Pepe Portugal podrían dar noticia de ella, de ellas.

Usemos alegremente el jabón de olor, sin mirar si es judío o qué, lavémonos los huevos, el alma, el coño, la biografía, hoy que es domingo, día de remudar, lavémonos la polla aria y católica a ver si nos vamos enteros, con el agua, por el agujero del baño, porque somos razas podridas, viejas, culpables, y el siglo está barroco de crímenes. Mi reino por un jabón, aunque sea pastilla de judío, y mejor si es judío, que los arios nos roban el fletán, nos putean con el dólar y huelen a castidad, a cuáqueros y a zotal, que es lo que Alvarez del Manzano, cristiano viejo, echa en Progreso/Tirso de Molina para ahuyentar undergrounds de izquierdas, con sus alegres crestas rojas y verdes, antinazis y dominicales.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 13:35:00 CEST

Y díganme, ¿quién heredará la columna en la contra del difunto, Pozo o Agapito Maestre?

 

Escrito por: Blogger Perroantonio - 28 de agosto de 2007, 13:35:00 CEST

VENDEDOR DE ABALORIOS

Umbral ha sido un grandísimo vendedor de cuentas de colores. El mejor. Algunos tienen ideas; Umbral tenía iluminaciones que se quedaban clavadas en la retina como fotografías (a eso se le llamaba antes poesía y luego literatura). Podías pasarte horas, días enteros leyendo y disfrutando de sus tonterías y juegos de artificio. Al final se encendía la luz y no quedaba casi nada, salvo frases geniales y mucho sentido del humor. Umbral era como un cine mental de sesión inagotable donde a veces la película era buena o muy buena u obra maestra y a veces un tostón alimenticio. Era mordaz, brillante, elegante cuando quería o chorra hasta la náusea, que le salía de natural, creo. Pese a lo mucho que a veces me cabreaba no he podido dejar de leerle nunca. Lo cual que hay que joderse, o sea.

 

Escrito por: Blogger schelling - 28 de agosto de 2007, 13:38:00 CEST

Lo lamento, Adrede. Es el primero que se me ha venido a la cabeza (como a la mayoría de los nicks) al conocer la muerte de Umbral. Todos aquí conocíamos su admiración por él.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 13:38:00 CEST

Pero tú qué sabes de lo que ha sufrido Pérez reverte? Ha sufrido muchísimo, hombre, solo piensa en lo que le hacía sufrir Umbral, ladediós

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 13:39:00 CEST

Comprendan a Adrede, hoy se ha metido triple ración de mazorcas.

 

Escrito por: Blogger Luz y Contraluz - 28 de agosto de 2007, 13:39:00 CEST

Sólo vengo a saludarles y decirles que durante un tiempo y por motivos personales, no podré seguir haciendo las horribles antologías que han estado soportando.
Recuerdos a todos.

 

Escrito por: Blogger Perroantonio - 28 de agosto de 2007, 13:39:00 CEST

[101] LOS PLACERES Y LOS DIAS

Cortar penes
FRANCISCO UMBRAL
********
jajjjajjjaaajajaja

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 13:41:00 CEST

Genial, dice Adrede de la serie de patochadas de Umbri sobre los judíos, a mí me dan ganas de vomitar

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 13:43:00 CEST

Vamos, qué explosión de gilipolleces pretenciosas y vacías, no me extraña que a Adrede le gusten.

 

Escrito por: Anonymous No nos merecemos etcétera. - 28 de agosto de 2007, 13:44:00 CEST

EL ZAPO MIENTE MÁS QUE DIVISA.
------
EL PRIMER MINISTRO FRANCÉS NO SE RETRACTA
Zapatero lo desmiente pero Fillon mantiene que está arrepentido de la regularización

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 13:44:00 CEST

Y si a Adrede le gustan...malo.
Les recuerdo: no feedan al trollo, por lo que más quieran.
Socialismo es libertad

 

Escrito por: Blogger Perroantonio - 28 de agosto de 2007, 13:49:00 CEST

[106] LOS PLACERES Y LOS DIAS
Los judíos
FRANCISCO UMBRAL
*******
La de arena. Uf.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 13:51:00 CEST

"Al lector no hay que aburrirle nunca."
Pues Umbral, más o menos como Benet, con al diferencia de que a Umbral se le entiende un poco mejor.

 

Escrito por: Anonymous Fedeguico - 28 de agosto de 2007, 13:54:00 CEST

107] Escrito por: Anónimo - 28 de agosto de 2007 13:35

Y díganme, ¿quién heredará la columna en la contra del difunto, Pozo o Agapito Maestre?


