<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7974984536099633988\x26blogName\x3dNickjournal\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://nickjournalarcadiano.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://nickjournalarcadiano.blogspot.com/\x26vt\x3d2379119722696080509', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
29 abril 2007
No dejar al alcance de los niños
Los oscuros y mesméricos poderes de Gengis Kant, un solapado Fu Manchú amamantado a los arcanos y undívagos pechos de la más abstrusa escolástica -y para mí que medio jesuita por parte de padre, pero quién sabe si no criptozelote (con perdón)- me han llevado a rebuscar en los abismos tenebrosos del pensamiento molinista una respuesta a la vida, el Universo y todo lo demás.

Después de algunos días y sus otras tantas noches de navegación por la Red y abuso de mi parca biblioteca, luego de lucha incruenta con el albedrío y la Gracia eficaz, y eleáticas carreras tras una inspiración quelonia, alcancé la única conclusión posible a la tan vana persecución del esquivo y universo mundo:


Confortado por ese salvífico guarismo quedé traspuesto.

El tintineo de la proverbial y daliniana cucharilla de plata me hizo despertar; corrí en busca de recado de escribir y, aún aturdido por los miasmas del entresueño y las ansias alcaloides de ducados, di en alumbrar esta quimera. Quiere mi insuficiente gratitud dedicar al íncubo gengiskantiano el vero sueño de la razón que sigue.

Estas líneas configuran un modesto experimento mental. Como todos los juegos de este tipo (y los trucos de magia o las elecciones municipales) exige de los participantes un riguroso cumplimiento de las reglas, una porción razonable de buena fe y algo de imaginación. Se puede usar calculadora.

Supongamos que se crea un tratamiento médico para la fe; una droga, digamos, similar a los parches de nicotina que, mediante una revolucionaria modificación de los neurorreceptores y neurotransmisores cerebrales, permita lo siguiente:

-Si se trata con la posología correcta de 'feína' a un ateo (o a un agnóstico) el paciente encuentra la certeza religiosa. Comienza a creer en dios, el alma, el más allá, la vida eterna y toda la gama tradicional de productos insensibles.
-No se
produce en el sujeto ningún otro síntoma -exceptuando, claro, un mínimo reajuste lógico de sus otras creencias y conductas a su nueva fe. (Más específicamente, la moral del individuo no se ve afectada más allá del alcance que supongan los mandatos que podemos llamar litúrgicos: acudirá a los sacramentos, peregrinará a la Meca o girará su molinillo de oración; y, si antes ya lo hacía, seguirá despreciando a los pederastas.)
-La 'feína' resulta inerte cuando es suministrada a creyentes, incluso en dosis masivas.
-El resultado es permanente.

Imaginemos asimismo que existe otra terapia farmacológica para el descreimiento. En este caso, los parches liberan, para su absorción cutánea, otra substancia que podemos llamar 'ateína'. Estos son los resultados:

-Suministrados a creyentes, los parches de 'ateína' anulan la fe del paciente en cualquier doctrina escatológica y lo convierten en materialista radical.
-No se aprecian efectos secundarios ni alteración fisiológica o psicológica alguna, si obviamos la natural y muy limitada adecuación de sus opiniones generales a su reciente impiedad. Como en el caso clínico anterior, mantendrá sus nociones del bien y del mal, tan duramente pulidas durante la adolescencia febril y los años del primer empleo.
-El tratamiento de sujetos que fueran ateos antes del mismo no provoca ningún efecto.
-Al igual que sucedía con la 'feína', el tratamiento no es reversible.

Bajo esas premisas parece lógico suponer que ningún ateo seguirá voluntariamente una medicación con 'feína'. Desde su punto de vista, la alteración de la percepción y las creencias a través de la modificación de la química cerebral le da la razón en su planteamiento materialista inicial; teniéndola, ¿quién querría perderla? (Especialmente a cambio de nada -pues para el ateo resulta evidente que el animismo es una mera conjetura bioquímica; los tratamientos paralelos aquí imaginados se lo demuestran.)

Ahora bien; ¿qué haría el creyente? Tiene dos opciones, para cuya elucidación -mediante preferencias racionales, argumentos y los tradicionales insultos y dislates- recabo su ayuda:

Si opta por la absorción dérmica de la 'ateína' -y supone que el resto de creyentes actúen como él- desaparecerá del planeta la fe religiosa. Que es, siquiera desde un punto de vista teórico e imaginario como éste, lo más valioso de la existencia, la justificación en la Eternidad del tiempo de cada hombre.

Si elige el rechazo al tratamiento (en actitud especular a la del ateo, que desdeña la 'feína'), ¿no está demostrando una alarmante falta de fe?

(Escrito por Mercutio)

Etiquetas:

 
[0] Editado por Protactínio a las 10:31:00 | Todos los comentarios // Año IV



Nickjournal: 137


En esta página sólo aparecerán posts de usuarios registrados. Si quiere registrarse escriba a la dirección que aparece abajo. No prometemos nada pero pedimos perdón por cualquier inconveniencia que esto pueda causar.

Escrito por: Blogger Melò Cucurbitaciet - 29 de abril de 2007, 10:32:00 CEST

Buenos días, pasen misi y disfruten de un buen día.

Al parecer hoy a más de uno se le han pegado las bragas,¡uy, qué digo! las sábanas, se le han pegado las sábanas (¿en qué edgardos estaría yo pensando?)

 

Escrito por: Anonymous María de la Duda - 29 de abril de 2007, 10:45:00 CEST

¿"Pasen misi"?

 

Escrito por: Blogger Tsevanrabtan - 29 de abril de 2007, 10:53:00 CEST

Escrito por: Blogger Melò Cucurbitaciet - 29 de abril de 2007, 10:53:00 CEST

Pues sí, María, me he dejado la tilde:

"pasen misí", quería decir.

 

Escrito por: Anonymous María de la Duda - 29 de abril de 2007, 10:56:00 CEST

"Mi si" escapa lo que quiere decir, Meló.

 

Escrito por: Blogger Melò Cucurbitaciet - 29 de abril de 2007, 11:03:00 CEST

Le entiendo María, pues se trata de una abstrusa referencia, a lo arcadiano, a la teoría de juegos, que se entiende prestando atención a esta erudita cita:

"pase misí, pase misá, por la puerta de Alcalá; los de alante corren mucho, los de atrás se quedarán"

 

Escrito por: Anonymous María de la Duda (metódica) - 29 de abril de 2007, 11:16:00 CEST

Ya mi si ha aclarado todo con esa cita de ARcadi. Acabáramos...

 

Escrito por: Anonymous Ramoncinet - 29 de abril de 2007, 11:18:00 CEST

Para mi, la verde.

No, en serio: gran día de comentarios ayer, con un intructivo debate sobre darwinismo, teismo y China - y súmese a ello como 'primer motor' las entradas del día, tanto la aquí como la de Can Arcadi-, como hacía tiempo no se veía por esta parte.

Los argumentos de Pepe, estimables ante todo en lo que permiten ver como opera el creyente: considerar el darwinismo como otro forma de verdad revelada, cerrada, obviando así la oposición fundamental entre ciencia y religión. Sobre esa piedra edificaré mi iglesia, parecen decir.

Lo cual, no me impide envidiar a quien cree realmente en una vida tras la muerte: ellos serán capaces de sacrificar su vida a una causa sin distracciones de orden mundano. Los ateos no podemos dejar para mañana los goces que podamos disfrutar hoy, lo que, en la competición por la excelencia en cualquiera que sea el campo de actividad, nos sitúa en franca desventaja. ¿La creencia en Dios es pues un fenómeno de adaptación evolutiva? Pues sí que podría responder a eso, sí...

China es el problema. Y Rusia: aquí no se ha tocado mucho, pero en Centroeuropa las palabras de Putin del otro día acerca del cordón sanitario que está construyendo Estados Unidos en torno a ese país han sido ampliamente comentadas. Tiene su lógica: si Corea del norte puede presionar con lo poquito que tiene, ya me dirán que tentaciones no pueden circular por el Kremlin y vecidandes. Creer que Rusia dejó para siempre de ser una amenaza potencial es como haber pensando lo mismo a la luz de la situación de Alemania en los años 20. Lo del islamismo es ante todo una ocasión de seguir manteniendo la maquinaria engrasada, pero todos deberíamos saber que las guerras de verdad se dan entre Estados industriales.

Un saludo.

 

Escrito por: Blogger schelling - 29 de abril de 2007, 11:21:00 CEST

Excelente entrada, mercutio. Se le están pegando las diabluras dialécticas del amigo gengis; bueno, ud. ya mostraba una marcada inclinación al respecto.

Yo que pensaba irme tranquilamente a practicar el swing, sin pensar en nada más. Ahora me tendrá dándole vueltas al curioso experimento mental que nos propone.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 29 de abril de 2007, 11:32:00 CEST

Buenos días.

No intenten insultarme llamándome sofista; quienes me conocen más, hace años que me lo llaman -ya con cariño. Se dieron cuenta de que me parece un halago.

(Protactínio: perfecta edición. Gracias.)

((Para cuando vuelva del puente.))

 

Escrito por: Anonymous Cavernícola - 29 de abril de 2007, 11:33:00 CEST

Zapatero no sólo es un nal prosista, es también fan de Gamoneda.

Flores retóricas llamaba Galdos, garbancero genialoide, a los imitadores de Castelar.

Miren:

La Poesía es un faro porque su cuerpo está constituido de la materia del sueño de la esperanza. Y ese sueño, déjame que me valga de tus afortunadas palabras, es tan 'increíble' como 'cierto'.

 

Escrito por: Anonymous Garven - 29 de abril de 2007, 11:45:00 CEST

Interesante la entrada de hoy, misí y misá, auunque no vaya por la puerta de Alcalá.
Hoy gran cartel en la Feria del Libro de Valladolid. Especialmente recomendado para aquellos que padecen insomnio severo.

18.30 h. Carpa. El Filandón con Luís Mateo Díez, José María Merino y Juan Pedro Aparicio. Presenta: Óscar Campillo. Firma. Caseta de Firmas: Luís Mateo Díez, José María Merino y Juan Pedro Aparicio.

20.00 h. Carpa. Encuentro con Luís Landero. Presenta: Javier Rioyo. Firma de ejemplares: Luis Landero.

 

Escrito por: Blogger bose-einstein - 29 de abril de 2007, 11:56:00 CEST

"Bajo esas premisas parece lógico suponer que ningún ateo seguirá voluntariamente una medicación con 'feína'..."

ahí es donde has puesto la trampa lógica, puñetero Mercutio, pues ¿quién puede asegurar que un ateo dolorosamente consciente de su finitud no querría su "soma" si le garantizara una seguridad en la permanencia bajo la forma que fuese? ¿acaso no podría vender su alma -material- al diablo?

creo que el test es isomorfo en sus dos variantes (teístas y ateístas) pues sea cual sea el "imprimatur" mental de su sistema de creencias, la duda sobre si estoy equivocado existe siempre, más o menos reconocido, en un número no nulo de individuos pensantes (los no pensantes seguirán a lo suyo, tan contentos)

 

Escrito por: Blogger El Capitán Trueno - 29 de abril de 2007, 12:00:00 CEST

ZAPATERO NO ES FELIZ

¡Pobre Zapatero! Sin duda no es feliz, porque un político ilustrado como él no puede ignorar el apotegma del fundador de la democracia, el ateniense Pericles: "El secreto de la felicidad es la libertad, y el secreto de la libertad es el coraje".

Zapatero no es feliz porque no es libre, y no es libre porque no tiene coraje. Asustado por el "toque" que le dio ETA el 30 de Diciembre para que no pretendiera engañar a la organización terrorista como ha engañado al PSC, a ERC, a CiU y al PP -toque a Zapatero en el cuerpo sin vida de dos ciudadanos ecuatorianos-, pretende llegar a las elecciones municipales sin más muertos sobre la mesa de la Moncloa, y para eso ha soltado a De Juana Chaos, ha excluido a Otegui de la prisión y ha permitido que el aparato político de ETA se presente a las elecciones vascas y navarras bajo el nuevo-viejo disfraz de ANV. Son los tres puntos mínimos que exigía ETA para no atentar antes del 27 de Mayo.

Tampoco parece muy feliz el juez Garzón. ¡Pobre Garzón! ¡Quién lo ha visto, encarcelando a los miembros de Batasuna y cerrando herriko tabernas porque según él eran lo mismo que ETA, y quién lo ve ahora abriendo las puertas de la democracia a los terroristas porque ya no son los que son! Otro hombre sin coraje, y por tanto sin libertad, y en consecuencia infeliz.

El gobierno y la fiscalía de Zapatero, en sintonía con el juez Garzón, han maniobrado inteligentemente para subsumir los informes sobre ANV de la Guardia Civil en los de la Policía Nacional, al parecer absolutamente infiltrada por topos del PSOE. Lo explican muy bien en los foros de Internet. Todos sabemos -excepto quien no quiere saberlo- que los políticos de ETA se han vestido a lo largo de su historia de lo que ha hecho falta, de Herri Batasuna, de Euskal Herritarrok, de Batasuna, de AuB, de PCTV, de ASB y ahora de ANV. Lo demuestran las notas del jefe político anterior de ETA Mikel Antza y el resto de pruebas de la Guardia Civil, lo demuestra la lógica, y lo demuestran hasta las fotografías.

Naturalmente, supongo que es casualidad que en el atentado islamista del 11-M, que a pesar de las teorías de ciertas gentes no parece que tenga las más mínima relación con ETA, sí que aparecen muchas lagunas y agujeros negros en relación con la aparente negligencia de miembros de la Policía Nacional y sus confidentes. Pero lo que sí está claro es que Zapatero se siente mucho más cercano a la PN que a la GC desde que ocupa el cargo de presidente de gobierno. Y eso le resulta muy útil para sus intereses. Aunque en el fondo quizá eso también le haga infeliz.



Salud, ciudadanos

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 29 de abril de 2007, 12:00:00 CEST

En Elmundo.es, háganme el favor:

'En los centros penitenciarios dependientes de la Generalitat de Cataluña ya se puede navegar por la Red. La red de puntos Omnia, telecentros dedicados a fomentar el acceso a las nuevas tecnologías, entró en las cárceles en 2000. Hoy están en los nueves establecimientos catalanes.