-----------------------------------

Me temo que el orate gangoso.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 13:57:00 CEST

¿Umbralianos todos? ¡Y una polla!

A Umbral le habría gustado ser el Ch. Bukowski español, pero se quedó en mal remedo cantinflesco, anticogolludo y disperso de Larra y de Cela.
Feo de cojones, y un esperpento hortera, dudo que follase como una máquina; aunque, consciente de sus limitaciones literarias y eróticas, se colgó fetichistamente al cuello su bufanda roja, a modo de larga polla colorá compensatoria, y estandarte diletante del posfranquismo, para sacar tajada.

Descanse en paz, de él, la buena literatura.

 

Escrito por: Anonymous Adrede - 28 de agosto de 2007, 14:01:00 CEST

121] Escrito por: Anónimo - 28 de agosto de 2007 13:57

¿Ven? ¿No se podía haber muerto este cenutrio en vez de Umbral?

Ay, si yo fuera Dios qué bien hecho estaría el mundo.

 

Escrito por: Blogger Cateto de Pacifistán - 28 de agosto de 2007, 14:01:00 CEST

Puerta en estado crítico

¿Algún matasanos del blog puede dar una opinión sobre este caso?

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 14:02:00 CEST

¡Hombre, Fedeguico!

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 14:05:00 CEST

Fede, le suponíamos alquilando amacas en Torremolinos

 

Escrito por: Blogger Perroantonio - 28 de agosto de 2007, 14:05:00 CEST

El día de la marmota, mismamente

 

Escrito por: Anonymous MD - 28 de agosto de 2007, 14:10:00 CEST

Antonio Puerta se nos va.

 

Escrito por: Blogger qtyop - 28 de agosto de 2007, 14:12:00 CEST

Cateto,

La sensación aquí es que no hace falta ser matasanos.

Se evita hablar claro pero los gestos muestran la situación. Esta noche hay partido inevitable pero el ánimo de la expedición en Atenas es perfectamente descriptible.

(el parte dice 'muy crítico')

 

Escrito por: Anonymous Rayworl - 28 de agosto de 2007, 14:17:00 CEST

92] Escrito por: J. A. Montano - 28 de agosto de 2007 13:09

[87] Escrito por: sarónico - 28 de agosto de 2007 12:59
¿A Pérez Reverte no le ha pasado nada en su vida? Qué barbaridad, caso único.
______________________________

Ha ido a guerras, ha viajado, ha navegado, se ha follado a la Niña Rodicio y a no sé cuántas más, ha escrito de aventuritas, se ha forrado y se ha disfrazado incesantemente de De la Quadra-Salcedo con esos adocenados chalecos llenos de bolsillos que los convierten a todos los *aventureros* en maniquíes de Coronel Tapioca. Pero todo eso no es más que contorsión y huida de la realidad, chisporroteo, burbujeo sin brújula. Por eso no ha escrito nada que merezca la pena. Lo sustancial es eso, que se te muera un hijo. O que una tarde de domingo se te haga más asfixiante que el desierto del Gobi. De eso Pérez Reverte no tiene ni puta idea. Dejémonos de tonterías: el arte surge del sufrimiento. Y si no hay sufrimiento, podrá haber muchas cosas, muchas castañuelas y tal, pero no hay Arte.
-------
No creas que es tan ignorante Reverte, Atleta. Perez Reverte sabe mucho de delincuentes y de policías delincuentes. De esto último está muy al tanto pero cieryo es que nunca habla de ello. Por algo será.

 

Escrito por: Blogger last churrero - 28 de agosto de 2007, 14:26:00 CEST

Okaso,

a ver si me puede usted subir pronto el 800 femenino al youtube que estoy en la oficina y no he podido verlo. Medalla para Martinez bajando de 1:58!

 

Escrito por: Blogger qtyop - 28 de agosto de 2007, 14:35:00 CEST

last churrero,

qué carrera,

la liebre keniana ha salido primera y la jauría detrás nada de nada...

motula desfallecida cincuenta metros antes de meta y Martínez y Benhasa desde atrás pasando el pelotón

 

Escrito por: Blogger qtyop - 28 de agosto de 2007, 14:37:00 CEST

Martínez a TDP:

'sabía que tenía una buena recta en carreras de 1:59, 2:00, 2:01... pero no en una de 1:57'

 

Escrito por: Blogger last churrero - 28 de agosto de 2007, 14:37:00 CEST

como en la semifinal entonces

 

Escrito por: Blogger qtyop - 28 de agosto de 2007, 14:39:00 CEST

sí, y haciendo de nuevo marca mundial.