Las salas disponen de una decena de ordenadores conectados a la red. Eso sí, las conexiones cuentan con herramientas de filtrado. Los internos sólo pueden visitar las web que aparecen en una lista blanca. En ella aparecen páginas de los diarios de información general o deportivos y un conjunto de sitios que puedan ayudar a los reclusos.

Las páginas de contenidos inapropiados, como violencia, xenofobia o pornografía, son bloqueadas. Tampoco se puede chatear, usar la mensajería instantánea, dejar comentarios en los blog o enviar correo electrónico.'

Contenidos inapropiados: pornografía.

¿?

 

Escrito por: Anonymous gengis kant - 29 de abril de 2007, 12:03:00 CEST

A Bartleby.

Según Kant, el instrumento idóneo para el conocimiento es el entendimiento; eso sí, ceñido a lo que le ofrece la intuición, empírica o matemática. La razón, abandonada a su propia dinámica, produce las peores ideas metafísicas.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 29 de abril de 2007, 12:03:00 CEST

Bose: '¿acaso no podría vender su alma -material- al diablo?'

Hermoso.

'La duda sobre si estoy equivocado existe siempre'.

No; sólo antes del tratamiento.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 29 de abril de 2007, 12:19:00 CEST

"Nosotros no habríamos acometido en 2004 el desmantelamiento general de los aparatos de ETA si hubiéramos sabido que el Gobierno español se proponía negociar con ellos y que iba a declararse una tregua, con el consiguiente relajamiento de la presión", sostiene un responsable policial. "Entonces fuimos a por todo y les dejamos muy en precario, con una infraestructura mínima de reserva. Estaban asfixiados y ahora tienen oxígeno para años. Visto el resultado, habría sido mejor no intervenir entonces en determinadas áreas y seguir manteniéndolos bajo vigilancia. Así no habríamos perdido buena parte de los hilos de investigación y no tendríamos que enfrentarnos ahora a lo desconocido", subraya.

En Elpais.com, sí.

 

Escrito por: Blogger belaborda - 29 de abril de 2007, 12:20:00 CEST

* DE LA FE RELIGIOSA Y LA FELICIDAD.

///////////////

Carezco de fe en Dios ni en cualquier otro tipo de religiosidad que trascienda esta vida que para mí estimo única e irrepetible: estoy firmemente convencido de que la muerte es el fin absoluto, un entrar del yo en la nada y sin posibilidad alguna de volver o ir a sitio alguno como tal yo individual y consciente.

Pero eso no me hace feliz [tampo lo contrario, a decir verdad] y en absoluto deseo que la pierda quien la tiene... salvo por vivencias propias, si así llegara a ser, y no por inducción y muchísimo menos por presión de tipo alguno, intelectual, social, y ni qué decir tiene, por las de los poderes políticos o estatales o de cualquier otro poder. En esto la libertad religiosa es fundamental incluido por supuesto la de no tener religión en absoluto.

Allá cada cual con lo suyo [su fe o su no fe], especialmente si es para bien, para ser un poco más feliz en esta vida y en este mundo donde tanto escasea precisamente eso, la felicidad.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 12:21:00 CEST

Sin duda, el creyente reacio a la ateína demostraría una alarmante falta de fe. Así pues, habría que concluir que ese presunto creyente no era en realidad sino un mero un criptoateo. Una vez le hayamos explicado su nueva situación, comprenderá que a él, en cuanto que impío, no le corresponde una alta dosis de ateína, sino de feína. En conclusión, la fe no desaparece del planeta.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 12:25:00 CEST

Zapatero ha dicho que "Tren de Matallana" es el mejor poema que ha leído. De donde se deduce que el otro le pareció peor.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 12:32:00 CEST

Enumeración caótica: Miguel de Cervantes, Jorge Luis Borges, Antonio Gamoneda, Suso de Toro.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 12:34:00 CEST

Todavía resuena en mis oídos la inspirada lectura de "El Quijote" que El Señor Presidente acometió hace días: ¡Oh Belanáis, Belanáis!

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 12:38:00 CEST

El mejor poema que yo había leído en mi vida era "De tontos tenebrosos", de Valente, hasta que Rajoy lo superó con su impagable "De bobos solemnes".

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 12:45:00 CEST

Desmiento categóricamente que María Antonia Iglesias, esa Mari Bárbola pintada por Goya, sea la consecuencia de una sobredosis de "feína".

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 12:55:00 CEST

Desmiento categóricamente que Suso de Toro haya sido el corrector de pruebas de la epístola presidencial.

 

Escrito por: Blogger bose-einstein - 29 de abril de 2007, 12:55:00 CEST

me tomaré soma con feína, que dicen que da un subidón gargarárico arturiano

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 13:01:00 CEST

El Espíritu escupe donde quiere.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 13:09:00 CEST

Garzón, secreto lector de Arcadi Espada, ya ha dicho a ANV la frase mágica:

"Pasen ustedes, buenos días".

 

Escrito por: Blogger bose-einstein - 29 de abril de 2007, 13:19:00 CEST

la ballena que se creó en la atmósfera debido a la máquina de la improbabilidad máxima, tuvo, cayendo a tierra, un único pensamiento en su corta existencia: ¿qué es esto que se me acerca tan rápidamente? y sin tener tiempo de tomarse feína o ateína, se convirtió en mermelada
(adam smith re-created)

 

Escrito por: Blogger olo - 29 de abril de 2007, 13:23:00 CEST

Imaginemos, querido Mercutio, que un humano está a punto de quemarse vivo en el balcón de su piso en llamas, en la planta 17 de un rascacielos de Manhattan. Está ya pensando en lanzarse al vacío, para no sufrir el dolor terrible del fuego, cuando oye una voz en el cielo que le dice: “Oye tú, soy Dios. Si me lo pides con fe, mandaré inmediatamente a uno de mis ángeles para que te rescate de ese balcón y te deposite, sano y salvo, en el césped del Central Park”.

Consideremos ahora dos alternativas, que el humano en cuestión sea ateísta o feísta (siguiendo su terminología, feísta es el que tiene fe en Dios). Si es feísta, gritará inmediatamente a Dios que le salve. Pero ¿qué hará si es ateísta?

Este es un caso absolutamente simétrico al que usted ha planteado. Y casi igual de absurdo. Digo casi porque, respecto a la feína y la ateína, no hay ni la más remota evidencia de que tales fármacos, con efectos irreversibles y específicos sobre un comportamiento complejo, como es el de creer o no en Dios, puedan existir. Pero respecto a ateos escuchando súbitamente la voz de Dios y desarrollando la fe en Él, hay casos a manojitos. Dos ejemplos relativamente recientes: Wittgenstein y Simone Weil.

Por otra parte, querido Mercutio, propone usted un ateísta y un feísta que son especularmente simétricos, pero en realidad no es así. Hay una absoluta asimetría entre los que creen y los que no. Estos últimos, los ateos son, como usted dice, estrictamente materialistas. Pero los creyentes no son estrictamente espiritualistas, creen en la materia tanto como puedan creer los ateos, pero ADEMÁS creen en el espíritu, lo espiritual, Dios, etc.

Por último, el feísta de su ejemplo, si es una persona sensata, jamás tomaría una píldora de ateína, pero no ya por miedo a perder la fe, sino porque vaya usted a saber la porquería disruptiva psicológicamente que iba a tener que tragarse. En esto su comportamiento sería tan materialista como el del ateísta respecto a la feína. Los dos coincidirían también en su posición respecto a la ingestión de arsénico o estricnina.

Y termino felicitándole por su artículo, que me ha encantado y considero muy apropiado para una hermosa mañana de domingo como la que tenemos donde yo estoy ahora. Se lo digo de verdad.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 13:24:00 CEST

"Gamoneda", en euskera, se dice "Unamuno". Mediten, mediten.

 

Escrito por: Blogger jacobiano - 29 de abril de 2007, 13:35:00 CEST

Interesante entrada, Mercutio. Hay paradojas en torno a la fe menos elaboradas pero también interesantes. Una clásica: puede un verdadero creyente expresar contrariedad ante un desastre inevitable (como una catástrofe natural) cuando éste, según su perspectiva, necesariamente forma parte de los planes de Dios?

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 13:37:00 CEST

¿Qué es la materia?
Si la ciencia quiere responder a esta pregunta -y ya lo creo que quiere-, la única respuesta que tiene vedada desde el principio, por su carácter perogrullesco, es ésta: "La materia es materia". Esto quiere decir, como Leibniz adivinó en el siglo XVII y Popper en el XX, que la ciencia sólo podrá explicar la materia una vez haya renunciado al materialismo. Mientras esto no ocurra, su conocimiento del universo será necesariamente incompleto y penúltimo.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 13:39:00 CEST

Interesante entrada, Mercutio. Hay paradojas en torno a la fe menos elaboradas pero también interesantes. Una clásica: puede un verdadero creyente expresar contrariedad ante un desastre inevitable (como una catástrofe natural) cuando éste, según su perspectiva, necesariamente forma parte de los planes de Dios?
_______________________

En el libro de Job se habla algo de este asunto.

 

Escrito por: Blogger jacobiano - 29 de abril de 2007, 13:45:00 CEST

En el libro de Job se habla algo de este asunto.
*
Por favor, querido Sofista (de familiar tono de voz): hágame un resumen. Y no me pida que acuda al libro de Job, que tengo alergia a los libros escritos antes del XIX.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 13:45:00 CEST

La consecuencia lógica del materialismo científico es el inmaterialismo. (Versión de mi 34)

 

Escrito por: Blogger sarónico - 29 de abril de 2007, 13:47:00 CEST

En su discusión sobre ateísmo y demás no llegarán ustedes lejos, porque están repitiendo y repitiendo los argumentos más sobados. Me parece más prometedor el enfoque de Moa:

"nos asegura nuestro bizantino honorario, "no se trata de cuestionar la crítica legítima del "cientificismo" (Gustavo Bueno, por ejemplo), sino los presupuestos irracionalistas y espiritualistas de una versión particular del anticiencismo". Muy bien, eso es lo que el señor Robredo quiere tratar. Pero esos presupuestos llevan siglos cuestionándose, en realidad ni nuestro pundit ni sus autoridades citables dicen nada nuevo al respecto; pero, por desgracia, la salida atea de esos cuestionamientos ha abocado una y otra vez a la barbarie. Esa es la cuestión que yo he planteado y de la que el señor Robredo huye como alma que lleva el diablo"

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 13:52:00 CEST

jacobiano dijo...
En el libro de Job se habla algo de este asunto.
*
Por favor, querido Sofista (de familiar tono de voz): hágame un resumen. Y no me pida que acuda al libro de Job, que tengo alergia a los libros escritos antes del XIX.
_____________________

Resumen: los designios del Señor son insecrutables.
Como esta respuesta es claramente insatisfactoria, se puede recurrir a una más discursiva, más decimonónica, a saber: el creyente puede contrariarse ante la catástrofe, sin temor a pecar de impiedad, pensando sencillamente que tanto la catástrofe natural como su lógica contrariedad ante ella forman parte del perfecto plan divino.

(POR CIERTO, tiene usted una habilidad para reconocer tonos familiares francamente admirable).

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 29 de abril de 2007, 13:52:00 CEST

Olo, tenga.

Salud.
- - - - -
Hatajo de cabrones: no vale romper el juguete antes de la siesta.

 

Escrito por: Blogger Tsevanrabtan - 29 de abril de 2007, 13:54:00 CEST

Este Mercutio es un ateo y un liante.

Todo creyente que se precie le tiraría la ateína a la cara porque la fe no tiene nada que ver con los neuroloquesea ésos y no tiene miedo porque el señor es su pastor y nada le falta.

Su experimento es una tentación de Satanás. Si aceptas tomar o no tomar tu fe ya flaquea porque admites que puede cambiar. ¿Cómo no va a funcionar la ateína si el simple hecho de tomarla demuestra una fe tan débil?

Yo, ante sus juegos diabólicos digo:

- Si eres Hijo de Dios tírate; nada te pasará porque los ángeles te tomarán en sus palmas según escribió el profeta.

- También está escrito: No tentarás al Seños.

 

Escrito por: Blogger jacobiano - 29 de abril de 2007, 13:55:00 CEST

(...) la ciencia sólo podrá explicar la materia una vez haya renunciado al materialismo. Mientras esto no ocurra, su conocimiento del universo será necesariamente incompleto y penúltimo.
*
¿Acaso la fe ofrece algo mejor? No lo creo. Es más: durante la Historia ha mostrado repetidas veces que puede ser un obstáculo para que lleguemos todo lo lejos que podemos (hasta dónde?) en ese conocimiento "necesariamente incompleto y penúltimo" que podemos obtener del mundo. La fe que no es un obstáculo en ese camino no es un problema. Pero no sé si existe.

 

Escrito por: Anonymous Álvaro Mutis - 29 de abril de 2007, 13:55:00 CEST

Desde la plataforma del último vagón
has venido absorta en la huida del paisaje.
Si al pasar por una avenida de eucaliptos
advertiste cómo el tren parecía entrar
en una catedral olorosa a tisana y a fiebre;
si llevas una blusa que abriste
a causa del calor,
dejando una parte de tus pechos descubierta;
si el tren ha ido descendiendo
hacia las ardientes sabanas en donde el aire se queda
detenido y las aguas exhiben una nata verdinosa,
que denuncia su extrema quietud
y la inutilidad de su presencia;
si sueñas en la estación final
como un gran recinto de cristales opacos
en donde los ruidos tienen
el eco desvelado de las clínicas;
si has arrojado a lo largo de la vía
la piel marchita de frutos de alba pulpa;
si al orinar dejaste sobre el rojizo balasto
la huella de una humedad fugaz
lamida por los gusanos de la luz;
si el viaje persiste por días y semanas,
si nadie te habla y, adentro,
en los vagones atestados de comerciantes y peregrinos
te llaman por todos los nombres de la tierra,
si es así,
no habré esperado en vano
en el breve dintel del cloroformo
y entraré amparado por una cierta esperanza.