 

Escrito por: Anonymous Cavernícola - 28 de agosto de 2007, 14:45:00 CEST

Atleta, si todo arte nace del sufrimiento ¿Luis Cobos puede ser llamado artista?

La catadura moral de Reverte está en sus columnas. En sus historias sobre hijos de puta, AK47 y furcias bosnias.

Reverte es la anti-lírica.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 14:51:00 CEST

Todo lo que yo tenía que decir sobre Luis Cobos, lo dije el año pasado en mi blog:

* * *
LA REBELIÓN DE LA BATUTA

Una vez, al caer con el zapping (¡juro que no fui voluntariamente!) en un concierto de Luis Cobos, creí percibir algo. Fue fugaz, pero decidí seguir el rastro. Así que grabé el concierto, y luego lo analicé pormenorizadamente. Desde entonces, he hecho más grabaciones de conciertos y actuaciones de Luis Cobos y en todas se confirma mi intuición primera. Paso a exponer los resultados de mis análisis:

La batuta quiere cruzarle la cara a Luis Cobos. La batuta, en tanto representante de la Música, odia a Luis Cobos (en tanto representante de la Antimúsica) y en todo momento quiere cruzarle la cara. Todo concierto de Luis Cobos es una denodada lucha entre Luis Cobos, en tanto productor y ejecutor de Antimúsica, y su batuta, que, en tanto amante y representante de la Música, quiere cruzarle la cara a Luis Cobos. Por desgracia, la batuta es un utensilio con muy poca fuerza física. Por eso jamás hasta hoy ha conseguido cruzarle la cara a Luis Cobos. Pero lo intenta. Fíjense a partir de ahora: la batuta, en manos de Luis Cobos, intenta siempre alzarse hacia su jeta y cruzársela, incluso a veces intenta, en tanto amante y representante de la Música, saltarle un ojo al director, a ese director, en tanto productor y ejecutor de Antimúsica, y hasta clavarse en sus carrillos, y picotear en ellos tal pájaro carpintero en corteza de árbol. La batuta, aunque es de palo, tiene más alma y más sensibilidad que Luis Cobos con su jeta de palo insensible y sin alma (¡y su melenita estólida!). Por eso el gran sueño de la batuta de Luis Cobos, y todos los que amamos la Música apoyamos su sueño, es lograr un día cruzarle la cara a ese infame productor y ejecutor de Antimúsica, o saltarle un ojo, o clavársele en los carrillos y acuchillárselos (¡al fin!) musicalmente.

 

Escrito por: Anonymous Rayworld - 28 de agosto de 2007, 14:52:00 CEST

Y lo que nos descojonamos de Reverte cuando contaba como había conseguido datos para aquella novelucha que tituló "La reina del sur" (creo) Era patético Reverte tomando coronas en Tijuana (coronas, Reverte, coronas. Coronita es sólo en España) y hablando con pinches plebillos. Vete al guano, Arturito.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 14:56:00 CEST

La foto que puse, por cierto, paraliza un momento de *máxima huída y separación* de Luis Cobos y su batuta:

http://joseantoniomontano.blogspot.com/2006/07/la-rebelin-de-la-batuta.html

 

Escrito por: Anonymous Un regalo para AS - 28 de agosto de 2007, 14:57:00 CEST

http://www.youtube.com/watch?v=TiOvBQRtf3w

 

Escrito por: Blogger belaborda - 28 de agosto de 2007, 15:00:00 CEST

* CUESTIÓN DE FE... O NO.

/////////////////

¿A quién creer, a ZP o al francés? En cuanto a mí, lo tengo claro:

- ZP.
Mintiendo, a tanto alcanza generoso
que si errando una verdad dijera,
esa verdad, quimera ya, mintiera

para no desmentir al mentiroso;
y que mendaz mayor del reino fuese
por más que en adelante no mintiese.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 15:04:00 CEST

Lo de Leti Sabater no tiene precio. Y tampoco esto, los primeros ensayos pornográficos de Nacho Vidal (entonces sólo Nachi):

http://es.youtube.com/watch?v=wbOOI5J_0l0

 

Escrito por: Blogger Cvalda - 28 de agosto de 2007, 15:06:00 CEST

Me parece que todos hemos pensado en Adrede nada más conocer la noticia del fallecimiento de Umbral.