 

Escrito por: Anonymous Álvaro Mutis - 29 de abril de 2007, 13:55:00 CEST

Desde la plataforma del último vagón
has venido absorta en la huida del paisaje.
Si al pasar por una avenida de eucaliptos
advertiste cómo el tren parecía entrar
en una catedral olorosa a tisana y a fiebre;
si llevas una blusa que abriste
a causa del calor,
dejando una parte de tus pechos descubierta;
si el tren ha ido descendiendo
hacia las ardientes sabanas en donde el aire se queda
detenido y las aguas exhiben una nata verdinosa,
que denuncia su extrema quietud
y la inutilidad de su presencia;
si sueñas en la estación final
como un gran recinto de cristales opacos
en donde los ruidos tienen
el eco desvelado de las clínicas;
si has arrojado a lo largo de la vía
la piel marchita de frutos de alba pulpa;
si al orinar dejaste sobre el rojizo balasto
la huella de una humedad fugaz
lamida por los gusanos de la luz;
si el viaje persiste por días y semanas,
si nadie te habla y, adentro,
en los vagones atestados de comerciantes y peregrinos
te llaman por todos los nombres de la tierra,
si es así,
no habré esperado en vano
en el breve dintel del cloroformo
y entraré amparado por una cierta esperanza.

 

Escrito por: Anonymous Pepe - 29 de abril de 2007, 13:58:00 CEST

. 8] Escrito por: Ramoncinet - 29 de abril de 2007 11:18
Los argumentos de Pepe, estimables ante todo en lo que permiten ver como opera el creyente: considerar el darwinismo como otro forma de verdad revelada, cerrada, obviando así la oposición fundamental entre ciencia y religión. Sobre esa piedra edificaré mi iglesia, parecen decir.

Ramonciet, el darwinismo no es ciencia, es ideología materialista que no cumple ni de lejos los criterios de demarcación científica, no es falsable, su contenido lógico e informativo es deleznable. Tengo gran aprecio por la ciencia y su metodología y creo que el darwinismo ha degradado de una forma irreversible a la ciencia. Hago mías las palabras de Von Berallanfy: "El hecho de que una teoría tan vaga, tan insuficientemente demostrable, tan ajena a los criterios que suelen aplicarse en las ciencias empíricas, se haya convertido en un dogma no es explicable, si no es con argumentos sociológicos".
Sobre estos argumentos sociológicos habría mucho que debatir, espero hacerlo en otro momento. Solo decirle que yo intento no mezclar ciencia e ideología, algo si hacen estos predicadores cientifistas.

 

Escrito por: Anonymous Álvaro Mutis - 29 de abril de 2007, 13:58:00 CEST

¿Sabes qué te esperaba tras esos pasos del arpa llamándote de otro tiempo, de otros días?
¿Sabes por qué un rostro, un gesto, visto desde el tren que se detiene al final del viaje,
antes de perderte en la ciudad que resbala entre la niebla y la lluvia,
vuelven un día a visitarte, a decirte con unos labios sin voz, la palabra que tal vez iba a salvarte?
A dónde has ido a plantar tus tiendas! ¿Por qué esa ancla que revuelve las profundidades ciegamente y tú nada sabes?
Una gran extensión de agua suavemente se mece en vastas regiones ofrecidas al sol de la tarde;
aguas del gran río que luchan contra un mar en extremo cruel y helado, que levanta sus olas contra el cielo y va a perderlas tristemente en la lodosa sabana del delta.

Tal vez eso pueda ser.
Tal vez allí te digan algo.
O callen fieramente y nada sepas.
¿Recuerdas cuando bajó al comedor para desayunar y la viste de pronto, más niña, más lejana, más bella que nunca?
También allí esperaba algo emboscado.
Lo supiste por cierto sordo olor que cierra el pecho.
Pero alguien habló.
Un sirviente dejó caer un plato.
Una risa en la mesa vecina.
Algo rompió la cuerda que te sacaba del profundo pozo
como a José los mercaderes.
Hablaste entonces y sólo te quedó esa tristeza que ya sabes
y el dulceamargo encanto por su asombro ante el mundo,
alzado al aire de cada día como un estandarte que señalara
tu presencia y el sitio de tus batallas.
¿Quién eres entonces? ¿De dónde salen de pronto esos asuntos en un puerto y ese tema que teje la viola
tratando de llevarte a cierta plaza, a un silencioso y viejo parque
con su estanque en donde navegan gozosos los veleros del verano?
No se puede saber todo.
No todo es tuyo.
No esta vez, por lo menos. Pero ya vas aprendiendo a resignarte y a dejar que
otro poco tuyo se vaya al fondo definitivamente
y quedes más solo aún y más extraño,
como un camarero al que gritan en el desorden matinal de los hoteles,
órdenes, insultos y vagas promesas, en todas las lenguas de la tierra.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 13:59:00 CEST

jacobiano dijo...
(...) la ciencia sólo podrá explicar la materia una vez haya renunciado al materialismo. Mientras esto no ocurra, su conocimiento del universo será necesariamente incompleto y penúltimo.
*
¿Acaso la fe ofrece algo mejor? No lo creo. Es más: durante la Historia ha mostrado repetidas veces que puede ser un obstáculo para que lleguemos todo lo lejos que podemos (hasta dónde?) en ese conocimiento "necesariamente incompleto y penúltimo" que podemos obtener del mundo. La fe que no es un obstáculo en ese camino no es un problema. Pero no sé si existe.
_________________________________

La fe en Dios, desde luego, ofrece algo mejor, en opinión de los afortunados que la disfrutan: la certeza de poseer un conocimiento completo y último del universo. No así la fe materialista, condenada a un callejón sin salida epistemológico.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 14:03:00 CEST

Dante vivía en un universo confortable y familiar. Que fuera falso importa poco.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 14:06:00 CEST

Un filete íntimamente inmaterial me espera en la mesa. Nos vemos dentro de un rato.

 

Escrito por: Blogger belaborda - 29 de abril de 2007, 14:14:00 CEST

[Reflexión que me hago para mí solo: si el mundo se compusiera únicamente de mercutios -o equivalentes en lo intelectual que no me refiero a sus ideas concretas- tendrían mucho sentido cosas de las que aquí se han escrito; pero no es así, como tampoco que en la Grecia clásica solo hubiera filósofos porque había y en muchísima mayor proporción, como es natural, ciudadanos a quienes la filosofía les importaba una higa].

 

Escrito por: Anonymous JMS - 29 de abril de 2007, 14:15:00 CEST

Bienventurados
los que lo tienen claro
pues de ellos será el reino de los ciegos.

 

Escrito por: Blogger jacobiano - 29 de abril de 2007, 14:15:00 CEST

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Escrito por: Blogger jacobiano - 29 de abril de 2007, 14:16:00 CEST

Sofista dijo...
jacobiano dijo...
(...) la ciencia sólo podrá explicar la materia una vez haya renunciado al materialismo. Mientras esto no ocurra, su conocimiento del universo será necesariamente incompleto y penúltimo.
*
¿Acaso la fe ofrece algo mejor? No lo creo. Es más: durante la Historia ha mostrado repetidas veces que puede ser un obstáculo para que lleguemos todo lo lejos que podemos (hasta dónde?) en ese conocimiento "necesariamente incompleto y penúltimo" que podemos obtener del mundo. (...)
_________________________________

La fe en Dios, desde luego, ofrece algo mejor, en opinión de los afortunados que la disfrutan: la certeza de poseer un conocimiento completo y último del universo (...)

----
De verdad cree mejor la ilusión de un conocimiento completo y último que la certeza de un conocimiento incompleto y penúltimo? Me voy a enfrentar con un chuletón al que no pienso preguntar si es material o no. A la vuelta leeré su respuesta (y veré si he sido el único capaz de reconocer su inconfundible tono de voz).

 

Escrito por: Blogger bose-einstein - 29 de abril de 2007, 14:37:00 CEST

es que no es un conocimiento completo y último, es la creencia en ello, que no es lo mismo !!

 

Escrito por: Blogger bose-einstein - 29 de abril de 2007, 14:42:00 CEST

Para la vuelta de la comida (material), un muy interesante artículo sobre los tópicos y el oriente medio:


Western analysts are forever bleating about the strategic importance of the middle east. But despite its oil, this backward region is less relevant than ever, and it would be better for everyone if the rest of the world learned to ignore it

Edward Luttwak

--------------------------------------------------------------------------------

Edward Luttwak is senior adviser at the Centre for Strategic and International Studies in Washington DC

Why are middle east experts so unfailingly wrong? The lesson of history is that men never learn from history, but middle east experts, like the rest of us, should at least learn from their past mistakes. Instead, they just keep repeating them.

The first mistake is "five minutes to midnight" catastrophism. The late King Hussein of Jordan was the undisputed master of this genre. Wearing his gravest aspect, he would warn us that with patience finally exhausted the Arab-Israeli conflict was about to explode, that all past conflicts would be dwarfed by what was about to happen unless, unless… And then came the remedy—usually something rather tame when compared with the immense catastrophe predicted, such as resuming this or that stalled negotiation, or getting an American envoy to the scene to make the usual promises to the Palestinians and apply the usual pressures on Israel. We read versions of the standard King Hussein speech in countless newspaper columns, hear identical invocations in the grindingly repetitive radio and television appearances of the usual middle east experts, and are now faced with Hussein's son Abdullah periodically repeating his father's speech almost verbatim.

What actually happens at each of these "moments of truth"—and we may be approaching another one—is nothing much; only the same old cyclical conflict which always restarts when peace is about to break out, and always dampens down when the violence becomes intense enough. The ease of filming and reporting out of safe and comfortable Israeli hotels inflates the media coverage of every minor affray. But humanitarians should note that the dead from Jewish-Palestinian fighting since 1921 amount to fewer than 100,000—about as many as are killed in a season of conflict in Darfur.

Strategically, the Arab-Israeli conflict has been almost irrelevant since the end of the cold war. And as for the impact of the conflict on oil prices, it was powerful in 1973 when the Saudis declared embargoes and cut production, but that was the first and last time that the "oil weapon" was wielded. For decades now, the largest Arab oil producers have publicly foresworn any linkage between politics and pricing, and an embargo would be a disaster for their oil-revenue dependent economies. In any case, the relationship between turmoil in the middle east and oil prices is far from straightforward. As Philip Auerswald recently noted in the American Interest, between 1981 and 1999—a period when a fundamentalist regime consolidated power in Iran, Iran and Iraq fought an eight-year war within view of oil and gas installations, the Gulf war came and went and the first Palestinian intifada raged—oil prices, adjusted for inflation, actually fell. And global dependence on middle eastern oil is declining: today the region produces under 30 per cent of the world's crude oil, compared to almost 40 per cent in 1974-75. In 2005 17 per cent of American oil imports came from the Gulf, compared to 28 per cent in 1975, and President Bush used his 2006 state of the union address to announce his intention of cutting US oil imports from the middle east by three quarters by 2025.

Yes, it would be nice if Israelis and Palestinians could settle their differences, but it would do little or nothing to calm the other conflicts in the middle east from Algeria to Iraq, or to stop Muslim-Hindu violence in Kashmir, Muslim-Christian violence in Indonesia and the Philippines, Muslim-Buddhist violence in Thailand, Muslim-animist violence in Sudan, Muslim-Igbo violence in Nigeria, Muslim-Muscovite violence in Chechnya, or the different varieties of inter-Muslim violence between traditionalists and Islamists, and between Sunnis and Shia, nor would it assuage the perfectly understandable hostility of convinced Islamists towards the transgressive west that relentlessly invades their minds, and sometimes their countries.

Arab-Israeli catastrophism is wrong twice over, first because the conflict is contained within rather narrow boundaries, and second because the Levant is just not that important any more.

The second repeated mistake is the Mussolini syndrome. Contemporary documents prove beyond any doubt what is now hard to credit: serious people, including British and French military chiefs, accepted Mussolini's claims to great power status because they believed that he had serious armed forces at his command. His army divisions, battleships and air squadrons were dutifully counted to assess Italian military power, making some allowance for their lack of the most modern weapons but not for their more fundamental refusal to fight in earnest. Having conceded Ethiopia to win over Mussolini, only to lose him to Hitler as soon as the fighting started, the British discovered that the Italian forces quickly crumbled in combat. It could not be otherwise, because most Italian soldiers were unwilling conscripts from the one-mule peasantry of the south or the almost equally miserable sharecropping villages of the north.

Exactly the same mistake keeps being made by the fraternity of middle east experts. They persistently attribute real military strength to backward societies whose populations can sustain excellent insurgencies but not modern military forces.

In the 1960s, it was Nasser's Egypt that was mistaken for a real military power just because it had received many aircraft, tanks and guns from the Soviet Union, and had many army divisions and air squadrons. In May 1967, on the eve of war, many agreed with the prediction of Field Marshal Montgomery, then revisiting the El Alamein battlefield, that the Egyptians would defeat the Israelis forthwith; even the more cautious never anticipated that the former would be utterly defeated by the latter in just a few days. In 1973, with much more drama, it still took only three weeks to reach the same outcome.

In 1990 it was the turn of Iraq to be hugely overestimated as a military power. Saddam Hussein had more equipment than Nasser ever accumulated, and could boast of having defeated much more populous Iran after eight years of war. In the months before the Gulf war, there was much anxious speculation about the size of the Iraqi army—again, the divisions and regiments were dutifully counted as if they were German divisions on the eve of D-day, with a separate count of the "elite" Republican Guards, not to mention the "super-elite" Special Republican Guards—and it was feared that Iraq's bombproof aircraft shelters and deep bunkers would survive any air attack.

That much of this was believed at some level we know from the magnitude of the coalition armies that were laboriously assembled, including 575,000 US troops, 43,000 British, 14,663 French and 4,500 Canadian, and which incidentally constituted the sacrilegious infidel presence on Arabian soil that set off Osama bin Laden on his quest for revenge. In the event, two weeks of precision bombing were enough to paralyse Saddam's entire war machine, which scarcely tried to resist the ponderous ground offensive when it came. At no point did the Iraqi air force try to fight, and all those tanks that were painstakingly counted served mostly for target practice. A real army would have continued to resist for weeks or months in the dug-in positions in Kuwait, even without air cover, but Saddam's army was the usual middle eastern façade without fighting substance.

Now the Mussolini syndrome is at work over Iran. All the symptoms are present, including tabulated lists of Iran's warships, despite the fact that most are over 30 years old; of combat aircraft, many of which (F-4s, Mirages, F-5s, F-14s) have not flown in years for lack of spare parts; and of divisions and brigades that are so only in name. There are awed descriptions of the Pasdaran revolutionary guards, inevitably described as "elite," who do indeed strut around as if they have won many a war, but who have actually fought only one—against Iraq, which they lost. As for Iran's claim to have defeated Israel by Hizbullah proxy in last year's affray, the publicity was excellent but the substance went the other way, with roughly 25 per cent of the best-trained men dead, which explains the tomb-like silence and immobility of the once rumbustious Hizbullah ever since the ceasefire.

Then there is the new light cavalry of Iranian terrorism that is invoked to frighten us if all else fails. The usual middle east experts now explain that if we annoy the ayatollahs, they will unleash terrorists who will devastate our lives, even though 30 years of "death to America" invocations and vast sums spent on maintaining a special international terrorism department have produced only one major bombing in Saudi Arabia, in 1996, and two in the most permissive environment of Buenos Aires, in 1992 and 1994, along with some assassinations of exiles in Europe.

It is true enough that if Iran's nuclear installations are bombed in some overnight raid, there is likely to be some retaliation, but we live in fortunate times in which we have only the irritant of terrorism instead of world wars to worry about—and Iran's added contribution is not likely to leave much of an impression. There may be good reasons for not attacking Iran's nuclear sites—including the very slow and uncertain progress of its uranium enrichment effort—but its ability to strike back is not one of them. Even the seemingly fragile tanker traffic down the Gulf and through the straits of Hormuz is not as vulnerable as it seems—Iran and Iraq have both tried to attack it many times without much success, and this time the US navy stands ready to destroy any airstrip or jetty from which attacks are launched.

As for the claim that the "Iranians" are united in patriotic support for the nuclear programme, no such nationality even exists. Out of Iran's population of 70m or so, 51 per cent are ethnically Persian, 24 per cent are Turks ("Azeris" is the regime's term), with other minorities comprising the remaining quarter. Many of Iran's 16-17m Turks are in revolt against Persian cultural imperialism; its 5-6m Kurds have started a serious insurgency; the Arab minority detonates bombs in Ahvaz; and Baluch tribesmen attack gendarmes and revolutionary guards. If some 40 per cent of the British population were engaged in separatist struggles of varying intensity, nobody would claim that it was firmly united around the London government. On top of this, many of the Persian majority oppose the theocratic regime, either because they have become post-Islamic in reaction to its many prohibitions, or because they are Sufis, whom the regime now persecutes almost as much as the small Baha'i minority. So let us have no more reports from Tehran stressing the country's national unity. Persian nationalism is a minority position in a country where half the population is not even Persian. In our times, multinational states either decentralise or break up more or less violently; Iran is not decentralising, so its future seems highly predictable, while in the present not much cohesion under attack is to be expected.

The third and greatest error repeated by middle east experts of all persuasions, by Arabophiles and Arabophobes alike, by Turcologists and by Iranists, is also the simplest to define. It is the very odd belief that these ancient nations are highly malleable. Hardliners keep suggesting that with a bit of well-aimed violence ("the Arabs only understand force") compliance will be obtained. But what happens every time is an increase in hostility; defeat is followed not by collaboration, but by sullen non-cooperation and active resistance too. It is not hard to defeat Arab countries, but it is mostly useless. Violence can work to destroy dangerous weapons but not to induce desired changes in behaviour.

Softliners make exactly the same mistake in reverse. They keep arguing that if only this or that concession were made, if only their policies were followed through to the end and respect shown, or simulated, hostility would cease and a warm Mediterranean amity would emerge. Yet even the most thinly qualified of middle east experts must know that Islam, as with any other civilisation, comprehends the sum total of human life, and that unlike some others it promises superiority in all things for its believers, so that the scientific and technological and cultural backwardness of the lands of Islam generates a constantly renewed sense of humiliation and of civilisational defeat. That fully explains the ubiquity of Muslim violence, and reveals the futility of the palliatives urged by the softliners.

The operational mistake that middle east experts keep making is the failure to recognise that backward societies must be left alone, as the French now wisely leave Corsica to its own devices, as the Italians quietly learned to do in Sicily, once they recognised that maxi-trials merely handed over control to a newer and smarter mafia of doctors and lawyers. With neither invasions nor friendly engagements, the peoples of the middle east should finally be allowed to have their own history—the one thing that middle east experts of all stripes seem determined to deny them.

That brings us to the mistake that the rest of us make. We devote far too much attention to the middle east, a mostly stagnant region where almost nothing is created in science or the arts—excluding Israel, per capita patent production of countries in the middle east is one fifth that of sub-Saharan Africa. The people of the middle east (only about five per cent of the world's population) are remarkably unproductive, with a high proportion not in the labour force at all. Not many of us would care to work if we were citizens of Abu Dhabi, with lots of oil money for very few citizens. But Saudi Arabia's 27m inhabitants also live largely off the oil revenues that trickle down to them, leaving most of the work to foreign technicians and labourers: even with high oil prices, Saudi Arabia's annual per capita income, at $14,000, is only about half that of oil-free Israel.

Saudi Arabia has a good excuse, for it was a land of oasis hand-farmers and Bedouin pastoralists who cannot be expected to become captains of industry in a mere 50 years. Much more striking is the oil parasitism of once much more accomplished Iran. It exports only 2.5m barrels a day as compared to Saudi Arabia's 8m, yet oil still accounts for 80 per cent of Iran's exports because its agriculture and industry have become so unproductive.

The middle east was once the world's most advanced region, but these days its biggest industries are extravagant consumption and the venting of resentment. According to the UN's 2004 Arab human development report, the region boasts the second lowest adult literacy rate in the world (after sub-Saharan Africa) at just 63 per cent. Its dependence on oil means that manufactured goods account for just 17 per cent of exports, compared to a global average of 78 per cent. Moreover, despite its oil wealth, the entire middle east generated under 4 per cent of global GDP in 2006—less than Germany.

Unless compelled by immediate danger, we should therefore focus on the old and new lands of creation in Europe and America, in India and east Asia—places where hard-working populations are looking ahead instead of dreaming of the past.

http://www.prospect-magazine.co.uk/article_details.php?id=9302

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 14:58:00 CEST

De verdad cree mejor la ilusión de un conocimiento completo y último que la certeza de un conocimiento incompleto y penúltimo?
____________________

Tanta certeza tiene el creyente en su conocimiento último y completo como el descreído en el suyo, imcompleto y penúltimo. De certeza a certeza, la del creyente parece mejor, o al menos más completa (y última).

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 15:05:00 CEST

Yo soy ya el que comienza a no existir
Y el que solloza todavía.

A. Gamoneda

 

Escrito por: Anonymous Sofista (enmendándose la plana) - 29 de abril de 2007, 15:09:00 CEST

Ya soy el que comienza a no existir
y el que solloza todavía.

A. Gamoneda

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 15:12:00 CEST

El ateo cristiano no cree en Dios. El ateo romano no creía en los dioses.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 15:18:00 CEST

Estoy sólo en le blog. Los demás, por lo visto, siguen comiendo sus mónadas a la plancha.

 

Escrito por: Anonymous Hércor - 29 de abril de 2007, 15:20:00 CEST

Se pregunta Mercutio:

"Si elige el rechazo al tratamiento (en actitud especular a la del ateo, que desdeña la 'feína'), ¿no está demostrando una alarmante falta de fe?"

Por el contrario me parece que el rechazo, en especial si se trata de un católico, estaría motivado por su fe. Porque considera que su ateísmo posterior se debería a una droga y no a un acto voluntario suyo.
El catolicismo reivindica y reconoce el libre albedrío y rechaza que la fe sea algo impuesto por el "destino", los "designios de Dios", etc.
Otra: Hoy un amigo, quien a veces ha frecuentado este nickjournal, un tal Udo Nozt, ha enviado un post a una lista que frecuentamos en común que me parece que tiene alguna afinidad con el tema propuesto por Mercutio:

"Se me ha ocurrido una maldad, como no podria ser de otra manera.
A la luz de la politica actual (y de siempre), es imaginable que
Jesús, considerado el personaje mas influyente de occidente, al que se
le suponia una perspicacia y talento extraordinario, no estuviera al
tanto de cómo se mueven las cosas en el mundo real, no supiera que la
unica forma de que su mensaje pasara a la historia y fructificara
debia ser dentro del Imperio romano y bajo sus corrupta estructura,
como Iglesia Catolica y Apostolica Romana?. Vamos, que Jesús jamas
creeria, si tenia dos palmos de frente, que su "cristianismo
primitivo" iba a ninguna parte y que solo dejaria herencia si su
mensaje se infiltraba en el poder material y se hacia parte del mismo.
Como asi fue. Posiblemente no albergaba la esperanza de ser un mero
reformador del judaísmo."

¿Qué les parece?

 

Escrito por: Anonymous Sofista (de enmienda en enmienda) - 29 de abril de 2007, 15:21:00 CEST

Estoy solo en el blog. Los demás, por lo visto, siguen comiendo sus mónadas a la plancha.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 15:44:00 CEST

"Se me ha ocurrido una maldad, como no podria ser de otra manera.
A la luz de la politica actual (y de siempre), es imaginable que
Jesús, considerado el personaje mas influyente de occidente, al que se
le suponia una perspicacia y talento extraordinario, no estuviera al
tanto de cómo se mueven las cosas en el mundo real, no supiera que la
unica forma de que su mensaje pasara a la historia y fructificara
debia ser dentro del Imperio romano y bajo sus corrupta estructura,
como Iglesia Catolica y Apostolica Romana?. Vamos, que Jesús jamas
creeria, si tenia dos palmos de frente, que su "cristianismo
primitivo" iba a ninguna parte y que solo dejaria herencia si su
mensaje se infiltraba en el poder material y se hacia parte del mismo.
Como asi fue. Posiblemente no albergaba la esperanza de ser un mero
reformador del judaísmo."

¿Qué les parece?
_________________________________

Pse. Yo daría otra vuelta de tuerca. Cristo sabía que su revolución sólo sobreviviría si conseguía infiltrarse en la corrupta maquinaria del poder, como sabía que muchos criticarían esa infiltración en nombre del "cristianismo primitivo", del "verdadero mensaje de Cristo". Así, por medio de esa astucia, el sagaz Redentor habría conseguido dos cosas: de un lado, que las generaciones posteriores conocieran su mensaje y su figura, aunque fuera de un modo manipulado y corropmpido, gracias a la propaganda de los poderosos; del otro, que su verdadero mensaje y su verdadera figura triunfaran a pesar de todo, gracias a todos los críticos que se oponen a esa burda manipulación por parte del Poder.

 

Escrito por: Anonymous Sofista (mea culpa) - 29 de abril de 2007, 15:48:00 CEST

Escucho una y otra vez "Superguay", de Vanexxa. Soy un verdadero degenerado.

 

Escrito por: Blogger olo - 29 de abril de 2007, 16:10:00 CEST

[55] Escrito por: bose-einstein - 29 de abril de 2007 14:42
-----------------------------

Interesante el artículo de Luttwak. No obstante, parece claro que en los próximos años el mundo islámico va a representar una amenaza clara, no para la economía, sino para la seguridad de Europa e Israel, y por extensión para la de USA.

La revista Science publica en su último número (20 abril 2007) la reseña de las estimaciones hechas, en el curso de la última Hedberg Conference, por 75 expertos de 19 países, acerca de cuándo puede alcanzarse el máximo en producción de petróleo, es decir, cuándo empezará el petróleo a agotarse. Como todo dependerá de los recursos petroleros explotables, los expertos dibujaron tres escenarios posibles: en el de bajos recursos, el pico se alcanza el año 2020, y en el de recursos altos el 2040. Esto quiere decir que el final de la era del petróleo puede llegar, en frase de Science, “incómodamente pronto”.

Esto no significa que se acabe a la vez la civilización del automóvil, pero sí que se pasará a una situación donde los biocombustibles y los motores híbridos sean quienes muevan los vehículos, mientras que centrales nucleares y energías renovables se harán cargo del resto de la demanda energética.

Todo lo cual pondrá al Oriente Medio, más aun de lo que ya está, en el filo de la navaja y en el seno de la frustración. Y con él al mundo árabe, y por derivación a todo el mundo islámico. No digamos si las amenazas de cambio climático se van materializando. Los años que vienen serán crecientemente complicados, hasta que se alcance un nuevo equilibrio. Y no está garantizado que los enemigos militares de las grandes potencias tecnológicas tengan también que ser, necesariamente, grandes potencias tecnológicas. Ahí está, todavía en el recuerdo, el ejemplo de Vietnam. Y en la Biblia David.

 

Escrito por: Blogger last churrero - 29 de abril de 2007, 16:10:00 CEST

Celebrando el ascenso.

¡Wir sind wieder da!

El Murcia en unos días...

Vaya temporada!

 

Escrito por: Anonymous Anónima - 29 de abril de 2007, 16:13:00 CEST

elmundo.es: ESTAMBUL.- La respuesta a la convocatoria de numerosas ONG del sector laico de Turquía de salir a la calle contra de lo que consideran una creciente "islamización" del país ha sido masiva. Decenas de miles de personas -un millón, según la Policía- han acudido a una céntrica plaza de la capital, en un intento de evitar que el islamista moderado Abdulá Gül -un islamista moderado y estrecho colaborador del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan- sea elegido por el Parlamento como nuevo presidente del país.

Los manifestantes, en su mayoría mujeres seculares, exigieron la renuncia del gobierno islamista del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, y la convocatoria de nuevas elecciones legislativas.

En medio de un mar de banderas turcas y pancartas con fotografías del presidente fundador de la Turquía laica, Mustafa Kemal 'Atatürk', la gente gritó "Turquía es secular y lo seguirá siendo".

La protesta, en la que Erdogan fue insultado como "traidor", se produjo dos días después de la primera ronda electoral en el Parlamento para nombrar a un nuevo presidente del país.

 

Escrito por: Anonymous Sofista - 29 de abril de 2007, 16:13:00 CEST

"..una sacudida en el gran magma islámico..."

La espléndida y escalofriante aliteración orteguiana.

 

Escrito por: Blogger belaborda - 29 de abril de 2007, 17:13:00 CEST

[La eternidad que como contraprestación se ofrece en todas las religiones ―pues no sé de ninguna que no lo haga de una u otra forma― es aceptada con agradecimiento por sus fieles solo porque no han pensado suficientemente en ella: aterroriza].