No recuerdo si "canalleó" o no con la muerte de Félix Bayón. Pero en cualquier caso, ya está dicho todo en las tres primeras líneas de este post.

Buen día tengan. Y un beso, Mercutio.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 15:09:00 CEST

[142] Escrito por: Cvalda - 28 de agosto de 2007 15:06
___________________________

Por supuesto. Una cosa no quita la otra.

 

Escrito por: Blogger M. - 28 de agosto de 2007, 15:21:00 CEST

AS, ¿qué le parece?:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, reveló hoy que Francisco Umbral falleció "intentando dictarle una columna a su mujer, María España".
"Esa fue su última voluntad, pero no pudo lograrlo porque ella no le entendía", añadió Aguirre.
Es "una enorme pérdida para todos los españoles", declaró la presidenta regional con motivo del fallecimiento del escritor y columnista la pasada madrugada.
"Me dijo el doctor Abarca que murió intentando dictarle una columna su mujer, María España; que esa fue su última voluntad, pero no pudo lograrlo porque ella no le entendía", explicó Aguirre en el Hospital Montepríncipe, donde murió Umbral y donde se instalará la capilla ardiente con sus restos mortales a las 14.30 horas

 

Escrito por: Blogger cronopiodeley - 28 de agosto de 2007, 15:24:00 CEST

Regás

Mientras dilapidaba miles de euros en exorcizar sus fantasmas familiares y apretaba el cinturón a los funcionarios de la biblioteca, cerraba sospechosas adjudicaciones como la del rediseño del sitio web o la creación de un nuevo departamento de prensa con personal adicto a la propia Regás y vinculado con ella a través de la revista EÑE. En lo personal, la escritora barcelonesa que presume de progresista, ha tenido con cargo a la biblioteca cinco chóferes consecutivos, tres secretarias y ha efectuado infinidad de viajes, muchos de ellos realizados para cubrir sus compromisos como escritora.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 15:28:00 CEST

[144] Escrito por: M. - 28 de agosto de 2007 15:21
AS, ¿qué le parece?:
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, reveló hoy que Francisco Umbral falleció "intentando dictarle una columna a su mujer, María España".
"Esa fue su última voluntad, pero no pudo lograrlo porque ella no le entendía", añadió Aguirre.
_______________________________

Me parece grotesco, la verdad. Pero revela bien lo que fue Umbral: escritor 100%. Y a mí esos no me gustan. A mí me gusta el que es 50% escritor y 50% antiescritor.

 

Escrito por: Anonymous De la prensa - 28 de agosto de 2007, 15:29:00 CEST

Rosa se fuga

Lo que al parecer le dijo el ministro de Cultura es el exacto reflejo de la realidad de esa ignorante inútil que ha estado ocupando el despacho de la dirección de la Biblioteca Nacional: Rosa Regás no ha hecho nada desde que está en el cargo.

Aunque puestos a ser precisos, forzoso es reconocer que sí ha hecho algunas cosas. Ha viajado mucho, por ejemplo. Muchísimo. Para empezar, casi todos los fines de semana que no tenía aquelarre izquierdoso barra feminista por cuenta de alguna universidad, o de algún grupo de mujeres necesitadas urgentemente de una ITV intelectual, o de algún grupito de jerarcas locales del PSOE o de Izquierda Unida, Rosa Regás enfilaba (¿en coche oficial?) María de Molina, rumbo a Barajas para tomar el primer vuelo con destino a Barcelona. Para la ya ex directora de la Biblioteca Nacional, Madrid resultaba insoportable, con tanta Esperanza Aguirre y tanto Gallardón, así que corría a esa 'madre patria' que se inventan los catalanes mediocres cuando están en Madrid solos frente a su complejo de inferioridad. La pregunta es: ¿volaba Rosa la Lenguaraz a cuenta de su bolsillo de usted, paciente lector?

En segundo lugar Rosa la Rigurosa ("Aznar es un asesino"), se ha apuntado a todos los saraos internacionales que ha podido. Cuanto más extravagantes, más días les dedicaba. Asimismo la Rumbosa Rosa ha intentado mandar a la basura a Don Marcelino, que no es tarea baladí habida cuenta de lo que pesa un señor que lo ha pensado absolutamente todo antes de ponerse a escribir.

Rosa Regás, la viuda de Boccaccio (la discoteca, no el escritor), ha dado también muestras de su valía intelectual no publicando nada, ni escribiendo nada mínimamente decente durante los meses en que ha cobrado la generosa nómina de la Biblioteca.