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 29 de abril de 2007, 17:26:00 CEST

http://www.youtube.com/watch?v=nV4I-s-Tt2w&mode=related&search=

 

Escrito por: Blogger bose-einstein - 29 de abril de 2007, 17:31:00 CEST

una infinita eternidad para aburrirse infinitamente, parace que sólo la finitud nos ofrece la tensión por la dicha y la felicidad al saber que se nos acabará

 

Escrito por: Blogger olo - 29 de abril de 2007, 18:03:00 CEST

[69] Escrito por: belaborda - 29 de abril de 2007 17:13
[La eternidad que como contraprestación se ofrece en todas las religiones ―pues no sé de ninguna que no lo haga de una u otra forma― es aceptada con agradecimiento por sus fieles solo porque no han pensado suficientemente en ella: aterroriza].
--------------------------
[71] Escrito por: bose-einstein - 29 de abril de 2007 17:31
una infinita eternidad para aburrirse infinitamente, parece que sólo la finitud nos ofrece la tensión por la dicha y la felicidad al saber que se nos acabará
---------------------------------------------------------------------

Cuando era joven, la posibilidad de pasar una eternidad en el cielo me aterrorizaba casi tanto como la de hacerlo en el infierno. Y es que lo inabarcable por nuestra mente es el concepto de eternidad, tan parecido al matemático de infinito; se le puede manejar, pero sin comprenderlo. Como los occidentales somos tan racionales, no nos bajamos del burro de lo temporal como podría hacerlo un budista, o un cristiano contemplativo. En los tiempos infantiles en que me aterrorizaba la eternidad, también estaba convencido de que el tocino de cielo se llamaba así porque eso era lo que ponían allí en el puchero. El exceso de racionalidad lleva, inevitablemente, a la estupidez espiritual.

 

Escrito por: Anonymous jugando al Risk - 29 de abril de 2007, 18:25:00 CEST

[65] Escrito por: olo - 29 de abril de 2007 16:10

----------

Deséngañese: a América entera, de Norte a Sur, el cataplaf del mundo musulmán le salpicará de refilón -¡qué hay todo un óceano de por medio!- y a Europa... mucho antes de que se pudiera llegar a hablar de verdad y en serio de Eurabia, y bajo el supuesto de que Estados Unidos se desentendieran por completo de esta región, habrían llegado los tanques eslavos hasta Cádiz -con los 'romanos' aplaudiendo-.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 29 de abril de 2007, 19:29:00 CEST

Ayer intervine en el debate sobre ciencia y religión cruzándolo con el debate sobre el Occidente retado, de nuevo al cabo de mil tresientos años, por el Islam. Aduje la imitación que una parte de Occidente, en la Edad Media, hizo del arma teocrática que usa el Islam. Años más tarde Occidente, entonces todavía la Cristiandad, intentó recuperar los llamados Santos Lugares y para ello organizó las Ceuzadas. Es indiscutible que en estas digamos relaciones entre ambos bandos unas veces hubo victorias y otras derrotas, pero con unas y con otras la Cristiandad se islamizó más de lo que habría sido deaseable.

Bien, a eso me refería para sostener que en la nueva e hipotética confrontación, tanto si nos islamizamos teocratizando nuestro modelo de vida como si no lo hacemos, en el caso de que pasemos de lo hipotético a lo real y estalle, si es que aun no lo ha hecho, un conflicto entre occidente y el mundo islámico, lo más probable es que Occidente lleve las de perder incluso aunque pareciera haber ganado.

olo recogió mi exposición y metió en el debate cuestiones como el ateísmo, para él antiteísmo, argumentado que la solución bien pudiera estar en no refugiarse en los científico sino en la caridad cristiana.

Más tarde schelling, Mercutio, Pepe y otros siguieron el debate enriqueciéndolo con referencias a Dawkin y Darwin y al evoluciomismo biológico y social, incluso a la explosión del Cámbrico sin faltar referencias al Génesis para que nada faltara.

El debate derivaba así, una vez más, a la cuestión de la ciencia como verdad provisonal buscada racionalmente versus verdad revelada. Mercutio llegó a decir que el darwinismo es la ecplicación científica más precisa (yo diría racionalmente convincente) que tenemos de lo que somos, de cómo funciona la vida. Pepe sin embargo lo considera como una ideología habida cuenta de que se mantiene a pesar, según apunta, ha sido objeto de críticas muy duras y ajeno a ellas sigue como si tal cosas.

Lo biológico y lo cultural se ha mezclado a los largo del debate. olo sostiene que el dawkinismo es un intento de darwinizar lo cultural, es decir, es darwinismo social puro y duro, o sea, casura no científica para terminar, de momento, diciendo que el exceso de racionalidad lleva, inevitablemente, a la estupidez espiritual.

En definitiva creo que a lo largo de un debate sin duda interesante e intenso entre participantes en general altamente preparas se ha ido bifurcando una y otra vez hasta perderse bastante la cuestíón fundamental: la posibilidad de que el Islam acabe con la cultura y la hegemonía occidental poscristiana haga lo que haga por razones muy diversas y encontradas.

Dicho esto déjenme añadir que deberíamos hablar de espencerismo y no de darwinismo social ya que como es sabido fue Darwin quien tomó la idea de la evolución biológica de Herbert Spencer y no este de aquel.

Y por otro lado que no logro entender a qué viene mezclar cuestiones morales y sociales, una parcela de la realidad que es le reino de la libertad, con el evolucionismo genético dominado por el gen egoísta. Fue schelling quien llegó a afirmar: no creo que los planteamientos darwinistas puedan ofrecer una alternativa moral. Para añadir: las restricciones morales son el resultado de un largo legado evlolutivo que no podemos cambiar.

Sinceramente, no alcanzo a comprender cómo hay quien mezcla lo moral del evolucionismo social indeterminado con lo genético del evolucionismo genéticamente determinado.

En fin, que me resulta apasionante el debate, que me parece que se ha desflecado bastante y que se han mezclado un poco las churras con las merinas.

No obstante, estoy a lo sus señorías se dignen aclararme quedándoles de antemano muy agradecido.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 29 de abril de 2007, 19:43:00 CEST

'En su discusión sobre ateísmo y demás no llegarán ustedes lejos, porque están repitiendo y repitiendo los argumentos más sobados. Me parece más prometedor el enfoque de Moa'.

Pío Moa. Pensador.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 29 de abril de 2007, 19:48:00 CEST

Sofista: no sea modesto, quítese el traje del domingo y muéstrese en nudo esplendor.
- - - - -
Dan Vds. miedo; esto ha sido como tirar un balón a una manada de tigres.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 29 de abril de 2007, 19:52:00 CEST

Enhorabuena, Last Churrero.

 

Escrito por: Blogger belaborda - 29 de abril de 2007, 19:57:00 CEST

> 'El exceso de racionalidad lleva, inevitablemente, a la estupidez espiritual'.

////////////////

En cuanto a mí, se me tendría que demostrar con algo más que una frase que el sentirse aterrorizado por el concepto de eternidad con uno mismo dentro de ella es un exceso de racionalidad y de consuno una estupidez, espiritual o no. Y, de paso, qué sentido tiene precisamente eso de estupidez espiritual. [Por cierto que si un budista o un cristiano contemplativo pueden prescindir del sentido de lo temporal, eterno o no, en mi caso no siendo ni budista ni cristiano contemplativo, no me es posible; lo tengo en todo y para todo muy presente puesto que en el tiempo existo].

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 29 de abril de 2007, 20:06:00 CEST

Magos del humor:

Creationists holding DOCTORATES IN SCIENCE
(partial list, in alphabetical order)

Agard, E. Theo
Allan, James
Anderson, Kevin
Armstrong, Harold
Arndt, Alexander
Austin, Steven
Barnes, Thomas
Batten, Don
Baumgardner, John
Bergman, Jerry
Boudreaux, Edward
Byl, John
Catchpoole, David
Chadwick, Arthur
Chaffin, Eugene
Chittick, Donald
Cimbala, John
Clausen, Ben
Cole, Sid
Cook, Melvin
Cumming, Ken
Cuozzo, Jack
Darrall, Nancy
Dewitt, David
DeYoung, Donald
Downes, Geoff
Eckel, Robert
Faulkner, Danny
Ford, Dwain
Frair, Wayne
Gentry, Robert
Giem, Paul
Gillen, Alan
Gish, Duane
Gitt, Werner
Gower, D.B.
Grebe, John
Grocott, Stephen
Harrub, Brad
Hawke, George
Hollowell, Kelly
Holroyd, Edmond
Hosken, Bob
Howe, George
Humphreys, D. Russell
Javor, George
Jones, Arthur
Kaufmann, David
Kennedy, Elaine
Klotz, John
Koop, C. Everett
Korochkin, Leonid
Kramer, John
Lammerts, Walter
Lester, Lane
Livingston, David
Lopez, Raul
Marcus, John
Marsh, Frank
Mastropaolo, Joseph
McCombs, Charles
McIntosh, Andrew
McMullen, Tom
Meyer, Angela
Meyer, John
Mitchell, Colin
Morris, Henry
Morris, John
Mumma, Stanley
Parker, Gary
Peet, J. H. John
Rankin, John
Rosevear, David
Roth, Ariel
Rusch, Wilbert
Sarfati, Jonathan
Snelling, Andrew
Standish, Timothy
Taylor, Stephen
Thaxton, Charles
Thompson, Bert
Thomson, Ker
Vardiman, Larry
Veith, Walter
Walter, Jeremy
Wanser, Keith
Whitcomb, John
White, A.J.(Monty)
Wilder-Smith, Arthur Ernest
Wile, Jay
Williams, Emmett
Wise, Kurt
Wolfrom, Glen
Zuill, Henry

Leading Evolutionists
(partial list, in alphabetical order)

Asimov, Issac
de Beer, Gavin
Darwin, Charles
Dawkins, Richard
Dobzhansky, Theodosius
Gould, Stephen Jay
Haldane, J.B.S.
Hawking, Stephen
Hoyle, Sir Fred
Huxley, Aldous
Huxley, Julian
Mayr, Ernst
Patterson, Colin
Russell, Bertrand
Simpson, George
Waddington, C.H.

¡Me descojono!

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 29 de abril de 2007, 20:11:00 CEST

Desde luego que ya han hecho bien los administradores de esto en dar una entrada al Mercutio en pleno puente.¡Qué horror!

 

Escrito por: Anonymous jugando al Risk - 29 de abril de 2007, 20:13:00 CEST

[74] Escrito por: Anónimo - 29 de abril de 2007 19:29

--------

Es que, para el pueblo llano, el monoteísmo del islam resulta más fácilmente aprehensible, hasta más 'racional', que el constructo trinitario en el que desembocaron los Padres de la Iglesia (y que los filósofos-aparejadores que les han seguido han tratado de mantener en pie). No deja de ser significativo que se perdiesen los llamados Santos lugares y se replegase esta fe a la poco menos que inhóspita por aquel entonces Europa, sobre pueblos más o menos animistas. Quizá hubiese sido cuestión de tiempo que el islamismo avanzase sobre el continente, entrando poco a poco por el Este, pero, cosas, los europeos, en saliendo por la puerta trasera, prácticamente no pudiendo hacer otra cosa, se toparon con el tesoro -América- y la historia cambió y de qué manera. ¿Occidente se islamizó, se islamiza? No: es la religiosidad que se monoteíza. Y es que al cristianismo la ciencia le rebasa por el lado filósofico y el islam por el lado religioso: está entre dos aguas que pueden llevarse por delante el delicado equilibrio que ha mantenido entre fe y razón durante dos milenios.

Bueno, esas cosas pasan.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 29 de abril de 2007, 20:28:00 CEST

No me parece que la religiosidad esté creciendo en Occidente. Ni exacerbándose. Creo, eso sí, que la amplificación y la inmediatez que proporcionan los medios de comunicación hacen que se oiga mucho más que antes a los que dan más voces. Pero también se oye mucho más que antes a los que hablan bajito, como Gengis.

Kant.

Se hará bandera del crisitanismo si llegamos a entrar en guerra; pero, por ahora, ni los Estados Unidos lo han hecho. En guerra están los marines. ¿Cuándo han escuchado Vds. en los últimos conflictos la expresión 'esfuerzo bélico', tan repetida durante las guerras mundiales? ¿Hay empresas reconvertidas para el suministro bélico? (Y hablo de reconvertidas por el Estado, no por libre voluntad mercantil; no es lo mismo.)
- - - - -
Y, a todo esto, Oleguer y Salva en el campo.

 

Escrito por: Blogger olo - 29 de abril de 2007, 20:29:00 CEST

76] Escrito por: Mercutio - 29 de abril de 2007 19:48
Dan Vds. miedo; esto ha sido como tirar un balón a una manada de tigres.
-------------------------

No ha sido un balón, sino varias canales de cordero. Hacían falta para mantener la vida en esta jaula de tigres de nuestro zoo virtual. Gracias por ellas, Mercutio, y por su sentido del humor. Y el chiste de Eugenio, oportuno a tope. ¿Cómo pudo tenerlo a mano?

 

Escrito por: Blogger schelling - 29 de abril de 2007, 20:34:00 CEST

Al contrario, el experimento mental que nos propone mercutio da bastante juego.

De acuerdo en que el ateo no tomaría la feína. ¿Para qué? Al fin y al cabo, vendría a confirmar su actual materialismo y supondría sustituirlo voluntariamente por una creencia falsa.

Más peliaguda es la elección del creyente. Sin duda, se negaría a ponerse los parches de ateína. ¿Por falta de fe? Difícilmente el creyente vería su negativa como un implícito reconocimiento de la verdad del materialismo. Perfectamente podría reinterpretarlo dentro de su sistema de creencias: como una forma de poner a prueba su fe o una tentación del demonio (disfrazado de mercutio).

 

Escrito por: Blogger olo - 29 de abril de 2007, 20:35:00 CEST

[78] Escrito por: belaborda - 29 de abril de 2007 19:
---------------------------
Lo de la estupidez espiritual no iba por usted, sino por mí. Para usted iba la consideración de que aceptamos no entender el concepto matemático de infinito y nos rebelamos contra nuestra incompresión del concepto espiritual de eternidad. La estupidez espiritual no es ser estúpido tal y como habitualmente lo entendemos, sino intentar racionalizar lo que está más allá de lo racional, algo parecido a intentar matar moscas a cañonazos.

 

Escrito por: Blogger caesar - 29 de abril de 2007, 20:37:00 CEST

¡cómo me he reído con el artículo de carlos alberto montaner en las páginas del cuadernillo del domingo de el mundo!

cómo conoce el cubano el paño que envuelve a este think tank de, usando sus palabras, las "tareas inverosímiles".

y ¡qué decir de la foto de mr. bean disfrazado de napoleón en la página siguiente!, mare de déu. el pp debería hacer con ella pegatinas para que sus afiliados y simpatizantes la pusieran en cada cartel elctoral de los candidatos socialistas en todos los pueblos de españa para que los electores tuvieran una idea más clara de que es lo que realmente son y representan, cómo dice montaner: "todo lo que sea malo"...