Tampoco ha logrado que los demás, los usuarios de la Biblioteca Nacional, leyeran más y mejor porque no ha emprendido ninguna mejora, ni reforma digna de tal nombre para mejorar la institución con la que el señor Rodríguez decidió premiar su mediocre carrera intelectual. Salvo una, una sola reforma. A doña Rosa la Dadivosa le parecía fatal que hubiera tantos controles de seguridad. Así que decidió aligerar la cosa. Al fin y al cabo, los puñeteros mapitas del tipo ese, italiano, o egipcio, vete tú a saber, Potomeo, los mapas estaban por todas partes, cómo no se iban a perder.

Eso sí, ahora no me preguntéis, no puedo hablar de ello porque estas son las órdenes que he recibido. Puedo ciscarme en toda la Familia Real, que para eso soy republicana. Puedo meterme con la Iglesia, que para eso soy roja, y de las mejores. Puedo borrar la historia de la literatura valenciana porque para eso soy nacionalista. Puedo llamar el nombre del cerdo a todos los políticos que no piensen como yo, o sea, a los populares, porque para eso soy progre. Y puedo seguir viviendo como los fachas en mi estupenda masía de Gerona, mientras los españoles me pagan viajes y cuchipandas. Pero no puedo hablar de la chapuza de mi gestión.

Parece que el ministro ha admitido la dimisión de la directora de la Biblioteca Nacional. Mal. Muy mal. Rosa se quiere ir de rositas. Pero el robo es responsabilidad suya. Rosa, al juzgado.

Miguel Vidal Santos
28-08-07
http://www.valenciahui.com/

 

Escrito por: Anonymous tupolev - 28 de agosto de 2007, 15:34:00 CEST

Fractal Adrede.

 

Escrito por: Blogger schelling - 28 de agosto de 2007, 15:40:00 CEST

Un mal día para una entrada excelente. El almirante nos lleva de viaje al corazón de Alemania: a Weimar y a Buchenwald, en el hayedo cercano. Goethe y el Lager, nada menos. Una descripción sobria y medida. Ya digo, excelente.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 15:41:00 CEST

[146] Escrito por: J. A. Montano - 28 de agosto de 2007 15:28

[144] Escrito por: M. - 28 de agosto de 2007 15:21
AS, ¿qué le parece?:
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, reveló hoy que Francisco Umbral falleció "intentando dictarle una columna a su mujer, María España".
"Esa fue su última voluntad, pero no pudo lograrlo porque ella no le entendía", añadió Aguirre.
_______________________________

Me parece grotesco, la verdad. Pero revela bien lo que fue Umbral: escritor 100%. Y a mí esos no me gustan. A mí me gusta el que es 50% escritor y 50% antiescritor.
__________________________________

...aunque, por otro lado, ¿quién sabe cuál fue esa última página que tenía Umbral en la cabeza? A lo mejor fue la mejor de todas, a lo mejor era un resplandor en su cerebro, y la lengua se la emborronó.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 15:43:00 CEST

El error de Umbral, en estos tiempos macluhianos, fue escribir donde lo hizo, rodeado de losantitos, galas, gistaus, giralts, pregos, pedrojotas y demás basura del periodismo patrio. Comprar esa bazofia sólo para leerle a él. No. Lo mismo le ocurre al Espada. No. Punto.
Es como si el descubridor del ADN lo anuncia en el libelo digital (¡esa mierda neocon!), en vez de en Nature. ¡El medio es el mensaje!

Descansa en paz, ahora que no tenfrás a los libegales jaleándote. Y dále recuerdos a nuestros comunes amigos, Haro Tecglen y Haro Ibars.

 

Escrito por: Blogger schelling - 28 de agosto de 2007, 15:44:00 CEST

[140] Escrito por: belaborda - 28 de agosto de 2007 15:00

* CUESTIÓN DE FE... O NO.

/////////////////

¿A quién creer, a ZP o al francés? En cuanto a mí, lo tengo claro:
------------
Moi aussi.

 

Escrito por: Blogger Perroantonio - 28 de agosto de 2007, 15:46:00 CEST

[151] Hola, Regás. Punto.

 

Escrito por: Blogger Perroantonio - 28 de agosto de 2007, 15:48:00 CEST

Oh la la, les temps mcluhens!

 

Escrito por: Blogger Perroantonio - 28 de agosto de 2007, 15:50:00 CEST

Oh yea, the message is the massage

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 15:50:00 CEST

153]
Hola FJ Losantos. Punto

 

Escrito por: Blogger Perroantonio - 28 de agosto de 2007, 15:52:00 CEST

LIBEGAL JALEANDO

- Ale Umbral, que tú puedes. Venga, que aún te queda resuello. Ala, dale, venga... un poquito más. Yuuuup. Que hay que sudar la camiseta Umbral.

 

Escrito por: Anonymous noviembre - 28 de agosto de 2007, 15:53:00 CEST

68, muy bueno.

 

Escrito por: Blogger barley - 28 de agosto de 2007, 15:56:00 CEST

"Que un árbol sea más alto no quiere decir que haga más sombra"

José Montilla

 

Escrito por: Blogger Perroantonio - 28 de agosto de 2007, 15:58:00 CEST

– ¿Sí, dígame?
– Hola, que he descubierto el ADN y me preguntaba si...
– ¿El adequé?
– El adeéne.
– Y eso para que sirve.
– Es un ácido.
– Ya.
– Que si me pueden poner la noticia en el libelo digital.
– Usted me pasa un resumen y ya vemos, ¿vale?
– Pero es que va a ser muy importante en el futuro.
– No, si ya me imagino...
- Que va en serio...
– Es que hasta que no lo veamos en Nature va a ser que no.
– Se arrepentirán.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 16:01:00 CEST

Perroantonio parece una imitación japonesa de Montano. Está todo, menos lo importante.

 

Escrito por: Blogger barley - 28 de agosto de 2007, 16:01:00 CEST

Draft Telegraph
(CMM)

y así.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 16:06:00 CEST

Ya sus lo he dicho otra ves y lo repito: ustedes vosotros abusáis de vuestra condición de gente talentosa y triunfadora, y os metéis injustamente con los pobrecitos perdedores como Reverte o Losantos, crueles, eso es lo que sois, crueles como nazis.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 16:11:00 CEST

sarónico: debo desengañarte. No culpes a la falta de estudios. Con ellos y todo, serías la misma mierdecilla que eres.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 16:12:00 CEST

Fallece el sevillista Antonio Puerta

 

Escrito por: Blogger Perroantonio - 28 de agosto de 2007, 16:13:00 CEST

[161] Escrito por: Anónimo - 28 de agosto de 2007 16:01

Perroantonio parece una imitación japonesa de Montano. Está todo, menos lo importante.
******
Oiga, sin faltar. Que a mi no me gustan el jamón porque sea 50% jamón y 50% antijamón.

Siga usted con los tiempos maclujianos y los alientos neocones en el medio del mensaje del periodismo patrio y matrio, que me da mucha risa.

 

Escrito por: Anonymous qtyop - 28 de agosto de 2007, 16:16:00 CEST

El partido AEK de Atenas - Sevilla FC ha sido suspendido (informa la Cadena Ser, edición local desde Atenas)

(No hay confirmación oficial de la muerte de Antonio Puerta)

((pero))

 

Escrito por: Blogger Perroantonio - 28 de agosto de 2007, 16:16:00 CEST

¿Japonesa?

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 16:20:00 CEST

Por no tener, ni olfato. Debió de perderlo junto al paladar.

[166] Escrito por: Perroantonio - 28 de agosto de 2007 16:13

[161] Escrito por: Anónimo - 28 de agosto de 2007 16:01

Perroantonio parece una imitación japonesa de Montano. Está todo, menos lo importante.
******
Oiga, sin faltar. Que a mi no me gustan el jamón porque sea 50% jamón y 50% antijamón.

Siga usted con los tiempos maclujianos y los alientos neocones en el medio del mensaje del periodismo patrio y matrio, que me da mucha risa.

 

Escrito por: Anonymous qtyop - 28 de agosto de 2007, 16:27:00 CEST

Los medios de comunicación del Sevilla FC anuncian ya la muerte de Antonio Puerta

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 16:29:00 CEST

Ano, confieso que nunca aspiraré a tus hazañas esmorecedoras con sandías y bebés, derrotado de antemano, ni lo intento, a tu lado soy un perdedor irremediable, ¡pero si hasta Adrede lo es, un perdedor a tu lado, hombre privilegiado!

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 16:32:00 CEST

Ano, ¿debo interpretar que no me tienes ningún aprecio?

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 16:34:00 CEST

"Carmen Calvo defiende a Regás: "La nombré para que hiciera mucho trabajo y lo hizo"

Tanto trabajo como la propia Calvo, se entiende.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 16:35:00 CEST

Tú a aspirar lo justito. A lucrarte de la sangre ajena, mayormente.