 

Escrito por: Blogger schelling - 29 de abril de 2007, 20:46:00 CEST

He estado cerca de dos horas sin poder conectarme a la página del nickjournal. Podía navegar por otra pero no acceder a esta página nuestra de todos los días.

Al margen de la natural alarma por no disponer de la dosis diaria de nickjournal, también podría haber pensado que era una señal. Pongamos que una señal de que con ciertas cosas no se juega.

Está bien acreditada la tendencia de los seres humanos a ver mensajes ocultos y afinidades secretas en las cosas. Ya se trate de 12 buitres sobre una colina del Lacio o del boli que me da suerte en los exámenes.

No hay forma de desmentir esas creencias supersticiosas señalando algo en la realidad. El supersticioso alegará ciertos hechos ('cada vez que uso el boli me da suerte en los exámenes'). Más aún, cuando esa creencia forma parte de un tejido de creencias que se sostienen unas a otras.

La confrontación puntual (como se dice ahora) con la experiencia no puede obrar 'milagros', si me permiten la broma.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 29 de abril de 2007, 20:47:00 CEST

Olo, es Vd. siempre tan amable que me dan unas ganas de crisparlo tremendas (petit hommage a Melò). El chiste lo busqué en el Youtube y yo-tube la suerte de que apareciera rápido.

Joder, qué malo.
- - - - -
Schelling y Tsevanrabtan han visto la vertiente satánica -y de Carabanchel- del asunto. Sí: es una tentación.

Como ya tenía la fama de demoño hace tiempo por culpa del Marqués y de Bremaneur, tampoco pierdo mucho.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 29 de abril de 2007, 20:52:00 CEST

¿Occidente se islamizó, se islamiza? No: es la religiosidad que se monoteíza. Y es que al cristianismo la ciencia le rebasa por el lado filósofico y el islam por el lado religioso: está entre dos aguas que pueden llevarse por delante el delicado equilibrio que ha mantenido entre fe y razón durante dos milenios. (jugando al Risk)

---

Está generalmente admitido que los rudos caballeros de Occidente que participaron en las Cruzadas quedaron fascinados al contemplar el lujo y el refinamiento de sus iguales mahometanos. Como se sabe la literatura caballeresca y amatoria que por entonces tuvo sus inicios debe mucho a esa admiración. Se creían ricos esos caballeros de los reinos cristianos de Europa y comprobaron que eran pobres en comparación con la magnificencia de la corte palestina.

Pero, como digo, siglos antes, los caballeros cristianos de la península tomaron la decisión de islamizarse y se inventaron la leyenda de Santiago, que de mero apostol, estuvo a punto de ser declarado dios por ser de la misma sangre de un dios. La islamización de la España cristiana fue más intensa que la del resto de reinos europeos y se reflejó en el integrismo católico que sufrió durante siglos, causa como se sabe de su atraso secular.

Hoy España puede que se haya sacudido ese pasado integrista y de eso habría que estar orgullosos. Una nueva oleada de influencia islámica sería más nefasta para España que para los demás países europeos. Creo que América tiene un riesgo aun mayor habida cuenta de que, a pesar de su laicismo fundacional, ha llegado a niveles de religiosidad casi aldeanos como demuestra la proliferación de sectas que sufre desde hace siglos. Estaría pues muy predispuesta a reforzar sus ya altas dosis de religiosidad integrista si se convence de que solo así tendría más garatizada su improbable victoria de haber una confrontación aun mayor de la que ya hay con los países musulmanes.

Y no estoy, en absoluto, defendiendo que Occidente tenga que aplastar gracias a la tecnología a sus enemigos. Si lo hiciera su victoria sería pírrica. Pero lo sería también si cayera en el error de hacerse aun más integrista de lo que ya es.

Mi pesimismo ante este problema, no sé si irremediable, es pues absoluto. Y no dudo en calificarlo como el tema de nuestro tiempo y el reto más profundo con el que tendremos que enfrentarnos a lo largo de este nuevo siglo.

Como un día dijera Sadam Hussein con motivo de la primera guerra del Golfo, ha empezado la madre de todas las guerras. A mí no me cabe la menor duda de que esas palabras son proféticas y algún día se reconocerá que lo son.

 

Escrito por: Blogger belaborda - 29 de abril de 2007, 20:54:00 CEST

[La sensacion que yo tengo en cuanto a la embestida del Islam sobre Occidente y la consiguiente reacción de éste es que se trata más de una arremetida contra una forma de vivir y de pensar en el que la religión tiene cada vez menos peso que por el mismo hecho en sí, que por ser esa religión el cristianismo; que antes nos quieren destruir por ser cada vez menos religiosos que por no ser musulmanes].

 

Escrito por: Blogger schelling - 29 de abril de 2007, 20:59:00 CEST

[71] Escrito por: bose-einstein - 29 de abril de 2007 17:31

una infinita eternidad para aburrirse infinitamente, parace que sólo la finitud nos ofrece la tensión por la dicha y la felicidad al saber que se nos acabará
--------------------------
Qué razon tiene. Las infinitas posiblidades que ofrecería una vida infinita carecerían de valor. Como cuenta Borges en uno de sus cuentos más conocidos: "El inmortal".

No les adelanto nada. Por si no lo han leído pueden encontrarlo online aquí .

 

Escrito por: Blogger belaborda - 29 de abril de 2007, 20:59:00 CEST

[85] Escrito por: olo - 29 de abril de 2007 20:35

/////////////////

Sentiría haber dado la sensación de que arremetía contra lo que usted ha expuesto. De ninguna forma es así y respeto, como no puede ser de otra manera entre personas educadas, sus ideas por más que no sean exactamente las que yo pueda profesar en ese punto en concreto que otros muchos he comprobado que sí coinciden.

 

Escrito por: Blogger schelling - 29 de abril de 2007, 21:09:00 CEST

[90] Escrito por: belaborda - 29 de abril de 2007 20:54

[La sensacion que yo tengo en cuanto a la embestida del Islam sobre Occidente y la consiguiente reacción de éste es que se trata más de una arremetida contra una forma de vivir y de pensar en el que la religión tiene cada vez menos peso que por el mismo hecho en sí, que por ser esa religión el cristianismo; que antes nos quieren destruir por ser cada vez menos religiosos que por no ser musulmanes].
----------------------
Obviamente, el asunto es complejo (disculpe la trivialidad), pero creo que señala un punto interesante.

Hace años, viviendo en Bélgica, escuché un programa de radio en el que entrevistaban a jóvenes musulmanes. Y me llamó poderosamente la atención lo que ud. señala. No criticaban el cristianismo, sino que mostraban su repudio por una sociedad que veían impía, sin fe y de costumbres demasiados relajadas o inmorales. Uno tras otro de los que intervenían volvía de una forma u otra sobre el mismo asunto.

 

Escrito por: Anonymous Fedeguiiiiiiiiiiiiiiico - 29 de abril de 2007, 21:38:00 CEST

¿Qué passsssssa?. Entre el acueducto y el fútbol, ni BORDE, ni RAINHARD (o cómo se escriba), ni el MARQUÉS, ni nadie que merezca la pena.
Ciao

 

Escrito por: Blogger bose-einstein - 29 de abril de 2007, 21:57:00 CEST

no es por fastidiar con lo del islam, al que considero un nuevo fascismo y que hay que tener muy controlado, mejor con inteligencia que con feína o ateína, pero creo que los árboles no nos dejan ver el bosque, el artículo que he copiado de Luttwack sitúa en una adecuada perspectiva la real correlación de fuerzas económicas, tecnológicas y políticas.

Así pues, creo que es el siglo XXI el de China y que AHÍ es donde está de verdad la gran lucha que se avecina, no dentro de 50 años, sino mañana mismo.

(China ya es el segundo exportador mundial, delante de USA y detrás de Alemania)

((¿ya tienen a sus hijos estudiando mandarín aparte del inglés?))

 

Escrito por: Blogger olo - 29 de abril de 2007, 22:22:00 CEST

Gandhi fue una personalidad fascinante, que todavía tiene muchísimo que enseñarnos. ¿Qué habría sido de los palestinos con un Gandhi en vez de un Arafat?
Copio de un librito maravilloso lo que pensaba Gandhi del Islam:

"El Islam es una religión de paz, en el mismo sentido que el cristianismo, el budismo o el hinduismo. Hay, es cierto, diferencias de grado,pero queda el hecho de que el fin de todas esas religiones es la paz. Y si podemos pensar que los fieles del Islam esgrimen fácilmente la espada, esto es debido no ya a las enseñanzas del Corán, sino a las condiciones en que esta religión nació. Del mismo modo, la responsabilidad de los anales sangrientos del cristianismo no debe atribuirse a Jesucristo,sino al entorno en el cual su alta enseñanza se extendió". (Reflexiones de Mahatma Gandhi para una vida mejor,recopiladas por Henri Stern, ediciones Luciérnaga, Barcelona 2003)

 

Escrito por: Blogger schelling - 29 de abril de 2007, 22:27:00 CEST

Por cierto, ¿quién será el sofista? Hay quien parece tener alguna pista.

 

Escrito por: Anonymous Petit Ciones - 29 de abril de 2007, 22:35:00 CEST

Se solicita la Carta del Director de El Mundo de hoy. Gracias.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 29 de abril de 2007, 22:51:00 CEST

El retablo de las maravillas

PEDRO J. RAMIREZ

Como en el entremés cervantino, la representación comienza con el cómico de la legua Chanfalla-Zapatero dando instrucciones a su colega, partenaire y subordinada Chirinos-De la Vega. La conversación pudo tener lugar el domingo pasado camino del mitin de Vistalegre que, en la práctica, supuso el inicio de la campaña electoral del PSOE.
- No se te pasen de la memoria, Chirinos, mis advertimientos, principalmente los que te he dado para este nuevo embuste, que ha de salir tan a la luz como el pasado del llovista.

(Según las notas del hispanista Nicolás Spadaccini para la séptima edición de Cátedra de las piezas teatrales breves del manco de Lepanto, el embuste del llovista lo había protagonizado un joven estudiante que, tras prometer que traería la lluvia a un pueblo, ha- bía responsabilizado de la sequía a la actitud entre escéptica y contestataria de algunos grupos locales. Es decir, a la pertinaz... opo- sición. «Conciértense y lloverá», les había dicho, saliéndose por la tangente. ¿Cuánto hace que venimos escuchando que el mayor obstáculo al proceso de paz en el País Vasco es la actitud atravesada del PP?).

Pero he aquí la respuesta y disposición, primero complaciente, después extasiada y finalmente algo celosa de la vice:

- Chanfalla ilustre, lo que en mí fuere tenlo como de molde; que tanta memoria tengo como entendimiento, a lo que se junta una voluntad de satisfacerte que excede a las demás potencias. Pero dime: ¿de qué te sirve este Rabelín que hemos tomado? ¿Nosotros dos solos no pudiéramos salir con esta empresa?

La inmediata discrepancia sobre el valor y utilidad de las habilidades de Pepiño Blanco no tiene desperdicio. Él le defiende como parte esencial del elenco y ella parece tenerle tomada la medida:

- Habíamosle menester como el pan de la boca, para tocar en los espacios que tardaren en salir las figuras del Retablo de las Maravillas.

- ¡Maravilla será si no nos apedrean por sólo el Rabelín! Que tan desventurada criaturilla no la he visto en todos los días de mi vida.

Los dos tienen su parte de razón, pues en el montaje zapateril el secretario de Organización del PSOE no es sólo el encargado de amenizar los intervalos de la acción política con su retahíla de coplillas y denuestos, sino que aparece como una especie de incansable y omnipresente productor ejecutivo al que no se le escapan ni los últimos detalles de la «textura» (sic) del vestuario. Y, efectivamente, prescripciones tan ridículas como la de los «estampados con los dibujos muy pequeños» o la del «look» de los candidatos -«ni frío, ni calor»- pueden desencadenar en cualquier momento una lluvia de tomates y repollos sobre el escenario.

Aunque en la sociología política contemporánea fuera el periodista Joe McGinniss, con su libro The Selling of the President, el primero en analizar, a mediados de los 60, la aplicación de las reglas de la mercadotecnia a las campañas electorales -se vende al candidato igual que se vende un detergente-, casi cinco siglos antes los dos perillanes cervantinos habían demostrado conocer y dominar las reglas básicas del juego.

En primer lugar, la promoción idealizada de todo programa o conjunto de propuestas. A diferencia del buen paño, el Retablo de las Maravillas debe salir de su arca entre clarines y redobles de tambor, que para eso se le ha encargado la música al Rabelín-Pepiño. Aunque no tenga otro creador sino el mismísimo «sabio Tontonelo» -¿en quién estaría pensado Cervantes cuando le dio este nombre?-, la exhibición del retablo ha de ser anunciada como una «muestra de maravillosas cosas compuesta y fabricada debajo de tales paralelos, rumbos y estrellas» que necesariamente habrá de suponer el asombro de Damasco. ¿O acaso puede amortizarse a beneficio de inventario que juguemos «en la delantera de la Historia como país» y «seamos una referencia para el mundo» -además de para EL MUNDO- como proclamó el domingo un exultante ZP?

El segundo paso es acotar la definición del pueblo elegido, o más bien la del excluido. «El que tenga alguna raza de confeso o no sea habido y procreado de sus padres de legítimo matrimonio -judíos e hijos de puta dense por aludidos-, despídase de ver las cosas, jamás vistas ni oídas de mi retablo», advierte Chanfalla para ganarse la complicidad de la audiencia. Sólo a los españoles progresistas que defiendan los derechos humanos y la paz -nunca a los reaccionarios, conspiranoicos, meapilas o simpatizantes de Acebes y Zaplana- va dirigido el llamamiento de esta nueva izquierda redentora.

El tercer y último truco de este prólogo de la representación, de esta especie de entremés del entremés, consiste en la atribución de valores positivos inexorables a la nueva comunidad de cuerpos y almas que el actor acaba de crear con el público. «En fin, la encina da bellotas; el pero, peras, la parra, uvas, y el honrado, honra, sin poder hacer otra cosa», recita Chirinos con la misma dosis de autosugestión con que Fernández de la Vega da por bueno que el PSOE es «el partido de la verdad» -ahí están los compañeros Felipe y Alfredo para atestiguarlo- y el PP «el de la mentira». ¿Maniqueísmo orwelliano? Desde luego, pero, sobre todo, puro cabaré político.