 

Escrito por: Blogger sarónico - 28 de agosto de 2007, 16:39:00 CEST

¿Me lucro de la sangre ajena, Ano? ¡Has descubierto mi secreto, individuo sagaz cuanto perspicaz! No sé si podré levantar ya cabeza, pero, ¿no te parece un poco cruel exponerme así, exponer mis taras a la vista de todo el mundo, como si yo no tuviera mi corazoncito? A pesar de tus muchos méritos sandiescos, Ano, he de decirte una verdad: eres cruel, cruel como un nazi, también tú tienes tu tara.

 

Escrito por: Blogger barley - 28 de agosto de 2007, 16:41:00 CEST

Es duro pero en "Aquí hay tomate" se nota que están encantados de que Puerta haya muerto durante la emisión del programa. Después de parlotear con tipejos como "Pipi" Estrada y entre anasobregones y paquirrines vuelven sobre el tema. Ahora van a enmerdar un poco a Umbral.

 

Escrito por: Anonymous sickofitall - 28 de agosto de 2007, 16:47:00 CEST

!Qué encomiable refutación hizo Adrede de las críticas vertidas contra su ídolo¡ La distinción entre columna y artículo, serena, atinada y muy verdadera, pone en su sitio a los infieles.
Pero, ay, sí que es cierto que en el corazón del Visionario sobra el adorno onanista-exhibicionista. Como un solo de Yngwie Malsteem en medio de una de Leonard Cohen.
Y que las columnas necesitan de la hiedra de la actualidad para diseccionar e ironizarla. Hace años que Umbral no hablaba de nada.
Lo que ha contado Aguirre constituye por ello la mejor metáfora posible del cuerpo que sobrevivió al talento creativo.
Umbral fue un superdotado a quien le faltaron mejores experiencias.

 

Escrito por: Anonymous qtyop - 28 de agosto de 2007, 17:01:00 CEST

Voy a hacer un pequeño escorzo con la entrada de hoy.

El gol más imporante que marcara Antonio Puerta fue aquel que clasificó al Sevilla FC para la final de la copa de la Uefa del año 2006. Fue en el centésimo primer minuto del partido de vuelta de la semifinal que enfrentaba al Sevilla FC y al Schalke 04.

Ese partido, ese gol, lo vi en directo, se vio en directo en España, sólo gracias a la ZDF.

 

Escrito por: Blogger last churrero - 28 de agosto de 2007, 17:02:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Anonymous qtyop - 28 de agosto de 2007, 17:05:00 CEST

coño, last churrero, guarde el luto

(por lo menos)

 

Escrito por: Blogger last churrero - 28 de agosto de 2007, 17:07:00 CEST

a sus órdenes

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 17:08:00 CEST

¿Quién es Antonio Puerta?

 

Escrito por: Anonymous M. - 28 de agosto de 2007, 17:08:00 CEST

Más sobre la última columna de Umbral:

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 17:09:00 CEST

Se podría hacer una pieza teatral con esto: la Actriz, el Escritor y el Joven Deportista en la barca de Caronte.

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 28 de agosto de 2007, 17:11:00 CEST

¿Ha preguntado alguien por mí? llevo ausente desde el viernes, con el adsl estropeado. Saludos a todos.

 

Escrito por: Blogger M. - 28 de agosto de 2007, 17:11:00 CEST

Más sobre la última columna de Umbral, Las uvas doradas (que es ya, por derecho propio, su particular -y fallido- ¡Viva Iria Flavia!):

También recordó Pedro J. Ramírez que en su "intento por abrazar por última vez a la musa", Umbral murió "dictando a su mujer su última columna, titulada 'Las uvas doradas', una metáfora que refleja "el esplendor y la juventud, temas muy comunes en su literatura".
Pedro J. Ramírez adelantó que en los próximos 100 días el diario El Mundo va a contactar con 100 escritores "para rendir homenaje al género", aunque no para sustituir al escritor porque "no hay Hércules capaz de sustituir la columna de Umbral".
Más allá de la relación

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 17:13:00 CEST

[186] Escrito por: M. - 28 de agosto de 2007 17:11
Más sobre la última columna de Umbral, Las uvas doradas (que es ya, por derecho propio, su particular -y fallido- ¡Viva Iria Flavia!):
______________________________

No. Es su "estos días azules y este sol de la infancia".

 

Escrito por: Blogger El Crítico Constante - 28 de agosto de 2007, 17:13:00 CEST

Emma Penella, como Terele Pávez -su hermana-, era hija del que dicen en Granada le pegó el tiro a Federico. Debe ser muy difícil vivir con eso.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 17:14:00 CEST

Anónimo dijo...
¿Quién es Antonio Puerta?
28 de agosto de 2007 17:08
________________________

Antonio Puerta es el futbolista. El futbolista que, desde hace cien años, siempre le quita la portada del periódico al escritor.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 17:19:00 CEST

Aquí está lo del libro de Umbral. Años lleva hablándose de ello, siempre con ese ritintín contra la actitud de Umbral que a mí me pareció impecable. En cambio, la Milá, ese ser menesteroso, ese, en el peor y más deprimente sentido de la palabra, *animal televisivo*, se ha ido de rositas:

http://es.youtube.com/watch?v=-1cTIUc7cJc

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 17:21:00 CEST

[188] Escrito por: El Crítico Constante - 28 de agosto de 2007 17:13
Emma Penella, como Terele Pávez -su hermana-, era hija del que dicen en Granada le pegó el tiro a Federico. Debe ser muy difícil vivir con eso.
___________________________

Me deja usted anonadado. No sabía ni lo segundo ni lo primero. Lo más importante es lo segundo, desde luego; pero, en cuanto a lo primero, ¿por qué no nos hicieron una ayudita? Podía haberse llamado Emma Pávez la una o Terele Penella la otra, ¿no?

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 17:22:00 CEST

Pedro J. Ramírez adelantó que en los próximos 100 días el diario El Mundo va a contactar con 100 escritores "para rendir homenaje al género"
---
¿Alò?

 

Escrito por: Blogger M. - 28 de agosto de 2007, 17:23:00 CEST

"Pedro J. Ramírez adelantó que en los próximos 100 días el diario El Mundo va a contactar con 100 escritores "para rendir homenaje al género", aunque no para sustituir al escritor porque "no hay Hércules capaz de sustituir la columna de Umbral".

Por un momento pensé que Pedro J. iba a montar un Operación Triunfo con 100 escritores para la última de El Mundo.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 28 de agosto de 2007, 17:25:00 CEST

"Con un hombre no se atreverían"
Regás, que dimitió al frente de la Biblioteca Nacional, dice: "Lo que haga una mujer siempre es para mal" [Rosita Amores en EL PIS]
---

¿Pero esta cretina, que se escuda en su género, -sexo dudo que tenga- cree que el ZAPO es hermafrodita y por eso nos atrevemos con él?

 

Escrito por: Blogger M. - 28 de agosto de 2007, 17:25:00 CEST

Lo tiene usted aquí, AS:

http://www.elpais.com/articulo/paginas/verdugo/Lorca/elpepusoceps/20070819elpepspag_6/Tes

y aquí:

www.elpais.com/.../muestra/rostro/supuesto/asesino/Garcia/Lorca/elpepuespand/20061006elpand_31/Tes

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 17:28:00 CEST

[195] Escrito por: M. - 28 de agosto de 2007 17:25
Lo tiene usted aquí, AS:
http://www.elpais.com/articulo/paginas/verdugo/Lorca/elpepusoceps/20070819elpepspag_6/Tes
______________________________

Vaya, hombre, se apellidaba Alonso... ese nombre que, cuando se da de apellido, es nido de aguiluchos.

 

Escrito por: Blogger Melò Cucurbitaciet - 28 de agosto de 2007, 17:35:00 CEST

Crítico, en la entraba de ayer Mercutio le retaba a cuenta de una pintura de la Santa Compaña.

 

Escrito por: Blogger J. A. Montano - 28 de agosto de 2007, 17:36:00 CEST

[193] Escrito por: M. - 28 de agosto de 2007 17:23
"Pedro J. Ramírez adelantó que en los próximos 100 días el diario El Mundo va a contactar con 100 escritores
_________________________

No, hombre, no: que fiche a Pradita. Que le enrolle la bufanda a Pradita y lo siente a darle a la manivela de largar frases y metáforas todos los días. Estoy seguro de que saldría mortadela con aceitunas de la mejor.

 

Escrito por: Blogger Tsevanrabtan - 28 de agosto de 2007, 17:40:00 CEST

Escrito por: Blogger M. - 28 de agosto de 2007, 17:41:00 CEST

"Que le enrolle la bufanda a Pradita y lo siente a darle a la manivela de largar frases y metáforas todos los días".

Pero que se la enrolle fuerte, fuerte...

 
En esta página sólo aparecerán posts de usuarios registrados. Si quiere registrarse escriba a la dirección que aparece abajo. No prometemos nada pero pedimos perdón por cualquier inconveniencia que esto pueda causar.
mensajes