Así que, con las cosas claras y el chocolate espeso, ya está la audiencia -de la Uno, de la Dos, de la Cuatro, de la Cinco y de la Sexta- preparada para recibir a la primera de las figuras o atracciones del Retablo de las Maravillas. Toca hablar de la bonanza de la economía, de la fuerte creación de empleo, de la solidez del modelo de crecimiento, de la gran prosperidad que se respira por doquier en España, de la desaceleración incluso del precio de la vivienda y, por supuesto, del final del atroz intervencionismo que practicaba el PP inmiscuyéndose en la gestión de las grandes empresas. ¡Oooh! ¡Aaaah! Todo son expresiones de admiración y arrobo ante las bellas imágenes que sólo los escogidos pueden ver en el escenario, cuando de repente el Rabelín-Pepiño irrumpe con la literalidad del texto cervantino:

«Por aquella parte asoma la figura del valentísimo Sansón abrazado con las colunas -juro por la Biblia que Cervantes ya escribía como habla el Demóstenes de Lugo- del templo para derriballe por el suelo y tomar venganza de sus enemigos. ¡Tente, valeroso caballero; tente por la gracia de Dios Padre! ¡No hagas tal desaguisado, porque no cojas debajo y hagas tortilla de tanta y tan noble gente como aquí se ha juntado!».

Pero tal conminación es ya inútil porque la extraordinaria visión ha cobrado vida propia y, efectivamente, Sansón-Conthe, con todo el ímpetu y la fuerza de la letra de la ley, derriba las columnas del templo de la farsa y la impostura, sepultando con estrépito la credibilidad internacional de Zapatero, el prestigio inoperante de Solbes y los tejemanejes regados con Romanée Conti del servicial Arenillas. Entre los cascotes se vislumbran los restos calcinados de los Miguel Sebastián, David Taguas, Blázquez Lidoy y demás fontaneros -o para ser más exactos, chanchulleros- de la Oficina Económica de la Moncloa, mientras de tanto en tanto, en medio de la polvareda van desmoronándose las sobrevaloradas inmobiliarias como cornisas de cartón piedra abatidas por el primer golpe del viento.

Mejor tendrá que ser, sin duda, la suerte de la compañía gubernamental al sacar a escena su siguiente maravilla: la normalidad y el apaciguamiento territorial después de tantos alarmismos injustificados. Y así comienza el desfile de la alegre conga de la España plural, con el Estatuto catalán -tan exageradamente vilipendiado- abriendo la marcha que completan después el valenciano, el balear, el aragonés, los de las dos Castillas y ayudándose de unas muletas el escuálido texto que apenas sí apoyó la cuarta parte de los andaluces. ¿Quién se acuerda ya de esos detalles? Decían que España se rompía y luego a la hora de la verdad el PP ha consensuado todos los estatutos menos uno. ¿Cabe mayor prueba de que la oposición hizo electoralismo barato a costa de Cataluña y de que se ha avanzado decisivamente en la consolidación del Estado autonómico?

En estos embelecos estábamos cuando de nuevo el narrador da entrada al texto original creando una gran alarma y zarabanda: «¡Guárdate, hombre, que sale el mesmo toro que mató al ganapán en Salamanca! ¡Échate hombre; Dios te libre, Dios te libre». A lo que uno de los próceres, que no quiere pasar ni por marrano ni por nacido de rabiza, añade fuera de sí: «¡El diablo lleva en el cuerpo el torillo! Sus partes tiene de hosco y de bragado. Si no me tiendo, me lleva de vuelo».

Lo de Salamanca y el ganapán no va por la requisa del Archivo y el papelón de Caldera, pero ahí está Pasqual Maragall bufando de nuevo en la arena de Sepharad, dando la vuelta entera al anillo de la pell de brau, embistiendo al sobresaliente de León y su cuadrilla: ha sido un error, nos hemos equivocado, no ha merecido la pena, debimos haber esperado a la reforma de la Constitución, a mí me ha engañado el presidente... Y su derrote por la izquierda nos recuerda a todos que ese era el planteamiento inicial del propio Zapatero. ¿Qué se hizo de las sabias recomendaciones del Consejo de Estado que el presidente prometió tomar como hoja de ruta? Pues muy sencillo: han desaparecido por el sumidero de las improvisaciones y la frivolidad política que hasta su propio ex colaborador Javier Valenzuela reprocha al presidente. Esa es la cruda realidad.

Cambiamos de asunto y toca desfilar por el retablo a los acusados del 11-M, declarados culpables de antemano por la propaganda gubernamental como prueba fehaciente de las mentiras y la manipulación del PP, tanto cuando estaba en el Gobierno como ahora que ejerce la oposición. Pero el tropel que sale a escena no aporta la armonía de un rompecabezas bien resuelto, sino una nueva batahola de confusión, caos y espanto.

«Esa manada de ratones que allá va, desciende por línea recta de aquellos que se criaron en el arca de Noé -proclama el narrador-; dellos son blancos, dellos albarazados, dellos jaspeados y dellos azules; y finalmente, todos son ratones». Y es que los principales imputados se dividen entre los que estaban controlados por la UCO, los que estaban controlados por la UDYCO, los que estaban controlados por el CNI y los que estaban controlados por la UCIE. Finalmente, todos eran confidentes. Y después del desfile de los comisarios amnésicos, encabezados por El Gordo y El Flaco -¿quién dijo que la mafia policial había pasado a la Historia?-, aún queda el número fuerte de los peritos en explosivos.

Nuevo click en el mando a distancia de las maravillas gubernamentales y el gran Chanfalla comienza a cantar las glorias del proceso de paz que avanza en el País Vasco en medio de la incomprensión y las dificultades de toda índole. Su voz suena más meliflua y apaciguadora que nunca, pero una vez más al Rabelín-Pepiño se le trabucan los guiones y termina anunciando a nuevas criaturas de Cervantes: «Allá van hasta dos docenas de leones rampantes y de osos colmeneros. Todo viviente se guarde que, aunque fantásticos, no dejarán de dar alguna pesadumbre y aun de hacer las fuerzas de Hércules con espadas desenvainadas».

Sobre el tablado se dibujan, pues, las figuras de Otegi, De Juana Chaos, sus chicos de la gasolina y los muchachos del comando Donosti. «¡Mirad que Tontonelo no nos envíe ruiseñores y calandrias, sino leones y dragones!», comenta aterrorizado el respetable.

A grandes males, grandes remedios. Es hora de atajar toda confusión y de llamar a escena a la diosa de la virtud, la sacerdotisa de la honradez, la musa de la integridad. Porque el Partido Socialista es el que lucha contra la corrupción, el que mantiene tolerancia cero con la venalidad, el que persigue incansablemente a quienes aceptan coimas, mordidas y sobornos. En el colmo del desatino el productor ejecutivo vuelve a poner la cinta equivocada del entremés cervantino: «Esa doncella que agora se muestra tan galana y tan compuesta es la llamada Herodías, cuyo baile alcanzó en premio la cabeza del Precursor de la vida. Si hay quien la ayude a bailar, verán maravillas».

La hetaira se mueve a ritmo de chill out. Va vestida de ibicenca, trae recuerdos de parte de un amigo de Roldán y lleva un maletín como los del coronel Hernando. «Ea, sobrino, ténselas tiesas a esa bellaca jodía», clama de excitación uno de los lugareños. «Pero si ésta es jodía, ¿cómo ve estas maravillas?», replica su pariente.

«Todas las reglas tienen excepción», aclara Chanfalla muy tocado ya en su amor propio de secretario general del partido. Y es en ese instante cuando «treinta hombres de armas» de carne y hueso -¿una alegoría de la España real?- irrumpen en el lugar y disuelven por las bravas -ahora tendrá que ser por las urnas- el falso Retablo de las Maravillas. «El diablo ha sido la trompeta», protesta la Chirinos, que aún debe andar persiguiendo al Rabelín con una estaca en cada mano.

 

Escrito por: Anonymous marquesdecubaslibres - 29 de abril de 2007, 22:52:00 CEST

Saludos desde Venecia. Pueden seguir en mi blog lo aquí vivido.

 

Escrito por: Blogger schelling - 29 de abril de 2007, 22:52:00 CEST

Bueno el artículo de Luttwack, bose-einstein, para poner las cosas en su justa perspectiva.

Sin embargo, creo que nuestro niños deberán seguir aprendiendo inglés, más que mandarín. No imagino que la actual lingua franca internacional vaya a ser desplazada por ninguna otra en un tiempo previsible.

 

Escrito por: Blogger schelling - 29 de abril de 2007, 22:55:00 CEST

Más Petit-ciones:

¿Alguien puede hacer un breve resumen del artículo de Pedro Jota, destacando lo que tenga que ver con la actualidad?

Agradecido.

 

Escrito por: Blogger jacobiano - 29 de abril de 2007, 22:59:00 CEST

[56] Escrito por: Sofista - 29 de abril de 2007 14:58
(...)cree mejor la ilusión de un conocimiento completo y último que la certeza de un conocimiento incompleto y penúltimo?
____________________

Tanta certeza tiene el creyente en su conocimiento último y completo como el descreído en el suyo, imcompleto y penúltimo. De certeza a certeza, la del creyente parece mejor, o al menos más completa (y última).
------
Pues a través de la hipnosis seguramente también podemos lograr certezas magníficas y ultimísimas, y no me parecen envidable en absoluto. Pero aquí no se trata de qué certeza es mejor (es decir, cuál es más profunda o más difícil de abandonar y, por ello, un mejor analgésico). Se trata de cuál es mejor para andar por la vida (juntos y por separado).
*
Schelling: creo que sé quién es este Sofista, pero le corresponde a él volver (muy a menudo!) y revelarlo.

 

Escrito por: Blogger bose-einstein - 29 de abril de 2007, 23:04:00 CEST

95) corrijo: islamismo (en cuanto ideología) en vez de islam (en cuanto creencia y ámbito individual)

101) de acuerdo con el inglés, pero quien sepa además mandarín, tendrá ventajas estratégicas compitiendo

 

Escrito por: Blogger schelling - 29 de abril de 2007, 23:05:00 CEST

Dé alguna pista, hombre.

 

Escrito por: Blogger bose-einstein - 29 de abril de 2007, 23:06:00 CEST

103) ¡¡ queremos de saber !!

 

Escrito por: Blogger jacobiano - 29 de abril de 2007, 23:10:00 CEST

Creo que los posts [21],[22] y [26] son buenas pistas.

 

Escrito por: Anonymous Circe - 29 de abril de 2007, 23:12:00 CEST

Los artículos de Pedro Jota son simplemente infumables.

 

Escrito por: Anonymous estoy en ascuas - 29 de abril de 2007, 23:15:00 CEST

¿Quién es el sofista?

 

Escrito por: Anonymous estoy en ascuas - 29 de abril de 2007, 23:16:00 CEST

Venga!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 

Escrito por: Blogger schelling - 29 de abril de 2007, 23:16:00 CEST

Pensándolo bien, puede que sea mejor fumárselos que leerlos, señora maga.

 

Escrito por: Anonymous público en ascuas - 29 de abril de 2007, 23:19:00 CEST

¿Quién es el sofista? ¿Quién es el sofista? ¡Queremos saber!

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 29 de abril de 2007, 23:23:00 CEST

Llevo todo el día sin conexión a internet, ni coreo ni NJ ni na de na. Un asco, vaya

Maese Mercutio, beuna entrada, si señor, aunque se olvida de un detalle: es mas cómodo ser creyente que ateo, ya que es mas fácil postergar la búsqueda de respuestas que tener que enfrentarse al la investigación de los Misterios. Yo que soy un ganso práctico y a ras de tierra me quedo con la apuesta pascalina, ya que no tengon nada que perder y mucho que ganar

--------
siglos antes, los caballeros cristianos de la península tomaron la decisión de islamizarse y se inventaron la leyenda de Santiago, que de mero apostol, estuvo a punto de ser declarado dios por ser de la misma sangre de un dios.
--
estoooooo--- señor anónimo, ¿le suena de algo el nombre de Prisciliano?¿los Caminos de caldereros neolíticos? el Finis terrae?. ¿las migraciones celtas?¿ las culturas de los campos de urnas?


Opino como Bose, el Problema no es Oriente medio, el problema es China, y ya empieza a asomar los colmillos. Con los países islámicos árabes podemos entendernos, con los orientales no, seremos masacrados directamwnte para que los técnicos y obreros con trajes antirradiación accedan a nuestras fuentes de recursos. O quizás se limiten a usar las "bombas limpias", y veinte años despues de usarlas, cuando el olor a carroña se alivie un poco, las priemras expediciones entrarán en los museos, las catedrales y als mezquitas a "reciclar lo que s epueda" y devorar el rsto

 

Escrito por: Blogger sarónico - 29 de abril de 2007, 23:27:00 CEST

Este es un planteamiento racional:

"Sobre los males históricos que los ateos ciencistas achacan a la religión –especialmente a la cristiana, el verdadero enemigo, por razones obvias– existe una copiosa literatura, si bien a menudo dudosa, por referirse a épocas sobre las que la información es deficiente, o bien demasiado opinable, como cuando atribuye al Vaticano complicidad con el Holocausto de los judíos.

En cambio tenemos muy amplia y reciente información sobre las relaciones entre ateísmo ciencista y totalitarismo. Esa relación debe plantear a cualquier persona racional, incluyendo los ateos serios, algunas cuestiones, entre las cuales sugiero estas dos:

a) ¿Existe relación necesaria entre ateísmo ciencista y totalitarismo?

b) ¿Es correcta, desde el punto de vista racional y científico, la crítica a la religión (o específicamente al cristianismo) practicada por los ateos? Es decir, la crítica ciencista, ¿es científica, como pretende?"

 

Escrito por: Anonymous Circe - 29 de abril de 2007, 23:30:00 CEST

Probablemente tiene usted razón, Sr. Schelling. Lo tendré en cuenta si algún día decido volver a fumar, aunque creo que resistiré.

 

Escrito por: Blogger bose-einstein - 29 de abril de 2007, 23:34:00 CEST

mandarin, no me sea tan catastrofista... que los chinos le han cogido el gusto a ser ricos, que tenemos un continente entero enmedio... creo más en un mundo multipolar, gestionando conflictos de poder, sin llegar a la GRAN catástrofe, pues no olvidemos que la "detente" nuclear sigue funcionando para los chinos y los americanos, como para los europeos o los rusos, cambian las expectativas y los riesgos, pero sin volatilizarnos
(aún)
((espero))

 

Escrito por: Blogger schelling - 29 de abril de 2007, 23:40:00 CEST

"Es decir, la crítica ciencista, ¿es científica, como pretende?"
---------------------
Obviamente no. Como la terminación elegida en '-ista' ya indica.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 29 de abril de 2007, 23:42:00 CEST

Bose, lo suyo es un pastillazo de Feína triple drip... en su caso, de fe en el ser humano y su capacidad de parar a tiempo

Pero recuerde para los chinos los extranjeros somos Gaijins, demonios blancos, no seres humanos... y si China necesita energía (que la va a consumir en ingentes cantidacdes a poco que la población china que vive en la miseria se empeñe en vivir un poquito mejor que sus cerdos) uy para conseguirla le importará bien poco invadir a quien sea

Cuando China despierte el mundo temblará...

 

Escrito por: Blogger schelling - 29 de abril de 2007, 23:45:00 CEST

En realidad, suelen emplearse tres términos acabados en 'ista': cientista, cientifista (hay quien dice incluso cientificista) y, la de Moa-Sarónico, ciencista.

Y todas suenan igual de mal.

 

Escrito por: Anonymous Garven - 29 de abril de 2007, 23:46:00 CEST

Me van a disculpar pero para mí la religión no pasa de ser uno de los disfraces que se utilizan para dominar al mundo. Ya sé que es una idea muy antigua (del tiempo de Epicuro, si no antes), pero...
Asi que el problema de Islam no es que sea una religión que nos quieren imponer, sino un sistema político totalitario (como todos los sistemas religiosos monoiteístas -- a excepción, quizás del judaísmo--) que busca la religión como instrumento emotivo que dirige a las masas hacia un fin determinado.
Lo de los jóvenes musulmanes que viven en Europa y rechazan el cristianismo, o la democracia, es parecido a de los jóvenes europeos de los años sesenta y setenta que, viviendo en una democracia, querían instalar un sistema totalitario al modo cubano o chino. Siempre ha habido gente que ha odiado la libertad. Sigue habiendo de esa gente, aunque digan que hablan para fomentarla libertad. Un buen artículo sobre esos jóvenes musulmanes lo pueden encontrar en:
"Tales Out of School: Muslim voices from a Dutch classroom" from Granta 93: God's Own Countries.

Si nos liberásemos de las ficciones que empañan nuestra razón, seríamos más felices (máxima epicúrea abreviada).
La religión es un buen ansiolítico, pero poco más. Lo cual no significa que no respete a los creyentes que no intentan imponer sus creencias "políticamente".
P.S.: Por cierto, el Moa ese, es aún de izquierdas, ¿no? Lo digo porque sus artículos y razonamientos parecen los de un pobre hombre no muy inteligente, y dejan en ridículo a cualquiera de derechas que defienda las mismas ideas. Moa es la izquierda infiltrada para corroer la derecha desde dentro.

 

Escrito por: Blogger bose-einstein - 29 de abril de 2007, 23:47:00 CEST

goose: todo el mundo se ha dado de hostias pero llevamos cada vez más años con menos violencia per cápita (con todas las excepciones a la regla que quiera)

china irá pronto por delante en reciclaje y eficiencia energética, están diseñando una ciudad de 500.000 habitantes que lo reciclará TODO, o sea, que no lo tengo tan claro y a lo mejor funcionan a la plan marshall en lugar de guerras imperaliales, al tiempo.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 29 de abril de 2007, 23:53:00 CEST

Olo: 'Gandhi fue una personalidad fascinante, que todavía tiene muchísimo que enseñarnos. ¿Qué habría sido de los palestinos con un Gandhi en vez de un Arafat?'

A esto hay que darle vueltas. Y, como todas las vueltas que se le pueden dar al asunto palestino, hay que empezar por el principio.

En el principio, en India, había una gente -muy fácilmente distinguible para el ojo experto: por su color, sus vestuarios, sus costumbres, su normativa, sus religiones, sus idiomas y otros detalles menos sutiles-. Llegó otra gente con otra pinta (para abreviar) y los conquistó. Eso nos ha pasado tantas veces que no creo necesario dar detalles.

Ahora, intentemos hacer el mismo relato del nacimiento de Israel.

A que no.

(Me guardo el comentario de Gandhi, porque me he puesto a discutirlo y he llegado a un punto que daba cancha para mucha conversación.)

 

Escrito por: Blogger bose-einstein - 30 de abril de 2007, 0:04:00 CEST

bona nit

y recuerden siempre al maestro:
http://youtube.com/watch?v=naA8k1Csj3Q

 

Escrito por: Blogger Gongren - 30 de abril de 2007, 0:05:00 CEST

Bose, China lleva más de un lustro infiltrándose en África y América Latina mediante una curiosa estrategia de "dumping" en la que desbancan a ONGs, fundaciones y organismos internacionales para el desarrollo. Ofrecen planes de infraestructuras MUY por debajo de su coste a cambio de ciertas "facilidades" a la hora de recibir contratas para las explotaciones de reservas energéticas y materias primas.
Si usted cree que China será la salvación del planeta mediante "Planes Marshall", está en su derecho. Ojalá pueda darle la razón en el futuro. Sin embargo, sus problemas estructurales son tan graves y el sistema es tan corrupto que nada hace pensar en se convierta en esa potencia pacífica que usted parece desear.

 

Escrito por: Anonymous Minuto y resultado - 30 de abril de 2007, 0:08:00 CEST

Once titulares del Athletic; más tres suplentes que sacó; más el árbitro; más un linier, por lo menos; más Guti.

Eso en La Catedral.

Cuando la tiene, hay que darle la razón incluso a Moa: esto es la sociedad homosexual. El más macho, Beckham.

 

Escrito por: Blogger Gongren - 30 de abril de 2007, 0:10:00 CEST

Mandarin, abundando en su referencia a las "bombas limpias"...
Por lo que se puede leer en algunas publicaciones chinas, comienza a haber un debate sobre la conveniencia de acelerar la recuperación de Taiwan (600 misiles apuntan a la isla) mediante un bombardeo masivo con cargas de neutrones --demasiado caras-- o isótopos radiactivos --más baratas-- que acaben con la mayor parte de la población sin echar a perder las infraestructuras.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 30 de abril de 2007, 0:13:00 CEST

Susórdenes: "un hideputa amigo mìo me ha dicho por correo privado que debo añadir las siguientes hipòtesis respecto a los individuos representativos de cada grupo: los ateos son risk lover y los creyentes risk averter",

lo que me parece una interesante innovación en las reglas del juego.

(Me llegó a las dos de la tarde, pero acabo de verlo.)

((Y Pepe: que si es Vd. asturgalaico de nación.))

 

Escrito por: Anonymous Minuto y resultado - 30 de abril de 2007, 0:25:00 CEST

A ver; por veinticinco pesetas, ¿quién sabe, según esta crónica, en qué orden se metieron los tres goles del Madrid?

'Por San Mamés también andaba suelto -demasiado- Van Nistelrooy, que apretó el gatillo como en sus mejores días para zanjar una cuestión que se presumía mucho más ardua con una estocada definitiva al comienzo de la segunda parte. Un balón suelto, y al saco. Las ilusiones de remontada, enterradas bajos tres goles. El holandés había cobrado su primera pieza en un cabezazo por el soberbio centro del 'lateral-extremo' Cicinho, que volvía tras su larguísima lesión.

El Athletic, que había arrancado mandón y con llegada, se fue diluyendo entres sus perdones... Y en uno llegó el gol de Ramos que abrió la espita del buen juego blanco.'

 

Escrito por: Anonymous reasonable - 30 de abril de 2007, 0:27:00 CEST

Coño, que nos vamos a dormir sin averiguar quién era el sofista enmascarado.

 

Escrito por: Anonymous Berlanga's way - 30 de abril de 2007, 0:30:00 CEST

Son todos ustedes unos redomados pedantes austrohúngaros.

 

Escrito por: Anonymous Planteamiento, nudo y desenlace - 30 de abril de 2007, 0:32:00 CEST

[114] Escrito por: sarónico - 29 de abril de 2007 23:27

¿Y?

 

Escrito por: Anonymous gengis kant - 30 de abril de 2007, 0:33:00 CEST

Mercutio:

(...)

... ningún ateo seguirá voluntariamente una medicación con 'feína'. Desde su punto de vista, la alteración de la percepción y las creencias a través de la modificación de la química cerebral le da la razón en su planteamiento materialista inicial; teniéndola, ¿quién querría perderla?

Gengis Kant:

El materialismo antropológico -una región del materialismo cósmico- es compatible con la creencia de que Dios existe. Usted ha mezclado dos asuntos dispares. El verdadero conflicto se da entre el materialismo antropológico, o creencia de que el hombre es exclusivamente material, y el espiritualismo antropológico, o creencia de que el hombre no es sólo material. Por ello recomiendo realizar el experimento mental con almina y somatina. ¿Aceptará el materialista tomar almina? ¿Querrá el espiritualista ingerir somatina?

Pero vayamos a su ateo, Mercutio, que es un ateo ilustrado, un devoto de la verdad. A quien practica esa forma de ateísmo, naturalmente, le repugna la idea de dejar de creer en lo que él cree que es verdadero. Hay, sin embargo, un modo de ateísmo apático, nihilista, totalmente dejado de la mano de Dios, cuya virulencia es tal, que sus seguidores no podemos descartar la posibilidad de cambiar, simplemente porque sí, de creencia. Y sin necesidad de tomar ningún estupefaciente.

Esta irrelevancia de la droga, dicho sea de paso, demuestra que lo crucial en su propuesta experimental no es tanto la ingestión de la misma como la decisión de ingerirla. La materia del juego que usted nos propone no es, a pesar de usted mismo, otra que la decisión -a pelo, sin medicina- de cambiar, o no cambiar, de creencia.

Yo me he entretenido más de una vez con la idea de convertirme a cualquier fe, mundana o ultramundana, mediante algún juego de azar. Considero muy probable que a los pocos meses mi nuevo convencimiento sería total. Pero, ay, no doy el paso. ¿Será que no quiero perder la verdad escéptica?

M:

Ahora bien; ¿qué haría el creyente? Tiene dos opciones, para cuya elucidación -mediante preferencias racionales, argumentos y los tradicionales insultos y dislates- recabo su ayuda:

(...)

Si elige el rechazo al tratamiento (en actitud especular a la del ateo, que desdeña la 'feína'), ¿no está demostrando una alarmante falta de fe?

GK:

No; él cree que Dios existe por más que la toma de una sustancia -de cuya eficacia no tiene por qué dudar: él también lee a Dawkins- le haga perder la fe.

Fuera ya de este diálogo, le confensaré que la teoría molinista de la ciencia media no la conozco de primera mano; sólo tengo noticias de ella a través de Leibniz. Lo único que se me ocurre sobre la misma es que sirve para compaginar libertad humana y presciencia divina -que Dios conozca, como si dijéramos de antemano, todo lo que sucederá no convierte en necesario todo lo que sucederá- pero no logra conciliar libertad humana y omnipotencia divina.

Quiero aclararle que, aunque me entretiene hablar de Dios, soy ateo (aunque un poco descreído) y que, si bien me tiran las lejanías, me repugnan los misterios.

Como es norma en usted, su entrada toca hueso.

 

Escrito por: Blogger Mercutio - 30 de abril de 2007, 0:45:00 CEST

Gengis Kant: 'Esta irrelevancia de la droga, dicho sea de paso, demuestra que lo crucial en su propuesta experimental no es tanto la ingestión de la misma como la decisión de ingerirla. La materia del juego que usted nos propone no es, a pesar de usted mismo, otra que la decisión -a pelo, sin medicina- de cambiar, o no cambiar, de creencia.'

Por supuesto. En la película Matrix el más malo no es El Malo -que, al fin, hace lo que debe- sino El Modesto Traidor, que se arrepiente de su decisión cuando tomó la pastilla que le hizo ver la verdad.

'No; él cree que Dios existe por más que la toma de una sustancia -de cuya eficacia no tiene por qué dudar: él también lee a Dawkins- le haga perder la fe.'

Recuerde que mi entretenimiento terminaba con una pregunta. Esa es la respuesta.

'Aunque me entretiene hablar de Dios, soy ateo (aunque un poco descreído).'

Lo sé; intenté que la entrada se ajustase precisamente a ello.

Salud.

 

Escrito por: Blogger Mandarin Goose - 30 de abril de 2007, 1:27:00 CEST

Maese Gongren, coincidir con tan eximio postero (usted) me enorgullece y al tiempo me llena de pavor: me temo que vamos a tener razón y ojala no ta tuviéramos

Buenas noches a los creyentes y ateos de buena voluntad

 

Escrito por: Anonymous gengis kant - 30 de abril de 2007, 1:47:00 CEST

Se puede pensar a la vez, aunque muchos no lo crean:

-Que existe Dios y que el hombre no tiene alma.

-Que el hombre tiene alma y que no existe Dios.

-Que el hombre tiene un alma cuya actividad depende en su totalidad de procesos somáticos (que no es lo mismo que decir que la actividad del alma humana se reduce, en última instancia, a procesos somáticos).

-Que el hombre tiene experiencias psiquicas pero no psique (entendida ésta como un sujeto, o un recipiente, de esas experiencias).

-Por analogía con la tesis anterior, que, siendo la condición del hombre corporal, su cuerpo no tiene entidad propia (quizá porque se piense que sólo es una región de un Cuerpo, sin solución de continuidad con otras regiones del Mismo, o porque se crea, como Heráclito, que un cuerpo no es más que un río corporal).

Y más cosas.

 

Escrito por: Anonymous gengis kant - 30 de abril de 2007, 1:53:00 CEST

Y puedo pensar, y pienso, que no puedo saber si existen ni mi cuerpo ni, contra Descartes, mi alma.

 

Escrito por: Anonymous Anónimo - 30 de abril de 2007, 14:57:00 CEST

marquedecubaslibres,


me es imposible acceder a su blog. Tengo la exclusiva invitación, pero por alguna razón no encuentro el blog. Parece desaparecido. Ponga un enlace o la dirección exacta o cualquier cosa, por favor.

 
En esta página sólo aparecerán posts de usuarios registrados. Si quiere registrarse escriba a la dirección que aparece abajo. No prometemos nada pero pedimos perdón por cualquier inconveniencia que esto pueda causar.
mensajes